El mágico jardín de las Pozas de Xilitla como nunca lo habías visto (VIDEO)

Un dron nos ofrece este recorrido aéreo por los encantadores rincones del paraíso que Sir Edward James creó en Xilitla.

Exuberante, onírico, surreal, edénico, son solo algunos de los adjetivos que toman por asalto tu intención de describir este espacio. Creado por el británico Sir Edward james, a principios de los sesentas, “Las Pozas” de Xilitla, en San Luis Potosí, son una especie de oda sensorial a la comunión entre selva y arte, entre naturaleza y creatividad. 

Este video nos lleva a recorrer el lírico paraje de una manera inédita. Aprovechando la versatilidad de un drón y utilizando una cámara de gran resolución, nos permite escabullirnos por rincones y perspectivas que, aunque hayas ya visitado Xilitla, es muy probable que no hayas disfrutado. Así que si ya conoces este lugar de cualquier forma vale la pena ver el video y si no, entonces esperamos que esta sea una preciosa invitación a que lo hagas pronto. 

Si quieres conocer más acerca de Las Pozas, te recomendamos: Xilitla, una recreación surrealista del “jardín del Edén” en México

5 diferencias entre viajeros y turistas. ¿Cuál eres tú?

México se conoce o se comprende. El segundo ejercicio te hará sentir abrazado; pero tú decides.

Hacer turismo y viajar no son la misma cosa. El primero es un ejercicio definido por una fuerza determinada, por las ganas de consumir, de hacerse del mundo. El segundo es una urgencia que se manifiesta de forma dispersa, que puede surgir en cualquier momento, que igual aparece mientras uno está sentado en el sillón de la casa, husmeando las siluetas de los vecinos; en la calle mientras el humo de las taquerías es disipado por la lluvia helada, o mientras observa cómo se pone el Sol en alguna costa del mar de Cortés.

mexico-viajes-viajar-recomendaciones-turismo-mejores-destinos

Viajar es alejarse de lo que uno cree y dejar que la realidad que lo circunda lo lleve a lugares absolutamente insospechados, que aunque uno supone que conoce bien, siempre se guardan secretos que solo le susurran a quien está dispuesto a escuchar algo distinto. Turistear es otro asunto, tiene que ver con ir por sitios construidos para hacerte sentir a gusto, que no te retan, que te esperan con “los brazos abiertos”, pero que no necesariamente te abrazan. Te reciben a ti, como reciben a cualquiera y tú solo los consumes.

mexico-viajes-viajar-recomendaciones-turismo-mejores-destinos

Y claro, México está abierto al turismo definido como actividad de consumo. Sobre todo porque nuestras prácticas de turismo aportan casi el 9% del PIB nacional y genera millones de empleos. Pero, sí, como casi cualquier producto de consumo, el tipo de turismo que en México es popular, está definido por la demanda. Y debemos decir que esta definición nos deja que desear. El turismo se está volviendo una fuente inmensa de contaminación, de producción de basura, depredación de recursos naturales y comercio injusto.

mexico-viajes-viajar-recomendaciones-turismo-mejores-destinos

Así, somos los que viajamos los que tenemos que cambiar la jugada. Dejar de pensar que México es un territorio que simplemente se conoce y pensar que en realidad es un sitio por comprender (abrazar, entender y sentir).

Te dejamos 5 diferencias entre turistas y viajeros. Tú decide cómo quieres recorrer nuestro país.

¿Conquistador o conquistado?

mexico-viajes-viajar-recomendaciones-turismo-mejores-destinos

 

Dicen que México no podría ser si no fuera por la Conquista. Probablemente sea cierto, sin embargo, sin embargo el mestizaje que de ese evento brutal devino, nos ha transformado en un territorio indómito, en una tierra que se desiste a cualquier definición.

Así, quien es turista quiere conquistar, quiere hacer del espacio uno propio, quiere llevarse consigo souvenirs y retratos. El viajero, en cambio, se permite ser conquistado, deja que el terreno lo desarme, que la gente y sus tradiciones místicas y terrenales, le arranquen la guardia y lo hagan repensar toda certeza.  

¿Buscas encontrarte lo que ya conoces o perderte en lo desconocido?

mexico-viajes-viajar-recomendaciones-turismo-mejores-destinos

El turista quiere desplazarse por el mundo, manteniendo las condiciones, las comodidades y las garantías que ya conoce. Quiere que las cosas estén acomodadas a su manera, que la gente con la que se encuentra hable su mismo idioma, que la comida cumpla las expectativas de su paladar.

Pero ¿sabías que en México, además de español se hablan más de 64 lenguas indígenas, que además tienen alrededor de 3 variaciones cada una?  ¿Y que se come de todo, porque en el inacabable abanico de climas y paisajes de nuestro país brotan toda clase de delicias? México no va a poder evitar sorprenderte. Por eso los viajeros se dejan llevar por lo desconocido, prueban todo lo que se les ofrece y se prestan a aprender nuevas formas de narrar y mirar el mundo que los rodea.

