México es color: un recorrido por los lugares más coloridos del país

Nuestro país es una cosmogonía de colores que transmiten historia y tradición.

Un mundo de contrastes, matices y tonalidades se encuentran recorriendo el territorio mexicano. En la arquitectura, las calles y la gente se observan colores que hablan de nuestras raíces y que hacen de México un país que cautiva y hace alucinar a quien lo conoce.

Esta particular importancia que se le da al color en nuestra cultura viene desde los antiguos mexicanos. Para los mayas, por ejemplo, cada punto cardinal correspondía a un color, y cada uno era sostenido por un bacab: árboles de algodón que se consideraban sagrados y estaban asociados con los colores del mundo. Ellos usaban los colores, además, para expresar diversos estados del ser o acciones como el ayuno.

Y en el Valle de México (el Anáhuac) los pintores nahuas experimentaban de mil maneras para obtener una gama cósmica de colores, ello a partir de plantas, minerales y animales como la cochinilla, de cuyas mezclas conseguían nuevos y vibrantes colores que usaban para pintar tejidos, códices y objetos de arte, pero también para pintar las fachadas de templos y edificios.

Nuestras raíces, pues, están llenas de enigmáticos y vivos colores, que para los antiguos mexicanos tenían un simbolismo particular y que eran considerados sagrados. Esa tradición sigue viva en muchos lugares de México, donde la gama de colores y sus combinaciones en la arquitectura no sólo forman una visión orgásmica para nuestras pupilas, sino que nos susurran vestigios de una filosofía que se asentaba en los colores, en los números y en los rumbos.

 

*Fuentes consultadas: Simbolismo de los colores, deidades, números y rumbos
Materiales colorantes prehispánicos

*Imágen de portada: Dianne Graham

Todo lo que tienes que saber sobre los 10 nuevos Pueblos Mágicos

Estos destinos mexicanos se acaban de volver imperdibles…

No hay punto en negarlo: todos los rincones de México tienen algo mágico. La razón detrás de esto posiblemente es que lo genuinamente maravilloso de este país es su gente y las increíbles e infinitas manifestaciones culturales que nos regalan. Además, tenemos la fortuna de habitar una tierra que desborda en su biodiversidad. En este país es difícil escapar de la belleza.

Sin embargo, el título de Pueblo Mágico que se han llevado 121 municipios mexicanos pretender reconocer algo muy particular: la forma en que los pobladores y las administraciones contribuyen al cuidado de las historias, las costumbres y el entorno de su localidad. Cuando estas se pulen y presentan como preciosas joyas que todos deberíamos conocer, el valor se vuelve explosivo.

Claro que hay muchos sitios así, donde la gente que los habita hace todo lo que puede por cuidar los pequeños rincones y las ricas tradiciones con las que crecieron. Por eso celebramos que se otorguen reconocimientos a estos esfuerzos.

Recientemente fueron nombrados “Pueblos Mágicos” 10 municipios de distintos estados. En cada uno hay cosas imperdibles y por eso te compartimos todo lo que tienes que saber.

Nombre de Dios, Durango

mexico-10-pueblos-magicos-nuevos-destinos-mexicanos-viajes

Este sitio se guarda 2 grandes atractivos: sus hermosos recintos naturales y su increíble arquitectura virreinal. De la última hay, como muestras, 5 iglesias y una ex hacienda (la de Juana Guerra). Pero si prefieres estar al aire libre, las cascadas de 20 metros de “El Saltito” y el hermoso ojo de agua que se alimenta de el río Tunal, te dejarán fascinado. Este lindo pueblo también es conocido por las conservas y licores de fruta y dulces cristalizados hechos con lo que se cosecha en la hiper fértil tierra de este oasis.

Tlaquepaque, Jalisco

mexico-10-pueblos-magicos-nuevos-destinos-mexicanos-viajes

El pueblo de Jalisco tiene bien merecido el reconocimiento por ser una efervescente capital mexicana de la tradición artesanal, especialmente de la cerámica y la alfarería. Hay distintos puntos del municipio que tienes que visitar, entre ellos: el Jardín Hidalgo; El Parián, donde puedes comer delicioso y echarte un auténtico tequila; el Museo Pantaleón Panduro de cerámica y el Regional de Cerámica y el de Alfarería. Si eres amante de la arquitectura, no te puedes perder el Santuario de Nuestra Señora de la Soledad y la Parroquia de San Pedro.

