Adornos coquetos y coloridos de las calles de México (FOTOS)

Como lluvia de colores, las calles son el lugar donde la comunidad manifiesta su cultura, engalanándolas.

Si hablamos de comunidad, quizá lo primero que se nos viene a la mente es lo que está externo a la casa, pero también muy cercano. En este sentido la comunidad siempre se ha construido a través de la proximidad del hogar (su extensión). Y la calle ha sido fundamental para la conformación de comunidad; la calle próxima es donde emergen las familias para encontrarse con el otro, el cercano, el que le sigue a la familia.

Por ello, en las calles, en la proximidad del hogar, se ha formado la comunidad y ahí mismo se desenvuelven sus símbolos culturales en común. Las calles en tiempos prehispánicos (que no se llamaban así pero que se desdoblaban como plazas públicas y andadores) fueron también el lugar donde se hacía la celebración cultural común, lo que unía a un grupo como sociedad. Por ello, estos espacios comunes han sido milenariamente adornados, engalanados, para celebrar la comunidad y la cultura.

Hoy en México en las grandes ciudades aún se adornan las plazas públicas y avenidas para conmemorar asuntos comunes, y en los pueblos es donde más se desdobla esta práctica de identidad y alegría.

Hoy te compartimos imágenes de estos arreglos del acervo de la fotógrafa Ana Paula Fuentes (@anadelcamino):

calles de mexico adornos adornadas fiestas

calles de mexico adornos adornadas fiestas

calles de mexico adornos adornadas fiestas

calles de mexico adornos adornadas fiestas

calles de mexico adornos adornadas fiestas

calles de mexico adornos adornadas fiestas

calles de mexico adornos adornadas fiestas

calles de mexico adornos adornadas fiestas

calles de mexico adornos adornadas fiestas

calles de mexico adornos adornadas fiestas

calles de mexico adornos adornadas fiestas

calles de mexico adornos adornadas fiestas

calles de mexico adornos adornadas fiestas

calles de mexico adornos adornadas fiestas

calles de mexico adornos adornadas fiestas

calles de mexico adornos adornadas fiestas

*Imágenes:1-16) Ana Paula Fuentes; 17) oaxacaentrelineas.com

México es color: un recorrido por los lugares más coloridos del país

Nuestro país es una cosmogonía de colores que transmiten historia y tradición.

Un mundo de contrastes, matices y tonalidades se encuentran recorriendo el territorio mexicano. En la arquitectura, las calles y la gente se observan colores que hablan de nuestras raíces y que hacen de México un país que cautiva y hace alucinar a quien lo conoce.

Esta particular importancia que se le da al color en nuestra cultura viene desde los antiguos mexicanos. Para los mayas, por ejemplo, cada punto cardinal correspondía a un color, y cada uno era sostenido por un bacab: árboles de algodón que se consideraban sagrados y estaban asociados con los colores del mundo. Ellos usaban los colores, además, para expresar diversos estados del ser o acciones como el ayuno.

Y en el Valle de México (el Anáhuac) los pintores nahuas experimentaban de mil maneras para obtener una gama cósmica de colores, ello a partir de plantas, minerales y animales como la cochinilla, de cuyas mezclas conseguían nuevos y vibrantes colores que usaban para pintar tejidos, códices y objetos de arte, pero también para pintar las fachadas de templos y edificios.

Nuestras raíces, pues, están llenas de enigmáticos y vivos colores, que para los antiguos mexicanos tenían un simbolismo particular y que eran considerados sagrados. Esa tradición sigue viva en muchos lugares de México, donde la gama de colores y sus combinaciones en la arquitectura no sólo forman una visión orgásmica para nuestras pupilas, sino que nos susurran vestigios de una filosofía que se asentaba en los colores, en los números y en los rumbos.

 

*Fuentes consultadas: Simbolismo de los colores, deidades, números y rumbos
Materiales colorantes prehispánicos

*Imágen de portada: Dianne Graham

Pantone único: los refulgentes colores de la gastronomía mexicana (FOTOS)

Tintos sorprendentes, morados, rojos, verdes, amarillos; los colores de la gastronomía mexicana vienen de la naturaleza y son notables.

A grandes rasgos, quizá la prominencia en el pantone mexicano gastronómico sea el verde, el rojo y el amarillo. Calabaza, chile, maíz, jitomate, sus más de 350 especies de quelites, el nopal, el mundo de la milpa y su perfección (cimiento de la gastronomía y la cultura mexicana), emanan dichos colores, y más.

La diversidad de razas del maíz (sí, se dice razas), de chiles, flores, ha hecho que lo colorido en la cultura mexicana le venga de la misma generosidad de su naturaleza. México está fulminado por los multitonos por que, sencillamente, su naturaleza alberga prácticamente todos los ecosistemas existentes.

Su gastronomía, colmada de morados, tintos, provenientes de maíz, huitlacoche; naranjas impactantes derivados del camote o de la flor de calabaza o las más increíbles combinaciones resultado de las tortitas de semillas propias de la gastronomía prehispánica.

Un repaso visual por la gastronomía mexicana es un transcurso por su esencia más profunda, su naturaleza, su generosidad y diversidad, que además nos ha legado una gama cromática que conmueve y emociona:

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

colores gastronomia mexicana comida mexico

¿Crees que existe un color, una combinación predominante?

