Sin categoría

¿Cuál es el árbol más mexicano de todos?

Si tuvieras que determinar cuál es la especie arbórea más representativa de México, ¿por cuál apostarías?

Los árboles, desde hace milenios, han fungido como referentes fundamentales del paisaje humano. Su relación con nuestra especie es contundente, omnidireccional, y tiene repercusiones en incontables planos. Desde el refugio hasta la economía, pasando por la estética, la “ecosistemia” y la inspiración, los árboles se cuentan, sin duda, entre los más generosos aliados de la humanidad.

Cada país, cada cultura, tiene sus propios árboles, aquellos que han estelarizado mitos o leyendas, que han proveído recursos a la economía local o que fungen como distintivos paisajísticos –entre otros muchos criterios de predilección. Y obviamente México, un país que desborda en riqueza natural, no es la excepción.

Si pensamos en árboles “mexicanos” es muy probable que emerja, antes que cualquier otra especie, la formidable figura de un sabino o ahuehuete. Ya después vendrían quizá la vigorosa ceiba –como aquellas que vigilan, decididamente, la selva de Palenque–, o incluso la jacaranda que, aunque procedente de Brasil, engalana decenas de ciudades en México y se ubica entre los árboles consentidos de muchos de sus habitantes.

Pero para justificar nuestra elección del ahuehuete (Taxodium mucromatum) como el “árbol más mexicano”, podríamos, además de recordar que entre sus nombres internacionalmente reconocidos se incluyen los de ciprés mexicano y ciprés Moctezuma, aludir a que, curiosamente, los árboles más famosos del país, uno por su fisiología y otro por su papel histórico, pertenecen a esta especie:

Árbol del Tule (Tule, Oaxaca)

981px-Arbol_del_Tule

Este espléndido ejemplar se encuentra  entre los árboles más famosos del planeta. Y es que su descomunal corpulencia (14 metros de ancho, casi 42 de altura y 636 toneladas de peso), combinado con una imponente y encantadora figura, hacen de él un ser apasionante. El Tule se encuentra en Oaxaca, en el pueblo de Santa María del Tule, se estima que debe tener alrededor de dos mil años y es oficialmente “el árbol más grueso del mundo” .

 

El árbol de la Noche Triste (Popotla, Ciudad de México)
Arbol_de_la_Noche_Triste_-_Popotla_-_Ciudad_de_Mexico

Indudablemente se trata de uno de los árboles más significativos en la historia de nuestro país. Y es que al parecer cobijó a Hernán Cortés la noche de su derrota inicial frente a los guerreros aztecas que defendían su ciudad, Tenochtitlán, del acecho de los españoles. Según la historia en este árbol se sentó el conquistador a llorar su derrota. Actualmente quedan vestigios de este ejemplar que murió tras sufrir un segundo incendio en 1981, pero hasta la fecha sigue de pie, como el eco de un guerrero, sobre la calzada México-Tacuba, en la Ciudad de México.

 

El Sargento (Chapultepec, Ciudad de México)

el-sargento-chapultepec-arbol-ahuehuete

Según la leyenda, este precioso ejemplar fue plantado por Netzahualcóyotl a solicitud de Moctezuma. Se calcula que previo a su muerte, se secó en 1969, el Sargento llevaba de pie alrededor de cinco siglos, lo cual le coloca como el árbol más viejo de todo el Bosque de Chapultepec, una distinción bastante preciada si consideramos que se trata de un lugar sagrado que, además, cumple con una función vital en la Ciudad de México: purificar el aire.  

Sobra decir que este ejercicio es en esencia subjetivo, ya que no existe un criterio absoluto para determinar la especie arbórea que se ubica más alto en la escala de la mexicaneidad. Pero al menos parece que existen unos cuantos argumentos que difícilmente podrían derrocarse, abogando por esta imponente especie.   

* Imágenes: 1) Universidad Veracruzana; 2) Eljaivan / Wikimedia Commons; 3) ProtoplasmaKid / Wikimedia Commons.

“¿A dónde vas mujer? Vas que vuelas”: conoce a María Reyna González, deslumbrante cantante de ópera mixe

Como su voz, las formas de pensar, trabajar y vivir de María Reyna, cantante de ópera mixe, son absolutamente deslumbrantes.

