Frases indelebles cortesía de Frida Kahlo

La capacidad de esta mujer para encontrar humor en el sufrimiento es, por lo menos, inspiradora.

Es siempre fascinante leer los escritos más personales de un personaje histórico. Al hacerlo sentimos que estamos acercándonos a su parte más íntima, como si estuviésemos más cercanos a ellos y pudiéramos comprenderlos como lo hacemos con un amigo.

En este sentido, las cartas y diarios íntimos de estas figuras son una delicia, como una proyección tangible de la parte espiritual y abstracta de los personajes a los que admiramos. Además, cuando una filosofía de vida se proyecta en líneas sintéticas, a manera de frases memorables, entonces estamos recibiendo un gran regalo. 

En México una de las mujeres más enigmáticas, Frida Kahlo, condensó buena parte de su cosmovisión en punzantes frases. Ella, misteriosa , envuelta en tragedias, terminó mutándose con su propio sufrimiento, un proceso alquímico que consiguió con humildad y humor.

frases frida kahlo cartas

Kahlo fue, sin duda, una de las mujeres más originales de su época: con un criterio propio para ver la vida, sus opiniones sobre el amor y sobre todo de la burguesía artística de su época son lecciones tajantes. Una artista que pintó por necesidad, por terapia, porque simplemente no podía evitarlo; y su autenticidad hizo que brillara entre los grandes de su época, sorprendiendo a personajes como Bretón, Duchamp o Kandinsky.

Su enorme amor por Diego, una persona con un instinto voraz por las mujeres y las aventuras amorosas, hizo que sufriera enormemente; más por la ausencia de este que por su inclinación cuasi animalesca.

La soledad, así, acompañó desde pequeña a Frida, cuando tuvo poliomielitis, y también cuando un accidente hizo que nunca se recuperara de su columna ni de su sistema reproductivo.

Frida nos enseñó sobre todo una de las partes más loables del mexicano, la posibilidad del humor (la belleza) en la condición quizá más difícil de sobrellevar para el ser humano: la consciencia del sufrimiento propio…

cartas frases frida kahlo

Acá algunas de sus enseñanzas:

“Nada es absoluto. Todo cambio, todo se mueve, todo da vueltas, todo vuela y todo se va.”

“Al final del día, podemos soportar más de lo que realmente pensamos que podemos”.

“La única cosa que sé es que pinto porque lo necesito”

“No estoy enferma… Estoy rota.”

“Nunca pinté sueños ni pesadillas; pinté mi propia realidad.”

“México está como siempre, desorganizado y dado al diablo, sólo le queda la inmensa belleza de la tierra y de los indios”.

“Amurallar el propio sufrimiento es arriesgarte a que te devore desde el interior”

“Como siempre, cuando me alejo de ti, me llevo en las entrañas tu mundo y tu vida, y de eso es de lo que no puedo recuperarme”.

“Lo único de bueno que tengo es que ya voy empezando a acostumbrarme a sufrir…”

“¡Quién diría que las manchas viven y ayudan a vivir? Tinta, sangre, olor… ¿Qué haría yo sin lo absurdo y lo fugaz?”

“Siento que te quise siempre, desde que naciste, y antes, cuando te concibieron. Y a veces siento que me naciste a mí”.

“El dolor no es parte de la vida, se puede convertir en la vida misma”.

“Hay en México ladrones jijos de la chingada, cabrones, etc., etc., pero, no sé por qué, aun las más grandes cochinadas las hacen con un poco de sentido del humor; los gringos, en cambio, son sangrones de nacimiento.”

“Todo puede tener belleza, aun lo más horrible.”

“Muchas veces me simpatizan más los carpinteros, zapateros, etc., que toda esa manada de estúpidos dizque civilizados, habladores, llamados “gente culta”.

“En la ausencia quizá Dieguito se case con una princesa altiva o con quien pesque en ruin barca. Está perdonado for ever.”

“Quieren que pinte unos retratos para el comedor de Palacio Nacional. Son 5: las cinco mujeres mexicanas que se han distinguido más en la historia de este pueblo. Ahora me tienes buscando qué clase de cucarachas fueron las dichas heroínas, qué jeta se cargaban y qué clase de psicología las abrumaba…”

“Odio el surrealismo. Me parece una manifestación decadente del arte burgués.”

