Los tlacuaches son chidos: haz patria y defiéndelos

Los tlacuaches no son intrusos, son nuestros vecinos. Además son increíbles y hay que cuidarlos.

Los tlacuaches son chidos. Pero están en peligro de extinción. Eso es porque nosotros no somos tan chidos y nos hemos inventado extrañas justificaciones para lastimarlos. Pero debes saberlo: el tlacuache es el único marsupial mexicano; es una especie completamente endémica; estaba en esta tierra desde antes que tú y merecen seguir vivos.

tlacuaches-animales-mexicanos-peligro-extincion-datos-informacion

Por su aspecto intenso (o sea, no son bonitos y no son tiernos como las vaquitas marinas o los ajolotes) mucha gente los confunde con las ratas; sobre todo porque a los tlacuaches no les ha quedado de otra más que convivir con nosotros en nuestras ciudades y, como las ratas, aprovechan lo que desechamos.

Pero ni siquiera son roedores: están más cerca de ser canguros; como ellos, se caracterizan porque las hembras tienen una bolsa en el vientre, donde transportan a sus bebés. Además, en México hay 6 especies de tlacuaches y todas son importantes para la ecología de los ecosistemas. El más conocido es el tlacuache norteño, que se adapta bien las ciudades y se come la basura orgánica que encuentra a su paso (y que tú simplemente tiras sin saber a dónde va).

Los tlacuaches son chidos

#LosTlacuachesSonChidos y merecen más cosas bonitas que tú ❤ (por ejemplo, que el Dr. Pangolín les cante una canción tlacuache tururú turú)

Posted by Dr. Pangolín on Tuesday, September 4, 2018

Los demás viven en zonas tropicales, porque les cuesta más adaptarse. Pero también abonan a mejorar el entorno, en este caso porque comen insectos que dañan los árboles: son reguladores de plaga en los bosques. Además, son alimento de otras especies que tampoco se deben extinguir.

Los humanos somos su peor enemigo, en primer lugar porque estamos destruyendo los bosques que habitan muchos de ellos. Además, porque consideramos “intrusos” a los que luchan por co-existir con las personas en las ciudades y los matamos. Pero los tlacuaches no son intrusos, son vecinos; además, contrario a lo que se cree normalmente, no contagian rabia y son muy dóciles: no te van a lastimar.

Pero si te faltan argumentos recuerda que los tlacuaches son chidos. ¿Sabías que cuando se sienten amenazados fingen estar muertos? ¿Y que eran considerados representaciones de deidades en antiguas cosmovisiones? Si los ves, no los lastimes, no es necesario. Aunque tampoco puedes mantenerlos como mascota. Los tlacuaches deben estar en libertad. Haz patria: mejor defiéndelos.

También en Más de México: Descubre qué animal mexicano eres, según tu maravillosa personalidad (TEST)

5 datos curiosos sobre el increíble ajolote (VIDEO)

El ajolote es considerado por muchos el animal más increíble del mundo. Descubre por qué.

El ajolote es un animal improbable. Cualquiera pensaría que es producto de la fantasía de un verdadero creador de monstruos preciosos. Tiene características extrañísimas. ¿Sabías que el ajolote se mantiene siempre en estado larvario? ¿O que puede regenerar sus extremidades y algunos órganos, si sufre un accidente? 

Sí, desde que los mexicanos tuvimos contacto con el ajolote, un animal endémico de nuestra tierra, lo hemos hecho protagonista de leyendas, mitos y hasta le atribuimos propiedades mágicas. ¿Sabías que era uno de los platillos favoritos del emperador Moctezuma?

Y eso no es todo, hay muchas otras curiosidades sobre el ajolote que probablemente no has descubierto aún. Te platicamos 5 de ellas:

Tristemente, este hermoso ícono de la mexicanidad, está en peligro de extinción y tenemos que involucrarnos en todos los proyectos que hoy se encargan de su conservación como estas 2 iniciativas para salvar al ajolote.

