Sin categoría

¿Cuál es el árbol más mexicano de todos?

Si tuvieras que determinar cuál es la especie arbórea más representativa de México, ¿por cuál apostarías?

Los árboles, desde hace milenios, han fungido como referentes fundamentales del paisaje humano. Su relación con nuestra especie es contundente, omnidireccional, y tiene repercusiones en incontables planos. Desde el refugio hasta la economía, pasando por la estética, la “ecosistemia” y la inspiración, los árboles se cuentan, sin duda, entre los más generosos aliados de la humanidad.

Cada país, cada cultura, tiene sus propios árboles, aquellos que han estelarizado mitos o leyendas, que han proveído recursos a la economía local o que fungen como distintivos paisajísticos –entre otros muchos criterios de predilección. Y obviamente México, un país que desborda en riqueza natural, no es la excepción.

Si pensamos en árboles “mexicanos” es muy probable que emerja, antes que cualquier otra especie, la formidable figura de un sabino o ahuehuete. Ya después vendrían quizá la vigorosa ceiba –como aquellas que vigilan, decididamente, la selva de Palenque–, o incluso la jacaranda que, aunque procedente de Brasil, engalana decenas de ciudades en México y se ubica entre los árboles consentidos de muchos de sus habitantes.

Pero para justificar nuestra elección del ahuehuete (Taxodium mucromatum) como el “árbol más mexicano”, podríamos, además de recordar que entre sus nombres internacionalmente reconocidos se incluyen los de ciprés mexicano y ciprés Moctezuma, aludir a que, curiosamente, los árboles más famosos del país, uno por su fisiología y otro por su papel histórico, pertenecen a esta especie:

Árbol del Tule (Tule, Oaxaca)

981px-Arbol_del_Tule

Este espléndido ejemplar se encuentra  entre los árboles más famosos del planeta. Y es que su descomunal corpulencia (14 metros de ancho, casi 42 de altura y 636 toneladas de peso), combinado con una imponente y encantadora figura, hacen de él un ser apasionante. El Tule se encuentra en Oaxaca, en el pueblo de Santa María del Tule, se estima que debe tener alrededor de dos mil años y es oficialmente “el árbol más grueso del mundo” .

 

El árbol de la Noche Triste (Popotla, Ciudad de México)
Arbol_de_la_Noche_Triste_-_Popotla_-_Ciudad_de_Mexico

Indudablemente se trata de uno de los árboles más significativos en la historia de nuestro país. Y es que al parecer cobijó a Hernán Cortés la noche de su derrota inicial frente a los guerreros aztecas que defendían su ciudad, Tenochtitlán, del acecho de los españoles. Según la historia en este árbol se sentó el conquistador a llorar su derrota. Actualmente quedan vestigios de este ejemplar que murió tras sufrir un segundo incendio en 1981, pero hasta la fecha sigue de pie, como el eco de un guerrero, sobre la calzada México-Tacuba, en la Ciudad de México.

 

El Sargento (Chapultepec, Ciudad de México)

el-sargento-chapultepec-arbol-ahuehuete

Según la leyenda, este precioso ejemplar fue plantado por Netzahualcóyotl a solicitud de Moctezuma. Se calcula que previo a su muerte, se secó en 1969, el Sargento llevaba de pie alrededor de cinco siglos, lo cual le coloca como el árbol más viejo de todo el Bosque de Chapultepec, una distinción bastante preciada si consideramos que se trata de un lugar sagrado que, además, cumple con una función vital en la Ciudad de México: purificar el aire.  

Sobra decir que este ejercicio es en esencia subjetivo, ya que no existe un criterio absoluto para determinar la especie arbórea que se ubica más alto en la escala de la mexicaneidad. Pero al menos parece que existen unos cuantos argumentos que difícilmente podrían derrocarse, abogando por esta imponente especie.   

* Imágenes: 1) Universidad Veracruzana; 2) Eljaivan / Wikimedia Commons; 3) ProtoplasmaKid / Wikimedia Commons.

Se están pirateando este espectacular maíz oaxaqueño (descubre quién, por qué y qué hacer al respecto)

La justa combinación entre manos, tierra y semillas mexicanas dio lugar a un maíz fantástico que dos universidades estadounidenses y una empresa transnacional están llamando propio…

El maíz es la planta mexicana por excelencia. Su cultivo, es mucho más que una práctica milenaria, se ha transformado en un acto de resistencia muy contemporáneo, porque el maíz y sus más de 60 variedades son el símbolo máximo de la biodiversidad de nuestra tierra y, por lo tanto, también de la diversidad cultural que nos hace tan complejos y también particulares en el mundo.

