¡Ya llegó el terror apache!: la historia del sanguinario jefe Victorio

Con estas culturas nómadas nos identificamos poco, pero nos dejaron una importante lección que hay que recuperar.

Los apaches no suelen ser un referente fuerte en el imaginario mexicano; por lo menos, en el centro del país. Tan al norte los ubicamos, que se nos olvida que, para empezar, no son precisamente un grupo étnico uniforme y que muchos de ellos habitaron (y unos pocos continúan habitando) los estados de Sonora, Coahuila y Chihuahua.

Es menos probable aún que sepamos que la palabra apache significa “enemigo” y fue una denominación española para referirse despectivamente a los múltiples grupos que poblaban el norte de México y un buen tramo del sur de Estados Unidos. Y sí, apache es una palabra, en ese sentido, espeluznante; pero dejémonos de ultra-tolerancias, los apaches sí eran los enemigos y lo fueron a mucha honra.

Los apaches fueron grandes guerreros

mexico-apaches-pueblos-originarios-historia-jefe-victorio

Si algo identifica a los grupos que compartieron la denominación de “apache” era una destreza excepcional para las batallas. Esta no les cayó del cielo: fue consecuencia de una larga historia de persecución, abuso y robo de sus tierras. Ya de por sí, los espacios geográficos donde se asentaban hacían sus vidas sumamente complejas, pero, encima, estaban parados en zona de conquista de dos forasteros distintos: gringos y los recién llamados “mexicanos”.

Sus sociedades se organizaban y administraban con un apego fundamental a la familia, de manera que los sabios padres y abuelos ocupaban el cargo de líderes y estrategas de batalla. Pescando y cazando lo que se podía, aunque en algunos momentos sí la hacían de agricultores, sus asentamientos no eran tan grandes y ostentosos como los de las culturas del centro y sur de México y entre tanta guerra estaban constantemente en movimiento. Casi se podría decir que eran fugitivos eternos. En primer lugar porque sí eran criminales buscados por las autoridades con cargos de robo, asesinato y otras corrupciones. En segundo lugar porque estaban escapando (y con toda razón) de ser apresados por los estados mexicano y americano en reservas desérticas que ofrecían no menos que pésimas condiciones de vida.   

Uno de sus magníficos jefes fue Victorio

mexico-apaches-pueblos-originarios-historia-jefe-victorio

Una historia sumamente peculiar (incluso entre los apaches) es la del jefe Victorio, un verdadero héroe para la gente que lo siguió y magnífico guerrero. Poco reconocido en la historia de este país, por lo menos de él nos queda un recuerdo en la Plaza Mayor de Chihuahua, la capital: una gran estatua que lo muestra a caballo y con la mirada seria, calculadora y penetrante, como todos los retratos que de él tenemos.

Se dice que nació en la misma Chihuahua en 1825, bajo el nombre de Pedro Cedillo. Originalmente un mestizo que vivía con sus padres en una hacienda, fue raptado por apaches chiricahua cuando era apenas un niño. Pero el rapto lo transformó en el hombre que cambió su doble naturaleza por sus raíces indias y pronto se convirtió en el líder de su grupo. Luchó junto a otros grandes como Mangas Coloradas y Cochise en las guerras de Apache Pass. Sus múltiples enfrentamientos con las autoridades nacionales tenían como motivo personal, según se cuenta: encontrar un lugar tranquilo para vivir.

mexico-apaches-pueblos-originarios-historia-jefe-victorio
Retrato de Victorio.

Se afirma que Victorio, antes Pedro, era un hombre tranquilo, serio y sobrio, que sólo tuvo a una esposa y que no bebía demasiado. Tal vez su único defecto eran los tremendos y sanguinarios arranques de cólera que le agarraban entre fugas y batallas. Sus actos sí que fueron terribles. Cuando él y sus hombres asaltaban las haciendas mataban, raptaban y violaban; en otras palabras sus actos políticos poco tenían de retóricos: Victorio y sus aliados y aliadas vivían sobreviviendo; sangrando y haciendo sangrar. Se dice que lo seguían más de 300 hombres, mujeres y niños y que las mujeres afirmaban: “¡Si Victorio muere nos lo comeremos para que ningún hombre blanco pueda ver su cadáver!”.

