La fachada del edificio mexicano que absorbe contaminación (FOTOS)

La Torre de Especialidades del Hospital General Manuel Gea González de la Ciudad de México es el primer edificio en Latinoamérica que absorbe la contaminación del medio ambiente .

La Torre de Especialidades del Hospital General Manuel Gea González de la Ciudad de México lleva un diseño que asemeja a un panal, absorbe el nitrógeno del ambiente y emite oxígeno.

¿Has escuchado sobre edificios capaces de comer smog y convertirlo en oxígeno? Esta dinámica que pareciera del futuro es realidad en el primer edificio con estas características en Latinoamérica y se encuentra en la Ciudad de México.

 

La fachada

A simple vista pareciera un diseño de arte contemporáneo que mezcla modernismo con minimalismo. Como una tejido de una colmena blanco, más que de diseño puro, se trata de ecoarquitecura.

Este blanco “panal” con orificios, como poros entre sus “tejidos”, es una reja que absorbe contaminación aunque muy pocos lo saben.

La fachada tiene dos mil quinientos metros cuadrados y es capaz de hacer un proceso fotosintético similar al de los árboles. Su material intercambia hidrógeno del medio ambiente por oxígeno: un trueque altamente conveniente en un ciudad con tantos automóviles.

 

El proceso

La pintura de los azulejos está compuesta por titanio (que le otorga el color blanco y funciona como un catalizador). Esta pintura al hacer contacto con los rayos ultravioleta, produce la reacción química de absorción de hidrógeno y expulsa el oxígeno.

 

Resultados

Según el director del hospital Mucio Moreno Portillo esta fachada tiene la capacidad de eliminar la contaminación de hasta mil vehículos diarios: “Es como si estuviera un pequeño bosque cerca del hospital”. Además, la estructura puede limpiarse sola con agua de lluvia (por lo que prescinde de mantenimiento).

Guaguarongos: los geniales jorongos para quitarle el frío a tu perro

Los textiles mexas se están filtrando a todos los rincones del diseño, pero su más simpática versión son estos “guaguarongos”.

El gusto por nuestras artesanías tradicionales viene y va. Pero a nosotros nos encanta ver que se filtren a todos los rincones del arte y el diseño contemporáneo, porque significa que seguimos encontrando maneras de reinventar, cuestionar y replantear eso que ya consideramos bien nuestro.

mexico-artesanias-accesorios-perros-mascotas-jorongos-guaguarongos

Pero quizá la versión más simpática de estas reinvenciones de las artesanías tradicionales son los “guaguarongos”, geniales jorongos que sirven para quitarle el frío a las mascotas. Los jorongos son una pieza de ropa típica de distintas regiones del país que aún sigue produciéndose con antiguas y preciosas técnicas, aunque esta pequeña versión es la más insólita y enternecedora.

mexico-artesanias-accesorios-perros-mascotas-jorongos-guaguarongos

Los guaguarongos nacieron por iniciativa de Fernanda Valdés Ferrer, que, enamorada de los perros, se alió con artesanos de Contla de Juan Cuamatzi, Tlaxcala, para fabricar estas detalladas prendas y formar la marca Tamal In. ¿Por qué de Contla? porque ahí hay una fina y muy arraigada tradición en torno a los textiles artesanales, que además de construir inigualables diseños, son muy cómodos y calientitos.

mexico-artesanias-accesorios-perros-mascotas-jorongos-guaguarongos

Hay jorongos de todos los tamaños, pues se pueden encargar prácticamente a la medida de cada mascota. Dependiendo del tamaño, varia el precio, aunque un porcentaje de las ganancias de Tamal In se dona a refugios para perros.

mexico-artesanias-accesorios-perros-mascotas-jorongos-guaguarongos

Sin duda es una forma muy innovadora de consumir artesanías, que se celebra, porque implica devolver a nuestro imaginario cotidiano diseños que cuentan la historia de las comunidades que los tejen.

mexico-artesanias-accesorios-perros-mascotas-jorongos-guaguarongos

Si te enamoraste de los guaguarongos, no dudes en comprarle uno a tu mascota y apoyar las múltiples causas que se desenvuelven entre sus hilos.

También en Más de México: 4 deliciosas cervezas artesanales mexicanas (pero con causa)

Explora seductores microuniversos en los collages de Guillermo Flores (GALERÍA)

Piérdete por un rato en las complejas y preciosas construcciones de este diseñador mexicano.

