Oda a la jícama y 6 refrescantes razones para comerla

Aunque no es el más popular de los superalimentos, la jícama es deliciosa y muy saludable.

Aunque no es el más popular de los superalimentos, la jícama —o nabo mexicano— se merece una oda y, definitivamente debería ser disfrutada con más frecuencia. Minimizada hasta haber sido convertida en una botana casual y lejos de estar entre los ingredientes básicos de nuestra paleta gastronómica, pocos conocen las refrescantes razones por las que vale la pena comerla.

oda-a-la-jicama-y-7-refrescantes-razones-para-comerla
Imagen: Serious Eats

Pero venimos a recordártelas porque, con un poco de ingenio, la jícama podría convertirse en uno de tus tubérculos favoritos y estamos seguros de que hará una diferencia notable y positiva en tu salud. Además, comerla es la mejor manera de reivindicarla como uno de los pilares de nuestra cultura culinaria.

Ahí te van las razones para volver a tomarla en serio:

1: Está llena de nutrientes

oda-a-la-jicama-y-7-refrescantes-razones-para-comerla
Imagen: Creative Commons

Aunque es inmensamente sabrosa y sin condimentos te regala un toque dulce y fresco, en México nos encanta echarle chilito y limón, pero a la jícama no le hace falta nada. Es un tubérculo rico en potasio, magnesio, calcio, vitamina C y vitaminas del complejo B. Así, es buena para reforzar los huesos, mejorar la circulación, incentivar la concentración y hasta apoyar al sistema inmunológico. 

2: Es una planta mexicana

oda-a-la-jicama-y-7-refrescantes-razones-para-comerla
Imagen: Creative Commons

¿Sabías que la jícama más común (Pachyrhizus erosus) es una planta endémica mexicana? Su nombre viene del náhuatl y quiere decir “raíz acuosa”. Se sabe que la consumían los antiguos pueblos toltecas, zapotecas, mayas y mexicas.

En México la temporada de cosecha de jícamas es entre septiembre y diciembre. Los estados donde más se produce son Guanajuato, Michoacán, Morelos y Nayarit. Los agricultores le tienen cariño porque la planta de la jícama puede fijar el nitrógeno de la atmósfera en el suelo y eso beneficia a otros cultivos (esa misma es la función del frijol en la milpa).

También en Más de México: Con chile del que pica y del que cura: los increíbles beneficios de comer habanero

3: La jícama es prebiótica

oda-a-la-jicama-y-7-refrescantes-razones-para-comerla
Imagen: Self-proclaimed Foodie

Fresca, deliciosa y super buena para tu sistema digestivo, pues contiene inulina, un tipo de fibra que promueve el sano desarrollo de tu “microbiota” o la vida que te mantiene sano y habita en tus intestinos.

4: Es una botana super sana

oda-a-la-jicama-y-7-refrescantes-razones-para-comerla
Imagen: Sweet Canela

Si no te pasas con las raciones de “miguelito” y chamoy, la jícama puede ser un buen aliado en cualquier dieta, pues tiene muy pocas calorías por porción, pero es una botana muy satisfactoria.

También en Más de México: La botana de xoconostle, una sanísima y deliciosa alternativa a la chatarra

5: Es un ingrediente muy versátil

oda-a-la-jicama-y-7-refrescantes-razones-para-comerla
Imagen: Kiwilimón

Aunque no solo sirve de botana. La jícama puede ser utilizada en recetas más complejas. Si eres vegano, puede sustituir al pescado en un rico ceviche. Si no se te antoja comer tortilla, puedes hacer toda clase de tacos con rodajas de jícama. El agua de jícama es rica y dulce. También se puede preparar en dulce; en sopas frías o guisada. 

6: Es muy barata

oda-a-la-jicama-y-7-refrescantes-razones-para-comerla
Imagen: Paleo Paparazzi

En temporada, el kilo de jícama es muy accesible y al ser una gran fuente de nutrición y fibra, no hay que pensarlo dos veces.