Además, el maíz representa nuestro vínculo intenso e indeleble con la tierra, con el campo, el lugar de donde brota la vida; pues la existencia de esta planta depende de nosotros y nosotros dependemos profundamente de ella. El maíz y los mexicanos estamos eternamente unidos. Y en este ejercicio de perfeccionarnos el uno al otro (mexicano al maíz y viceversa), algunas comunidades campesinas han cultivado plantas espectaculares, como el maíz de la Sierra Mixe de Oaxaca.

¿Su gran peculiaridad? Este maíz oaxaqueño se caracteriza por ser resistente a las plagas y no necesitar fertilizantes. Esto lo vuelve una auténtica joya para los productores agrícolas, especialmente para los que siembran alimentos de forma masiva.

Esta increíble cualidad llevó a dos universidad estadounidenses y a una empresa transnacional a piratearse la planta (de una forma particularmente ilegal), pasando por alto regulaciones nacionales, internacionales y, por supuesto a la comunidad ligada a la existencia de este maíz.

¡Se están pirateando el maíz!

maiz-oaxaqueno-plagio-pirateado-robo-mars-universidades-estados-unidos

Fue la investigación de Paris Martínez para Animal Político la que reveló los detalles de este nefasto hecho: la transnacional Mars Inc. (Snickers, M&M, Milky Way, Orbit, Wiscas y más) y las universidades Davis de California y Wisconsin-Madison de Estados Unidos publicaron una investigación en una revista científica asegurando haber descubierto el maíz de la Sierra Mixe, una planta que existe gracias a los cientos de años de selección tradicional de la semilla.  

Y no solo no lo descubrieron, sino que para el plagio genético que ejecutaron se saltaron al gobierno de México. Claro que las confusiones son excesivamente intrincadas, hay muchas instituciones tomando papeles controversiales y mucha desinformación. El artículo de Animal Político desentraña cuidadosamente el asunto, pero, sobre todo, nos deja saber por qué es tan relevante este molesto y muy oscuro evento.  

¿Por qué este problema es tan relevante?

maiz-oaxaqueno-plagio-pirateado-robo-mars-universidades-estados-unidos

Hay muchas razones para prestarle atención a lo que está pasando con el maíz de la Sierra Mixe, pero la principal es elocuentemente explicada por la doctora Yolanda Massieu Trigo que declara para Animal Político: “las variedades de maíz criollo son bienes comunes, pertenecen a toda la comunidad.”

El maíz criollo es justamente ese que se desarrolla por los procesos milenarios de selección e intercambio de semillas, hechos en conjunto y durante toda su historia por una comunidad particular. Así, este maíz nos narra la forma en que esa comunidad (y los miembros que la conforman) se comunica, comparte entre vecinos y, también las cualidades que priorizan o buscan asegurar, al sembrar maíz. Algunos preferirán ciertos sabores o texturas o colores o cualidades como aguantar mejor climas extremos o, como es el caso, poder sobrevivir a las plagas.

Así, estos maíces son en múltiples sentidos propiedades colectivas y nunca deberían ser señalados como el descubrimiento o la labor de uno, menos en las circunstancias tan descaradamente ilegales en las que está ocurriendo esto ahora.

Por otro lado sí es súper relevante ese asunto de la ilegalidad: la forma en la que estas organizaciones se pasaron por alto a las autoridades locales, a las personas de la comunidad y hasta el Protocolo de Nagoya, convenio internacional que protege la diversidad biológica y su uso sostenible.

Y, por si fuera poco, las declaraciones de las universidades y la empresa son tan ominosas que ni siquiera se ha podido confirmar de qué municipio o pueblo de la Sierra Mixe de Oaxaca es la comunidad que podría haber compartido (o a quienes se le arrebató) el secreto de su fantástica semilla.

¿Qué puedes hacer al respecto?

maiz-oaxaqueno-plagio-pirateado-robo-mars-universidades-estados-unidos

El asunto es muy complejo, pero hay algunas cosas que puedes hacer para apoyar la causa:

  • Firma peticiones y dona a iniciativas que defiendan los maíces nativos y criollos.
  • Cométe la tortilla (y los demás productos de maíz) que realmente te mereces: hechos con la planta local, cultivados de forma tradicional, por comunidades locales. Verás que son mejores y más ricos.
  • No compres productos de maíz chatarra (hechos con harina refinada) o hechos con variantes transgénicas.
  • No apoyes la economía de las grandes transnacionales, que ni siquiera tienen la decencia de hacerse de material biogenético de manera legal. Recuerda que cuando le compras algo a alguien, tú estás financiando sus prácticas. ¿A quién quieres patrocinar?
  • Infórmate sobre lo que está ocurriendo y comparte lo que sabes con los demás.
  • Alza la voz. Recuérdale a estas instituciones que estamos enojados. Contacta aquí a UC Davis, a  Wisconsin-Madison o a Mars Inc. Que sepan que los estamos vigilando.
  • Únete a la defensa de los campesinos por nuestra diversidad, en todos los sentidos posibles. Come mexicano y haz milpa, recuerda que es un acto de resistencia.