¿Buscas satisfacción o quieres encontrarte contigo mismo?

mexico-viajes-viajar-recomendaciones-turismo-mejores-destinos

Es un simple turista el que busca satisfacción. Por eso el turista demanda lo que quiere y a veces abusa de la confianza de sus anfitriones o no respeta las libertades que le regala un espacio. El turista es el que en las calles tira basura. El que no se preocupa si ha dañado el patrimonio de otra persona. O si se está hospedando en un sitio que ha deforestado, que contamina las aguas o paga injustamente a sus empleados. El turista es el que regatea.

El viajero, por otro lado, es quien, en la incertidumbre, espera encontrarse consigo mismo. El viajero escucha al lugar, su canto natural, las historias de su gente, sus necesidades, el que se presta a encontrarse viviendo como otro, para aprehender durante su vida todos los mundos que le sean posible. Por eso el viajero prefiere las alternativas sustentables, comunitarias y justas. Por eso el viajero se informa, hace preguntas, busca maneras distintas de hacer y disfruta de la sorpresa, a veces insatisfactoria de no estar cómodo, pero aprender a acomodarse, de una forma nueva.

¿Buscas un México ya narrado o te quieres dejar transformar por nuestro vibrante país?

mexico-viajes-viajar-recomendaciones-turismo-mejores-destinos

 

Los turistas viajan en búsqueda de un México ya narrado, uno que les sugiere la historia, las instituciones, los medios y la publicidad. El turista viaja por la foto, por documentar que estuvo en los sitios consagrados. Por eso busca los centros de folclore, donde la cultura es la repetición mecánica de una simulación sobre el pasado, hecha en realidad solo, para satisfacer al turismo.

El viajero, en cambio, descubre algo nuevo a cada paso. El viajero está dispuesto a desbaratar cualquier prejuicio y dejarse transformar por cada rincón de nuestro país, sin importar que sea o no un sitio relevante para las otras voces. El viajero se abre o toda clase de texturas y colores. Y no le tiene miedo a enfrentarse con las vibrantes expresiones que les son ajenas. El viajero sabe que el mundo entero le es ajeno y que su labor es, respetuosamente, revelarlo.

¡También en Más de México: ¿Por qué amar a México a través de experiencias y no lugares?

*Fotografías: Destacada: Андрей Хрулёв-modificada por Más de México; Interior: Flor Garduño

Todo lo que tienes que saber sobre los 10 nuevos Pueblos Mágicos

Estos destinos mexicanos se acaban de volver imperdibles…

No hay punto en negarlo: todos los rincones de México tienen algo mágico. La razón detrás de esto posiblemente es que lo genuinamente maravilloso de este país es su gente y las increíbles e infinitas manifestaciones culturales que nos regalan. Además, tenemos la fortuna de habitar una tierra que desborda en su biodiversidad. En este país es difícil escapar de la belleza.

Sin embargo, el título de Pueblo Mágico que se han llevado 121 municipios mexicanos pretender reconocer algo muy particular: la forma en que los pobladores y las administraciones contribuyen al cuidado de las historias, las costumbres y el entorno de su localidad. Cuando estas se pulen y presentan como preciosas joyas que todos deberíamos conocer, el valor se vuelve explosivo.

Claro que hay muchos sitios así, donde la gente que los habita hace todo lo que puede por cuidar los pequeños rincones y las ricas tradiciones con las que crecieron. Por eso celebramos que se otorguen reconocimientos a estos esfuerzos.

Recientemente fueron nombrados “Pueblos Mágicos” 10 municipios de distintos estados. En cada uno hay cosas imperdibles y por eso te compartimos todo lo que tienes que saber.

Nombre de Dios, Durango

mexico-10-pueblos-magicos-nuevos-destinos-mexicanos-viajes

Este sitio se guarda 2 grandes atractivos: sus hermosos recintos naturales y su increíble arquitectura virreinal. De la última hay, como muestras, 5 iglesias y una ex hacienda (la de Juana Guerra). Pero si prefieres estar al aire libre, las cascadas de 20 metros de “El Saltito” y el hermoso ojo de agua que se alimenta de el río Tunal, te dejarán fascinado. Este lindo pueblo también es conocido por las conservas y licores de fruta y dulces cristalizados hechos con lo que se cosecha en la hiper fértil tierra de este oasis.