También en Más de México: Pinole: el superalimento mexicano que siempre ha estado de moda

Arca del gusto: devolviendo al imaginario los sabores mexicanos olvidados

Son muchos los ingredientes mexicanos que estamos comenzando a olvidar. Un hermoso libro cataloga estos sabores, para que tú te reencuentres con ellos.

México es, tal vez, uno de los sitios más sabrosos del mundo. Y es que con nuestra inmensa biodiversidad viene la posibilidad de cocinar con una gran cantidad de sabores. Y esto lo tenemos claro, porque nuestra cocina es complejísima y variada. Sin embargo hay muchos sabores mexicanos que se están perdiendo y tristemente cayendo en el olvido

Y no solo estamos hablando de vainilla, chocolate o maíz nativo, sabores ultra populares, cuyo origen (las plantas de donde los extraemos) están en peligro de extinción. Hablamos de la flor del colorín, los frijoles ayocotes, los guajes, el aguacate criollo, los escamoles, el xoconostle, el guamuchil, el pinole azul; entre otros. Ingredientes de los que tal vez nunca habías oído o cuyo sabor experimentaste de pequeño, pero has olvidado. 

Sabores mexicanos olvidados

sabores-ingredientes-mexicanos-olvidados-extincion
Imagen: Rancho Gordo/Pinole azul

La organización Slow Food México le llama “homologación del gusto” a un fenómeno propio de la globalización que, acompañado por el crecimiento de la agricultura industrial y de las gigantes industrias transnacionales de alimentación, nos ha hecho olvidar que la biodiversidad que hoy consumimos es solo un pequeño fragmento del todo que nuestra tierra nos regala. 

¿Sabías que hay más de 60 razas de maíz mexicano? ¿Más de 60 tipos de chiles? ¿Y más de 50 variedades de frijol? Ni se diga de calabaza, de plátanos, manzanas, cactus, hongos y hasta animales consumidos en otros momentos de la historia por los mexicanos. Pero los estamos olvidando. Te apostamos que, en tu vida, no recuerdas haber probado más de 5 tipos de frijol. Imagina las posibilidades culinarias ligadas a todos esos raros ingredientes mexicanos con los que no has jugado aún. 

sabores-ingredientes-mexicanos-olvidados-extincion
Imagen: Earthgonomic/Xoconostle

Necesitamos recuperarlos, no solo porque son una riqueza cultural (y un auténtico placer) que, afortunadamente, aún está disponible. Sobre todo, hay que luchar por estos sabores olvidados, porque la diversidad es la clave para reforzar nuestros ecosistemas y, posiblemente, nuestra mejor defensa contra el cambio climático.

Un catálogo para que te reencuentres con los ingredientes mexicanos que se están perdiendo

sabores-ingredientes-mexicanos-olvidados-extincion
Imagen: conapetito.com.mx

Para comenzar a acercarte a estos ingredientes y hacerlos parte de tu cotidianidad, devolviéndolos al imaginario colectivo, te recomendamos echarle un ojo al libro: “El arca del gusto en México. Productos, saberes e historias del patrimonio gastronómico.” 

sabores-ingredientes-mexicanos-olvidados-extincion
Imagen: Masube/Ayocotes

Este delicioso catálogo nació como una colaboración entre Slow Food México, la Universidad de Ciencias Gastronómicas de Pollenzo, Italia, la Universidad de Querétaro y la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP). La intención es hacer visibles los nombres, usos, cualidades y sitios de origen de más de 100 productos o ingredientes nacionales en peligro de caer en el olvido. Sobre todo, es una invitación a que cada uno de nosotros ponga su granito de arena para mantenerlos vivos. 

Aquí puedes adquirirlo y contribuye al crecimiento constante del “arca del gusto” mexicana, registrando aquí ingredientes o productos artesanales que no deben perderse.

También en Más de México: 9 cosas que tú puedes hacer para conservar la gastronomía mexicana

*Imagen destacada: Francisco Palma

Pinole: el superalimento mexicano que siempre ha estado de moda

Entre los secretos de los corredores rarámuris, tal vez el mejor es esta delicia hecha con maíz azul.