El diseño mexicano, especialmente en su dimensión gráfica, es precioso. Sobre todo porque para inspirarlo hay una enorme gama de cosmogonías y mitologías locales que entretejen culturas y temporalidades. Así, parece que no nos es difícil imaginar complejas y preciosas construcciones que se escapan de las dimensiones que consideramos “reales”.

Guillermo Flores es uno de esos talentosos creadores que, inspirado por objetos, plantas y animales cotidianos, genera composiciones fantásticas. El creador de Orbeh Studio es uno de los diseñadores mexicanos más destacados y no solo gráficos. Su trabajo también lo ha llevado al terreno del arte contemporáneo, el diseño web, la fotografía y el branding.

De hecho ha colaborado con marcas enormes como el Cirque du Soleil y Nike; aunque lo que más nos conmueve son sus creaciones personales. Su estilo está inspirado en las antiguas ilustraciones de las viejas enciclopedias y almanaques, especialmente los de temas naturalistas. Así, en su obra se repiten motivos como aves, nopales y flores; pero también máquinas antiguas y elegantes sujetos que las utilizan, pero de formas extrañas.

La atención inmensa a cada uno de los detalles es lo que vuelve a sus figuraciones tan seductoras. Podrías pasarte horas observando la escena y saboreando todas las texturas, sonidos y situaciones que propone. Además, el ensamblaje saca a las cosas de su lugar esperado o reconocible y las reorganiza de maneras insospechadas, ampliando profundamente su significado y posibilidades.

Te compartimos una selección de los collages de Guillermo Flores, deliciosos microuniversos para perderse y encontrarse.

También en Más de México: Las plantas recuerdan y narran: íntimos retratos de la flora oaxaqueña (GALERÍA)

La primera biblioteca sustentable de Latinoamérica está en Tepoztlán, Morelos (FOTOS)

Cuenta con un acervo de más de 40 mil ejemplares entre libros y material audiovisual y la lógica ecológica de su estructura ha llamado la atención del mundo.

A veces algunos filántropos hacen magníficos trabajos no tan conocidos, discretos, pero legendarios. Un ejemplo de este tipo es el Castillo de Edward James enclavado en la selva de la Huasteca Potosina, con sus escaleras al cielo; y otra de estas expresiones lo suficientemente discreta y sorpresiva es la primera biblioteca 100% sustentable de América Latina, construida hace apenas un año en el hermoso Tepoztlán, Morelos: el Centro Cultural Pedro López Elías.

El Doctor en derecho Pedro López Elías, oriundo de los Mochis Sinaloa, en su niñez vivió con pocos recursos, luego con el tiempo y por su amor a la educación, consiguió un acervo de hasta 40 mil libros. Por ello, y su interés por una cultura ecológica, inició la construcción de la primera biblioteca 100% autosustentable de toda América Latina.

Primero esta inició como un proyecto privado, pero luego decidió hacerlo público, abierto  así para cualquier persona.

Los motivos por los que es es la biblioteca más ecológica de Latinoamérica

Eficiencia Energética: cuenta con 42 mil paneles solares que generan 10,000 Kilowatts de energía eléctrica.

El edificio aprovecha el fenómeno conocido como convención para reducir la necesidad de aire acondicionado. La inyección de aire frío permite que el aire caliente suba y sea extraído por chimeneas y posteriormente es atrapado en trampas en la azotea; luego ese calor es usado como energía renovable.

También sus equipos de cómputo, audiovisuales, de iluminación, ventanas y deshumidificadores, cuentan con la certificación Energy Star, lo que los hace energéticamente más eficientes.

Ventilación: su sistema de ventilación elimina el exceso de humedad, lo que a su vez protege los libros y también filtra los agentes contaminantes como polvo y suciedad y sustituye el aire añejo por fresco que proviene del exterior.

Captación de agua de lluvia y purificación: su sistema almacena hasta 653 m3 de agua, la cual, con su sistema, es filtrada y purificada para su autoconsumo.  Asimismo su biodigestor transforma las aguas negras en de riego.

Eficiencia de agua: tiene instalada un sistema de goteo y de migitorios secos, lo cual permite una reducción significativa del agua usada adentro y fuera de la biblioteca.

Iluminación: cuenta con lámparas LED de bajo consumo.

Los materiales ecológicos en el edificio: la pared del edificio está formada por papel periódico reciclable, su concha acústica está decorada a partir de botellas usadas; el tapete de la puerta está formado por residuos del edificio, el deck de la terraza ha sido hecho con aserrín y residuos de madera, etc…