Sobre la curiosa infatuación que el mexicano ha tenido con los “vochos”

Por algunos años México fue el único país que continuó produciendo el querido “vocho”; este coche ocupa un lugar afable en la memoria de millones.

Cuando en el año 2003 dejó de producirse el último “vocho” del mundo en una planta de Puebla, México, un mariachi tocó canciones en vivo. Pareciera una escena de comedia, pero es verdad, el “vocho” ha formado parte importante del imaginario mexicano desde la última mitad del siglo XX.

El “vocho” (Volkswagen Sedán) con su enternecedora forma de escarabajo pequeño, siempre fuerte y “luchón”, fue “EL” coche del pueblo mexicano, aún cuando Adolfo Hitler lo haya concebido como el “auto del pueblo alemán”.

De su historia

Fue creado por el checoslovaco Ferdinand Porsche; sus diseños sumaron más de 380, entre ellos el “vocho”.

vocho-historia-mexico

vocho-historia-mexico

El vocho llegó en un momento en el que aún se usaban carretas o el clásico modelo T de Ford.

A México este coche llegó en 1954, ese mismo año el príncipe Alfonso von Hohenlohe abrió el primer comercio de VW en la Ciudad de México con el nombre de Distribuidora Volkswagen Central. Las ventas ascendieron de 618 vehículos en 1954 hasta 6,378 en 1963.

Mientras en 1978 dejó de producirse el último “vocho” en Alemania, no así en México, donde no dejó de producirse hasta casi 30 años después.

vocho-historia-mexico

En esta foto aparecen tanto Hitler como Porsche

En los 50 años que el “vocho” se volvió tan popular en México llegaron a producirse hasta 1 millón 691 mil 542 unidades. El vocho fue parte del paisaje público en el país durante décadas, un elemento más, tan familiar como las taquerías, las “tienditas de la esquina”, las personas mismas.

avandaro festival rock mexico

Vochos en el camino para ir al legendario concierto de Avándaro

historia del vocho mexico

El clásico y querido taxi-vocho de la Ciudad de México.

Económico, duradero, ahorrador, simpático; ¿ha habido en la historia del mundo un coche tan democrático como este? Cuando dejó de producirse el “vocho”, México hizo consciente el cariño que le tenía; ello se ha manifestado en el arte que no le deja morir: como la escultura de un “vocho” en desintegración de Damián Ortega; el “vochol”, magnífica pieza integrada por miles de caquiras de cosmovisión wixárika (huichola); el “vocho teotihuanaco” conformado por miles de piedras como obsidiana, jade y cuarzo de aventurina, con alusiones a la misteriosa mitología teotihuacana.

vocho-historia-mexico-damian-ortega-vocho-desintegrado

Escultura de vocho desintegrado del mexicano Damián Ortega

El famoso Vochol encargado por el Museo de Arte Popular a las familias Bautista y Ortíz.
    El famoso Vochol encargado por el Museo de Arte Popular a las familias Bautista y Ortíz

vocho teotihuacano

Vocho Teotihuacano

vocho-historia-mexico

Escultura de Jason de Caires Taylor bajo el mar de Isla Mujeres

Incluso, le memoria del vocho ha sido reivindicada con el nombramiento del Día Mundial del Vocho el 22 de junio. En esta fecha en decenas de lugares en México miles se reúnen con sus vochos en distintos puntos. Al vocho se le quiere, y aunque el culto a los objetos podría tener algo de frívolo, es verdad, hay algunos artefactos que guardan un espacio emocional en nosotros.

vocho-historia-mexico

 El último Sedán producido en Puebla, México, en 2003 

historia del vocho mexico

 Vochos en la hermos Taxto, en Guerrero

*Imágenes: 5)elmodo.mx ; 6) static.betazeta.com; 12)yohagoelasado.tumblr.com

Ana Paula de la Torre Diaz
Autor: Ana Paula de la Torre Diaz
Politóloga de carrera, colabora para diversas publicaciones digitales como Pijama Surf. Creadora del proyecto ciudadano yanostoca.com. Y pintora ocasional ( http://bit.ly/2jkE8lD )

Hermosa poesía prehispánica para millennials sensibles

Si es auténtica poesía, no tiene fecha de caducidad. Cultiva tu sensibilidad contemporánea con estas joyas eternas.

A los millennials nos hace falta poesía. Entre tantos memes y contenido express, poco nos detenemos a poetizar el entorno: mirar más allá de sus posibilidades inmediatas y reconocer que la forma en que las cosas están ensambladas es arbitraria, relativa a nuestra cultura y, por eso mismo, susceptible de ser transformada.

