Guaguarongos: los geniales jorongos para quitarle el frío a tu perro

Los textiles mexas se están filtrando a todos los rincones del diseño, pero su más simpática versión son estos “guaguarongos”.

El gusto por nuestras artesanías tradicionales viene y va. Pero a nosotros nos encanta ver que se filtren a todos los rincones del arte y el diseño contemporáneo, porque significa que seguimos encontrando maneras de reinventar, cuestionar y replantear eso que ya consideramos bien nuestro.

mexico-artesanias-accesorios-perros-mascotas-jorongos-guaguarongos

Pero quizá la versión más simpática de estas reinvenciones de las artesanías tradicionales son los “guaguarongos”, geniales jorongos que sirven para quitarle el frío a las mascotas. Los jorongos son una pieza de ropa típica de distintas regiones del país que aún sigue produciéndose con antiguas y preciosas técnicas, aunque esta pequeña versión es la más insólita y enternecedora.

mexico-artesanias-accesorios-perros-mascotas-jorongos-guaguarongos

Enamorada de los perros, Fernanda Valdés Ferrer  se alió con artesanos de Contla de Juan Cuamatzi, Tlaxcala, para fabricar estas detalladas prendas y formar la marca Tamal In. ¿Por qué de Contla? porque ahí hay una fina y muy arraigada tradición en torno a los textiles artesanales, que además de construir inigualables diseños, son muy cómodos y calientitos.

mexico-artesanias-accesorios-perros-mascotas-jorongos-guaguarongos

Hay jorongos de todos los tamaños, pues se pueden encargar prácticamente a la medida de cada mascota. Dependiendo del tamaño, varia el precio, aunque un porcentaje de las ganancias de Tamal In se dona a refugios para perros. 

mexico-artesanias-accesorios-perros-mascotas-jorongos-guaguarongos

Sin duda es una forma muy innovadora de consumir artesanías, que se celebra, porque implica devolver a nuestro imaginario cotidiano diseños que cuentan la historia de las comunidades que los tejen.

mexico-artesanias-accesorios-perros-mascotas-jorongos-guaguarongos

Si te enamoraste de los guaguarongos, no dudes en comprarle uno a tu mascota y apoyar las múltiples causas que se desenvuelven entre sus hilos. Puedes comprar también los preciosos guaguarongos de Diseñadogs que tienen tienda en la CDMX.

También en Más de México: 4 deliciosas cervezas artesanales mexicanas (pero con causa)

La Ruta de la Miel: un viaje increíble en Tlaxcala para aprender todo sobre las abejas

Este viaje ecológico te hará sensible a las abejas: un animal del que dependemos todos.

Las abejas están peligro. Y eso nos pone en peligro a todos. No solo porque sin ellas nos quedamos sin miel. Tampoco porque son muy queridas y tienen un papel importante en nuestra cultura (especialmente para las comunidades mayas). En realidad, de las abejas depende nuestra biodiversidad.

¿Sabías que (según la FAO) hay 100 tipos de cultivos agrícolas que proporcionan el 90% de los alimentos de todo el mundo y 71 de ellos son polinizados por abejas? En pocas palabras, si ellas desaparecen tendremos una crisis agrícola muy grave. Por otro lado, hay muchos mexicanos que están luchando para salvarlas. ¿Y cómo lo hacen? Por un lado, cultivando miel y cuidando abejas y, por otro, generando preciosas experiencias para generar conciencia.

ruta-de-la-miel-tlaxcala-ecoturismo-viajes-abejas-apicultura

También en Más de México: ¿Quieres ayudar a México en serio? Necesitas empezar a comer estas 4 cosas ya

El turismo ecológico es la mejor forma de vivir un espacio. Porque no solo se trata de respetar el medio ambiente y tratar de que la huella que dejas mientras lo transites sea la menor posible. Además, el ecoturismo implica reconocer la forma en que la naturaleza y las personas que la habitan están interconectadas. Así, mientras tú tienes un viaje precioso, te sensibilizas sobre grandes causas.

También en Más de México: Rutopía: ecoturismo mexicano, genuino y deslumbrante para auténticos viajeros

La Ruta de la Miel

ruta-de-la-miel-tlaxcala-ecoturismo-viajes-abejas-apicultura

Y si tu causa son las abejas, tienes que vivir la Ruta de la Miel de Tierra Victoria en Terrenate, Tlaxcala. Este proyecto, generado por apicultores tlaxcaltecas, te enseñará la verdadera importancia de las abejas en nuestro mundo.

Además de una ruta increíble donde podrás adentrarte en los colmenares, convivir con las abejas y experimentar el proceso de extracción de miel; probarás delicias como miel mantequilla, y vinos y quesos hechos con esta delicia; te hospedarás en la encantadora Hacienda de Tepeyahualco, y hasta podrías hacer un viaje en globo aerostático para admirar los paisajes de la zona.

ruta-de-la-miel-tlaxcala-ecoturismo-viajes-abejas-apicultura

Y claro que esta propuesta suena increíble, pero lo mejor es que viviendo la Ruta de la Miel y comprando los productos de Tierra Victoria estás apoyando un proyecto familiar que involucra a los productores locales y que representa una resistencia comercial a la venta clandestina de miel y en palabras de los apicultores al “gran monstruo de la industrialización”.