Zimapán, Hidalgo

mexico-10-pueblos-magicos-nuevos-destinos-mexicanos-viajes

Este flamante Pueblo Mágico combina riqueza natural y fantástica arquitectura colonial, como la de la preciosa Parroquia de San Juan Bautista, el ex convento Misión Tolimán y la Ex Hacienda La Estancia.  

Si de naturaleza se trata, tienes que visitar el Cañón del Infiernillo, un hermoso cuerpo de agua artificial; la Villa de la Encarnación, una preciosa villa donde se cultivan manzanas, piñones y frutos del bosque y truchas; el Parque Nacional de los Mármoles; la presa del Infiernillo; el cañón de San Cristóbal; el Caracol del Carrizal que es una serie de extravagantes formaciones rocosas.

Comonfort, Guanajuato

mexico-10-pueblos-magicos-nuevos-destinos-mexicanos-viajes

Este sitio desborda cultura y sitios increíbles. Tienes que visitar la parroquia de San Francisco, el Museo Doctor Luis Mora (en donde puedes ver piezas arqueológicas de sitio). Además, podrías experimentar increíbles fiestas tradicionales, que incluyen danzas, palenques, mucha música y comida. La gastronomía es variada, pero la especialidad son las carnitas de puerco.

Amealco, Querétaro

mexico-10-pueblos-magicos-nuevos-destinos-mexicanos-viajes

Hay mucho que visitar en este lindo pueblo llamado Amealco por ser tierra de manantiales. Además, si te gustan las artesanías necesitas visitarlo. Hay una larga tradición de tejedoras que hacen preciosos textiles de lana. La comida también es fantástica: se come una deliciosa barbacoa y dulces como ate de membrillo, manzanas cristalizadas y un fantástico pan.

Melchor Múzquiz, Coahuila

mexico-10-pueblos-magicos-nuevos-destinos-mexicanos-viajes

En este pueblo mágico se mantienen las tradiciones de los indígenas kikapoo, que se rigen por sus propios usos y costumbres y prácticas religiosas. ¿Qué ver? Si quieres naturaleza tienes que visitar el manantial de Nacimiento, La Cascada, el Río Sabina. Si quieres historia: tienes que buscar la Iglesia de Santa Rosa de Lima, el monumento a Don Benito Juárez y el Museo Municipal. La fiesta más importante del pueblo es la celebración anual de “La Primera Luna”, una celebración indígena.

Compostela, Nayarit

mexico-10-pueblos-magicos-nuevos-destinos-mexicanos-viajes

El atractivo central de este pueblo mágico son las playas, por supuesto. Pero también puedes visitar los museos de sitio donde se exhiben piezas arqueológicas de la zona; vivir las fiestas patronales; buscar la perfecta pieza de talabartería (que es tradicional en la zona) o comer un tradicional festín de mariscos o una carne asada.

Aquismón, San Luis Potosí

mexico-10-pueblos-magicos-nuevos-destinos-mexicanos-viajes

Además del lindo templo de San Miguel Arcángel, en este pueblo de la Huasteca, lo que más se disfruta son los espectaculares sitios naturales, entre cuevas, cascadas y sótanos, destacando el extravagante sótano de las golondrinas.

Bustamante, Nuevo León

mexico-10-pueblos-magicos-nuevos-destinos-mexicanos-viajes

La naturaleza es el plato principal: inmensas grutas con curiosas formaciones, el precioso balneario “El molino” y la ruta “El cañón”, que sigue la ribera de un hermoso río. Para el postre: el delicioso pan dulce que se hace solo en seis panaderías tradicionales del municipio, pero se disfruta en todo el estado.

mexico-10-pueblos-magicos-nuevos-destinos-mexicanos-viajes

Guadalupe, Zacatecas

mexico-10-pueblos-magicos-nuevos-destinos-mexicanos-viajes

Entre la catedral, museos y la plaza principal, Guadalupe es el destino ideal para los amantes de la arquitectura. Además, el pueblo es conocido por sus yacimientos de minerales (como plata y cobre) y los bancos de cantera y caliza. Así, las artesanías son realmente fabulosas: esculturas, labrados en cantera, piezas de ónix y cerámica.  Para comer hay birria, carnitas, gorditas, aguamiel, las famosas melcochas, queso de tuna y dulces de leche.