Como su voz, las formas en que piensa, trabaja y vive María Reyna González cantante de ópera mixe son absolutamente deslumbrantes. Además de su cautivadora belleza, María emite una calidez que se adivina desde la primera sonrisa que hace cuando te saluda.

Su amabilidad y la transparencia con las que resuelve sus frases son solo comparables con su voz cantante. Y mientras que la última la ha convertido en una mexicana bien reconocida (y querida), son los atributos que despliega en la mirada los que la vuelven una mujer inolvidable.

La conocimos en un café en la colonia Juárez, en pleno centro de la Ciudad de México, relativamente lejos del lugar en donde nació y aprendió su lengua materna: Santa María Tlahuitoltepec, en la Sierra Mixe, de Oaxaca. Fue ahí donde sus padres le enseñaron el mundo en mixe o ayuuk ja’ay y donde cantó por primera vez.

¿Y quién es María Reyna?

maria-reyna-gonzalez-cantante-soprano-opera-mixe-videos-musica

Cuando estuvimos con ella, de su historia hablamos poco. Aunque sin duda es un rasgo muy interesante: María Reyna canta desde muy chiquita y, por mucho tiempo financió su sueño de profesionalizarse en esta forma de arte haciendo labores de empleada doméstica en la ciudad de Guadalajara.

Ahí aprendió español y, en un giro afortunado, conoció a Joaquín Garzón, el profesor que le enseñó “bel canto” (en italiano “bello canto”, es una técnica desarrollada en la ópera italiana durante los siglos XVII y XVIII).

maria-reyna-gonzalez-cantante-soprano-opera-mixe-videos-musica

En la búsqueda por construir una expresión muy auténtica, María Reyna y Joaquín dieron con la idea de la “ópera mixe” que combina el “bel canto” con un principio de identidad mexicana muy fuerte y que celebra las lenguas indígenas, haciéndolas sonar en la voz entrenada de la soprano, sobre melodías de corte más occidental.

Fue en 2012 cuando el proyecto dio un salto hacia el exterior pues un video que ambos grabaron de María cantando la preciosa pieza “Tääk´Unk” (“Madrecita”) se viralizó rápidamente. Ahora el par que conforma “Ópera mixe” ha logrado hacerse de un lugar relevante no sólo en la escena musical de México, también en países como Chile y Estados Unidos (aunque nunca han visitado al vecino del norte, pues a María Reyna le han negado la visa).

Celebrando la lengua materna

maria-reyna-gonzalez-cantante-soprano-opera-mixe-videos-musica

“Para ser internacional hay que ser profundamente regional” le dijo Joaquín Garzón a María, y ella nos lo dijo a nosotros, como pasando el secreto. Esa frase recuerda a otra, una pronunciada alguna vez por el chef Enrique Olvera, que dijo elocuentemente que “cuando te das cuenta de la riqueza de tu cultura, te vuelves más fuerte.”

Sin duda María Reyna encarna a la perfección esta premisa. Su fuerza y optimismo se contagian y es evidente lo agradecida que está con su herencia cultural, pues son sus particularidades las que la han vuelto pública:

Cantar en lenguas hizo que me abrieran las puertas.

Cuenta, así, la satisfacción que le produce hacer que las personas se paren de sus asientos cuando ella termina de cantar, a pesar de que no necesariamente entienden las letras de las canciones. Pero tal vez sea en este hueco —que se produce por desconocer la lengua— donde adquiere potencia otra cosa: la emoción pura. Pues, aunque no sepas maya, mixteco, náhuatl, zapoteco o rarámuri, María hace el trabajo de entregarte las sensaciones que sostiene cada letra.

maria-reyna-gonzalez-cantante-soprano-opera-mixe-videos-musica

Me encanta cuando me dicen “no te entiendo, pero me hiciste sentir”.

Además, está claro que la ópera por ser un género que atraviesa fronteras, de origen occidental y que ha estado permeada por un prejuicio de ser una expresión perteneciente solo a ciertas clases, puede transformarse en un vehículo perfecto para la promoción y difusión de las lenguas indígenas.

