Torolab: el arte de la transformación social

Este genial colectivo fronterizo tiene un interés explícito mejorar la calidad de vida a partir de proyectos interdisciplinarios  

Torolab  es un proyecto que comenzó hace 17 años en Tijuana, ciudad fronteriza entre México y Estados Unidos, con la intención de mejorar la calidad de vida de los individuos y sus comunidades. Raúl Cárdenas Osuna desarrolló este colectivo enfocado en la creación y difusión de proyectos que generen conciencia, que provoquen cambios tangibles a partir del arte, la arquitectura, el diseño y la música, y cuantas disciplinas sean necesarias.

Torolab es un taller y un laboratorio de proyectos transdiciplinarios que funge como catalizador de poéticas, y políticas, orientadas al bienestar común. Con una perpetua rotación de sus colaboradores, profesionales y académicos de diversas regiones se involucran en los proyectos que se proponen para resolver una problemática social.

mapa instalación de torolab

“La filosofía es crear proyectos transdiciplinarios que van ligados a las extrañas, prácticas, lógicas e ilógicas ideas que se construyen de cómo vivir mejor, con las especificidades de cada persona y de cada contexto” aclara Cárdenas respecto a la intención del colectivo.

Para ejemplificar el tipo de proyectos que emprende Torolab , podríamos mencionar “Coma”, el cual se centra en presentar una alternativa alimenticia a la clásica dieta del mexicano, poniendo al alcance de las personas en una tienda móvil, una especie de pan que contiene todos los nutrientes ausentes en el menú diario de la comida callejera. Para el proyecto “Un grado Celsius” se conformó un equipo de profesionales en el campo de la botánica, la biología y ecología, con la intención de formar una red de jardines botánicos en Culiacán, Sinaloa, que con la ayuda de la Universidad del estado, hacen estudios ambientales en un laboratorio móvil, con la intención de contrarrestar el déficit de áreas verdes. Este proyecto forma parte de un plan mayor que lleva por nombre “Urbanismo Molecular.”

Los proyectos tienen la vocación de dar un entendimiento y de situar una práctica que va más allá de los esquemas establecidos por las políticas culturales, académicas o las economías del sistema de galerías; crear agrupaciones de personas ligadas por un hilo conductor de proponer, no sólo de protestar, y sorprendernos con la estética que genera el conocimiento mismo.

La creatividad que Torolab despliega en las calles, y los resultados obtenidos por esta agrupación, es muestra del espíritu transformador que cabe en el arte, y en cualquier disciplina interesada en hacer la diferencia.

Imagen: 1) Museum of Conteporary Art San Diego / Torolab

Trascendiendo el cliché del folclor: la cultura popular viva en la obra de Teresa Barrera

"Es importante reflejar un poco lo que te toca vivir; un poco de lo tu época".

Como todo lo que sucede a nuestro al rededor nos cuenta cosas mucho más profundas, la artista mexicana Teresa Irene Barrea, va por las calles de CDMX con los sentidos aguzados. 

Empezó a pintar por mera casualidad, en algunos talleres de la prepa en el 2002. Luego, ya no pudo dejar de hacerlo, pero sobre todo porque lo que hallaba en las calles, y en la vida cotidiana en general, le llamaba a plasmarlo.

teresa irene barrera artista

Microhistorias marineras

Su arte refleja la cultura popular más no desde el cliché. “Toda cultura y lenguaje tiene que renovarse porque sino se queda para museo, la cultura popular es lo que nos toca vivir”, me dice.

A sus 37 años su obra ha sido expuesta en distintos países y esta creativa muestra un especial interés por lo diminuto. Nos acerca la realidad del caos de la vida mexicana diaria en micro historias enfrascadas o como elementos de los gabinetes de curiosidades clásicos del siglo 19. Objetos que contaban historias, muchas misteriosas, para descubrirlas.

“Pinto sobre la cultura popular que es lo que me toca ver diario. Considero que es importante reflejar un poco lo que te toca vivir un poco de lo tu época, yo estudié historia en la UNAM, y esto que te toca vivir tiene que pasar por tu interpretación,”, cuenta.