Las más extrañas y hermosas tradiciones mexicanas para honrar a los muertos

Para honrar a los muertos, por todo México se realizan deslumbrantes rituales… ¿Los has experimentado?

Por todos lados se rumora: los mexicanos tenemos una peculiar relación con la muerte. Pero experimentando esta conexión, nosotros mismos hemos encontrado que lo más querido  —cuando se trata del elusivo y polisémico concepto— son nuestros difuntos. Así, aunque aquí la muerte tiene muchísimos significados, si estamos tan cerca de ella es posiblemente porque queremos mantener viva la conexión con aquellos que “ya no están”.

Por eso, a través de una serie de deslumbrantes rituales, definidos por las religiones y costumbres, pero que funcionan por nuestra profunda filiación a la espiritualidad, convocamos cada año a nuestros muertos, para pasar con ellos unos días, suspendiendo la distancia que la muerte implica o, desde una visión más optimista, haciendo valer la conexión que la muerte invoca.

Te presentamos, entonces, las más extrañas y hermosas tradiciones mexicanas para honrar a nuestros muertos. Si no las has experimentado, deberías darte la oportunidad.

Xanduu´Yaa, ritual zapoteca

tradiciones-dia-de-muertos-mexico-oaxaca-extranas-raras-bonitas

Este rito que dura 9 días tiene orígenes prehispánicos y es practicado por la comunidad zapoteca en el pueblo de Juchitán, Oaxaca. La celebración comienza el 22 de octubre con una serie de rezos y el ensamblaje de los altares tradicionales, que se hacen de manera comunitaria con los vecinos, siguiendo la antigua tradición del “tequio”. Para decorar las entradas de los casas, se arman unos preciosos arcos decorados con frutas.

Durante los 9 días que dura la celebración, los difuntos reciben visitas en las ofrendas de sus respectivas casas, donde los anfitriones ofrecen pan y café. El día de muertos se hace una tamaliza tremenda en el panteón. La razón por la que se recibe a los difuntos en octubre y no en noviembre es que la celebración está basada en el calendario zapoteca, que tiene 260 días, pues la comunidad nunca ha utilizado el calendario católico que rige a los demás.

Vuelo de los papalotes

tradiciones-dia-de-muertos-mexico-oaxaca-extranas-raras-bonitas

En Oaxaca, el papalote sirve para enlazar nuestro mundo con el más allá. Según la tradiciones, funcionan como vehículos para las almas que descienden en la celebración de los muertos. La visión de los papalotes es una seña para atraerlos de vuelta a casa, donde su familia y amigos los esperan con hermosas ofrendas de flores, dulces, comida y aguardiente. Así, unos días antes del día de Todos los Santos, se vuelan los papalotes, por cuyos hilos bajaran los muertos. Estos están hermosamente adornados con dibujos de aves, estrellas o flores. Después de las fiestas, los mismos papalotes los ayudan a volver a su lugar de descanso.

También en Más de México: Traer a los muertos: la función ritual de volar un papalote

Exhumación de cadáver en Pomuch

tradiciones-dia-de-muertos-mexico-oaxaca-extranas-raras-bonitas

Sin duda, un ritual que a muchos puede parecer extraño, pero que para los habitantes de Pomuch, en Campeche, es cotidiano. Después de tres años de fallecidos, los familiares de los difuntos exhuman su cadáver, con muchísimo cariño y delicadeza, para limpiar, uno por uno, los restos. Después de eso, realizan la misma operación cada Día de Muertos.

El mismo día, aprovechan para arreglar los nichos y tumbas, pintar el sitio, adornar con flores. Después de la limpieza, los restos se envuelven en preciosos paños bordados y se guardan en cajas de madera. Al terminar, los asistentes comparten la comida de la ofrenda y celebran el tiempo obtenido con sus difuntos.