No fue sorprendente que para 1880 fuera comandado en México al mismísimo coronel Joaquín Terrazas y a su ejército de 350 hombres armados con rifles modernos deshacerse de Victorio y su gran familia. Se dice que Terrazas era impecable en su labor de cazar apaches; además estaba acompañado de exploradores tarahumaras, brillantes para encontrar hasta el rastro más débil de los enemigos. Así dieron con Victorio, acampando en Tres Castillos. El gran jefe los vio venir y decidió luchar. En una vuelta inesperada un tarahumara le disparó en el pecho, le llamaban Mauricio Corredor. A la muerte de Victorio ya era evidente que los apaches perderían esta batalla. Dieron pelea, pero ningún hombre adulto sobrevivió.

Una anécdota curiosa afirma que unos años después de la batalla de Tres Castillos Mauricio Corredor, el tarahumara que le pegó el último balazo a Victorio, fue asesinado por soldados mexicanos, pues estos lo confundieron, en su eterno prejuicio y desconocimiento de su propia gente, con un apache.

Los apaches fueron un punto de fuga

mexico-apaches-pueblos-originarios-historia-jefe-victorio

Quien afirmó que las guerras de los apaches inspiraron el movimiento revolucionario en México, no puede estar lejos de la verdad. Los apaches no tenían escrúpulos cuando se trataba de defender su tierra. Las hazañas y la valentía de hombres como Victorio lo demuestran. Además, ambos movimientos querían desestabilizar a los estados nacionales que daban por hecho sus propias leyes como naturales. Ambos eran la respuesta a un fenómeno que decepcionó e inspiró por igual al gran Zapata: hasta las más grandes revueltas terminan y, cuando esto sucede, el mundo se reorganiza y nuevos líderes imponen sus intereses sobre los otros. Y esto, simplemente, no se puede quedar así. La lucha tiene que mantenerse viva.

Después de la Independencia de México, fueron estas culturas nómadas, las de los llamados apaches, quienes liderados por terribles hombres se transformaron en los puntos de fuga, que cuestionaban lo que ya estaba construido en los dos países que atravesaron. Y no sólo se trataba de la unidad estructural de los países, también de sus proyectos sociales de modernidad.

mexico-apaches-pueblos-originarios-historia-jefe-victorio
Otro gran jefe apache, Jerónimo, con sus allegados.

Como sucedería al siguiente siglo, con Zapata en el Sur, los apaches fueron incapaces de unirse al régimen colonial y después al nacional; simplemente no querían ser esclavos de los hacendados. Así, se transformaron en los bandidos, posteriormente caricaturizados en el cine gringo, que con sus ataques se encargaban de corromper la frágil paz de las naciones. Desafortunadamente, ganó la modernidad y ganó el Estado. Y fue precisamente a la muerte de Victorio, pues en ese momento las columnas apaches, terminaron por desintegrarse.

Sin embargo la estatua del gran jefe sigue erguida, como recordatorio de algo que debimos haber aprendido pero seguimos olvidando. Los apaches se movían como el agua en el desierto: se filtraban y se escurrían y no se dejaban agarrar con las manos. Se mantenían tan flexibles como el Sol se los permitiera y refrescaban a ese Estado parcial que ya se había dado por hecho a sí mismo. Cuando, finalmente, se evaporaron, quien perdió fue la tierra y se terminaron de alzar los complejos modernos, que aún tiemblan en la presencia de otros puntos de fuga.   

Hoy más que nunca: hay que recordar la lección que nos dejaron

mexico-apaches-pueblos-originarios-historia-jefe-victorio

En una tierra repartida sin consentimiento de sus habitantes; en un espacio politizado como a “los hombres armados con rifles” les vino en gana, los apaches no estaban construyendo territorios: lo estaban deshaciendo. En esa división arbitraria entre México y Estados Unidos, entre tierras indias y tierras de hacendados, a los apaches poco les importaban las diferencias: burlaron autoridades gringas, mexicanas y españolas sin discriminar. Sus gritos y sangre manchaban las fronteras.

A los apaches les importó un comino quién decía ser dueño de qué territorio; al fin y al cabo (y esta es la gran lección) los políticos (los de entonces y los de ahora) se disputan el mundo como si se hubieran olvidado de que afuera de sus esferas hay gente circulando, intercambiando, viviendo, a pesar de ellos.