“En esta fregada vida se sufre harto, hermano, y aunque se aprende, lo resiente uno rete macizo a la larga, y por más que le hago para hacerme la fuerte, hay veces que quisiera aventar el arpa. ¡a lo machín!”

“¿Se pueden inventar verbos? Quiero decirte uno: Yo te cielo, así mis alas se extienden enormes para amarte sin medida.”

“Pinto autorretratos porque estoy mucho tiempo sola. Me pinto a mí misma porque soy a quien mejor conozco.”

“Árbol de la esperanza, mantenme firme.”

“Siento que desde nuestro lugar de origen hemos estado juntos,

que somos de la misma materia, de las mismas ondas,

que llevamos dentro el mismo sentido.”

“Pies para qué los quiero si tengo alas pa’volar.”

 

 

 

Ana Paula de la Torre Diaz
Autor: Ana Paula de la Torre Diaz
Editora en jefe de +DeMx. Politóloga de carrera, colabora para diversas publicaciones digitales como Pijama Surf. Creadora del proyecto ciudadano yanostoca.com. Y pintora ocasional ( http://bit.ly/2jkE8lD )

Conoce a algunas de las mujeres más poderosas e increíbles de México (según Forbes)

Algunas son muy populares; otras, tal vez más discretas. Todas están haciendo cosas realmente increíbles por México y tienes que conocerlas.

Ser mujer en México (y casi en cualquier parte) sigue siendo una lucha. Si la frase parece trillada es porque ser sujeto en el sentido más amplio posible es, en muchos sentidos, luchar constantemente contra las circunstancias. Sin embargo, sería un poco ingenuo negar que las circunstancias para las mujeres, son increíblemente complejas.

También en Más de México: 5 mujeres mexicanas extraordinarias (y no tan conocidas)

Así, celebramos que haya chicas, mujeres y niñas que están construyendo cosas increíbles y que, no solo son “ejemplos a seguir” también, abren los caminos y las posibilidades para otras tantas que tienen ideas fantásticas o buscan participar activamente en construir la sociedad que habitan.

Recientemente, 100 de estas mujeres formaron parte de la lista de Mujeres Poderosas Forbes en 2018, algunas (como la escritora Amparo Dávila) por su inmensa trayectoria, otras como Xóchitl Cruz de 8 años, por sus logros recientes. Algunas de ellas son muy populares, como Natalia Lafourcade; otras tal vez más discretas como la partera, Otila Gómez. Sin duda todas están haciendo cosas increíbles en y por México. A nosotros nos toca, en el mejor de los casos, seguirles el paso.

Para dejarte inspirado, aquí te presentamos el perfil de algunas de ellas.

También en Más de México: 10 mujeres inspiradoras que México dio al mundo

Elisa Carrillo

mexico-mujeres-poderosas-mexicanas-forbes-2018

Ella baila danza clásica y empezó a estudiar a los 6 años de edad y hoy, a los 37 años, es la primera bailarina de la Ópera de Berlín.

Marta Sánchez Soler

mexico-mujeres-poderosas-mexicanas-forbes-2018

Es una investigadora y defensora activa de los derechos migrantes. Ella dirige el Movimiento Migrante Mesoamericano que se dedica a cuidar los derechos de migrantes mexicanos y centroamericanos que van hacia Estados Unidos.

Fritzia Irízar

mexico-mujeres-poderosas-mexicanas-forbes-2018
Imagen: CIAC Art.

Esta artista mexicana es una de las escultoras contemporáneas más importantes. Su obra cuestiona al sistema económico actual, a través de ingeniosos juegos. Ha expuesto en algunas de las galerías más importantes del mundo.

Xóchitl Guadalupe Cruz

mexico-mujeres-poderosas-mexicanas-forbes-2018

Tiene 8 años, es originaria de Chiapas y este año ganó el premio del Instituto de Ciencia Nuclear a la Mujer porque construyó su propio calentador solar de agua. Ama profundamente la ciencia.   

Alexia Ulibarri

mexico-mujeres-poderosas-mexicanas-forbes-2018
Imagen: Mulier.

Esta importante diseñadora mexicana ha consolidado una popular marca de ropa. Además, es la creadora de los chalecos luminiscentes que, diseñados para los rescates después del sismo del 19 de septiembre. Alexia también se dedicó a recaudar fondos para los rescatistas.

