Con chile del que pica y del que cura: los increíbles beneficios de comer habanero

El habanero resultó ser mucho más que un chile, sus propiedades medicinales son infinitas, deliciosas y, por supuesto, muy picantes.

En México hay muchas maneras de tener una auténtica experiencia mística de forma espontánea. Especialmente porque hay una inmensa cantidad de estímulos que se prestan a hacer reventar tus sentidos y están al alcance de la mano: las increíbles y explosivas paletas de color de nuestros paisajes rurales, urbanos y naturales; las texturas insólitas de nuestra geografía; las orgías sonoras de nuestras calles; los olores que distinguen cada rincón, y, claro los intensos sabores de nuestra cocina.

chile-beneficios-comer-cocinar-salsa-picante-habanero

De estos últimos, nada como los chiles, miembros ineludibles de la santísima trinidad de nuestra tradición gastronómica (maíz, chile y frijol) y sin duda el componente más sabroso y estimulante en el abanico nacional de sabores. Y de entre los chiles, el habanero es rey, por ser el más picante del país y el único con denominación de origen.

Quien se ha atrevido a probarlo sabe, que como el habanero no hay dos (aunque vienen en muchas presentaciones, formas, colores e intensidades). Pero lo que tal vez no sabías, es que este chile inmenso es un auténtico superalimento y que sirve para aliviar toda clase de malestares.

¿De qué te cura este chile? (sin albur)

chile-beneficios-comer-cocinar-salsa-picante-habanero

El habanero tiene muchísimas propiedades medicinales, gracias especialmente a la capsaicina, sustancia antioxidante, antiinflamatoria y antimicrobiana:

chile-beneficios-comer-cocinar-salsa-picante-habanero

  1. Para la gastritis: aunque no lo creas, las sustancias que contiene el chile habanero solucionan tus problemas digestivos, reduces gases intestinales, curan la diarrea, son un remedio para cólicos estomacales y al hacerte salivar, estimulan la producción de jugos gástricos.
  2. Para tener el corazón contento: porque estimula el sistema circulatorio, dilatando los vasos sanguíneos y ayuda a reducir el colesterol en la sangre.
  3. Te quita la migraña y en general ayuda a tratar el dolor, particularmente de las articulaciones, por sus propiedades desinflamatorias. Es ideal para pacientes con fibromialgia y otros padecimientos crónicos.
  4. Para mejorar el metabolismo, porque en la enchilada, te ayuda a quemar calorías.
  5. Reduce el riesgo de cáncer.
  6. Ayuda a que te cures de la gripa y las infecciones por hongos, porque estimula tu sistema inmunológico.
  7. ¿Quieres curar el mal aliento? Este chile es la solución (y va de nuevo sin albur).

¿Ya te quedaste con el antojo… de este chile?

chile-beneficios-comer-cocinar-salsa-picante-habanero

Sin albur, caray. Para que no te quedes con las ganas, estas son dos deliciosas recetas de salsa de habanero:

Salsa verde: Asa 1 cebolla, 3 dientes de ajo, 3 tomates y 14 habaneros (si te da miedo, quítales las venas). Licua todo con pimienta, sal y orégano al gusto, más un chorrito de aceite de oliva y un poquito de vinagre de caña. ¡Listo!

chile-beneficios-comer-cocinar-salsa-picante-habanero

Salsa roja: Fríe en un sartén con aceite de oliva 10 chiles, 1 cebolla, 2 jitomates. Cuando todo se caramelice y suavice un poco agrega sal al gusto y media taza de agua. Deja cocer por 10 minutos y licúa bien. ¡Éntrale!

Te puede interesar: Estas 16 joyas mexicanas tienen denominación de origen

También en Más de México: Retratos de mexicanos comiendo chile (FOTOS)

*Imágenes: 1) Feeding The Famished/modificada; 2) Nastia Clouthier; 3) JollyJack; 4) Carrie Megan; 5) Bob May; 6) ChilliPepperMadness

Oda a la jícama y 6 refrescantes razones para comerla

Aunque no es el más popular de los superalimentos, la jícama es deliciosa y muy saludable.

Aunque no es el más popular de los superalimentos, la jícama —o nabo mexicano— se merece una oda y, definitivamente debería ser disfrutada con más frecuencia. Minimizada hasta haber sido convertida en una botana casual y lejos de estar entre los ingredientes básicos de nuestra paleta gastronómica, pocos conocen las refrescantes razones por las que vale la pena comerla.

oda-a-la-jicama-y-7-refrescantes-razones-para-comerla
Imagen: Serious Eats

Pero venimos a recordártelas porque, con un poco de ingenio, la jícama podría convertirse en uno de tus tubérculos favoritos y estamos seguros de que hará una diferencia notable y positiva en tu salud. Además, comerla es la mejor manera de reivindicarla como uno de los pilares de nuestra cultura culinaria.

