La fachada del edificio mexicano que absorbe contaminación (FOTOS)

La Torre de Especialidades del Hospital General Manuel Gea González de la Ciudad de México es el primer edificio en Latinoamérica que absorbe la contaminación del medio ambiente .

La Torre de Especialidades del Hospital General Manuel Gea González de la Ciudad de México lleva un diseño que asemeja a un panal, absorbe el nitrógeno del ambiente y emite oxígeno.

¿Has escuchado sobre edificios capaces de comer smog y convertirlo en oxígeno? Esta dinámica que pareciera del futuro es realidad en el primer edificio con estas características en Latinoamérica y se encuentra en la Ciudad de México.

 

La fachada

A simple vista pareciera un diseño de arte contemporáneo que mezcla modernismo con minimalismo. Como una tejido de una colmena blanco, más que de diseño puro, se trata de ecoarquitecura.

Este blanco “panal” con orificios, como poros entre sus “tejidos”, es una reja que absorbe contaminación aunque muy pocos lo saben.

La fachada tiene dos mil quinientos metros cuadrados y es capaz de hacer un proceso fotosintético similar al de los árboles. Su material intercambia hidrógeno del medio ambiente por oxígeno: un trueque altamente conveniente en un ciudad con tantos automóviles.

 

El proceso

La pintura de los azulejos está compuesta por titanio (que le otorga el color blanco y funciona como un catalizador). Esta pintura al hacer contacto con los rayos ultravioleta, produce la reacción química de absorción de hidrógeno y expulsa el oxígeno.

 

Resultados

Según el director del hospital Mucio Moreno Portillo esta fachada tiene la capacidad de eliminar la contaminación de hasta mil vehículos diarios: “Es como si estuviera un pequeño bosque cerca del hospital”. Además, la estructura puede limpiarse sola con agua de lluvia (por lo que prescinde de mantenimiento).

Llévele, llévele: disco con lo mejor de la música mexicana, cortesía de un jazzista estadounidense

Nunca has escuchado así el "Cielito lindo"…

“En el jazz no se admiten barreras sociales, raciales o nacionales”, dice bien convencido el presentador del concierto de Dave Brubeck en México, 1967, que afortunadamente fue grabado y se transformó en Bravo! Brubeck! Una pequeña joya que pocos mexicanos conocen, pero que seguramente muchos van a disfrutar.

Como bien dice el mismo presentador, el concierto se trata de un “bellísimo gesto” en el que Brubeck, jazzista estadounidense nacido en 1920 y conocido por ser uno de los exponentes del “cool jazz” (llamado así por ser fresco y ligero) dedica una presentación entera a explorar las posibilidades musicales de algunas de las más icónicas canciones del repertorio mexicano.

Acompañado de Chamin Correa (reconocido guitarrista de nuestra tierra) y Salvador Agüeros, percusionista, Brubeck nos lleva de paseo por la propia identidad sonora, pero deteniéndose constantemente para abrirse paso por puertas completamente nuevas.

Como es común entre los jazzistas, Brubeck se dedicó en múltiples ocasiones a ofrecer su propia versión de muchas piezas icónicas de la cultura estadounidense y los resultados son siempre magníficos. Lo que hace es descomponer la melodía central y después, se dedica a reensamblarla, pero con deliciosos e inesperados tropiezos que la vuelven mucho, mucho más rica.

En ese sentido, el de Brubeck no es un ejercicio apto para conservadores; por otro lado, quien ama la música y siente una peculiar nostalgia cuando suenan las clásicas mexicana, va a apreciar profundamente esta exploración.

También en Más de México: Bésame mucho: la canción mexicana de las mil versiones (PLAYLIST)

Un ejemplo muy interesante es su versión de “Allá en el Rancho Grande”, inconfundible ranchera, cantada en la reconocida película por Tito Guízar con mariachis. Esta, que respeta bastante la pieza original, te va a poner a bailar.

El “Cielito lindo”, considerado el “segundo himno nacional” porque la cantamos para reconfortarnos y darnos ánimo entre paisanos (tanto en los partidos de fútbol, como cuando fue épicamente entonada por brigadistas que apoyaron durante el 19S) es una delicia en manos de Brubeck; quien enfatiza en las partes más lindas y desarrolla de maneras fantásticas el resto de la pieza.

No podría faltar “La Bamba”, pieza veracruzana, clave en el repertorio de la música mexicana y que Dave Brubeck llevó al extremo.

Escucha el disco completo:

Memes finos y muy mexicanos para celebrar al Museo Dolores Olmedo (GALERÍA)

Para celebrar sus 24 años este museo organizó un concurso de memes inspirados en la obra de Diego, Frida y más. ¡Tienes que verlos!

