Lluvia de voces: rescatando la diversidad lingüística de México

México es un país con una riqueza cultural incalculable: sus 68 lenguas originarias serán difundidas en el maravilloso proyecto “Lluvia de voces”.

La herencia histórica y el legado de nuestros ancestros son de un valor inmenso. Las culturas prehispánicas son nuestro pasado, nuestro presente y nuestro futuro. Desde las tradiciones, las costumbres, la comida y la lengua, las raíces indígenas forman parte de nosotros. De hecho, México es uno de los países más lingüísticamente diversos del mundo. Hoy en día, existen 68 lenguas originarias vivas, además de 364 variantes.

A lo largo del tiempo, se han realizado varios proyectos para acercarlas a la gente, como la preciosa iniciativa "68 voces, 68 corazones". Afortunadamente, los esfuerzos continúan, y las generaciones jóvenes también están involucradas. Lluvia de voces es una idea creada por Nadia López García, joven poeta mixteca egresada de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.

Cuando llegó a la Ciudad de México, después de dejar su Oaxaca natal, se percató que había muy poca gente acostumbrada a escuchar las lenguas indígenas. Para ella era natural expresarse en mixteco para varias cosas, pero la gente reaccionaba con confusión y hasta hostilidad. En ese punto, decidió que era vital concientizar a la población acerca de la diversidad lingüística de México.

Comenzó a grabar videos con su celular, donde conversaba con hablantes de distintas lenguas, para que todo aquel que estuviera interesado las pudiera escuchar. Como dice Nadia: "Lo nombré Lluvia de voces porque imaginé que cada gota que cae es una lengua que podemos escuchar, y que quizá la tierra, que somos todos nosotros, está muy árida, pero con esas gotas es posible sembrarla y que germine".

Hoy en día, su canal de YouTube incluye 22 "voces", y el objetivo es llegar a 60 este año. Como dice Nadia, Lluvia de voces no es un proyecto individual, sino que es de todos. Debe concertarse un esfuerzo conjunto para que estas voces sigan vivas, para que se escuchen en cada rincón de México y que la increíble diversidad del país siga trascendiendo generaciones. Es la mejor manera de combatir el racismo, la discriminación, la violencia y la exclusión: "comparte un poco de tu lengua, que también es tu pensamiento, y yo comparto un poco de mi lengua, que es mi mundo y mi forma de ver la vida".

También en Más de México: el nuevo uniforme zapoteca de la Selección Mexicana.

*Collage: Zatriel Madrid