El pinole es uno de esos alimentos increíbles, que momentáneamente fue olvidado. Tal vez por estar asociado a otro tiempo o simplemente por no tener idea de sus beneficios. Por otro lado, el dulce polvo hecho con maíz azul tostado, canela y piloncillo está viviendo un curioso y afortunado renacimiento (muy al estilo millennial).

Aunque el pinole nunca ha pasado de moda

superalimentos-mexicanos-alimentos-tradicionales-pinole-maiz

El fino polvo de maíz es, originalmente, una receta prehispánica. Su nombre viene del náhuatl “pinolli”, pero, a pesar de su antigüedad, en realidad nunca dejó de ser consumido por distintas comunidades a lo largo del país.

En Baja California lo toman diluido en agua o lo usan como harina para preparar galletas. En Colima lo encuentras en los mercados como un dulce típico y se acostumbra mezclarlo con anís. En el Estado de México les encanta con cáscaras de naranja y chocolate. En Yucatán, las comunidades mayas lo mezclan con cacao, pimienta gorda y achiote. Y así, el pinole tiene presencia en casi todo el país.

superalimentos-mexicanos-alimentos-tradicionales-pinole-maiz

Pero, tal vez, la forma más especial de consumirlo es la de los rarámuris en Chihuahua que con pinole preparan dos bebidas (el esquiate y el watónali), ambas utilizadas como fuente de energía durante sus enormes jornadas como corredores.

También en Más de México: Los rarámuri y el sentido divino de correr

El pinole es un auténtico superalimento mexicano

superalimentos-mexicanos-alimentos-tradicionales-pinole-maiz
Bolitas de proteína hechas con pinole, receta de “Pinole Blue”.

Y los rarámuris lo saben desde hace mucho tiempo, aunque la noción de superalimento es relativamente reciente. Posiblemente surgió como respuesta a la crisis de nutrición que enfrentamos actualmente, donde en el mismo mundo cohabitan grandes índices de desnutrición y de obesidad. Ambas ligadas, por un lado, a la falta de seguridad alimentaria en algunos países y, por otro, a la enorme disponibilidad de comida chatarra.

Los superalimentos son, en muchos sentidos, contrarios a esta “comida basura”. Son ingredientes bajos en calorías y llenos de nutrientes. El pinole, por estar hecho de maíz (y no cualquiera, sino azul) es un superalimento versátil y lleno de fibra, antioxidantes y minerales como calcio, fósforo, hierro, magnesio, potasio, sodio y zinc.

superalimentos-mexicanos-alimentos-tradicionales-pinole-maiz
Ella es Lorena Ramírez, corredora rarámuri.

Combinado con otros superalimentos o simplemente preparado como bebida o postre puede potenciar enormemente tu salud cotidiana. Véase el efecto increíble que tiene en corredores como Lorena Ramírez. La joven rarámuri ha triunfado en carreras increíbles y fue la primera mujer mexicana en el ultramaratón de Europa.

También en Más de México: Con chile del que pica y del que cura: los increíbles beneficios de comer habanero

El pinole y los que saben cómo consumirlo están trascendiendo fronteras

superalimentos-mexicanos-alimentos-tradicionales-pinole-maiz

Sin duda uno de los responsables de que el pinole esté viviendo una nueva ola de popularidad es Eddie Sandoval, un joven mexico-americano que inauguró la empresa “Pinole Blue”.

Su proyecto combina una serie de cosas dignas de celebrar. Primero, el amor por el pinole, ingrediente tradicional que conoció gracias a sus papás, mexicanos originarios de Chihuahua. Segundo, las ganas de integrarse a una industria alimenticia con conciencia, que quiere devolver a la mesa alimentos nutritivos, naturales, con historia y mucho valor cultural.

superalimentos-mexicanos-alimentos-tradicionales-pinole-maiz

Por último, su intención es retribuir de alguna manera a la comunidad que le enseñó a sus padres y abuelos los inmensos beneficios de esta delicia. Por eso, un porcentaje de las ventas de los productos hechos por “Pinole Blue” (que además de pinole, incluyen proteínas para deportistas hechas con maíz y galletas hechas con el dulce tradicional) se destinan a ayudar de distintas maneras a la comunidad rarámuri en Chihuahua.

