Los Chakas, una subcultura inquietante

Este grupo, los chacas, generan una impresionantes serie de reacciones; desde la estupefacción hasta el rechazo.

Mucho se ha dicho sobre los chakas, si son una moda o una subcultura urbana en ciernes. Su manera de vestir, al utilizar ropa hechizo de colores vivos, peinados para algunos “raros” y su devoción a San Judas Tadeo es lo que salta a primera vista. La asociación de este grupo de personas con la vida criminal, el uso de drogas y el gusto por el reggaeton, resulta otra idea en común.

Sin embargo, muy pocas veces se ha hecho un esfuerzo por realmente comprender quiénes son. Un grupo social que, –debido a que posee características distintas a las de cultura dominante, es una subcultura y  bien podría compararse en su tiempo a los pachucos, tribu que también fue marginada en su época.

los-chacas-subcultura-mexicana-que-debemos-conocer-1

Al igual que la palabra pachuco, cuyo significado original era feo y mal visto, la palabra chaca tiene una connotación negativa. Acorde a muchos, ésta proviene del vocablo chacal, animal  carroñero y, que simbólicamente, alude a un indigente o persona non grata

No obstante, las características que los definen van más allá. El uso de ropa de colores chillantes, alhajas de fantasía y cortes que rememoran nuevos tipos de mohicanos son la prueba. La llamativa devoción por San Juditas, santo conocido por las causas perdidas, es otro de los máximos estandartes del grupo. 

los-chacas-subcultura-mexicana-que-debemos-conocer-2

Debido a esta devoción, muchos se reúnen el 28 de cada mes en la iglesia de San Hipólito. Este tipo de reuniones no pasan desapercibidas en el centro de la Ciudad de México, donde las líneas del metro se saturan y, dentro los vagones, se puede ver más de una persona con la figura miniatura del santo. La cantidad de aglomeración de dichos creyentes es impresionante y, sin duda alguna, constituye una rememoración a las procesiones de antaño. 

los-chacas-subcultura-mexicana-que-debemos-conocer-2.jpg

El sentido de comunidad que generan esta aglutinación de personas, debido a sus convicciones, resulta interesante. En un México donde las diferencias pueden ser polémicas, la unión y festejo pueden ganar.

Durante dichas reuniones, la atmósfera en torno a la iglesia de San Hipólito resulta festiva y, a pesar de que esta subcultura es identificado por el uso de drogas como la “mona” -inhalante de gas considerado adictivo -, prueba que tienen otras maneras de socializar, como el baile o la bebida. Además, el uso de drogas no es particular de una subcultura, por lo que pensar que esta es una característica única de los chacas es errado. 

los-chacas-subcultura-mexicana-que-debemos-conocer-4

Tal vez, más allá de observar las diferencias en torno a la gente que habita un país, al igual que sus creencias, lo importante es ver la pasión con la que las enaltecen y la manera en que las manifiestan. Después de todo, las subculturas urbanas como ésta, terminan por volverse un mito o recurrencia cultural. El caso de los chacas es un ejemplo.

Referencia de imágenes: 1), 2), 4) de Toni François y 3) de heriberto Rodriguez

 

 

Esta cuenta de Twitter te hará sensible al activismo por las lenguas indígenas

Con preciosas reflexiones vía Twitter estos activistas nos recuerdan por qué las lenguas indígenas son vitales.

2019 es el Año Internacional de las Lenguas Indígenas y esto es una gran noticia. La pérdida de esas lenguas que llamamos originarias es un asunto que urge visibilizar; especialmente porque detrás de su desaparición, hay una serie de dinámicas sociales (violencia, racismo, discriminación en general, globalización) que tienen que ser replanteadas.

En México hay 7 millones de hablantes de alguna de las 68 lenguas que se mantienen activas y, antes de cuestionar si es necesario o no salvar este legado conceptual, es importante escuchar la opinión de las voces que lo hacen sonar. Esa es la meta de este año, para gobiernos, organizaciones, colectivos y activistas ligados al asunto en México y el mundo.

