Sin categoría

Descubre qué animal mexicano eres, según tu maravillosa personalidad (TEST)

México alberga a algunos de los animales más simpáticos y extravagantes del mundo, descubre cuál te representa.

 

 

 

 

México es un país increíblemente diverso. Abunda en nuestro territorio flora y fauna de toda clase. Además, contamos con una cantidad invaluable de especies endémicas. Desafortunadamente, hay mucho desconocimiento sobre ellas y muchas están en peligro de extinción; algunas, como los tecolotes, porque sus hábitats están siendo destruidos; otras, como la vaquita marina, porque son matadas incidentalmente en la pesca ilegal.

Vale la pena conocer más sobre estas fascinantes criaturas, averiguar qué podemos hacer para protegerlas y conservarlas y realizar un esfuerzo para que vuelvan a formar parte de nuestro imaginario cotidiano. Al fin y al cabo, muchas de ellas llevan pisando estas tierras miles de años.

Como todos los animales, cada una de las especies endémicas de nuestro país tiene rasgos fisiológicos, hábitos y características muy peculiares, que las dotan de una personalidad casi antropomórfica. ¿O será que somos nosotros los que nos parecemos a ellos? De cualquier forma, te compartimos aquí un cuestionario para que descubras cuál de estos magníficos animales te representa por el simpático parecido personal que tienes con ellos.  

Mira este precioso álbum de animales mexicanos (GALERÍA)

Gabriel Fernández Ledesma diseñó un peculiar libro de texto para la SEP con hermosas ilustraciones y papel reciclado.

Tal vez lo más estimulante de recuperar un libro viejo son las anécdotas que de él surgen. Y si hay un libro marcado por sus preciosas curiosidades, ese debe ser el Álbum de animales mexicanos del escritor y pintor Gabriel Fernández Ledesma.

album-animales-mexicanos-fernandez-ledesma-endemicos-nombres-indigenas

La joya plástica y literaria es una breve recopilación de ilustraciones y descripciones de 18 animales que habitan la tierra mexicana y que significan mucho para los habitantes de este país. La historia detrás del proyecto es tan especial como el libro mismo.

También en Más de México: Belleza encuadernada: libros de arte en México que te hipnotizarán.

album-animales-mexicanos-fernandez-ledesma-endemicos-nombres-indigenas

Si no fuera por la leyenda en la portada que reza solemnemente “Ediciones de la Secretaría de Educación Pública” y el sello oficial del Departamento de Publicidad y Propaganda de México, sería increíble pensar que este fantástico libro es, de hecho, un antiguo libro de texto; de 1944, para ser exactos. Pocos ejemplares nos quedan, así que poder acceder a sus páginas es un auténtico privilegio.

La versión que aquí publicamos fue escaneada por Don Yorti, escritor estadounidense que se encontró con el libro de pura casualidad en los años 90’s mientras viajaba por la ciudad de Oaxaca. Originalmente buscaba grabados de Francisco Toledo, pero lo que encontró fue igualmente maravilloso: una edición de 1991 del Álbum de Animales Mexicanos.

album-animales-mexicanos-fernandez-ledesma-endemicos-nombres-indigenas

Esta edición incluye una presentación del curador y coleccionista Ricardo Pérez Escamilla. En ella cuenta la historia del hermoso libro escolar: Fernández Ledesma, un relevante pintor mexicano del siglo XX, que siempre había luchado por hacer el arte accesible para los obreros, los campesinos, los estudiantes y los grupos sociales de bajos recursos, decidió compilar datos (como el nombre científico, las amenazas a las que la especie se enfrenta y más), narraciones y dibujos sobre algunos animales locales y crear un libro para niños. Las ilustraciones tendrían excelente calidad, pues el arte no debe ser “un lujo de unos cuantos privilegiados”.

También Más de México: El Taller de Gráfica Popular: 80 años de arte revolucionario y popular en México

Corría el año 1944 y no había papel. Literalmente, la escasez de este insumo básico era tremenda, consecuencia, dice Pérez Escamilla, de la Segunda Guerra Mundial (especulamos que quienes antes producían papel en el momento prestaron la industria al mercado bélico). Para colmo, la SEP no tenía presupuesto y no querían financiar el proyecto propuesto por Fernández Ledesma. Así, el artista les propuso imprimir en papel de libros de texto en desuso, reciclarlo.

album-animales-mexicanos-fernandez-ledesma-endemicos-nombres-indigenas

Los dibujos son extraordinarios, el trazo es tan preciso que parecen grabados. Además, como dice Ricardo Pérez Escamilla en la presentación: “con sensibilidad franciscana capta el alma de los animales representados”. Es curioso, en las ilustraciones y en los textos, el libro supera lo científico y se dedica a lo narrativo, lo simbólico y las emociones. Las descripciones son literarias y describen la morfología desde los detalles ligados al carácter y “personalidad” de los animales. Es una auténtica belleza.