Pero, por si fuera poco, el maíz azul que utiliza “Pinole Blue” es orgánico y de semilla nativa y, además, la marca está patrocinando, por supuesto, a la corredora Lorena Ramírez. Así, aunque sea increíble, solo en este ingrediente se conjugan toda clase de cosas y tal vez, la mejor manera de mejorar ese contexto es comiendo pinole.  

*Fuentes:

*“Meet the Kansas-Based Pinole Company That Sponsors Tarahumara Runner Lorena Ramírez”, Yara Simón para REMEZCLA.

*“Pinole” en Larousse, Diccionario Enciclopédico de Gastronomía Mexicana

*Imágenes: “Pinole Blue”

Versiones vegetarianas de deliciosos platillos mexicanos

Porque nadie merece el castigo de no comer nuestras delicias…

Razones para ser vegetariano hay muchas. Para algunos es una forma de vida, se trata de un asunto casi ideológico. Para otros es exclusivamente ecológico, el impacto ambiental que provoca el consumo de carne es inmenso y esta medida es una forma de contribuir a, desde el acto más cotidiano, reducir el daño que provocan.

Pero en México tenemos otra razón: nuestra gama de ingredientes y platillos en inmensa y nuestros sabores vegetarianos son increíbles. Sí, tenemos verduras y quelites y frutas y raíces y tantas otras delicias disponibles para ser creativos, es absurdo no ser vegetarianos, por lo menos un par de veces a la semana, incluso aunque sea por el puro gusto.

Además, esta inmensa variedad nos permite crear versiones vegetarianas de casi cualquier cosa, especialmente de los más increíbles platillos mexicanos y porque nadie merece el castigo de no comer nuestras delicias, te dejamos estas recetas.

Pipián Rojo

 

¡Mole! No puedes dejar de comerlo y aunque las recetas más tradicionales suelen llevar manteca con esta receta del libro “Decoloniza tu dieta” te salvas.

Ingredientes para 4 porciones:

Mole

  1. 1 tortilla de maíz nixtamalizado
  2. 1 chile guajillo seco y sin semillas (pueden ser 2, si quieres que pique)
  3. 2  chiles pasilla, secos, y sin semillas (pueden ser 3)
  4. ½   chile de árbol, seco y sin semillas
  5. ½ cebolla blanca, pelada y cortada a la mitad
  6. 1  diente de ajo, enteros, sin pelar
  7. 1  jitomate mediano
  8. ½ taza de pepitas peladas sin tostar
  9. 4 pimientas gordas
  10. 3 pimientas negras
  11. ½ cucharada de achiote
  12. Sal de mar al gusto
  13. Pimienta molida al gusto

Guiso vegetariano

  1. 3 papas blancas medianas
  2. 150 gramos de ejotes
  3. 1 chayote pelado
  4. ½ cebolla pelada
  5. 2 cucharadas de aceite de oliva
  6. 2 dientes de ajo, finamente picados
  7. Sal de mar al gusto

Para decorar:

  1. Semillas de calabaza
  2. Hojas de cilantro

¿Cómo se hace?

Tuesta una tortilla en un comal, hasta que queda un poco quemadita. En el mismo comal tuesta los chiles, un minuto de cada lado, sin quemarlos. Pon los chiles en un plato hondo y cubre con agua hirviendo. Tuesta la cebolla y ajo, recuerda retirar la piel de este. Asa el jitomate, hasta que esté suave y quemadito. Cuela los chiles. Tuesta las pepitas, hasta que se inflen un poco. Tuesta las pimientas. Agrega todo a la licuadora, incluyendo el achiote. Cuando se forme una salsa espesa, puedes dejar de licuar.

Corta las papas, ejotes y chayotes en trozos medianos. En una olla fríe con aceite de oliva la cebolla hasta que se acitrone y después agrega el ajo. Cuando ambos estén bien cocidos, agrega las verduras. Échale sal al gusto y cubre con un poco de caldo de verduras o agua, deja que hierva. Agrega el pipián y deja cocinar por 25 minutos. Cuando lo sirvas decóralo con pepitas y cilantro.

