¿Estás listo para una inolvidable inmersión en este cenote de Yucatán? (VIDEO)

¿Estás listo para sumergirte en las entrañas del cenote El Toh, en Yucatán? Este video te ayudara a entender por que los cenotes son considerados sagrados.

Los cenotes son ojos de agua interconectados subterráneamente, y que abundan en el sureste de México. Entre los mayas se les considera como puntos sagrados, y en ellos se realizaban ritos ceremoniales que incluían sacrificios humanos y ofrendas diversas. Tan solo en el estado de Yucatán se calcula que hay más de seis mil cenotes, muchos de ellos aún guarecidos por la selva. Gracias a su exuberante belleza, que en muchos casos ofrece aguas turquesa, los cenotes ocupan un lugar especial en la exuberante belleza de esta región.

Pero si bien su superficie basta para impresionar a quien les visita, lo cierto es que en sus entrañas se encuentra una porción considerable del tesoro natural que encarnan los cenotes. Se trata de laberintos subacuáticos que ofrecen paseos hipnóticos para los afortunados que los recorren. Y una prueba de esto es este trayecto documentado en video, a través de El Toh, famoso cenote ubicado en Yucatán.   

Esta breve pero espectacular pieza es obra del cineasta Jonas pedersen, a quien el uso de un sofisticado equipo de filmación le permitió grabar el interior del cenote con una iluminación y una calidad de imagen que difícilmente se ve en este tipo de videos. 

Tal vez este video, la majestuosa naturaleza que documenta, nos ayude a entender por qué los cenotes son lugares en verdad sagrados, que deben respetarse, protegerse y disfrutarse, en ese orden. 

 

 

Científicos descubren un ecosistema completo en las cavernas acuáticas de Yucatán

Estos complejos entornos se guardan el secreto de la vida.

Los antiguos mayas susurraban que debajo de los cenotes sagrados, había un mundo completo. Que las cavernas estaban pobladas de vidas fantásticas. Recientemente un equipo internacional descubrió que, efectivamente, las cavernas acuáticas de la península de Yucatán, a pesar de presentar condiciones extremas, se guardan el secreto de la vida.

Encontraron que en los recintos inundados (tanto por agua dulce, como por agua de mar) hay una cadena alimenticia completa que existe gracias a los desechos que las corrientes arrastran de otras partes. Esta materia orgánica, se descompone hasta convertirse en metano (un hidrocarburo muy sencillo) del cual algunas especies animales se alimentan, pues han logrado adaptarse para aprovechar esta “basura marina” completamente desintegrada.

Así se han explicado, finalmente, por qué Ox Bel Ha, esta extraña región natural compuesta por el circuito de cavernas al noreste de Yucatán, albergue tanta vida. Crustáceos maravillosos y resilientes, como unos camarones que obtienen el 21% de sus nutrientes del metano, dominan este oscuro reino.

yucatan-cenotes-ecosistema-acuatico-descubren

El estudio importa, porque les da pistas a estos investigadores sobre la manera en que las especies modifican sus hábitos de supervivencia para subsistir bajo toda clase de condiciones. También les permite predecir el impacto que el desarrollo demográfico, el calentamiento global, el turismo, la contaminación y otros factores, tendrán sobre las especies afectadas.

La adaptabilidad de estas especies provoca una reflexión de dos sentidos. Primero, nos invita a pensar en la forma en que cada uno de nosotros se convierte en un factor de riesgo con el que naturaleza debe lidiar. Y, por otro lado, también es una lección de vida. Es, en última instancia, la necesidad de mantenerse vivos, lo que lleva a las especies a manifestar una elegante y humilde flexibilidad y responsividad con respecto a su entorno.

yucatan-cenotes-ecosistema-acuatico-descubren

Es una linda casualidad que las creencias de mayas antiguos y contemporáneos, se basen en la correspondencia con la naturaleza que los envuelve, casi como si ellos y todo lo demás, fueran una sola cosa. Como las aguas dulces y saladas inundando la tierra; descomponiendo a la par los mismos desechos, que dan lugar a una nueva vida que resuena.

*Imágenes: 1) Matthew Karsten; 2) aquaworld.com.mx

Rutas secretas de Chichén Itzá podrían confirmar su construcción basada en una “geografía sagrada” (VIDEO)

Estos pasajes secretos en Chichén Itzá podrían ser la prueba de que los mayas fundaron una relación mística entre su arquitectura, las cuevas y los cenotes.

Desde hace mucho años, nos hemos acostumbrado al misterio de nuestras ruinas. Atravesamos sus escondrijos y pasillos como quien ignora su secreto, y fingimos compartirlo. La sombra y los espectros de estos vestigios son las deidades del pasado y de los nuevos días. Y aunque parezca que su tiempo ha terminado, todavía permanecen ahí, ocultos en la naturaleza de las cosas. 

Chichén Itzá es un ejemplo vivo de estos vestigios que siguen evocando al misterio. Recientemente, el proyecto Gran Acuífero Maya (GAM) y el INAH iniciaron un mapeo subterráneo por el gran complejo maya, que recorre sus cuevas y cenotes, y atraviesa el esqueleto de las pirámides. El objetivo es claro y francamente loable: rastrear y documentar la fascinante geografía sagrada del lugar.

Mediante el uso de un radar de penetración terrestre, así como el empleo de señales electromagnéticas, estos investigadores planean demostrar la teoría de que en Chichén Itzá, existe un patrón “arquitectura-cueva o arquitectura-cenote”, dentro lo que podría ser un conjunto de túneles nunca antes descubiertos. Si bien existe la posibilidad de que sólo sean vacíos, ofrendas o depósitos mortuorios, la existencia de estos “huecos”, y su probable construcción bajo una geografia divina, es por demás intrigante.

Estos pasajes secretos en Chichén Itzá podrían ser la prueba de que los mayas fundaron una relación mística entre su arquitectura, las cuevas y los cenotes, aunque la razón todavía es desconocida. El especialista de la GAM, James Brady, relata que “A diferencia de la cosmovisión europea, donde las deidades estaban en el cielo, en el mundo maya, lo más sagrado y vivo era la tierra, por ello es que  formaciones como cuevas y cenotes eran tan sagrados, pues eran una vía de acceso al interior de la tierra, es decir, a la presencia de los dioses”.