Tlaquepaque, Jalisco

mexico-10-pueblos-magicos-nuevos-destinos-mexicanos-viajes

El pueblo de Jalisco tiene bien merecido el reconocimiento por ser una efervescente capital mexicana de la tradición artesanal, especialmente de la cerámica y la alfarería. Hay distintos puntos del municipio que tienes que visitar, entre ellos: el Jardín Hidalgo; El Parián, donde puedes comer delicioso y echarte un auténtico tequila; el Museo Pantaleón Panduro de cerámica y el Regional de Cerámica y el de Alfarería. Si eres amante de la arquitectura, no te puedes perder el Santuario de Nuestra Señora de la Soledad y la Parroquia de San Pedro.

Zimapán, Hidalgo

mexico-10-pueblos-magicos-nuevos-destinos-mexicanos-viajes

Este flamante Pueblo Mágico combina riqueza natural y fantástica arquitectura colonial, como la de la preciosa Parroquia de San Juan Bautista, el ex convento Misión Tolimán y la Ex Hacienda La Estancia.  

Si de naturaleza se trata, tienes que visitar el Cañón del Infiernillo, un hermoso cuerpo de agua artificial; la Villa de la Encarnación, una preciosa villa donde se cultivan manzanas, piñones y frutos del bosque y truchas; el Parque Nacional de los Mármoles; la presa del Infiernillo; el cañón de San Cristóbal; el Caracol del Carrizal que es una serie de extravagantes formaciones rocosas.

Comonfort, Guanajuato

mexico-10-pueblos-magicos-nuevos-destinos-mexicanos-viajes

Este sitio desborda cultura y sitios increíbles. Tienes que visitar la parroquia de San Francisco, el Museo Doctor Luis Mora (en donde puedes ver piezas arqueológicas de sitio). Además, podrías experimentar increíbles fiestas tradicionales, que incluyen danzas, palenques, mucha música y comida. La gastronomía es variada, pero la especialidad son las carnitas de puerco.

Amealco, Querétaro

mexico-10-pueblos-magicos-nuevos-destinos-mexicanos-viajes

Hay mucho que visitar en este lindo pueblo llamado Amealco por ser tierra de manantiales. Además, si te gustan las artesanías necesitas visitarlo. Hay una larga tradición de tejedoras que hacen preciosos textiles de lana. La comida también es fantástica: se come una deliciosa barbacoa y dulces como ate de membrillo, manzanas cristalizadas y un fantástico pan.

Melchor Múzquiz, Coahuila

mexico-10-pueblos-magicos-nuevos-destinos-mexicanos-viajes

En este pueblo mágico se mantienen las tradiciones de los indígenas kikapoo, que se rigen por sus propios usos y costumbres y prácticas religiosas. ¿Qué ver? Si quieres naturaleza tienes que visitar el manantial de Nacimiento, La Cascada, el Río Sabina. Si quieres historia: tienes que buscar la Iglesia de Santa Rosa de Lima, el monumento a Don Benito Juárez y el Museo Municipal. La fiesta más importante del pueblo es la celebración anual de “La Primera Luna”, una celebración indígena.

Compostela, Nayarit

mexico-10-pueblos-magicos-nuevos-destinos-mexicanos-viajes

El atractivo central de este pueblo mágico son las playas, por supuesto. Pero también puedes visitar los museos de sitio donde se exhiben piezas arqueológicas de la zona; vivir las fiestas patronales; buscar la perfecta pieza de talabartería (que es tradicional en la zona) o comer un tradicional festín de mariscos o una carne asada.

Aquismón, San Luis Potosí

mexico-10-pueblos-magicos-nuevos-destinos-mexicanos-viajes

Además del lindo templo de San Miguel Arcángel, en este pueblo de la Huasteca, lo que más se disfruta son los espectaculares sitios naturales, entre cuevas, cascadas y sótanos, destacando el extravagante sótano de las golondrinas.

Bustamante, Nuevo León

mexico-10-pueblos-magicos-nuevos-destinos-mexicanos-viajes

La naturaleza es el plato principal: inmensas grutas con curiosas formaciones, el precioso balneario “El molino” y la ruta “El cañón”, que sigue la ribera de un hermoso río. Para el postre: el delicioso pan dulce que se hace solo en seis panaderías tradicionales del municipio, pero se disfruta en todo el estado.

mexico-10-pueblos-magicos-nuevos-destinos-mexicanos-viajes

Guadalupe, Zacatecas

mexico-10-pueblos-magicos-nuevos-destinos-mexicanos-viajes

Entre la catedral, museos y la plaza principal, Guadalupe es el destino ideal para los amantes de la arquitectura. Además, el pueblo es conocido por sus yacimientos de minerales (como plata y cobre) y los bancos de cantera y caliza. Así, las artesanías son realmente fabulosas: esculturas, labrados en cantera, piezas de ónix y cerámica.  Para comer hay birria, carnitas, gorditas, aguamiel, las famosas melcochas, queso de tuna y dulces de leche.