Ceviche

recetas-comida-gastronomia-mexicana-vegetarianas-saludables

¿Buscas algo fresco? ¿Extrañas comer pescado? Aquí está la receta perfecta para ti.

Ingredientes para 4 personas:

  1. 400 gramos de setas desinfectadas, cortadas en cubitos y bien cocidas
  2. 2 chiles serranos finamente picados (puedes quitarles las semillas)
  3. 4 jitomates cortados en cubos
  4. ½ cebolla finamente picada
  5. 2 dientes de ajo finamente picados
  6. El jugo de ocho limones (sin las semillas)
  7. 1 cucharada de salsa de soya
  8. Sal con ajo al gusto
  9. Pimienta negra al gusto
  10. 3 cucharadas de aceite de oliva extra virgen

¿Cómo se hace?

Mezcla todos los ingredientes en un bowl. Deja reposar entre 2 y 8 horas. Sirve con tostaditas de maíz nixtamalizado y una salsa deliciosa de chile habanero.

Tostadas de tinga

recetas-comida-gastronomia-mexicana-vegetarianas-saludables

La tinga de pollo es deliciosa, pero esta no le pide absolutamente nada.

Ingredientes para 4 personas:

  1. 2 cebollas blancas medianas, picadas en medias lunas delgadas
  2. 8 zanahorias grandes ralladas (no tan finitas o chicas)
  3. 4 jitomates
  4. ¼ cebolla blanca
  5. 4 dientes de ajo
  6. 2 cucharadas de aceite de oliva
  7. 1 cucharadita de comino molido
  8. 2 chipotles adobados
  9. 1 cucharadita de vinagre de cidra de manzana
  10. Sal y pimienta al gusto
  11. 1 cucharadita de azúcar
  12. Tostadas de maíz nixtamalizado
  13. Crema al gusto
  14. Queso fresco al gusto

¿Cómo se hace?

En una olla fríe la cebolla picada, las zanahorias y 2 dientes de ajo finamente picados, sazona con un poco de sal, azúcar y pimienta. En otra olla licua el jitomate, la cebolla que sobra, 2 dientes de ajo, el comino, los chipotles, el vinagre y un chorrito de agua (solo lo suficiente para que sea fácil licuar). Cuando las verduritas estén acitronadas, agrega la salsa licuada, hasta que la mezcla hierva. Cuando la salsa cambie de color, sácala del fuego. Prueba la tinga y agrega un poco de sal, pimienta y si sientes que le falta acidez, un poco más de vinagre. Sirve sobre las tostadas, crema y queso.

Tacos de asada

recetas-comida-gastronomia-mexicana-vegetarianas-saludables

¡Sí! La “trampa” es que la carne es de setas, pero no te vas a arrepentir. Prometido.

Ingredientes para 4 personas:

  1. Ocho tortillas nixtamalizadas grandes
  2. Ocho setas grandes sin cortar o romper, desinfectadas
  3. 8 cucharadas de salsa de soya
  4. 1 cucharadita de miel (puede ser jarabe de agave si le vas a ser vegano)
  5. 4 cucharaditas de aceite de ajonjolí
  6. ½ taza de cerveza (puede ser clara o oscura)
  7. 1 cucharadita de paprika
  8. 1 cucharadita de pimienta
  9. 1 cucharadita de sal de grano
  10. Cebolla, cilantro y limón para servirlos “con todo”

¿Cómo se hace?

En un bowl pon a marinar las setas con la soya, la miel, el aceite de ajonjolí, la cerveza, paprika, pimienta y sal por mínimo 8 horas. Cuando estés listo para comer unos espectaculares tacos, pon un sartén delgado a fuego alto y cuando esté caliente cocina por separado cada seta. Cuando esté bien cocinada (suave por dentro y quemadita y caramelizada por fuera), sirve sobre tortillas calientes con cebolla, cilantro, limón y tu salsa favorita (aunque con verde sabe mejor).  

También en Más de México: Vegan Mexico: de cómo ser vegano es fácil (si incluyes tacos y tostadas en tu dieta)