Sin miedo y al galope, gritando y con la lanza en alto, llegó el terror apache; y así, también, se fue.

María Fernanda Garduño Mendoza
Autor: María Fernanda Garduño Mendoza
Estudios y gestión de la cultura, UCSJ. Ensayando discursos, constantemente. Articulando rupturas.

Estos son los 5 destinos que enamoran a los mexicanos ¿Ya los conoces? (ESTUDIO)

Según esta encuesta estos son los sitios que encantan a los mexicanos y, para nosotros, es evidente por qué.

México está lleno de destinos increíbles, que abrazan nuestra característica diversidad de múltiples maneras. Desde la arquitectura, que siempre combina distintos estilos y momentos de la historia; pasando por inmensos paisajes de variados ecosistemas; una gastronomía que conjuga múltiples culturas, hasta sus habitantes que no pueden evitar tejer comunidades multicolor.

Por otro lado, según un estudio del sitio Booking.com, fueron 5 destinos los que enamoran al 100% de los encuestados. Entre ellos hay elementos en común que los hacen resaltar, particularmente su accesibilidad, la calidez de sus habitantes, su cercanía relativa a la CDMX y la posibilidad de hospedarse y disfrutar sin gastar demasiado.

Y eso no es todo, pues resulta que estos destinos cumplen con algunas de las preferencias existentes entre viajeros mexicanos (demostradas por este otro estudio de Booking.com). Por ejemplo, tienen opciones de ecoturismo y las comunidades se benefician de los viajeros, así que los alientan a visitar el destino.

¿Quieres saber cuáles son?

1: Tepoztlán

mejores-destinos-mexico-viajes-turismo-donde-ir

Que enamoró a la mayoría de los encuestados. ¿Y cómo no? Este precioso pueblo en el estado de Morelos lo tiene todo: una naturaleza exuberante; fiestas populares preciosas que remiten a la tradición campesina, a la religión católica, a la herencia prehispánica y a los pueblos indígenas contemporáneos; una gastronomía variada, fresca y muy especial; hoteles preciosos, y gente muy guerrera.

Te interesa: Guía completa para visitar Tepoztlán (por qué visitarlo, qué hacer, dónde comer, dónde dormir)

2: San Miguel de Allende

mejores-destinos-mexico-viajes-turismo-donde-ir

San Miguel es una ciudad preciosa y nuestra Capital Americana de Cultura. Sin duda está para recorrerla a pie, admirar su arquitectura que está llena de historia; comer increíble; refrescarse en preciosas terrazas, bares y cafés, y experimentar su escena creativa que no discrimina entre la tradición artesanal y el más fino arte contemporáneo.

También en Más de México: San Miguel de Allende es Capital Americana de Cultura, 7 recomendaciones para visitarla

3: Bernal

mejores-destinos-mexico-viajes-turismo-donde-ir

A este apacible y pintoresco pueblo le toca el tercer lugar. Sin duda su mayor atractivo (además de sus exquisitos dulces de leche y producción de cajeta y miel) es la extravagante Peña de Bernal, por cierto uno de los tres monolitos más grandes del mundo. Con 288 metros de altura, escalarla es menos complicado de lo que suena y la vista vale toda la pena.

Además, si disfrutas la arquitectura colonial, no te puedes perder recintos del pueblo como la capilla de las Ánimas y el templo de San Sebastián Mártir. En el sitio también puedes disfrutar de los excelentes vinos y quesos de la zona.  

4: Tequila

mejores-destinos-mexico-viajes-turismo-donde-ir

Aunque Tequila no es tan conocido, se merece un lugar en esta lista, pues es uno de los destinos más excitantes de México y no solo porque ahí se produce el delicioso licor nacional. También porque es un sitio vibrante, cuyas manifestaciones culturales no dejan de fluir y donde la sostenibilidad se está convirtiendo en la forma central de vida. Comida, arquitectura, música, arte, comunidad y mucho agave, son solo algunas de las cosas que te sorprenderán en este destino.

Te interesa: ¿Por qué Tequila podría convertirse en uno de los destinos culturales más excitantes de México?