Esta falta de poesía y exceso de contenidos virales —y por lo tanto, desechables— tal vez sea precisamente lo que nos vuelve a los millennials tan melancólicos. La falta de perdurabilidad y trascendencia de los productos culturales que consumimos nos deja con un extraño vacío que no podemos más que llenar con más contenido fácil.

poesia-prehispanica-mexico-mexicana-nezahualcoyotl
Un poco de poesía para reinventar y re valorar tu cotidianidad…

Así, si te sientes sensible y tienes este problema generacional, vale la pena explorar un poco de poesía antigua. Y nada como la poesía prehispánica, textos que encarnaban la auténtica riqueza de la vida cotidiana: desde la belleza explosiva de las joyas de oro y jade, el sabor espumoso y sedoso del cacao y el maíz, o la simple delicia de ser poeta y hacer de tus palabras, auténticas flores.   

Cuando estás melancólico, perdido en esta vida, estresado por el hecho ineludible de tu muerte, millennial deprimido, nada como leer a Nezahualcóyotl o a Cuacuahtzin, quienes, aunque no lo creas, sufrían de sensaciones similares, pero las sublimaban, soltando sus preguntas al aire de la forma más exquisita posible.

Así, te dejamos un poco de hermosa poesía prehispánica, para consolarte e inspirarte.

También en Más de México: Conoce sobre los cantos eróticos nahuas

Canto de huida de Nezahualcóyotl

Fragmento

En vano he nacido,
en vano he venido a salir
de la casa del dios a la tierra,
¡yo soy menesteroso!

Ojalá en verdad no hubiera salido,
que de verdad no hubiera venido a la tierra.
No lo digo, pero…
¿Qué es lo que haré?,

¡Oh, príncipes que aquí habéis venido!,
¿Vivo frente al rostro de la gente?,
¿Qué podrá ser?,
¡Reflexiona!

¿Habré de erguirme sobre la tierra?
¿Cuál es mi destino?,
yo soy menesteroso,
mi corazón padece,
tú eres apenas mi amigo
en la tierra, aquí.

¿Cómo hay que vivir al lado de la gente?
¿Obra desconsideradamente,
vive, el que sostiene y eleva a los hombres?
¡Vive en paz,
pasa la vida en calma!

Canto triste de Cuacuahtzin

Fragmento

Flores con ansia mi corazón desea.
Que estén en mis manos.
Con cantos me aflijo,
sólo ensayo cantos en la tierra.

Yo, Cuacuauhtzin,
con ansia deseo las flores,
que estén en mis manos,
yo soy desdichado.

¿Adónde en verdad iremos
que nunca tengamos que morir?
Aunque fuera yo piedra preciosa,
aunque fuera oro,
seré yo fundido,
allá en el crisol seré perforado.

Sólo tengo mi vida,
yo, Cuacuauhtzin, soy desdichado.
Tu atabal de jades,
tu caracol rojo y azul así los haces ya resonar,
tú, Yoyontzin.

Ya ha llegado,
ya se yergue el cantor.

Por poco tiempo alegraos,
vengan a presentarse aquí
los que tienen triste el corazón.

Ya ha llegado,
ya se yergue el cantor.

Deja abrir la corola a tu corazón,
deja que ande por las alturas.

Tú me aborreces,
tú me destinas a la muerte.
Ya me voy a su casa,
pereceré.

Canto de Cuauhchinanco de Tlaltecatzin

Fragmento

En la soledad yo canto
a aquel que es mi Dios
En el lugar de la luz y el calor,
en el lugar del mando,
el florido cacao está espumoso,
la bebida que con flores embriaga.

Yo tengo anhelo,
lo saborea mi corazón,
se embriaga mi corazón,
en verdad mi corazón lo sabe:
¡Ave roja de cuello de hule!,
fresca y ardorosa,
luces tu guirnalda de flores.

¡Oh madre!
Dulce, sabrosa mujer,
preciosa flor de maíz tostado,
sólo te prestas,
serás abandonada,
tendrás que irte,
quedarás descarnada.

Aquí tú has venido,
frente a los príncipes,
tú, maravillosa criatura,
invitas al placer.

Sobre la estera de plumas amarillas y azules
aquí estás erguida.
Preciosa flor de maíz tostado,
sólo te prestas,
serás abandonada,
tendrás que irte,
quedarás descarnada.

El floreciente cacao
ya tiene espuma,
se repartió la flor del tabaco.
Si mi corazón lo gustara,
mi vida se embriagaría.

El sueño de una palabra de Cuacuauhtzin de Tepechpan

Y ahora, oh amigos,
oíd el sueño de una palabra:
Cada primavera nos hace vivir,
la dorada mazorca nos refrigera,
la mazorca rojiza se nos torna un collar.
¡Sabemos que son verdaderos
los corazones de nuestros amigos!

Poema de Cuacuauhtzin

Ante ti, a tus pies,
te abrazo afectuosamente,
agradecido contigo,
gracias por rezumar perfume para mí.