Kati Horna, la poco conocida surrealista que capturó México en oníricas fotografías

La fotografía que Honra realizó en México, nos invita a observar los claros oscuros de la sociedad mexicana, en los años 30.

Mi casa es tu casa. Esa es una de las frases más naturales de los mexicanos. Pero, cuando se trata de viajeros que portan una curiosidad notable por México, el significado de este enunciado va más allá. La invitación a nuestro hogar se vuelve una metáfora, y los muros que nos circundan se rompen para dar una afectuosa bienvenida al que no conoce este país. Esto le sucedió a Kati Horna, quien perseguida por sus creencias y las de su esposo, tuvo que salir de Europa y refugiarse en nuestra tierra. 

Kati Horna llegó a México en 1939, acompañado de su esposo José. Como muchos europeos que huyeron de su tierra, los Horna salieron exiliados de Barcelona y París, por compartir afines ideológicos con los Republicanos. México se volvió su segunda patria y, durante lo que sería su nueva vida en esta tierra, Kati se realizó principalmente en la fotografía. 

artistas surrealistas mexico fotografias kati-horna

Sus trabajos fotográficos involucraban la vida cotidiana y la captura de objetos abandonados. El retratar piezas carcomidas por el tiempo, era una necesidad de atrapar su fugacidad. El efecto de imagen desgastada que lograba, producía a su vez, una sensación onírica en su trabajo. . .había conseguido detener lo efímero. Por otro lado, le encantaba capturar objetos inanimados tras su lente, un comportamiento “típicamente surrealista” entre los practicantes de la vanguardia de los sueños.

artistas surrealistas mexico fotografias kati-horna

Porque fotografiar artefactos cotidianos era una manera de desatarlos de la razón y la realidad en la que se encontraban sometidos. Aunque, en el caso de Kati Horna este estilo se volvió muy natural. La razón reside, quizá, en que en México el surrealismo se respira en nuestras calles. Los objetos cotidianos no sólo son recipientes, son un algo en constante relación con el imaginario colectivo.

artistas surrealistas mexico fotografias kati-horna
Sans titre (carnaval de Huejotzingo), por Kati Horna en 1941

Pronto, el trabajo y creatividad singular de Kati Horna comenzó a circular en diferentes revistas mexicanas, como Nosotros (1944-1946), Mujeres (1958-1968), México This Month (1958 y 1965), entre otras. La mezcla de influencias en sus fotografías –pues el surrealismo no era su única herramienta, también lo era así el expresionismo–, comenzó a dar frutos en el contexto mexicano y su diversidad cultural, inmortalizando escenarios épicos de la indómita tierra mexicana. Ejemplo de ello son aquellas imágenes donde el uso de sombras juega un papel fundamental. 

El contraste en la luz y oscuridad resultó idóneo cuando le llegó la oportunidad de retratar La Castañeda, famoso manicomio mexicano por sus contra oscuros en la historia de la medicina en nuestro país.

artistas surrealistas mexico fotografias kati-horna
La Castañeda, hospital psiquiátrico, por Kati Horna en 1944

La locura y la oscuridad en sus fotos evidenció la fascinación de Horna hacia los temas tenebrosos. Un caso de esto puede verse en la fascinación que tenía por los vampiros y la creatividad que poseía para situarlos en nuestras calles a partir de una serie fotográfica llamada: Historias de un vampiro. Sucedió en Coyoacán. (1962) Aquí, la fotógrafa plasma su ingenio y humor en una serie de capturas en el estudio de una amiga suya. La mezcla del blanco y negro en esta imagen transmite una esencia bella sobre las almas oscuras, y a la vez nostálgico:

artistas surrealistas mexico fotografias kati-horna
“Historia de un Vampiro. Sucedió en Coyoacán”, Ciudad de México, por Kati Horna, 1962.

La visión que nos compartió Kati Horna a través del lente de su cámara es invaluable. Le dio vida a objetos olvidados, le otorgó rostros a la locura y al mito. Pero, sobre todo, se volvió una mexicana que aceptó todas las (ir)realidades de nuestros país. Cuando Kati Horna llegó a México, no hubo necesidad que le dijeran mi casa es tu casa. Ella, desde un principio, lo supo.

artistas surrealistas mexico fotografias kati-horna

artistas surrealistas mexico fotografias kati-horna

artistas surrealistas mexico fotografias kati-horna
Domingo en Parque de Chapultepec por Katty Horna, 1959.
artistas surrealistas mexico fotografias kati-horna
Una noche en el hospital de muñecas por Kati Horna, 1962.

artistas surrealistas mexico fotografias kati-horna

artistas surrealistas mexico fotografias kati-horna

artistas surrealistas mexico fotografias kati-horna
Oda a la necrofilia por Kati Horna, 1962.
artistas surrealistas mexico fotografias kati-horna
Calle Moneda por Kati Horna