Mexicanas al rescate: 2 iniciativas para salvar al icónico ajolote (y cómo apoyarlas)

Conoce y ayuda a salvar a uno de los animales mexicanos más increíbles.

Los ajolotes son uno de los más dignos y hermosos íconos de la mexicanidad. 

Sutiles, tersos, con una mirada encantadora que —como dijo alguna vez Julio Cortázar— delata su origen a primera vista; siempre niños (pues mantienen permanentemente su forma larvaria y así pueden reproducirse); pero, sobre todas las cosas, los ajolotes son profundamente resilientes. El “Ambystoma mexicanum” es capaz de regenerar sus extremidades, órganos, mandíbula y hasta algunas partes de su cerebro. 

Sin embargo están en peligro de extinción. Su hábitat, el lago de Xochimilco de donde son originarios, tiene áreas profundamente contaminadas y especies introducidas de forma artificial, como las carpas y las tilapias, se comen a los ajolotes. Además, sus excepcionales cualidades los hacen blanco de la pesca y el tráfico ilegal. 

ajolote-mexicano-iniciativas-rescatarlo-xochimilco-mujeres-colectivo
Imagen: Dennis FL/Axolotitlán

Así, la población silvestre de ajolotes ha disminuido muchísimo. Según el grupo de investigación “Refugio Chinampa” conformado por académicos de la UNAM en 1999 había 6 mil ejemplares por metro cúbico las aguas de Xochimilco y a finales de 2014, solo había 36. 

Afortunadamente, muchos amantes de la naturaleza mexicana y apasionados del ajolote de Xochimilco están haciendo todo lo posible para salvarlo. Y entre estos esfuerzos —que hay que celebrar y apoyar— destacan dos increíbles impulsados por mujeres mexicanas.

También en Más de México: Para aprender sobre animales mexicanos en peligro tienes que ver estos geniales videos

Axolotitlán: refugio para aprender todo sobre los ajolotes

ajolote-mexicano-iniciativas-rescatarlo-xochimilco-mujeres-colectivo
Imagen: Axolotitlán.

Pamela Valencia es la fundadora de Axolotitlán, refugio que resguarda a 15 ajolotes y que se abre al público para compartir el amor y la conciencia sobre la especie endémica. Además de las visitas guiadas al refugio, el equipo de Axolotitlán, ofrece recorridos bioculturales. 

Las primeras duran 30 minutos y se hacen los domingos: en ellos puedes conocer y convivir con los ajolotes que habitan el refugio. Los segundos se tratan de explorar la zona protegida de Xochimilco y entender la importancia del auténtico natural de los ajolotes. La visita incluye una vuelta por la zona chinampera, donde se puede interactuar con los agricultores locales y hasta comprar productos de la chinampa

A través de estas inolvidables experiencias será muy fácil sensibilizarte (y también a tus amigos, familia y especialmente a los más pequeños) sobre esta causa y asistir es la única forma de apoyarla.

¿Te interesa?

El refugio “Axolotitlán” está en  Francisco Javier Mina 46, colonia Del Carmen, Coyoacán, CDMX. Las visitas guiadas son todos los domingos de 10:00 a 15:00 horas en el refugio. Estas cuestan $50 pesos. Los recorridos bioculturales van variando sus fechas, pero comienzan a las 9:00 horas. Revisa cuándo es el siguiente aquí. Los recorridos cuestan $450 pesos para adultos y $250 para niños, incluye recorrido en trajinera, guía, degustación gastronómica y un souvenir. 

Para reservar y obtener más información escribe a contacto@axolotitlan.mx

Ajolotario Cuemanco: un colectivo que está haciendo la diferencia

ajolote-mexicano-iniciativas-rescatarlo-xochimilco-mujeres-colectivo
Alejandro Carballo

Las hermanas Martha y Claudia Juárez, acompañadas por sus amigas y compañeras Nancy López y Nayeli Cortés, son responsables del Ajolotario Cuemanco. El colectivo lleva 4 años salvando ajolotes de la contaminación y la caza. 