Natalia Lafourcade

mexico-mujeres-poderosas-mexicanas-forbes-2018

Además de ser una importante embajadora de la cultura mexicana, Natalia trabaja con la fundación TECHO, que construye viviendas para personas de bajos recursos.

María Guadalupe ”Lupita” González

mexico-mujeres-poderosas-mexicanas-forbes-2018
Imagen: El País.

Esta increíble atleta ganó la medalla de oro en la prueba de 20 kilómetros de caminata en la Copa del Mundo en Taicang, China. Y este no ha sido el primer oro de su carrera.

Carmen Aristegui

mexico-mujeres-poderosas-mexicanas-forbes-2018
Imagen: Economicon.

La periodista que desde 2017 dirige el sitio independiente Aristegui Noticias es un referente vital para los medios y el ejercicio informativo en México.

Charlyn Corral

mexico-mujeres-poderosas-mexicanas-forbes-2018
Imagen: Noticiasnet.mx

Esta futbolista mexicana juega delantera en el equipo Levante Unión Deportiva, de la Primera División Femenina española. Además es una goleadora para la Selección Mexicana Femenil.

Daniela Michel

mexico-mujeres-poderosas-mexicanas-forbes-2018
Imagen: FICM.

Ella es la fundadora y directora del Festival de Cine Internacional de Morelia. Además e suna prominente crítica de cine y ha sido jurado en festivales internacionales como Sundance.

Dorothy Ruiz

mexico-mujeres-poderosas-mexicanas-forbes-2018

Amante de las estrellas, esta mujer originaria de San Luis Potosí, representa la presencia femenina y latinoamericana como científica de la NASA.

Ángeles Camacho Rosales

mexico-mujeres-poderosas-mexicanas-forbes-2018
Imagen: Prensa CONACYT.

Esta investigadora ganó el premio Women In Science, en Londres. La mexicana diseñó un programa para eliminar la brecha de género en la ciencia que incentiva el interés de las niñas y jóvenes inglesas por esta área del conocimiento.

Amparo Dávila

mexico-mujeres-poderosas-mexicanas-forbes-2018

La brillante escritora publicó por primera vez en 1950, pero sigue siendo un referente para la literatura mexicana contemporánea.

Toni François

mexico-mujeres-poderosas-mexicanas-forbes-2018

Esta fotógrafa hace crónica visual de la música en vivo de la Ciudad de México. Su trabajo es fantástico y se ha expuesto en importantes eventos de fotografía.

Ana Ramírez

mexico-mujeres-poderosas-mexicanas-forbes-2018

Es artista visual, animadora y fue parte del equipo de animación de Coco, que ganó el Oscar a mejor película animada en 2018 y que además, conquistó el corazón de miles de amantes del cine, haciendo una preciosa representación de México.

Otila Gómez Morales

mexico-mujeres-poderosas-mexicanas-forbes-2018

Es partera tradicional, originaria de Chiapas y es la presidenta de la Asociación Mexicana de Partería. Además es una activista de los derechos de las mujeres, derechos de la infancia, la salud sexual y reproductiva y defensora de la perspectiva de género en las prácticas médicas.

El por qué se ama, pero también se odia a Frida Kahlo: la historia de las dos Fridas

La aversión por Frida Kahlo es casi tan común como la veneración que recibe su figura.

Odiada o amada, Frida Kahlo jamás es indiferente a nadie. Su vida y arte es conocido en todo el mundo, y celebrada por por sus fervientes admiradores. Pero, para sorpresa de muchos, aquellos que detestan a esta figura parecieran no ser menos que aquellos que la veneran.

 La polarización que existe entre las multitudes no es casual, parece ser, que como en su pintura: Las dos Fridas, la figura de la artista se ha dividido en el imaginario colectivo. Como dice el refrán, “del amor al odio hay un sólo paso”.