Uno de los proyectos que debes mantener en la mira durante todo el año es @ActLenguas, una cuenta de Twitter que será tomada cada semana por un activista latinoamericano distinto, todos hablantes de una lengua indígena. El “administrador” de cada semana, se dedicará a compartir información relevante para sensibilizar a los seguidores sobre la importancia de mantener viva su lengua y a su comunidad.

Lo más bonito del proyecto es que el activista que esté tuiteando, podrá dar su punto de vista personal y compartir sus propias experiencias. Estas tal vez contrastan con la de otros administradores a futuro, pero no importa, porque el propósito principal de esta iniciativa es abrir el debate y también presumir la enorme diversidad que existe dentro de esta causa, no solo cultural, también ideológica.

La propuesta también destaca porque tendrá a muchos activistas de México tuiteando durante todo el año. Entre ellos estarán Yásnaya Aguilar Gil (mixe), Onésimo Cruz (mixteco), Misael Hernández (triqui), Sasil Sánchez (maya), Tajëëw Díaz-Robles (mixe), Kiado Cruz (zapoteco).

En general, la iniciativa es muy emocionante y vale mucho la pena estarla siguiendo y conectar de esta forma tan dinámica con esta causa. Aquí puedes checar la agenda completa.

También en Más de México: ¿Por qué es tan importante que el 2019 esté dedicado a las lenguas indígenas?

*Imagen destacada: Saner editada por Más de México.

Rimas infantiles contra la corrupción: poesía para abrir el debate (VIDEO)

El controversial poema de esta niña contra la corrupción está activando debates que urge tener.

¿Será que en la poesía siempre hay algo de explosivo? De alguna manera sí. La poesía es, en gran medida, el acto de reinventar el lugar de las cosas, de representarlas distinto. La poesía siempre se planta como pregunta. Y en el caso del intenso poema de una estudiante mexicana sobre la corrupción en el país, esto se vuelve evidente.

La pasional declamación que se volvió viral rápidamente, está registrada en un video que poco deja saber sobre la niña poeta, aunque según el Huffington Post de México se trata de una estudiante oaxaqueña de la telesecundaria La Luz que está en el municipio de Tuxtepec.

Su texto arremete fuertemente contra la corrupción que ha permeado al sistema político mexicano de las últimas décadas y no deja pasar la oportunidad de hablar del “huachicol” (el robo de combustible) que ha estado muy presente en el imaginario colectivo. Además, aprovecha para dar una postura contundente sobre lo que viene, sobre la posibilidad de una transformación.

El video en donde la estudiante recita con convicción por casi dos minutos, además de reventar como contenido viral, ha generado polémicas y reacciones muy clavadas de parte de toda clase de personas, con visiones políticas muy diversas.

Algunos aplauden el candor del texto y especialmente de quien lo recita (aunque no sabemos si ella lo escribió). A otros les parece muy grave que se hable así, tan derecho, de política y partidos políticos en las escuelas, especialmente con niños. Unos llegan al punto de decir que es una forma de adoctrinar. Sin duda todas estas posturas tienen algo de válido y, aunque no sea la intención, abren preguntas que no van a  poder cerrarse en un primer juicio o de manera superficial.

Por un lado, tal vez sea momento de pensar más seriamente, no solo en las emociones de los niños sobre lo que pasa en el país, sino en sus opiniones y propuestas. Tendemos siempre a dejarlos de la conversación con el argumento de que no pueden entender lo que está pasando, aunque, francamente, la lucidez sobre las condiciones es un lujo del que pocos gozan.

Aunque nos cuesta admitirlo, poco sabemos sobre lo que realmente está pasando con México, con su política, con sus líderes. La información que recibimos apenas abre la puerta a un complejo mundo de problemáticas que poco a poco vamos sospechando y deduciendo.