Ahí te van las razones para volver a tomarla en serio:

1: Está llena de nutrientes

oda-a-la-jicama-y-7-refrescantes-razones-para-comerla
Imagen: Creative Commons

Aunque es inmensamente sabrosa y sin condimentos te regala un toque dulce y fresco, en México nos encanta echarle chilito y limón, pero a la jícama no le hace falta nada. Es un tubérculo rico en potasio, magnesio, calcio, vitamina C y vitaminas del complejo B. Así, es buena para reforzar los huesos, mejorar la circulación, incentivar la concentración y hasta apoyar al sistema inmunológico. 

2: Es una planta mexicana

oda-a-la-jicama-y-7-refrescantes-razones-para-comerla
Imagen: Creative Commons

¿Sabías que la jícama más común (Pachyrhizus erosus) es una planta endémica mexicana? Su nombre viene del náhuatl y quiere decir “raíz acuosa”. Se sabe que la consumían los antiguos pueblos toltecas, zapotecas, mayas y mexicas.

En México la temporada de cosecha de jícamas es entre septiembre y diciembre. Los estados donde más se produce son Guanajuato, Michoacán, Morelos y Nayarit. Los agricultores le tienen cariño porque la planta de la jícama puede fijar el nitrógeno de la atmósfera en el suelo y eso beneficia a otros cultivos (esa misma es la función del frijol en la milpa).

También en Más de México: Con chile del que pica y del que cura: los increíbles beneficios de comer habanero

3: La jícama es prebiótica

oda-a-la-jicama-y-7-refrescantes-razones-para-comerla
Imagen: Self-proclaimed Foodie

Fresca, deliciosa y super buena para tu sistema digestivo, pues contiene inulina, un tipo de fibra que promueve el sano desarrollo de tu “microbiota” o la vida que te mantiene sano y habita en tus intestinos.

4: Es una botana super sana

oda-a-la-jicama-y-7-refrescantes-razones-para-comerla
Imagen: Sweet Canela

Si no te pasas con las raciones de “miguelito” y chamoy, la jícama puede ser un buen aliado en cualquier dieta, pues tiene muy pocas calorías por porción, pero es una botana muy satisfactoria.

También en Más de México: La botana de xoconostle, una sanísima y deliciosa alternativa a la chatarra

5: Es un ingrediente muy versátil

oda-a-la-jicama-y-7-refrescantes-razones-para-comerla
Imagen: Kiwilimón

Aunque no solo sirve de botana. La jícama puede ser utilizada en recetas más complejas. Si eres vegano, puede sustituir al pescado en un rico ceviche. Si no se te antoja comer tortilla, puedes hacer toda clase de tacos con rodajas de jícama. El agua de jícama es rica y dulce. También se puede preparar en dulce; en sopas frías o guisada. 

6: Es muy barata

oda-a-la-jicama-y-7-refrescantes-razones-para-comerla
Imagen: Paleo Paparazzi

En temporada, el kilo de jícama es muy accesible y al ser una gran fuente de nutrición y fibra, no hay que pensarlo dos veces.

También en Más de México: Pinole: el superalimento mexicano que siempre ha estado de moda

El romance entre los mexicanos y la cerveza comenzó al pie de un volcán

Paradójicamente, los mexicanos hemos perfeccionado la "receta secreta" de la refrescante bebida que tanto amaban en España.

Algunos piensan que, porque la cerveza no es endémica, no merece el título de mexicana; pero no podrían estar más equivocados: con esta deliciosa bebida nuestro país ha mantenido un romance largo y delicioso. 

La cerveza llegó a nosotros durante la conquista aunque no se popularizó tan rápidamente como uno pensaría, pues los nativos ya tenían sus bebidas predilectas (particularmente el pulque). Fue en 1542 cuando Carlos V dio permiso oficial para comenzar a producir cerveza en la Nueva España. 

La primera fábrica se estableció a los pies del Popocatépelt, en Amecameca, Estado de México y fue dirigida por el pionero Alfonso de Herrera. Pero el arte alquímico de esta deliciosa bebida probó ser una auténtica complicación. La primera cervecería en la historia de nuestro país permaneció en pie apenas cinco años. La producción era cara y muy pequeña. 

cerveza-cerveceria-mexicana-mexico-historia
Así se veía la primera cervecería de México./Imagen: INAH.

Este no fue el único intento, pero como explica la investigadora María del Carmen Reyna, los españoles simplemente se rehusaban a compartir la receta con los locales, así, los ensayos se limitaba a un grupo muy exclusivo que conocía las fórmulas de los monasterios que se habían perfeccionado en la Edad Media. Además, el lúpulo y la cebada utilizados tenían que importarse de Europa y Estados Unidos, respectivamente.

Hasta el siglo XX comenzaron a surgir las grandes cerveceras, muchas finalmente financiadas por capital nacional (como Corona y Moctezuma). Y, aunque los sabores de estas gran industria son clásicos, paradójicamente, las mejores cervezas de México son las más locales, las que se crean en la experimentación, combinando con ingredientes nacionales (como cacao o hierbas medicinales).

La cerveza se ha convertido en un sabor absolutamente mexicano; de hecho nuestro país es el primer lugar de exportación en el mundo. El romance que comenzó al pie del Popocatépetl continúa y, sin duda una de sus manifestaciones más exquisitas también se da al pie de otro volcán: el de Colima; región bien conocida por sus geniales y particulares cervezas.