Adornos coquetos y coloridos de las calles de México (FOTOS)

Como lluvia de colores, las calles son el lugar donde la comunidad manifiesta su cultura, engalanándolas.

Si hablamos de comunidad, quizá lo primero que se nos viene a la mente es lo que está externo a la casa, pero también muy cercano. En este sentido la comunidad siempre se ha construido a través de la proximidad del hogar (su extensión). Y la calle ha sido fundamental para la conformación de comunidad; la calle próxima es donde emergen las familias para encontrarse con el otro, el cercano, el que le sigue a la familia.

Por ello, en las calles, en la proximidad del hogar, se ha formado la comunidad y ahí mismo se desenvuelven sus símbolos culturales en común. Las calles en tiempos prehispánicos (que no se llamaban así pero que se desdoblaban como plazas públicas y andadores) fueron también el lugar donde se hacía la celebración cultural común, lo que unía a un grupo como sociedad. Por ello, estos espacios comunes han sido milenariamente adornados, engalanados, para celebrar la comunidad y la cultura.

Hoy en México en las grandes ciudades aún se adornan las plazas públicas y avenidas para conmemorar asuntos comunes, y en los pueblos es donde más se desdobla esta práctica de identidad y alegría.

Hoy te compartimos imágenes de estos arreglos del acervo de la fotógrafa Ana Paula Fuentes (@anadelcamino):

calles de mexico adornos adornadas fiestas

calles de mexico adornos adornadas fiestas

calles de mexico adornos adornadas fiestas

calles de mexico adornos adornadas fiestas

calles de mexico adornos adornadas fiestas

calles de mexico adornos adornadas fiestas

calles de mexico adornos adornadas fiestas

calles de mexico adornos adornadas fiestas

calles de mexico adornos adornadas fiestas

calles de mexico adornos adornadas fiestas

calles de mexico adornos adornadas fiestas

calles de mexico adornos adornadas fiestas

calles de mexico adornos adornadas fiestas

calles de mexico adornos adornadas fiestas

calles de mexico adornos adornadas fiestas

calles de mexico adornos adornadas fiestas

*Imágenes:1-16) Ana Paula Fuentes; 17) oaxacaentrelineas.com

Mira el increíble proceso de extracción del añil natural en Santiago Niltepec, Oaxaca (VIDEO)

Ubicado en la zona de Istmo, a partir de la planta Indigofera suffructicosa se crea uno de los azules más hermosos en un proceso artesanal milenario.

Oaxaca es uno de los lugares que más conserva el México Profundo, quizá por que su paisaje montañesco resguarda su tradición casi naturalmente; su diversidad étnica es aún impresionante, en este estado aún viven 18 de los 65 grupos que hay en México. Y Oaxaca es uno de los lugares donde se conserva la tradición de teñido con pigmentos naturales, en gran parte gracias a la viva tradición en Teotitlán del Valle de la elaboración de sus hermosos tapetes hechos manualmente, generando hilos de lana, y tiñéndolos cuidadosamente con pigmentos naturales cuya elaboración es sumamente meticulosa.

El añil, un hermoso azul intenso primordial en la elaboración de los tapetes de Teotiltlán, es extraído en una zona del Istmo de Tehuantepec, en Santiago Nilptepec, donde crece la Indigofera suffructicosa. Esta planta de unos 50 centímetros tiene una flor morada y el pigmento se extrae tanto de las hojas como del tronco.

En el siguiente video de Fundación Harp Helú se observa el proceso de elaboración de añil. Previamente se corta la hoja con rama fina, se colocan en una pila y sobre ellas piedras. Luego estas se dejan sumergidas en agua durante 15 horas; después se bate con guacales o remos hasta que completa la oxigenación, luego aparece la espuma blanca que después se torna en azul y el líquido es verde oscuro.

La señal de que el colorante está en su punto es cuando desaparece la espuma, esa agua se cuela con tela apretada y lo que resulta es una masa azul que se seca al sol y se vuelve polvo.

Si estás interesado en visitar Teotitlán del Valle y llevarte alguno de estos tapetes milenarios y de diseños admirables, seguro no te arrepentirás.

¿Cómo llegar?

Está a solo  45 minutos de la ciudad de Oaxaca por la Carretera Oaxaca-Tehuantepec.

Ver Mapa