Fantasmas del metro

Sus lienzos también pueden ser cajas de cerillos o recortes pintados y puestos al interior de marcos antiguos. También hace murales comunitarios o figuras de papel que pueden reflejarse en la pared inmersa en la noche.

Entre fantasmas del metro, nostalgia huasteca o sonideros en la Santa María de la Rivera, Ibarra sustrae algo muy inmediato que documenta la esencia de eso dinámico, abstracto y cambiante de la realidad mexicana. 

Más allá de lo social, o el folclore, para ella: el relato. 

teresa irene barrera artista

 

teresa irene barrera artista

Las aspiraciones

teresa irene barrera artista

Tamborilero

teresa irene barrera artista

La dulce fidelidad

teresa irene barrera artista

 

teresa irene barrera artista

Ana Paula de la Torre Diaz
Autor: Ana Paula de la Torre Diaz
Politóloga de carrera, colabora para diversas publicaciones digitales como Pijama Surf. Creadora del proyecto ciudadano yanostoca.com. Y pintora ocasional ( http://bit.ly/2jkE8lD )

El peculiar (y encantador) transporte público reciclado de Tijuana

De los remanentes escolares de Estados Unidos, en Tijuana estos vestigios renuevan su personalidad y la de la ciudad.

Tijuana, con su única personalidad, no escatima en darnos uno de los espectáculos de transporte público más curiosos. Diverso como lo es este último, pues hay desde autobuses a colectivos y microbuses conocidos como calafias, además concede un color distinto a cada una de sus rutas, lo que le hace más único.

Eso no es todo. La mayoría de su transporte público es un reciclado de los autobuses de escuela en Estados Unidos. El resultado de la mezcla es gracioso. Autobuses y calafias con aspecto cincuentero y escolar se pasean con colores intervenidos y le dan un toque aún más surrealista a la ciudad.

La red principal de autobuses es de color azul y blanco pero los naranjas, verdes, amarillos y dorados desfilan por igual en estas rutas vintage. 

Te compartimos una probada:

*Imágenes: Ana Paula de la Torre.

 

 

Ana Paula de la Torre Diaz
Autor: Ana Paula de la Torre Diaz
Politóloga de carrera, colabora para diversas publicaciones digitales como Pijama Surf. Creadora del proyecto ciudadano yanostoca.com. Y pintora ocasional ( http://bit.ly/2jkE8lD )

La ilustradora mexicana entre la cerámica, cartonería y la repostería: Rachel Levit Ruiz

Esta creadora mexicana trasciende sus personajes a oficios inesperados.

Con solo 28 años Rachel Levit Ruiz ha hecho un estilo en el mundo de la ilustración. Sus sutiles personajes aparecen en The New York Times, The New Yorker y Lucky Peach y este año fue elegida junto con el español Isidro Ferrer para hacer el cartel de la 46 edición del Festival Internacional de Cine de Huesca.

El trabajo de Levit Ruiz, quien creció en CDMX, nos sorprende con líneas discretas y humanos ligeros que parecieran flotar en el papel.. Sus cabezas de cerámica nos traen igualmente, ligereza, y sus tonos pastelosos contienen una deliciosa calma.  

Como la imaginación usa todo tipo de materiales intangibles, o no, sus obras también llegan al universo de la repostería junto a la bloguera/chef Azúcar Pastel.

Esta es una probada del trabajo de esta joven promesa quien ya trasciende los límites de la ilustración y los lleva a otros lugares impensados: 

 
 
 
 
 
 
 
Conoce más de su trabajo, aquí.
 
 
Ana Paula de la Torre Diaz
Autor: Ana Paula de la Torre Diaz
Politóloga de carrera, colabora para diversas publicaciones digitales como Pijama Surf. Creadora del proyecto ciudadano yanostoca.com. Y pintora ocasional ( http://bit.ly/2jkE8lD )