También en Más de México: 100 mil especies de plantas, animales y hongos de México en línea: explora la Enciclovida

Sin categoría

Los enormes animales que habitaron México en la Edad de Hielo (FOTOS)

Mastodontes, mamuts, perezosos, armadillos gigantes, decenas de animales con dimensiones enormes vivían en México cuando llegaron los primeros pobladores.

Cuando los primeros humanos llegaron a América, hace unos 20 mil años, estaba terminando la Edad de Hielo más reciente, que inició hace unos 40 millones de años. Al término de este periodo aún existían animales de grandes dimensiones como mamuts, jaguares y pumas, perezosos terrestres de cuatro toneladas, armadillos del tamaño de un auto pequeño, todos de dimensiones enormes.

Hace diez mil años comenzaron a extinguirse aunque los más antiguos mexicanos compartieron territorio con ellos. Las siguientes son imágenes de la Conabio ilustradas por Sergio de la Rosa de animales de la Era de Hielo que habitaron en México, algunos, francamente inesperados.

 

Sin categoría

Conoce las 5 razas de perros prehispánicas

Los estudios de biología molecular han demostrado que el perro mexicano se derivó del lobo gris –Canis lupus– euroasiático, el cual arribó al continente americano hace más de 10 mil años.

Durante la etapa lítica, en los primeros años de ocupación humana en el territorio mesoamericano, el hombre observó las características de los animales, los clasificó, les asignó atributos de seres terrestres y acuáticos que protegen o dañan; animales de frío, de calor, etcétera. En la mente humana, los animales adquirieron categorías con poderes sobrenaturales, espíritus con capacidad de proteger o destruir.

Fue así que durante la época prehispánica, las culturas mesoamericanas que se desarrollaron en el occidente de México, expresaran su relación con los animales a través de la cerámica. Se trataba de una manera de manifestar su pensamiento a través de vasijas zoomorfas según fuera la ocasión circunstancial.

Por ejemplo, se han encontrado numerosas imágenes de perros como parte de ofrendas en los entierros. Sin importar si estaban sentados, parados, con el cuerpo cubierto de pústulas, paralíticos, invadidos por alacranes, jugando, abrazándose o con una máscara humana, estas vasijas con figuras de perros acompañaban el alma del difundo a lo largo de su viaje por el inframundo

Los estudios de biología molecular han demostrado que el perro mexicano se derivó del lobo gris –Canis lupus– euroasiático, el cual arribó al continente americano hace más de 10 mil años. Posteriormente, ocurrieron diversos procesos genéticos y adaptativos que dieron origen a por lo menos cinco razas:

cart4

Canis lupus-familiaris o Loberro. Se asoció principalmente al monolito de la diosa Coyolxauhqui. Fueron empleados con fines rituales, pues se consideraba que portaban fuerza divina del lobo dentro de un cuerpo manejable por la gente. Fue alimentado con una dieta abundante, rica en carne y cuidado para que estuviera en óptimas condiciones de salud al momento de ser sacrificado.

Canis familiaris o perro pelón mexicano. Es el xoloitzcuintle más temprano que se ha registrado en la historia de México. Nació en las costas del occidente de México, acompañando a su dueño en su viaje hacia Tula. Sirvió como acompañante incluso durante el viaje por el inframundo.

Canis familiaris o perro común. Se encontraron rastros de esta raza en las cuevas al este de la pirámide del Sol. Fue un ejemplar con el miembro delantero izquierdo más chico por una malformación, pues se decía que los cuerpos deformes no sólo desarrollaban un espíritu y deseo de vivir, también gozaban del favor divino.

Canis lupus o lobo mexicano. Fue cazado y sacrificado dentro de fiestas fijas propias de la época; se mantenían cautivos durante meses hasta que eran empleados en ceremonias especiales.

Canis familiaris o tlalchichi. Era el resultado del apareamiento entre perras en celo y lobo adulto. Se les cuidaba y alimentaba con los platillos que los humanos comían. Se empleaban en ritos dentro de las cuevas que estaban asociados con el dios Xolotl.

[Revista UNAM]

Imágenes: 2) Revista UNAM