También en Más de México: El “niño genio” mexicano nos dejó una increíble reflexión sobre la educación

Por otro lado, ¿en qué momento olvidamos que los niños también habitan México? y que todo lo que nosotros escuchamos en las noticias, todo eso que nos da miedo, todo eso que nos hace dudar sobre el bienestar general, también les pega y les da pistas sobre el mundo que tienen que transitar.

¿Será hora de volvernos más transparentes con los niños? ¿De incluirlos y considerarlos en el debate? ¿De preguntarles cómo ven las cosas? Puede que la desesperanza sobre las condiciones que sentimos a veces, sea otra cosa que compartimos con ellos.

huachicol-poesia-poema-corrupcion-nina-oaxaca

Ojalá este video y especialmente la intensidad que emite se vuelvan pretexto para volver a pensar en los niños. No se trata de adoctrinarlos, asustarlos o excluirlos, sino de aprender a hablarles de frente y recordar que todo lo que hacemos tiene una consecuencia tangible en la forma en que ellos entienden el mundo.

Ojalá este video no amplíe la brecha de la polarización, sino que se vuelva otro pretexto para ponernos de acuerdo, para dejar de pelear y empezar a ver cómo reunirnos. Algo para pensar.

También en Más de México: Este delicado haiku escrito por un niño tabasqueño nos recuerda que la belleza reside en las cosas simples

Sin categoría

Un santo especializado en misiones imposibles: San Judas Tadeo

Una figura fascinante la de este santo que terminó por fungir como patrono de la esperanza.

El fervor religioso en México se manifiesta de forma palpable, incluso punzante. Aquí las creencias exudan pasión –aunque lo hacen de manera distinguida pues rara vez caen en el fanatismo violento o formas similares. Y originadas muchas de estas expresiones en un efervescente sincretismo, entonces podemos apreciar como en este país a los santos se les abraza, literalmente, con la fe.

Cada barrio, cada pueblo, tiene un día indiscutiblemente especial en su calendario, el día de su santo. Así, estas figuras ejercen su calidad de verdaderos patronos de una comunidad. Pero también, más allá del santo que corona el nombre de una persona, tu nombre, o del que cobija a tu pueblo, hay unos cuantos que podríamos considerar como los preferidos. Y la devoción hacia ellos es, generalmente después de la que se profesa ante la virgencita, en verdad intensa.

Screen Shot 2015-12-21 at 5.31.26 PM

Al hablar de santos predilectos en México es casi imposible no mirar, casi instantáneamente, en dirección a San Judas Tadeo. Se trata de uno de los doce apóstoles de Jesús que, al menos en el contexto bíblico, destaca por ser tan discreto como respetado. Con el tiempo se le adjudicaría el título de patrono de las causas más difíciles, desesperadas o, incluso,  cuasi-imposibles. Quizá por eso, por las hazañas que miles de fieles le atribuyen a lo largo de la historia, es que “San Juditas” es tan querido.

Pero sabias como lo son a veces las creencias religiosas que profesamos los mexicanos, se dice que San Judas no canaliza deseos abruptos hacia el plano de los milagros. Para tomar en cuenta las peticiones se requiere de un combustible que detone su destellante generosidad: el buscar algo con el corazón. Sea la cura para una misteriosa y tal vez mortal enfermedad, el reencuentro con un ser querido que se extravió en el camino o la posibilidad de recuperar a ese gran amor que, ya sea por méritos propios o por cruel infortuna, perdiste, San Juditas puede ayudarte, siempre y cuando tu corazón esté por delante –y no como ofrenda, sino como pasaporte al mundo de lo portento–.

Así, todo aquel que sea capaz de purificar su deseo podrá encontrar en manos de este santo un vehículo para materializarlo en milagro. Es San Judas, el patrono de la esperanza, el que escucha tu llanto mientras sea genuino y entonces te cobija con lo imposible.