[related-inline]

*Imágenes: 2,3,6,7, 9, 10, 11, 12, 14, 16, 18,19,20,21,22,23,24,25,26,27,28,29,30,31 y45) El Tlecuil/Comida Prehispánica; 4) pinimg.com; 38)viaorganica.org; 34; starmedia.com; 42) animalgourmet.com; 40 y) 124RF; 35) etadar.com.mx; 36) La Cocina Mexicana de Pily; 32; 1001consejos.com; 1 y 5)pinterest.com.mx/Pnarvaez22/tamales/?lp=true; 43)asenzya.com; 41) allaboutfoodmag.com; 33)paolak.wordpress.com; 37) blog.kiwilimon.com; 43)asenzya.com
Ana Paula de la Torre Diaz
Autor: Ana Paula de la Torre Diaz
Editora en jefe de +DeMx. Politóloga de carrera, colabora para diversas publicaciones digitales como Pijama Surf. Creadora del proyecto ciudadano yanostoca.com. Y pintora ocasional ( http://bit.ly/2jkE8lD )

Xamagé y los Ejércitos del Cielo y la Tierra (una guerra ritual prehispánica hasta nuestros días)

Simbólicos ejércitos luchan y hacen las pases bajo la mirada de santos cristianos, una milenaria batalla que viene desde época prehispánica.

Antes de iniciar la lectura del presente texto les recuerdo que este articulo y el video que le acompaña es la segunda parte de una trilogía. Les recomiendo ver la primera parte, para estar en contexto con lo que aquí se narra.

Hacer turismo rural no es tan fácil como ir a una agencia de viajes y tomar un folleto. Tampoco es tan sencillo como navegar en internet buscando información… ¡Y en mi caso particular, que como ya lo saben, me gusta grabar en video mis viajes y hacer pequeños “documentales” de ellos, la cuestión se complica un poco más!

Existen varios temas que me motivan al momento de planear un viaje. En el caso particular de Xamagé, lo que me cautivó desde un principio fue la originalidad de sus fiestas y el origen de esas tradiciones… Después me enteré que muy cerca de esta comunidad existen varios sitios con magnificas pinturas rupestres. Estos dos aspectos me bastaron para despertar mi interés y dedicarme a planear dicha visita.

Hablando de la planeación como tal, les comento a continuación unos “tips” que pudieran ser de su utilidad si planean realizar “turismo rural”.

Como no se encuentra mucha información disponible sobre esta clase de destinos, lo que yo hago es ponerme en contacto con las autoridades turísticas del gobierno local para comentarles de mi interés por visitarles, aclararles mis intenciones (en mi caso, documentar en video y fotografía dicha visita) y solicitar toda la información disponible y de temas tan variados que van desde hospedaje, servicios, situación de los caminos y hasta la seguridad de la región (dicho sea de paso, ¡Xamagé es una población bastante segura!).

La segunda recomendación, y quizá igual de importante que la anterior, es contactar a un tercer grupo de autoridades, mismas que yo podría calificar como “tradicionales” y me refiero a las personas que ostentan cargos honorarios (y por lo general anuales) dentro de las comunidades: Los “mayordomos” y los “capitanes” del pueblo que por lo general son los encargados de coordinar la realización de las grandes fiestas.

Otra sugerencia al realizar este tipo de viajes (que, aclaro, no fue el caso en Xamagé pero que es muy importante de tomarse en cuenta), es ponerse en contacto con las autoridades religiosas de la comunidad. Recodemos que en estos pueblos gran parte de la vida diaria ¡y las fiestas! se dictan y giran en torno a las disposiciones que dicta el cura local.

¡Esto que les acabo de recomendar es muy, muy importante si ustedes desean realizar actividades de turismo rural. Tengamos en cuenta que muchas de estas comunidades no están acostumbradas a recibir a viajeros y dada la triste situación de inseguridad que vive nuestro país, los visitantes son vistos con cierta desconfianza. En mi experiencia particular y a lo largo de varios años viajando de este modo, he vivido tres situaciones de riesgo (en realidad, casi me linchan!!!) “por no avisar” a los pobladores y autoridades locales sobre mi llegada y las intenciones de mi visita… 

Pero como todo en la vida, las cosas deben planearse correctamente y se debe de estar bien informado antes de realizar cualquier tipo de viaje porque, a fin de cuentas, viajar siempre equivale a salir de nuestra zona de confort ¿no?.

Y por último; como dice el personaje de Richard en la novela La Playa: “¿De que sirve viajar si el sitio al que llegamos es lo más parecido a nuestra casa?”. Viajar tiene muchas facetas y en lo tocante al “turismo rural”, les sugiero que no pierdan la oportunidad de hacerlo alguna vez… Y Xamagé es una excelente opción.

*Ve más videos como este en el canal Somos Nómadas en YouTube.

Eduardo Bonilla
Autor: Eduardo Bonilla
Diseñador gráfico de profesión. Apasionado de la historia del arte y la arqueología. Se desempeñó en la publicidad por casi 10 años y actualmente es productor independiente de video. Se considera a sí mismo como un “viajero poco tradicional”. Ha sido conductor de series del canal History y colaborador en Discovery Channel.