Los Chakas, una subcultura inquietante

Este grupo, los chacas, generan una impresionantes serie de reacciones; desde la estupefacción hasta el rechazo.

Mucho se ha dicho sobre los chakas, si son una moda o una subcultura urbana en ciernes. Su manera de vestir, al utilizar ropa hechizo de colores vivos, peinados para algunos “raros” y su devoción a San Judas Tadeo es lo que salta a primera vista. La asociación de este grupo de personas con la vida criminal, el uso de drogas y el gusto por el reggaeton, resulta otra idea en común.

Sin embargo, muy pocas veces se ha hecho un esfuerzo por realmente comprender quiénes son. Un grupo social que, –debido a que posee características distintas a las de cultura dominante, es una subcultura y  bien podría compararse en su tiempo a los pachucos, tribu que también fue marginada en su época.

los-chacas-subcultura-mexicana-que-debemos-conocer-1

Al igual que la palabra pachuco, cuyo significado original era feo y mal visto, la palabra chaca tiene una connotación negativa. Acorde a muchos, ésta proviene del vocablo chacal, animal  carroñero y, que simbólicamente, alude a un indigente o persona non grata

No obstante, las características que los definen van más allá. El uso de ropa de colores chillantes, alhajas de fantasía y cortes que rememoran nuevos tipos de mohicanos son la prueba. La llamativa devoción por San Juditas, santo conocido por las causas perdidas, es otro de los máximos estandartes del grupo. 

los-chacas-subcultura-mexicana-que-debemos-conocer-2

Debido a esta devoción, muchos se reúnen el 28 de cada mes en la iglesia de San Hipólito. Este tipo de reuniones no pasan desapercibidas en el centro de la Ciudad de México, donde las líneas del metro se saturan y, dentro los vagones, se puede ver más de una persona con la figura miniatura del santo. La cantidad de aglomeración de dichos creyentes es impresionante y, sin duda alguna, constituye una rememoración a las procesiones de antaño. 

los-chacas-subcultura-mexicana-que-debemos-conocer-2.jpg

El sentido de comunidad que generan esta aglutinación de personas, debido a sus convicciones, resulta interesante. En un México donde las diferencias pueden ser polémicas, la unión y festejo pueden ganar.

Durante dichas reuniones, la atmósfera en torno a la iglesia de San Hipólito resulta festiva y, a pesar de que esta subcultura es identificado por el uso de drogas como la “mona” -inhalante de gas considerado adictivo -, prueba que tienen otras maneras de socializar, como el baile o la bebida. Además, el uso de drogas no es particular de una subcultura, por lo que pensar que esta es una característica única de los chacas es errado. 

 

Tal vez, más allá de observar las diferencias en torno a la gente que habita un país, al igual que sus creencias, lo importante es ver la pasión con la que las enaltecen y la manera en que las manifiestan. Después de todo, las subculturas urbanas como ésta, terminan por volverse un mito o recurrencia cultural. El caso de los chacas es un ejemplo.

 

Referencia de imágenes: 1), 2), 4) de Toni François y 3) de heriberto Rodriguez

 

 

“Las Adelitas” es el equipo de básquetbol mexicano compuesto por puras guerreras de 65 o más

Estas mexicanas demostraron lo que se puede hacer con cariño y mucho esfuerzo (sin importar la edad que tengas). Y ahora son campeonas del mundo.

Hablamos poco sobre ser adulto de 65 o más. Pero nos encanta afirmar que nuestras abuelas y abuelos son sabios y nos han heredado mucho, como si fueran una entidad permanentemente atrapada en el pasado. 

Pero nos urge entender a los más grandes como miembros súper activos de la comunidad, de los que no solo podemos aprender —en presente— sino a los que podemos incluir en las partes más activas de la vida. Está claro que para seguir en esta vida se necesita mucha energía, creatividad y un poco de suerte y eso se nos puede pegar de esos que llamamos “adultos mayores”. 

Las que definitivamente contagian este vibrante espíritu son Las Adelitas, el equipo de maxi-baloncesto de Chihuahua que hoy pueden presumir haber ganado el Campeonato Mundial, recientemente celebrado en Finlandia. 

adelitas-basquetbol-mexicano-mexico-chihuahua-tercera-edad

Sí, a pesar de haber competido contra más de 200 equipos de todo el mundo, se coronaron en el primer lugar y junto a todas sus compañeras demostraron que, como ellas lo plantean “la edad es solo un número”. 

Aunque no se trata para nada de desestimar las intensas vivencias que tienen otras personas de la tercera edad (envejecer puede ser muy complicado), estas mujeres sin duda nos inspiran y nos regalan un panorama muy especial sobre lo que significa ser adulto mayor. 