Actualmente cuidan con muchísima delicadeza y cariño a 90 ejemplares; algunos de ellos fueron rescatados de las áreas contaminadas del lago, otros nacieron en cautiverio y unos más fueron donados por personas que los encontraron en mercados y los compraron para salvarlos (aunque ellas explican que lo mejor es denunciar la venta ilegal y no hacer crecer el negocio). 

ajolote-mexicano-iniciativas-rescatarlo-xochimilco-mujeres-colectivo
Alejandro Carballo

Llevar el ajolotario ha probado ser un reto enorme. Hay muchos problemas para conseguir agua, enfrentar el mal clima y hasta sobreponerse a la falta de apoyo de la comunidad que las rodea. Además, los ajolotes son sumamente dedicados y hay que saber cuidarlos bien. Por eso Claudia se capacitó en el Centro de Investigaciones Biológicas y Acuicolas de Cuemanco de la UAM y reciben constantemente visitas de biólogos que revisan a los “refugiados”. 

Las chicas involucradas se toman el trabajo muy en serio y evidentemente guardan una conexión identitaria muy profunda con estos enigmáticos animales. Como Claudia declaró elocuentemente para El Universal: “así como los ajolotes, cada día nosotros nos regeneramos, no de manera física, pero sí emocionalmente, ambos podemos superarnos.”

¿Quieres apoyarlas?

El espacio está ensamblado para recibir visitantes y enseñarles todo sobre los ajolotes de Xochimilco. Para ellas estas excursiones son vitales, pues con lo que recaudan cubren gastos de alimento, peceras, medicinas, entre otros. Además de convivir con los ajolotes, puedes visitar la chinampa, recorrer los canales y comprar una linda artesanía, hortalizas y flores (cultivadas ahí mismo). Entérate aquí de todas las actividades que este colectivo realiza.

¿Cómo se debería llamar la jirafa bebé del zoológico de Chapultepec? Aquí puedes votar por tu nombre favorito

Una jirafa acaba de nacer en la CDMX y se abrió una convocatoria para que la nombremos entre todos.

Una jirafa bebé en Chapultepec es sin duda una noticia absolutamente enternecedora. Y definitivamente la propuesta de que los ciudadanos le pongamos nombre está increíble.

Aunque, ya en nuestro tiempo es relativamente extraña la costumbre de ir a ver animales en los zoológicos, pues tiene la connotación —muy particular— de que la naturaleza está para que los humanos la observemos.

Sin embargo, las jirafas —y otras tantas especies que se resguardan en recintos como Chapultepec— están en peligro de extinción. Así, sí alegran mucho los nacimientos de la especie. Por otro lado, la dinámica de nombrar a la jirafa bebé debería abrir una reflexión importante.

jirafa-bebe-chapultepec-nombre-nombrar

Si estamos tan enamorados de la naturaleza ¿por qué continuamos siendo tan crueles con ella? No solo un animal tan encantador como la jirafa sin nombre está pidiendo desesperadamente nuestro cuidado y atenciones extraordinarias. Otros tantos ejemplos de flora y fauna que habitan los inmensos paisajes mexicanos necesitan urgentemente que nos empecemos a preocupar en serio por el medio ambiente y que reduzcamos el impacto de nuestra presencia en este mundo.

También en Más de México: EXTINTO: una increíble iniciativa para regresar a las especies en peligro a nuestro imaginario (FOTOS)

Empecemos por darle un poco de cariño a la nueva residente del zoológico del Bosque. La convocatoria de la Secretaría del Medio Ambiente te invita a sugerir un nombre o votar por alguno de los que ya están incluidos en la lista. Hasta el momento los primeros lugares son:

  1. Jira-fifí-ta
  2. Aristemo
  3. Cuca
  4. Wookie
  5. Yoss
  6. Yatzil (cosa amada en maya)
  7. Rinoceronte
  8. Jiraiya
  9. Rafita la Jirafita

¿Cuál les late? Pueden votar aquí.

*Imágenes: 1) Creative Commons; 2) Secretaría del Medio Ambiente, CDMX.