 

El Dolores Olmedo, uno de los museos más icónicos de la Ciudad de México, acaba de celebrar su 24 aniversario y decidieron hacerlo de una forma bastante peculiar: organizando un concurso de finos y muy mexicanos memes.

Estos están inspirados en el acervo del museo: la antigua colección de Dolores Olmedo Patiño, que tiene más de 3000 obras, entre ellas 600 piezas prehispánicas, 139 de Diego Rivera y 25 de Frida Kahlo. Además, el jurado incluía a los creadores del Instituto Nacional de Bellos Memes, una página de Facebook dedicada a convertir obras de artistas mexicanos consagrados en pequeñas joyas virales para los amantes del humor contemporáneo.

El resultado es fantástico: una serie que, tal vez sin quererlo, modificó para siempre la lectura de algunas de las piezas más icónicas del acervo del museo; re-contextualizándola y dándole un sentido que probablemente sus autores no habrían sospechado.

Mientras que a algunos ese ejercicio podría suponer una “falta de respeto” (dicho de la manera más políticamente correcta) para otros tiene sentido regresar al imaginario colectivo no solo a los creadores de otras épocas, también a piezas que no les conocíamos.

Y lo mejor, es que los memes se permiten hacerlo de forma crítica; por un lado, porque hablan del pasado con la voz del presente, y por el otro, porque la “burla” es una manera de bajar lo consagrado a un plano más flexible, donde se vale jugar con ídolos y quemarlos de las maneras más ingeniosas posibles.

Es innegable que los memes tienen la cualidad de manifestar no solo los sentimientos o las anécdotas sociales de una generación, también de narrar en presente la historia de toda clase de disciplinas. Ahora le tocó al arte mexicano y a uno de sus grandes recintos que, sin duda, merece ser celebrado.

También en Más de México: El surrealismo marcado en la piel: tatuajes de Remedios Varo, Leonora Carrington y Frida Kahlo (FOTOS)

 

La primera biblioteca sustentable de Latinoamérica está en Tepoztlán, Morelos (FOTOS)

Cuenta con un acervo de más de 40 mil ejemplares entre libros y material audiovisual y la lógica ecológica de su estructura ha llamado la atención del mundo.

A veces algunos filántropos hacen magníficos trabajos no tan conocidos, discretos, pero legendarios. Un ejemplo de este tipo es el Castillo de Edward James enclavado en la selva de la Huasteca Potosina, con sus escaleras al cielo; y otra de estas expresiones lo suficientemente discreta y sorpresiva es la primera biblioteca 100% sustentable de América Latina, construida hace apenas un año en el hermoso Tepoztlán, Morelos: el Centro Cultural Pedro López Elías.

El Doctor en derecho Pedro López Elías, oriundo de los Mochis Sinaloa, en su niñez vivió con pocos recursos, luego con el tiempo y por su amor a la educación, consiguió un acervo de hasta 40 mil libros. Por ello, y su interés por una cultura ecológica, inició la construcción de la primera biblioteca 100% autosustentable de toda América Latina.

Primero esta inició como un proyecto privado, pero luego decidió hacerlo público, abierto  así para cualquier persona.

Los motivos por los que es es la biblioteca más ecológica de Latinoamérica

Eficiencia Energética: cuenta con 42 mil paneles solares que generan 10,000 Kilowatts de energía eléctrica.

El edificio aprovecha el fenómeno conocido como convención para reducir la necesidad de aire acondicionado. La inyección de aire frío permite que el aire caliente suba y sea extraído por chimeneas y posteriormente es atrapado en trampas en la azotea; luego ese calor es usado como energía renovable.

También sus equipos de cómputo, audiovisuales, de iluminación, ventanas y deshumidificadores, cuentan con la certificación Energy Star, lo que los hace energéticamente más eficientes.

Ventilación: su sistema de ventilación elimina el exceso de humedad, lo que a su vez protege los libros y también filtra los agentes contaminantes como polvo y suciedad y sustituye el aire añejo por fresco que proviene del exterior.

Captación de agua de lluvia y purificación: su sistema almacena hasta 653 m3 de agua, la cual, con su sistema, es filtrada y purificada para su autoconsumo.  Asimismo su biodigestor transforma las aguas negras en de riego.

Eficiencia de agua: tiene instalada un sistema de goteo y de migitorios secos, lo cual permite una reducción significativa del agua usada adentro y fuera de la biblioteca.

Iluminación: cuenta con lámparas LED de bajo consumo.

Los materiales ecológicos en el edificio: la pared del edificio está formada por papel periódico reciclable, su concha acústica está decorada a partir de botellas usadas; el tapete de la puerta está formado por residuos del edificio, el deck de la terraza ha sido hecho con aserrín y residuos de madera, etc…