Para 2015, el INEGI estimó que poco más del 7% de la población estaba compuesta por adultos de más de 60 años. Y la tendencia es que este porcentaje aumente. Y es que hay un montón de problemas relacionados con ser adulto mayor. Enfermedades, dependencia económica, discapacidades y también, la sensación constante de que uno ya no es “útil” o creativo; mientras que muchas familias aprovechan la presencia de los abuelos para que cuiden de la casa y los niños, definiendo por completo sus cotidianidades. 

adelitas-basquetbol-mexicano-mexico-chihuahua-tercera-edad

También en Más de México: El gol de esta futbolista mexicana ya es considerado uno de los mejores en la historia (VIDEO)

Pero Las Adelitas son unas guerreras y aunque llevan vidas similares a las de otros adultos mayores, han encontrado en este deporte la posibilidad de expresarse, llenarse de energía, mantener la fuerza física y un sentido precioso de comunidad y amistad. 

Algunas de ellas han sido deportistas de toda la vida, otras no tanto o tal vez no se habían acercado al básquetbol. Pero ya son amantes y profesionales de este deporte estratégico e intenso. 

adelitas-basquetbol-mexicano-mexico-chihuahua-tercera-edad

Y, como todos los equipos deportivos de México, tienen que lidiar con un montón de desajustes; particularmente de financiamientos y apoyos del Estado. Pero no se rinden. Siempre han encontrado la forma, inspirando a sus familias y a todos los que las siguen y admiran.

Y, aunque un equipo de basquétbol de la tercera edad nos pueda parecer muy curioso, hay pocas cosas tan inspiradores. Hay muchos jóvenes que nunca tienen ese nivel de contacto y control de su propio cuerpo; pero no se trata solo de eso. Se trata de un grupo de mujeres increíbles y guerreras, que aman lo que hacen. Eso ilumina todo el horizonte.

También en Más de México: Las abuelas tepoztecas que han defendido la naturaleza por años (VIDEO)

5 razones por las que Guillermo del Toro es uno de nuestros mexicanos favoritos

El cineasta mexicano nos está dando muchas buenas razones para estar orgullosos.

Guillermo del Toro, uno de los creadores audiovisuales más creativos y prolíficos de México y el mundo, nos está regalando muy buenas razones para estar orgullosos. El ganador de dos premios Oscar y un Globo de Oro ha enriquecido el imaginario con sus complejo monstruos y sus entrañables historias. 

Pero no solo se trata de eso, si del Toro se ha convertido en uno de nuestros mexicanos favoritos es por las cualidades que trascienden la creación cinematográfica; particularmente su amor por México y las múltiples formas en las que contribuye a mejorar el panorama para los creadores emergentes de este país.

Te contamos las cosas que hacen al cineasta jalisciense un mexicano que nos inspira. 

1: Su potente discurso sobre identidad y migración

guillermo-del-toro-premios-estrella-hollywood-migrantes-generosidad

Recientemente a Guillermo del Toro se le otorgó una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood. Orgulloso y con la bandera de México en la mano, el creativo recibió el reconocimiento en un contexto ultra escabroso: mientras esto sucedía, en El Paso (Texas) un acto de racismo y odio terminó con la vida de 22 personas (ocho de ellas mexicanas). 

Durante el homenaje, del Toro aprovechó para afirmar: “Yo soy inmigrante”. 

“Como mexicano, recibir esta estrella es un gesto y ningún gesto ahora mismo puede ser banal o simple. Es muy importante que esté sucediendo ahora mismo.”

Además no perdió la oportunidad de recordarnos que estas divisiones terribles que hacemos entre nosotros son “completas fantasías”, mientras que él “se encarga de los asuntos del alma, no la fantasía”, estos discursos están inventando un contexto que no es auténtico.

2: Que abraza su “rareza”

guillermo-del-toro-premios-estrella-hollywood-migrantes-generosidad

En el mismo discurso dijo:

“También deben saber que yo soy raro. Tenemos que ser raros, ir a lo profundo de nosotros. Si somos naturales y honestos con nuestras almas nos merecemos ser quien realmente somos”

Su lectura sobre la rareza es vital: se trata de la cualidad que nos hace únicos en el mundo, que refleja nuestra combinación particular de influencias culturales. Esa unicidad es nuestra potencia creativa. El tapatío sin duda sabe explotarla y nos inspira a nosotros a hacerlo también. Los mexicanos, en general, somos muy raros, y por eso nuestro horizonte creativo es infinito.

También en Más de México: Estos bocetos de Guillermo del Toro terminan por dar vida a sus míticos personajes (FOTOS)

3: Su definición de lo mexicano

Cuando Guillermo del Toro ganó el premio a Mejor Director en los Golden Globes por “La forma del agua”, una reportera le preguntó: 

“Usted tiene la habilidad de ver el lado oscuro de la naturaleza humana, la fantasía y el terror… pero también es una persona alegre y amorosa ¿Cómo encuentra ese balance?” 