5: Taxco

mejores-destinos-mexico-viajes-turismo-donde-ir

En pleno paisaje montañoso se encuentra esta joya guerrerense. Bien conocido por sus yacimientos de plata, que los locales saben convertir en joyas preciosas, Taxco brilla en todos los sentidos posibles. Además, la arquitectura virreinal es simplemente encantadora; las calles empedradas invitan a ser caminadas y los restaurantes y locales de artesanías prometen una experiencia inolvidable.

También en Más de México: 5 destinos ideales para mexicanos creativos

Checa en este mapa todos los puntos de WIFI gratis que hay en la CDMX

¿Necesitas conectarte en la CDMX? Aquí te decimos dónde.

Pocas cosas son tan vitales hoy como la conectividad. Y, sin duda, internet se ha transformado en el espacio perfecto para democratizar el acceso a la información y también en el medio por donde cualquiera (siempre y cuando tenga acceso) puede distribuir casi cualquier mensaje.

En México, por otro lado, para 2018 solo el 60% de la población (79.1 millones de usuarios) tiene conexión a internet (según este artículo de El Economista). En ese sentido, aún nos hace falta bastante para poder decir que estamos todos conectados.

Además, no se trata solo de conectividad, también de movilidad; pues 9 de cada 10 usuarios prefieren estar conectados a través de sus celulares y la actividad principal son las redes sociales. La conexión debería ser constante y abierta.

¿Y cómo lograr esto? Primero que nada, tenemos que entender cuáles son los puntos donde faltan conexiones. Esta es una de las intenciones del mapa de “Ubicación de puntos de acceso gratuito a internet WiFi” de la CDMX. Por otro lado, también te sirve para encontrar puntos con internet gratuito.

También en Más de México: Explora a detalle la CDMX en el nuevo portal de datos abiertos

Según los datos, hay 14,588 puntos habilitados o por habilitar. Entre más al norte, más frecuentes son entre sí. En el centro de la ciudad es donde hay más concentración, aunque es buena noticia que prácticamente toda la capital está cubierta.

Así, si hay alguna emergencia o simplemente necesitas compartir información con el mundo, estos son los sitios donde puedes hacerlo. Consulta más datos aquí.

6 restaurantes mexicanos, deliciosos y sustentables

Porque se puede comer increíble, disfrutando lo mejor de nuestra tierra y sin torturar al medio ambiente.

Nunca está de más decir que la comida en México es deliciosa. Pero lo sabemos. Lo que sí es increíblemente absurdo es que muchos mexicanos prefieren la comida procesada hecha por industrias transnacionales, sobre las delicias locales. En parte es porque esta comida “chatarra” resulta muy conveniente; pero la verdad es que poco tiene de saludable y mucho menos de ecológica.

Lo más grave es que desplazar a los ingredientes locales con el pan de caja, cereales, refrescos, enlatados y congelados clásicos del supermercado, nos la está cobrando: alimentos clave para nuestra nutrición e identidad cultural (como el maíz y el cacao) ya están en peligro de extinción.

Afortunadamente, hay muchos restaurantes, tiendas de alimentos y tortillerías que, conscientes de la situación, han levantado propuestas suculentas, innovadoras y sustentables.

mexico-restaurantes-mexicanos-mejores-sustentables-ecologicos-organicos-veganos-vegetarianos

En el caso de los restaurantes, la idea es re-enamorarnos de la auténtica gastronomía local, no necesariamente de las recetas, sino de las maravillas que brotan en nuestra tierra. Al mismo tiempo nos recuerdan que se puede comer increíble, disfrutando lo mejor de nuestra tierra y sin torturar al medio ambiente.

Los proyectos que te presentaremos a continuación están comprometidos con ambas causas y, por eso, procuran generar menos basura, servir puros insumos locales, orgánicos y de temporada; además de diseñar platillos saludables, pero sorprendentes.

También en Más de México: ¿Quieres ayudar a México en serio? Necesitas empezar a comer estas 4 cosas ya

1: SUD777, CDMX

mexico-restaurantes-mexicanos-mejores-sustentables-ecologicos-organicos-veganos-vegetarianos

Al sur de la capital, hay una joya culinaria. Además de habitar un espacio precioso y fresco, los platillos que se sirven utilizan ingredientes cultivados en el huerto del mismo restaurante.