“Cuerpo simulado” en Ocotepec

tradiciones-dia-de-muertos-mexico-oaxaca-extranas-raras-bonitas

La fiesta del día de muertos, en Ocotepec, Morelos, es tan popular que hace aparición en uno de los libros más relevantes de la literatura moderna (Under The Volcano, de Malcolm Lowry). Y no es para menos: los habitantes de esta comunidad se toman la celebración muy en serio y adornan ricamente las calles, las casas y el panteón. El aire denso de copal y cempasúchil inunda cada rincón y sugiere, en el sopor, que el mundo conocido se está combinando con otro que les pertenece a los muertos.

La fiesta empieza el 31 de octubre, con misas, campanadas y cientos de personas que transitan las calles disfrazadas de monstruos y catrinas. Pero, entre las monumentales ofrendas, lo que no se escapa a la atención, son las figuras antropomorfas, de tamaño “real”. Son los “cuerpos simulados”, recreaciones de los difuntos que se colocan en las ofrendas y en las tumbas; bultos de distintos materiales, que se visten con la ropa y zapatos de los seres queridos que ya no están. En donde va la cabeza, se coloca una calaverita de azúcar.

Los vecinos y antiguos amigos visitan al muerto, le llevan un cirio (vela para alumbrarles el camino) y comparten con él la ofrenda.

Huehuenchada

tradiciones-dia-de-muertos-mexico-oaxaca-extranas-raras-bonitas

La muerteada o huehuenchada se celebra de forma similar en Tetela del Volcán, Morelos y en San José Etla, Oaxaca. Es una tradición fantástica que por igual se burla de la muerte y honra a los difuntos. Consiste en “prestar” el cuerpo a un ser querido fallecido. El “huehuenche” se disfraza el 1 de noviembre del difunto a quien prestará materialidad, tal vez le toca ser campesino, policía, estudiante o quinceañera. Además se pone una máscara que simula un rostro con rasgos muy exagerados, simpática, pero también aterradora: un buen doble sentido, muy a la mexicana.

As las 12:00 las campanas suenan y los enmascarados van al panteón a “recoger” las almas que encarnaran. Algunos, incluso, se tienden en las tumbas y esperan a que el muerto los habite. Después empiezan las fiestas, al son de unas buenas cumbias, los muertos-vivientes, bailan, brincan, cantan, recorren las calles, beben y comen las delicias de la ofrenda. A continuación pasan la noche con sus familiares y amigos, porque al día siguiente a las 12:00 vuelven a sus tumbas (chumbala cachumbala).

*Imágenes: 1) Therese Beck; 2) Revolución 3.0; 3) Francisco Cubas; 4) Vice; 5) Arkeopáticos; 6) Crédito no especificado.

Sin categoría

Árboles notables e históricos de México

En México existen ejemplares de edades milenarias y de gran importancia natural.

La lista de beneficios que aportan los árboles al planeta es larga, ya que van desde la purificación del aire, hasta los nutrientes que ofrecen sus frutos, sin embargo, algunos árboles guardan entre sus raíces y ramas años de historia y cultura de las regiones donde habitan.

En México existen ejemplares de edades milenarias y de gran importancia natural, por ejemplo, el Árbol del Tule en Oaxaca el cual cuenta con una circunferencia de 45 metros y un peso aproximado de 630 toneladas.

árbol-del-tule-2

En Nuevo León, se ubica el ahuehuete popularmente conocido como “Sabino Gordo” y es el ser vivo más viejo del Estado con una edad aproximada de 1,000 años. Otro árbol de gran edad es el Mezquite que habita en Durango y se le estima una edad de 468 años. De acuerdo con relatos históricos, se dice que ante las ramas de este espécimen los franciscanos ofrecieron su primera misa en la región.

En el Estado de México, específicamente en Salvador Atenco, se encuentra un ahuehuete con más de 500 años de existencia que fue plantado en la época del rey Netzahualcóyotl. En Yucatán se halla un chicozapote que fue plantado el 15 de septiembre de 1910 para conmemorar el Centenario de la Independencia.

Algunos árboles emblemáticos se relacionan con el mundo cinematográfico, ejemplo de ello es el Álamo, un árbol con más de 58 años de edad que se ubica en Puebla, este espécimen formó parte de la escenografía de la película Tizoc protagonizada por Pedro Infante y María Félix.

tizoc

Estos árboles son una representación majestuosa de la naturaleza, sin embargo, muchos de ellos, en conjunto con otros más, se encuentra en condiciones poco favorables para vivir, por lo que implementar estrategias para su conservación resulta urgente.

Conocer y divulgar la riqueza histórica de estos árboles ayudará a que su protección sea una realidad, ya que su cuidado no solo representa el equilibrio con el medio ambiente, también con la identidad de una cultural.

 

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic

*Imágenes: 1) Earthgonomic; 2) Recreo Viral; 3) Noticias Forestales