El dolo como belleza o la visión de la suFrida

por-que-se-ama-pero-tambien-se-odia-a-frida-kahlo-en-mexico

La relación dolor-arte es una de las premisas de Frida Kahlo, sin una vivencia de sus heridas, su figura sería el de una mujer rota, imagen irónica, debido a su condición física. Esta unión,  tragedia-inspiración,  es, para los que la aman, un atributo. Una muestra de auto-aceptación y grito de vitalidad. De allí el atractivo de que su vida y pintura se desdibuje en un mismo trazo y que su amigo Carlos Pellicer, supo retratarlo en un poema dedicado a la artista:

“Estás toda clavada de claveles. Fuego a la sangre pegan los pinceles”

Paradójicamente, la relación sufrimiento y pintura también alimenta el rechazo. Muchos lo observan como un grito desesperado por atención. El arte es conocido como un  medio para realizar la catarsis de las dolencias del alma, pero, no por esto, todos los artistas han buscado enfocar sus obras de una manera tan personal como Frida Kahlo.

frida-kahlo-2

Los detractores de esta mexicana podrían interpretar esto como una manera parca de intentar llamar la atención. Si bien, en muchas obras el dolo y la tristeza están explícitas, el verdadero don del artista es crear un significado más allá. Sobre todo, universal. 

En un mundo en el que todos han sido heridos, la alevosía con la que Frida a veces parece utilizar su dolor podría interpretarse como una manera de perpetrar su arte, debido a que no tiene un significado ulterior. 

¿Ídola feminista o una pseudo-feminista?

por-que-se-ama-pero-tambien-se-odia-a-frida-kahlo-en-mexico-3

Los seguidores de Frida Kahlo ven en esta mujer un ejemplo de fuerza y poder femenino. El  que su arte haya logrado cobrar gran renombre, inclusive después del hecho de que su esposo es Diego Rivera, habla sobre su talento. La determinación de su visión parece ser única, a la vez que, en algunas de sus pinturas, hizo crítica hacia el machismo, como en su cuadro: Unos cuantos piquetitos, que con el título, hace alusión, y de manera sarcástica, a lo que hoy en día podría considerarse un feminicidio.  

Abandona tu Diego Rivera

por-que-se-ama-pero-tambien-se-odia-a-frida-kahlo-en-mexico copia

Los que no quieren a Frida, no ven en ella más que una mujer dependiente y autodestructiva. Los continuos amoríos y humillaciones que soportó de su esposo lo prueban. Sobre todo la relación que perpetuó Rivera con su hermana: Cristina Kahlo. Otra de las razones por las que sus opositores la odian es por el falso mito de feminismo que lleva consigo. Frida no sólo era una dependiente emocional, sino que dejaba a Diego, construir su imagen a gusto y libertad o, al menos, esto lo asegura Juan Carlos Boveri: 

Rivera sabía hacer publicidad con sus “productos”: los vestidos largos y coloridos, los collares y las cejas cejijuntas forman parte de la imagen característica de Frida. Claro, a ella le gustaba vestirse a la europea pero, igual que la mayoría de las mujeres que terminan frustradas, por más Frida Kahlo que se sea, renuncia a lo que ella prefiere para darle el gusto a un marido que del machismo hace un culto y que considera que la mujer está para hacer lo que él diga.

por-que-se-ama-pero-tambien-se-odia-a-frida-kahlo-en-mexico-4

El saber, o sospechar, que inclusive su vestidos fueron idea de su esposo, es algo que escandaliza. Duele ver a una de las más grandes ídolas de la pintura mexicana como alguien sin poder. Pero, sus admiradores dirán que esto es mentira y podrán como ejemplo sus cuadros. ¿Cómo dudar del talento de Frida si su creatividad está perpetuada en innumerables óleos?. 

La diatriba entre los amantes y enemigos de su figura y arte nunca acabará. Y no importa quién tenga la razón o, si realmente hay una. La única verdad es que, a lo largo del tiempo, la artista mexicana se ha vuelto como su arte y vida: dos Fridas que el mundo ama y detesta

Feminismo comunitario en Oaxaca: El cuerpo como metáfora del territorio

La mujeres indígenas de Oaxaca tienen algunas lecciones de feminismo que compartirnos

Un susurro se transporta en el viento, pasando por el Istmo de Tehuantepec y llegando hasta la Sierra Norte de Oaxaca. Es el susurro colectivo de cientos de mujeres indígenas que se han organizado en torno al territorio y a las raíces que en él subyacen.

Son mujeres, no obstante, que consideran que la categoría de territorio entraña más que selvas, mares, campos y montañas; para ellas entraña también el cuerpo; su cuerpo. Desde los pies, pasando por las piernas, la vulva, el ombligo (centro de ese territorio), los senos y la cabeza; todo eso es su tierra.  