El menú pinta increíble y es una creación del chef Edgar Nuñez, famoso por su trabajo de cocina vegetal mexicana. Si te queda duda de la calidad, SUD777 está entre los mejores 50 restaurantes de Latinoamérica.

¿Dónde?

Blvrd de la Luz 777, Jardines del Pedregal, 01900 Ciudad de México, CDMX. Reservaciones al 55 55 68 4777 y visita aquí el sitio web del lugar.

2: Áperi, San Miguel de Allende

mexico-restaurantes-mexicanos-mejores-sustentables-ecologicos-organicos-veganos-vegetarianos

Áperi significa “abierto” y posiblemente resume el objetivo de este restaurante. La idea es generar una experiencia culinaria que toque a los 5 sentidos, según el sitio web del restaurante. Todo está preparado con ingredientes frescos y regionales, de Guanajuato, claro, y también de los estados más cercanos.

¿Dónde?

Calle Quebrada 101, Colonia Centro, San Miguel de Allende, Guanajuato. Reservaciones: (415) 152 0941 y en booking@aperi.mx

3: Los Tamarindos, Los Cabos

mexico-restaurantes-mexicanos-mejores-sustentables-ecologicos-organicos-veganos-vegetarianos

Los Tamarindos es una granja y restaurante orgánico, localizado en una antigua hacienda azucarera. Aquí lo que les interesa es cumplir al pie de la letra el concepto de “farm-to-table”: de la granja a la mesa.

Esta forma de producir-consumir le apuesta a lo más local posible, entiende la estacionalidad de los ingredientes y trata de hacer lo posible por eliminar la huella de carbono de la industria restaurantera. Además de comer, en Los Tamarindos puedes aprender a cocinar y cultivar con los chefs de casa.

Toda la información para asistir y reservar puede ser consultada aquí

4: Café Ruta de la seda, CDMX

mexico-restaurantes-mexicanos-mejores-sustentables-ecologicos-organicos-veganos-vegetarianos

Café y ecopâtisserie (eco-pastelería) con una propuesta que presume ser excepcional. Su proyecto prefiere apoyar proveedores locales, que procuran la agricultura orgánica y el comercio justo.

Además, sus increíbles postres y platillos son saludables y de muy buena calidad. El 80% de sus insumos son orgánicos certificados y ofrecen una amplia selección de tés y tisanas orgánicos que ellos mismos importan desde Asia. Por otro lado, el 90% de sus envases y empaques son biodegradables y los ingredientes son de temporada.

¿Dónde?

Aurora 1, esq. Pino, Barrio de Santa Catarina, Coyoacán, CDMX, teléfono: 3869 4888 y Prol. Ayuntamiento 110, esq. M.A. de Quevedo, Barrio de Santa Catarina, Coyoacán, CDMX, teléfono: 5484 8228. Conoce más aquí.

5: Corazón de tierra, Guadalupe

mexico-restaurantes-mexicanos-mejores-sustentables-ecologicos-organicos-veganos-vegetarianos

En Guadalupe, Baja California se encuentra este lugar que se describe a sí mismo como “intenso y, simultáneamente, austero”. El chef, Diego Hernández, es responsable de maniobrar con los maravillosos ingredientes regionales, para generar una experiencia muy especial. Los ingredientes crecen de forma sustentable en el jardín del restaurante y, lo demás, proviene de granjas vecinas y también conscientes.

Las reservaciones son exclusivamente en línea.  

6: Hartwood, Tulum

mexico-restaurantes-mexicanos-mejores-sustentables-ecologicos-organicos-veganos-vegetarianos

El menú de este atractivo restaurante va variando. Todo depende de “la pesca del día”. La pesca en el mar, pero también lo que se pescan los chefs en los mercados locales que los rodean.

La cocina en Hartwood, señalan sus creadores, es humilde y procura honrar a la tradición que los rodea. En ese sentido, es vital para ellos administrar un espacio sustentable, iluminado por luz solar y que desecha solo basura orgánica que se transforma en composta. Otra cosa destacable es que le tienen un cariño especial a los productos de la milpa.

Haz tu reservación aquí.