La ópera es una llave y con María Reyna de la mano está abriendo puertas a estas palabras y sonidos que también son mexicanos y que necesitan resonar con más fuerza que nunca.

Abrazando diferentes formas de identidad

maria-reyna-gonzalez-cantante-soprano-opera-mixe-videos-musica

Por otro lado, no todos se abren a las sensaciones. Se quedan en silencio, prefieren negar que algo les mueve o los está haciendo cambiar. Por eso, la pregunta obligada:

+DMX: Los mexicanos estamos lejos de entendernos como múltiples. ¿Te ha tocado sentir en algún momento obstáculos provocados por la identidad que asumes?

Cuando estaba estudiando y trabajaba como empleada doméstica sí me voltearon a ver y me dijeron “no hagas esto; de donde vienes no vas a ser grande; no vas a ser esto”. Pero, independientemente de eso, cuando tú sabes, cuando tú realmente sabes quién eres, de dónde vienes y sabes a dónde quieres ir, no importa, porque el ser de una comunidad, el ser hablante de una lengua no te hace ser menos… Creo que por esa parte he demostrado muchas veces que se puede. Y es que no importa dónde estés: salte. No te quedes donde te dicen que no puedes. No permitas la discriminación. No importa de dónde vengas, lo que importa es la mentalidad que tú tienes y hacia donde quieres ir.

Por otro lado, no se trata solo de una excepcional actitud ante las circunstancias: hay que trabajar y mucho.

Hay que moverse, tocar todas las puertas, hay que trabajar mucho. Todo lo que hacemos se ve muy bonito desde fuera, desde las redes sociales; pero hay que trabajar, estudiar, practicar… Al final, es muy bonito y satisfactorio presentarse ante un público que dice “gracias”. Pero hay que trabajar duro. Nada es gratis.

Además, hay grandes frustraciones, pero tenemos que transformarlas en nueva energía:

Lo más frustrante ha sido estar lejos de la familia, fuera de la comunidad; pero eso, a la vez fortalece, aunque es mucho sacrificio.

“¿A dónde vas mujer? Vas que vuelas”

maria-reyna-gonzalez-cantante-soprano-opera-mixe-videos-musica

+DMX: ¿Qué potencial podría haber en lo que tú haces para mejorar la vida, especialmente de las mujeres en este país? Mucho más allá de lo emocional (porque sin duda tu canto y presencia curan)

Tengo muchas amigas que siguen trabajando como empleadas domésticas y siempre les he dicho (y es el mejor ejemplo que puedo mencionar en este momento): salgan de donde están; pueden estar trabajando pero también estudien y prepárense. Busquen una meta que quieran lograr en la vida y no solamente se trata de casarse; tener una casa y eso… Pero, además, ser artista o figura pública influye mucho; que vean que yo me estoy moviendo. y también puedo decir con mucho orgullo que mucha gente me vio desde que yo empecé, desde que estaba chica, desde que era una niña y los que me ven ahora dicen: sí lo lograste, sí lograste lo que siempre dijiste. Me dicen ¿a dónde vas mujer, a dónde vas? Vas que vuelas.

Yo le digo a las mujeres que luchen por lo que quieren. Que los sueños se hacen realidad, pero pues trabajando; trabajando mucho. Y hay veces que vamos a caer, hay veces que decimos, no puedo, pero hay que levantarse… ¿Cuál es el secreto? ese es el secreto.

*Fotografías: Ian Benet.

Conoce el Museo de sitio del Bosque de Chapultepec, una brújula para orientarte en el enorme oasis urbano

El sitio servirá como un un portal hacia el complejo paraíso en plena CMDX y será tu guía al interior de su desbordante historia.

Chapultepec, de entrada, te suena a abstracción. Es el nombre de uno de los metros más concurridos de la línea rosa. Algo tiene que ver con la historia y sospechas que la palabra sugiere alguna cosa en náhuatl, o eso te dijeron en la escuela. Es, para muchos, una suerte de referencia geográfica, pero demasiado amplia, que no termina de concretarse. Aunque, sobre todo, es el bosque. Un bosque inmenso en muchos sentidos, que se guarda algunos de los museos más entrañables del país (muchos que tampoco recuerdas bien, porque los visitaste en la primaria).