*Imagen destacada: Zatriel Madrid/Más de México

Pinole: el superalimento mexicano que siempre ha estado de moda

Entre los secretos de los corredores rarámuris, tal vez el mejor es esta delicia hecha con maíz azul.

El pinole es uno de esos alimentos increíbles, que momentáneamente fue olvidado. Tal vez por estar asociado a otro tiempo o simplemente por no tener idea de sus beneficios. Por otro lado, el dulce polvo hecho con maíz azul tostado, canela y piloncillo está viviendo un curioso y afortunado renacimiento (muy al estilo millennial).

Aunque el pinole nunca ha pasado de moda

superalimentos-mexicanos-alimentos-tradicionales-pinole-maiz

El fino polvo de maíz es, originalmente, una receta prehispánica. Su nombre viene del náhuatl “pinolli”, pero, a pesar de su antigüedad, en realidad nunca dejó de ser consumido por distintas comunidades a lo largo del país.

En Baja California lo toman diluido en agua o lo usan como harina para preparar galletas. En Colima lo encuentras en los mercados como un dulce típico y se acostumbra mezclarlo con anís. En el Estado de México les encanta con cáscaras de naranja y chocolate. En Yucatán, las comunidades mayas lo mezclan con cacao, pimienta gorda y achiote. Y así, el pinole tiene presencia en casi todo el país.

superalimentos-mexicanos-alimentos-tradicionales-pinole-maiz

Pero, tal vez, la forma más especial de consumirlo es la de los rarámuris en Chihuahua que con pinole preparan dos bebidas (el esquiate y el watónali), ambas utilizadas como fuente de energía durante sus enormes jornadas como corredores.

También en Más de México: Los rarámuri y el sentido divino de correr

El pinole es un auténtico superalimento mexicano

superalimentos-mexicanos-alimentos-tradicionales-pinole-maiz
Bolitas de proteína hechas con pinole, receta de “Pinole Blue”.

Y los rarámuris lo saben desde hace mucho tiempo, aunque la noción de superalimento es relativamente reciente. Posiblemente surgió como respuesta a la crisis de nutrición que enfrentamos actualmente, donde en el mismo mundo cohabitan grandes índices de desnutrición y de obesidad. Ambas ligadas, por un lado, a la falta de seguridad alimentaria en algunos países y, por otro, a la enorme disponibilidad de comida chatarra.

Los superalimentos son, en muchos sentidos, contrarios a esta “comida basura”. Son ingredientes bajos en calorías y llenos de nutrientes. El pinole, por estar hecho de maíz (y no cualquiera, sino azul) es un superalimento versátil y lleno de fibra, antioxidantes y minerales como calcio, fósforo, hierro, magnesio, potasio, sodio y zinc.

superalimentos-mexicanos-alimentos-tradicionales-pinole-maiz
Ella es Lorena Ramírez, corredora rarámuri.

Combinado con otros superalimentos o simplemente preparado como bebida o postre puede potenciar enormemente tu salud cotidiana. Véase el efecto increíble que tiene en corredores como Lorena Ramírez. La joven rarámuri ha triunfado en carreras increíbles y fue la primera mujer mexicana en el ultramaratón de Europa.

También en Más de México: Con chile del que pica y del que cura: los increíbles beneficios de comer habanero

El pinole y los que saben cómo consumirlo están trascendiendo fronteras

superalimentos-mexicanos-alimentos-tradicionales-pinole-maiz

Sin duda uno de los responsables de que el pinole esté viviendo una nueva ola de popularidad es Eddie Sandoval, un joven mexico-americano que inauguró la empresa “Pinole Blue”.

Su proyecto combina una serie de cosas dignas de celebrar. Primero, el amor por el pinole, ingrediente tradicional que conoció gracias a sus papás, mexicanos originarios de Chihuahua. Segundo, las ganas de integrarse a una industria alimenticia con conciencia, que quiere devolver a la mesa alimentos nutritivos, naturales, con historia y mucho valor cultural.

superalimentos-mexicanos-alimentos-tradicionales-pinole-maiz

Por último, su intención es retribuir de alguna manera a la comunidad que le enseñó a sus padres y abuelos los inmensos beneficios de esta delicia. Por eso, un porcentaje de las ventas de los productos hechos por “Pinole Blue” (que además de pinole, incluyen proteínas para deportistas hechas con maíz y galletas hechas con el dulce tradicional) se destinan a ayudar de distintas maneras a la comunidad rarámuri en Chihuahua.

Pero, por si fuera poco, el maíz azul que utiliza “Pinole Blue” es orgánico y de semilla nativa y, además, la marca está patrocinando, por supuesto, a la corredora Lorena Ramírez. Así, aunque sea increíble, solo en este ingrediente se conjugan toda clase de cosas y tal vez, la mejor manera de mejorar ese contexto es comiendo pinole.  

*Fuentes:

*“Meet the Kansas-Based Pinole Company That Sponsors Tarahumara Runner Lorena Ramírez”, Yara Simón para REMEZCLA.

*“Pinole” en Larousse, Diccionario Enciclopédico de Gastronomía Mexicana

*Imágenes: “Pinole Blue”