¿Quieres ir?

ruta-de-la-miel-tlaxcala-ecoturismo-viajes-abejas-apicultura

Reserva tu experiencia o compra miel de Tierra Victoria aquí. O puedes escribir un correo a contacto@tierravictoria.com o llamar al 55 3658 0299. La Hacienda donde te hospedarás se encuentra en Calle 5 de Mayo #1, Guadalupe Victoria (58,52 km) 90540 Terrenate, Tlaxcala, México.

Makech: la espectacular y polémica joya viva de los mayas

Los makech son unos curiosos escarabajos que, ricamente ataviados, recorren las prendas de quien los porta, haciéndola de “ornamento” vivo.

Los makech son unos curiosos escarabajos propios de Yucatán y ligados a la tradición artesanal de la zona, porque —aunque suene increíble— son utilizados como piezas de joyería viva. Ricamente ataviados con diamantes falsos, pintados de brillante dorado y atados permanentemente a una pequeñísima cadena (que sirve para colgarlos de la ropa o como “correa”), han adornado por siglos a los mayas.

Para los viajeros que se encuentran con ellos en las calles de Yucatán, los makech son una auténtica rareza y —ciertamente— alto motivo de polémica, pues, sin duda hay en esta práctica ornamental un deje de “maltrato animal”; por lo menos si lo definen organizaciones como PETA (Gente para el Trato Ético de los Animales) en Estados Unidos.

La justificación de los vendedores locales suele estar ligada a una leyenda que algunos le atribuyen a los mayas y otros a un genio anónimo de la mercadotecnia. El mito de los makech contado en la contemporaneidad dicta que una princesa de la nobleza maya tenía un amante del que estaba profundamente enamorada; pero, por alguna circunstancia elusiva, su amor estaba prohibido.

makech-escarabajos-joyas-joyeria-viva-vivos-mayas

Así, cuando el amante fue sentenciado a muerte por relacionarse con ella, la princesa pidió a un brujo que lo convirtiera en el hermoso makech; ella lo decoró y lo portó para siempre sobre su corazón. Y aunque el origen mito ha sido desmentido por algunos, por no formar realmente parte de la tradición maya; se piensa que ha servido para impulsar la compra del raro accesorio orgánico.

La historia, aunque conmovedora, también es relativamente contraproducente. Al ligarse a una idea de lo romántico muy particular —donde uno de los amantes le pertenece al otro o “está encadenado” a él— nos recuerda que, a pesar de que son pequeños y no dialogan con nosotros, los makech tienen vida propia (y esa vida sí podría verse minimizada al ser usados como joya).

Pero hay otra postura que ni los animalistas, ni el turismo han explorado. Y es que, sea o no una pieza ligada a la cultura maya, el makech nos recuerda una premisa que sí es común en esta comunidad: la naturaleza resuena con nosotros y nosotros con ella. Así, mientras que sí es relativamente reprochable que la usemos “de adorno”, no es reprochable que queramos tenerla cerca del corazón.

¿No sería fantástico que nuestras joyas y nuestros objetos ornamentales fueran las relaciones preciosas que tenemos con el entorno? ¿Con la vida que nos rodea? Si supiéramos decorarlas con oro y con diamante —aunque estos fueran puramente metafóricos— y las tratásemos como tesoros, otro mundo este sería.

También en Más de México: El espejo mágico de obsidiana que se exhibe en el Museo Británico

*Imágenes: Smithsonian Magazine

Viajero camina de México a Canadá y documenta un segundo cada día (VIDEO)

La pieza final nos muestra un hermoso collage, imágenes de enorme belleza de la biodiversidad.

Siempre han existido viajeros empedernidos; de hecho, la historia de Occidente estuvo marcada enormemente por este ímpetu de aventura (y también de conquista). Y ahora con las redes sociales, es posible acceder a la documentación que de sus viajes hacen cientos de estos nómadas contemporáneos.

México, por supuesto, es una de las musas preferidas de los viajeros. Sabemos,  este país se encuentra entre los 5 países más biodiversos del mundo, y ello sin mencionar su enorme multiculturalidad, una de las naciones favoritas del mundo globalizado desde que este fenómeno comenzó a hacerse más palpable: como ejemplo el amor profesado para México del popular biólogo y viajero de mediados del siglo XIX, Alexander von Humboldt.

Y entre los nómadas contemporáneos, el viajero, simplemente conocido como Mac, ha llamado la atención por sus viajes a través de la naturaleza del mundo, pero también por los formatos que está creando. Mac, recientemente emprendió un viaje a pie desde México a Canadá, una hermosa odisea impregnada de cambios de paisaje, de transformaciones radicales de cultura, y de un entrañable recorrido simbólico (como el de la monarca) por la parte norte del continente.

Lo mejor de su trabajo, es que grabó cada día un segundo, y luego ensambló las imágenes haciendo una pieza que muestra la hermosura de las distintas zonas del norte del continente; México, indudablemente, una de las más privilegiadas.

Conoce más de su trabajo en su blog: Halfway Anywhere.