De esta amplia categoría de territorio ha devenido el feminismo comunitario, una práctica que se ha extendido por todo el estado de Oaxaca como un susurro, pero que se ha transformado en miles de voces exigiendo mejores condiciones de vida para los pueblos originarios y un alto a la violencia de género, tanto al interior como al exterior de sus comunidades. En esta simbiosis de cuerpos y territorios, de territorios y cuerpos, las mujeres han recuperado sus raíces y su dignidad, defendiendo todo lo que es sagrado en el mundo para ellas.

“El lenguaje neoliberal ha construido las cárceles para nuestros cuerpos que son las construcciones sociales-culturales y políticas que se hacen sobre los cuerpos”, dice Julieta Paredes, poeta, escritora y feminista comunitaria de Bolivia. Por ello, tanto la tierra como el cuerpo son en esta concepción espacios que se siembran, se cultivan, que se aman y se defienden. Las mujeres indígenas entienden que el cuerpo de una mujer es el primer y último territorio, el más inmediato, y que es suyo porque el cuerpo, como la tierra, es de quien lo trabaja.

Estas mujeres han hecho lo que otros feminismos no han podido: llevar a la práctica cotidiana el empoderamiento de la mujer, el cual va más allá de instancias jurídicas para posicionarse como un empoderamiento multidimensional en el cual se vuelven, antes que nada, regentes de su propio cuerpo. Así, y con la dignidad a tope, estas mujeres oaxqueñas han hecho sus propias alianzas productivas en sus localidades, haciéndose autosuficientes y combatiendo la carestía generalizada a la que están sometidos los pueblos indígenas de nuestro país. Incentivan así el apoyo mutuo en sus comunidades, mientras denuncian la violencia de género e intentan reconstruir y defender su identidad como mujeres y como indígenas.

Ponentes en el foro “Mujeres en el poder, comunidad y comunalidad” que se llevó a cabo en la Feria Internacional del Libro Feminista realizado en mayo de 2017, en el Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca

Una lógica diferente

Los indígenas, tanto en México como en otros países del continente, reivindican una lógica muy suya. Sin la necesidad de conocer las diatribas de la historia de la filosofía (predominantemente europea), las comunidades no dejan de darnos lecciones de lo que es aquello que los griegos llamaron praxis: la práctica más allá de la contemplación, la unión entre teoría y práctica. Porque mientras nosotros interiorizamos las formas de la competencia, ellos practican el apoyo mutuo; mientras que nosotros pensamos dicotómicamente, ellos piensan en todo un cosmos de posibilidades que rigen y transforman nuestro estar en este mundo.

Eso es lo que ha dado fuerza al feminismo comunitario el cual, con esas poderosas raíces de lógica indígena, ha podido hacer florecer la lucha de las mujeres al interior de los pueblos y comunidades originarias, demostrando que “feminismo” no es sinónimo de “europeo”, al igual que la praxis no fue un invento griego, sino una relación social que ellos, como indígenas, mantienen hasta el día de hoy sin tener que llamarle praxis. Ello no quiere decir que sean reticentes a aceptar otras visiones del mundo exteriores a su cosmogonía, pero saben que es fundamental, antes que nada, el rescate de sus raíces. Eso es lo que han hecho las mujeres que han encontrado en el feminismo un lenguaje que parecía ajeno, pero que con el tiempo se ha descubierto como uno que puede ser traducido al mixteco, al zapoteco, al mixe o al chinanteco por igual.

“Para entender la despatriarcalización lo primero que hay que entender es la descolonización del tiempo, que nuestros pueblos y nuestras comunidades nos estamos conceptualizando como un cuerpo y desde allí es que vamos hablando”, dice Julieta Paredes.

Las mujeres de Oaxaca y de otras comunidades, como la de Cherán, en Michoacán, nos dan así la más importante lección de feminismo (entre muchas otras): que el feminismo es un lenguaje no monopolizable y que debe ser, ante todo, hablado de forma cotidiana para aprenderlo, entenderlo e ir haciéndolo parte de la vida de todas y todos. 

*Imágenes: 1)Pinterest, 2)NSS Oaxaca

Sandra Vanina Celis
Autor: Sandra Vanina Celis
Hija de tiempos posmodernos, pero aún así terca en la necesidad de construir el socialismo. Colaboradora del proyecto político Colectivo Ratio.