Guillermo nos regaló una respuesta épica: “Porque soy mexicano.” Una frase contundente, clara y un buen punto de partida para discutir lo que realmente significa ser de aquí

Los mexicanos somos capaces de comulgar con los aspectos más oscuros de la existencia y reposicionarlos en el imaginario, de tal forma que se convierten en luminosidad (veáse lo que hacemos con la muerte). Y, al mismo tiempo, sabemos bien sobre el dolor más profundo, el miedo latente y los monstruos que habitan esta dimensión.

4: Su enorme generosidad

Del Toro también ha dado mucho de qué hablar por su enorme generosidad. En un momento donde los apoyos oficiales a deportistas, artistas y académicos mexicanos son inciertos (y confusos), Guillermo le ha entrado al quite. 

No solo con su beca Jenkins-del Toro y el apoyo que le ha prestado a distintos cineastas emergentes. En mayo de 2019, el cineasta le otorgó un apoyo al equipo de Olimpiadas de Matemáticas de la CDMX (les pagó los boletos de avión). Por cierto, el equipo se trajo de regreso 8 medallas.

También en 2019, del Toro apoyó a la selección femenil de hockey que estaba varada en un hotel en Japón por falta de recursos. Definitivamente necesitamos más gente como Guillermo (aunque tal vez en el sector público…).

5: Su particular “sencillez”

Con todo, Guillermo del Toro parece ser un tipo tranquilo, que entiende su posición pública como un medio para ayudar a otros y darle visibilidad a las causas que realmente importan, más allá de su propio punto de vista. Un ejemplo precioso de esta “sencillez” es la “entrevista exclusiva” que le hizo un pequeño reportero mexicano. 

Matías de 8 años, que administra el canal Tito MX de Youtube le realizó un par de curiosas preguntas al cineasta, quien respondió con absoluta naturalidad.

También en Más de México: Guillermo del Toro relata su experiencia con un ovni en los 80 (Video)

*Imagen destacada: Zatriel Madrid para +DMX

Sin categoría

Un santo especializado en misiones imposibles: San Judas Tadeo

Una figura fascinante la de este santo que terminó por fungir como patrono de la esperanza.

El fervor religioso en México se manifiesta de forma palpable, incluso punzante. Aquí las creencias exudan pasión –aunque lo hacen de manera distinguida pues rara vez caen en el fanatismo violento o formas similares. Y originadas muchas de estas expresiones en un efervescente sincretismo, entonces podemos apreciar como en este país a los santos se les abraza, literalmente, con la fe.

Cada barrio, cada pueblo, tiene un día indiscutiblemente especial en su calendario, el día de su santo. Así, estas figuras ejercen su calidad de verdaderos patronos de una comunidad. Pero también, más allá del santo que corona el nombre de una persona, tu nombre, o del que cobija a tu pueblo, hay unos cuantos que podríamos considerar como los preferidos. Y la devoción hacia ellos es, generalmente después de la que se profesa ante la virgencita, en verdad intensa.

Screen Shot 2015-12-21 at 5.31.26 PM

Al hablar de santos predilectos en México es casi imposible no mirar, casi instantáneamente, en dirección a San Judas Tadeo. Se trata de uno de los doce apóstoles de Jesús que, al menos en el contexto bíblico, destaca por ser tan discreto como respetado. Con el tiempo se le adjudicaría el título de patrono de las causas más difíciles, desesperadas o, incluso,  cuasi-imposibles. Quizá por eso, por las hazañas que miles de fieles le atribuyen a lo largo de la historia, es que “San Juditas” es tan querido.

Pero sabias como lo son a veces las creencias religiosas que profesamos los mexicanos, se dice que San Judas no canaliza deseos abruptos hacia el plano de los milagros. Para tomar en cuenta las peticiones se requiere de un combustible que detone su destellante generosidad: el buscar algo con el corazón. Sea la cura para una misteriosa y tal vez mortal enfermedad, el reencuentro con un ser querido que se extravió en el camino o la posibilidad de recuperar a ese gran amor que, ya sea por méritos propios o por cruel infortuna, perdiste, San Juditas puede ayudarte, siempre y cuando tu corazón esté por delante –y no como ofrenda, sino como pasaporte al mundo de lo portento–.

Así, todo aquel que sea capaz de purificar su deseo podrá encontrar en manos de este santo un vehículo para materializarlo en milagro. Es San Judas, el patrono de la esperanza, el que escucha tu llanto mientras sea genuino y entonces te cobija con lo imposible.