Ya estás viejo,
yo más que tú,
ya lo sé,
pero vives y vivo.

Yo te veo vivir frondoso,
tú eres mucho más fuerte que yo,
y con tus lágrimas que yo pongo en el fuego,
el frescor de tu perfume como nube,
todas las noches sueño.

Este es el vocho teotihuacano que artistas mexicanos presentaron en Alemania (FOTOS)

9 mil 800 piedras dibujan en la superficie del “vocho teotihuacano” parte de la cosmovisión teotihuacana.

En el 2012 el magnífico vochol llamó la atención del mundo; formado por 2.277.000 chaquiras, es una de las más hermosas piezas de arte huichol de la historia. Esta obra hizo una gira internacional y llegó a Alemania, fue exhibido en la Autostadt de Wolfsburgo.

Ahora, en el marco del año dual Alemania-México, es exhibido el “Vocho Teotihuacano”, otra hermosa pieza cuya elaboración se prolongó durante dos años de arduo trabajo por parte de un equipo de cinco artesanos y el director artístico de la obra, Héctor Garnelo Navarro.

Cabe apuntar que México ha tenido una relación curiosamente estrecha con el “vocho”, de ahí su cariñoso apodo para este auto (en alusión a la marca alemana que lo elabora Volkswagen). Los vochos, podría decirse, forman parte de la cultura popular por lo accesibles que fueron para un sector importante de la población en México durante décadas.

Por lo anterior no es extraño que el vocho haga mancuerna con manifestaciones artísticas mexicanas de otra índole. El “Vocho Teotihuacano” lleva hasta 9 mil 800 piedras semipreciosas, todas ellas de uso y apreciación prehispánica, como obsidiana, jade y cuarzo de aventurina, y que pesan en conjunto unos 210 kilogramos.

El arte de esta pieza hace alusión a la cosmovisión teotihuacana, una cultura por demás misteriosa. En la superficie las piedras dibujan, desde luego, a Quetzalcóatl, el dios bueno, la serpiente emplumada. También a Mictlantecuhtli (dios del inframundo); a las pirámides del sol y la luna, el mitológico jaguar, y vegetación del lugar como el nopal o los higos de cactus.

El “Vocho Teotihuacano” estará exhibido en la la Autostadt de Wolfsburgo hasta el 20 de noviembre, luego será mostrado en Fráncfort y finalmente esta histórica pieza será subastada para fines sociales.

 

*Imágenes:Autostadt/Matthias Leitzke

El famoso “Vochol”: el arte huichol en grandes dimensiones

Considerado el "Vocho más mexicano" de todos, el Vochol ha recorrido diferentes puntos de México y el mundo desde su creación.

Una de las expresiones más hermosas de las artes folclóricas mexicanas es sin duda el arte huichol, que más allá de contener una singular técnica de ensamblaje de pequeñas cuentas con sugerentes combinaciones de color, cada una de sus artesanías revela en su totalidad una serie de símbolos y diseños geométricos con siglos de antigüedad. En resumen se trata de una manifestación tan valiosa y hermosa que hoy se considera un legado y un tesoro tanto en México como en otras áreas del globo. 

Una de esas míticas muestras es el exótico Vochol, Volkswagen Sedán 98 ornamentado con 2 millones 277 mil chaquiras (cuyo simbología refiere al agua) que representan las deidades y cultura huichol a manera de collage. Hace algunos años, ocho artesanos provenientes de dos familias de la comunidad indígena wixárika de Nayarit y Jalisco, decidieron tomar como lienzo la estructura y escala real de un bocho clásico para llenarlo de pendientes al estilo huichol y así formar una de las obras más prodigiosas del ate tradicional mexicano moderno.

vochol 1Considerado el “Vocho más mexicano” de todos, el Vochol recorrió diferentes puntos de México y el mundo desde su creación, empezando en 2010 por la feria de arte contemporáneo Zona MACO y el Museo de Arte Popular de la Ciudad de México y extendiendo sus visitas a un puñado más de espacios museísticos de Estados Unidos, Europa, Asia y América del Sur, entre los que destacan el Smithsonian National Museum of the American Indian en Washington, el Musée de Quad Branly en París y la exposición de Potters Fields Park en Londres, solo por mencionar algunas de sus paradas. 

Hoy, el Vochol regresa a las salas del Museo de Arte Popular para ser exhibido en su patria natal. Para mayor información sobre la técnica y simbología del arte huichol, así como la locación y horarios de visita del recinto consulta el  Museo de Arte Popular.

 

 

  vochol 3

vochol 5

vchol 5-

vochol 2

*Imágenes: 1) Alejandro Piedra Buena para Notimex; 2,3,4,5 y 6) MAP