Pero, ¿sabías que esta abstracción encarna en materia una buena porción de la historia del centro del país? El bosque, como territorio, fue ocupado por una multitud de figuras ilustres y en dentro de él se encuentran en pie algunos de los más icónicos monumentos mexicanos. Como pocos sitios, el bosque de Chapultepec esconde una historia desbordante, de guerras, disputas políticas, acueductos fantásticos, jardines mágicos, árboles centenarios, recintos sagrados, emperadores y, sin exagerar, cientos de cosas más.

Inmerso en la vorágine de significados que es este sitio, urge un punto de encuentro, un portal o una guía que te sugiera el recorrido adecuado para explorar a profundidad el bosque de árboles, monumentos e historias que tienes frente a los ojos. Y para eso está el recién inaugurado Museo de sitio del Bosque de Chapultepec, un espacio que servirá como brújula para orientarte en este enorme oasis urbano y al interior de su laberinto de historias.

El Bosque de Chapultepec necesitaba su propio museo

bosque-chapultepec-museos-actividades-museo-sitio

El parque urbano es realmente gigantesco: su superficie es de 678 hectáreas. Este territorio se divide en tres secciones. La llamada “primera sección” es la más concurrida y es en la que se encuentran la mayoría de las atracciones como los lagos artificiales, las fuentes, el jardín botánico, los monumentos y museos como el de Antropología y el de Arte Moderno.

Y al estar compuesto por toda clase de elementos simbólicos, históricos, arquitectónicos y naturales, este sitio tiene mucho que contar. En ese sentido, el Bosque de Chapultepec necesitaba su propio museo, un lugar para que los visitantes puedan comprender la historia de la región, de sus edificios, de los personajes que la habitaron, los sucesos que ahí acontecieron y, también, hablando más en presente, de su increíble riqueza, enfatizando en el bosque en sí: sus animales, plantas y la función que cumple el espacio en el delicado (y gran medida desbalanceado) equilibrio ecológico de la CDMX.

bosque-chapultepec-museos-actividades-museo-sitio
Orquideario del inmenso Jardín Botánico.

Claro que la historia es una de las vertientes que más nos intrigan. En el Bosque de Chapultepec ha pasado de todo. De hecho, se piensa que los primeros rastros de actividad humana en la zona datan de hace más de 3 mil años. La cantidad de chismes que hemos acumulado desde entonces es tremenda.   

Moctezuma habitó la zona e instauró ahí su místico jardín botánico y, aprovechando los manantiales que brotaban del “cerro de los chapulines” el Tlatoani también mandó a sembrar hermosos ahuehuetes (algunos que aún están en pie) y a construir unos enormes baños en forma de albercas. De hecho, aún se mantienen los restos de una de esas albercas, sugiriendo lo fresca, limpia y seductora que era la vida en aquel Chapultepec mexica.

bosque-chapultepec-museos-actividades-museo-sitio
Fuente de Nezahualcóyotl.

Aunque esta vida fue destruida con la conquista, momento en donde se evidenció que el terreno del bosque no solo era codiciado por su agua, también por la altura del cerro. Las construcciones en la cima, que, posteriormente fueron el Colegio Militar, eran las que tenían la vista más comprensiva de las tierras de la ciudad. No en vano se las disputó Hernán Cortés con el ayuntamiento de la zona, aunque las perdió.

Pero, hablando del Colegio Militar, el bosque fue escenario de distintas batallas en la guerra contra Estados Unidos en 1847, la más famosa es la del 13 de septiembre, la batalla en la que supuestamente murieron en trágica alabanza a la patria los cadetes conocidos como Niños Héroes.

bosque-chapultepec-museos-actividades-museo-sitio
Monumento a los Niños héroes.

Ese mismo sitio, fue después adaptado para ser la joya de la corona durante el Segundo Imperio Mexicano, cuando se fundó el elegante Castillo de Chapultepec. Ese castillo también se guarda sus secretos y fue habitado por toda clase de personajes, incluyendo, por supuesto a Porfirio Díaz, quien se encargó de construir otros de los famosos recintos del Bosque, como La Casa del Lago y el Museo de Arte Moderno.

Y la historia sigue y sigue, dando razón a cada uno de los monumentos del sitio y recintos como el zoológico, el Museo Nacional de Antropología y muchísimos espacios más. Evidentemente, hacía falta un museo de sitio para reunirlos a todos.

¿Qué hay en el museo de sitio?

bosque-chapultepec-museos-actividades-museo-sitio
Museo de sitio en la entrada del Antiguo Colegio Militar.

La propuesta de este museo es preciosa. La idea es funcionar como una brújula en el oasis urbano que es el Bosque de Chapultepec, de manera que puedas hacerlo tuyo. El edificio que alberga este nuevo espacio tiene su propia historia: era la entrada del Antiguo Colegio Militar y fue remodelada porque se encontraba dañada por el tiempo y los sismos.

El edificio en su presentación contemporánea se divide en dos. En un ala encuentras el Museo de sitio donde se cuenta la historia de Chapultepec a través de diversos grabados, fotografías, dibujos de botánica, planos, documentos y objetos históricos. Por otro lado está el Centro de Visitantes, como una mirada a la vida actual del Bosque de Chapultepec, en donde exhibe la cartelera de todos los recintos del museo y se transmite la importancia de cuidar, pero sobre todo de vivir en carne propia el patrimonio que el gran bosque implica. La museografía que estuvo a cargo de Siete Colores (un estudio mexicano que diseña experiencias interactivas en espacios públicos) es una propuesta que incita a la participación y al dinamismo.

¿Te quedaste con ganas de visitarlo?

bosque-chapultepec-museos-actividades-museo-sitio

El Museo de sitio del Bosque de Chapultepec se encuentra a un costado del Monumento a los Niños Héroes, en la Primera Sección del Bosque de Chapultepec. Está abierto de martes a domingo entre las 10:00 y las 17:00 hrs. La entrada es libre.

*Imágenes: 1) Expedia; 2) Tripsavvy; 3) Local.mx; 4, 6, 7) Crédito no especificado; 5) Erizos.mx. 

Sin categoría

Árboles notables e históricos de México

En México existen ejemplares de edades milenarias y de gran importancia natural.

La lista de beneficios que aportan los árboles al planeta es larga, ya que van desde la purificación del aire, hasta los nutrientes que ofrecen sus frutos, sin embargo, algunos árboles guardan entre sus raíces y ramas años de historia y cultura de las regiones donde habitan.

En México existen ejemplares de edades milenarias y de gran importancia natural, por ejemplo, el Árbol del Tule en Oaxaca el cual cuenta con una circunferencia de 45 metros y un peso aproximado de 630 toneladas.

árbol-del-tule-2

En Nuevo León, se ubica el ahuehuete popularmente conocido como “Sabino Gordo” y es el ser vivo más viejo del Estado con una edad aproximada de 1,000 años. Otro árbol de gran edad es el Mezquite que habita en Durango y se le estima una edad de 468 años. De acuerdo con relatos históricos, se dice que ante las ramas de este espécimen los franciscanos ofrecieron su primera misa en la región.

En el Estado de México, específicamente en Salvador Atenco, se encuentra un ahuehuete con más de 500 años de existencia que fue plantado en la época del rey Netzahualcóyotl. En Yucatán se halla un chicozapote que fue plantado el 15 de septiembre de 1910 para conmemorar el Centenario de la Independencia.

Algunos árboles emblemáticos se relacionan con el mundo cinematográfico, ejemplo de ello es el Álamo, un árbol con más de 58 años de edad que se ubica en Puebla, este espécimen formó parte de la escenografía de la película Tizoc protagonizada por Pedro Infante y María Félix.

tizoc

Estos árboles son una representación majestuosa de la naturaleza, sin embargo, muchos de ellos, en conjunto con otros más, se encuentra en condiciones poco favorables para vivir, por lo que implementar estrategias para su conservación resulta urgente.

Conocer y divulgar la riqueza histórica de estos árboles ayudará a que su protección sea una realidad, ya que su cuidado no solo representa el equilibrio con el medio ambiente, también con la identidad de una cultural.

 

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic

*Imágenes: 1) Earthgonomic; 2) Recreo Viral; 3) Noticias Forestales