Periodismo literario: 4° Encuentro de Narrativa Región Centro Occidente

Periodismo y narrativa: fronteras convergentes, es el eje de este evento a realizarse en Zacatecas del 27 al 30 de enero de 2016.

Con conferencias, lectura de obras, presentaciones de libros y charlas, además de talleres de cuento, novela y periodismo literario, se llevará a cabo el 4° Encuentro de Narrativa Región Centro Occidente en la ciudad de Zacatecas. 

Además de los talleres, destacan las siguientes actividades, todas a realizarse en el Museo Zacatecano:

– Conferencia magistral de apertura (miércoles 27 a las 19:00 horas), a cargo de la periodista Lydia Cacho.

– Presentación del libro Slim, de Diego E. Osorno (viernes 29 a las 19:00 horas)

– La charla “Nuevo periodismo” (sábado 30 a las 19:00 horas), en la que participarán  Julio Patán, Diego Rabasa, Diego E. Osorno y Alejando Almazán.

Aún quedan espacios disponibles para los talleres. Los requisitos en cuento y novela son: ser menor de 36 años y contar con alguna publicación editada. En el caso de periodismo literario, está dirigido a periodistas en activo. Mayores Informes: 922 04 17.

Consulta aquí la programación completa

Hollywood ha pintado a México de color sepia (y queremos saber por qué)

Los memes sobre el “color de México” según las películas estadounidenses han abierto una discusión que urge tener.

Representar México siempre es un ejercicio tremendamente ambicioso. No hay una textura, un paisaje o un color que pueda resumir al territorio con precisión, probablemente porque es impreciso y muy vasto. 

Sin embargo, recientemente —en la esteparia geografía de las redes sociales— han surgido memes que evidencian el absurdo tono sepia con el que las películas estadounidenses “tiñen” a México. Señalar este ejercicio de la visualidad hollywoodense es importante, pero sobre todo, tenemos que empezar a preguntarnos por qué se practica.

cine-estadounidense-prejuicios-mexico-sepia-color

Probablemente en muchos niveles solo sea una resolución “simple” a un problema técnico. La conexión constante que tenemos con el vecino del norte lo ha obligado a incluirnos en más de una de sus narrativas fílmicas y, en muchos casos, es necesario dejarle claro a la audiencia que la trama está transcurriendo en México. 

cine-estadounidense-prejuicios-mexico-sepia-color

Así se construyó un cliché: en la visión de Hollywood, México es un sitio caluroso, polvoso, sucio, tal vez, y de donde vienen personajes ultra apasionados o con una pinta criminal (como hacen también con otros países no-occidentales) y eso se deja saber tiñendo la imagen de sepia.

cine-estadounidense-prejuicios-mexico-sepia-color

Pero el cine forma e informa a sus espectadores y el recurso narrativo se transforma en un injusto y peligroso esquema de representación que nunca ha tenido justificación, pero que hoy, en más de un sentido, está desactualizado, pues como explica el teórico de la cultura Edward Said:

Nadie hoy es puramente una cosa. Las etiquetas como indio, o mujer, o musulmán, o estadounidense no son más que puntos de partida, que si son seguidos por la experiencia real por un momento, quedan rápidamente atrás.

Así lo dijo en “Cultura e imperialismo”

Por otro lado —y a riesgo de ensamblar una contradicción— el sepia sí es un tono “muy mexicano”. Hay un momento, en temporada de lluvias (cuando en Morelos y en Oaxaca ya salieron las hormigas chicatanas y los cerros están verdes, verdes) que cuando atardece y el cielo está gris, pero aún hay sol, en el que todo se pone un poco sepia y el ocre del adobe y las arcillas domina absolutamente la paleta visual.

cine-estadounidense-prejuicios-mexico-sepia-color
007 Spectre (2015)

¿Cabe la posibilidad de que en un extraño ejercicio de abstraer al increíble México a través de un solo recurso, los no tan ingeniosos creadores en cuestión optaron por una abstracción que, ciertamente, apela a una de nuestras más hermosas facetas?

cine-estadounidense-prejuicios-mexico-sepia-color
Casa de mi padre (2012)
cine-estadounidense-prejuicios-mexico-sepia-color
Breaking Bad (2008-2013)
cine-estadounidense-prejuicios-mexico-sepia-color
Nacho Libre (2006)
cine-estadounidense-prejuicios-mexico-sepia-color
Once Upon A Time in Mexico (2003)
cine-estadounidense-prejuicios-mexico-sepia-color
Casa de mi Padre (2012)
cine-estadounidense-prejuicios-mexico-sepia-color
Frida (2002)

Lydia Cacho gana Premio de Derechos Humanos en Nueva York

El galardón conviene colectivamente al sumar su margen de protección y que así persista en una construcción de una realidad más justa desde el periodismo.

El periodismo ha estado ligado a la lucha por el respeto de los derechos humanos desde siempre por ser un contrapeso del poder. Ahí donde este mete sus manos investigadoras las capas de la realidad en algún punto muestrarán a los actores de poder inmiscuidos, y sus roles.

Hacer por ello un periodismo de profundidad es siempre peligroso, y como lo decía el periodista por excelencia Richard Kapuściński, el periodismo no puede ser hecho por cínicos. El verdadero periodismo es siempre alcanzado por personas comprometidas, involucradas en una persecución ética (incluso inconsciente) de una mejor realidad.

En México Lydia Cacho ha sido en las últimas décadas un personaje crucial en el periodismo de este país. Nos ha dado pistas, por ejemplo, de cómo funciona la red de trata de mujeres mundial, y cómo está ligada al poder político.

Cacho nos ha develado cómo algunos actores de poder “caciquiles” tan arraigados en los estados tejen alianzas cómplices en los más intrincados y oscuros negocios como la trata de mujeres, e incluso la pederastia.

No necesita más presentación, es un personaje involucrado desde lo más hondo de su búsqueda personal en una mejora de la realidad social y ahora ha ganado uno más de los reconocimientos sumados a su carrera. Y de algún modo a todos este galardón nos dignifica, pues es una manera de otorgarle más prestigio, con ello más poder, y de algún modo protección para continuar siendo un contrapeso del poder desde el periodismo.

El próximo 9 de mayo a Cacho le será entregado el Premio ALBA/Puffin al Activismo en Pro de los Derechos Humanos, otorgado por los Archivos de la Brigada Abraham Lincoln (ALBA), y que este año también reconoce también al periodista Jeremy Scahill.

El comunicado retomado (que es una increíble noticia) apunta:

En ambos lados de la volátil frontera entre México y Estados Unidos, Lydia Cacho y Jeremy Scahill han dedicado sus carreras a exponer la corrupción, violencia y abuso de poder que es omitido en los medios de comunicación dominantes. El trabajo de Cacho y Scahill ejemplifica la intersección del periodismo expositivo y el activismo por los derechos humanos; el compromiso de los dos a romper los silencios más profundos que han incitado investigaciones sobre las guerras fantasma de Estados Unidos en Oriente Medio y en Africa y también sobre el uso de la censura, tortura y corrupción por la parte del gobierno de México.

Conoce la convocatoria para el 8° Festival Mexicano de Cine de Durango

podrás competir en mejor largometraje, competencia nacional de cortometrajes y cortometrajes Hecho en Durango

El Festival Mexicano de Cine de Durango busca dar espacio a la exhibición de propuestas exclusivamente de cine mexicano, y ya abrió la convocatoria para su octava edición en las categorías: Mejor largometraje, Competencia nacional de cortometrajes y Cortometrajes Hecho en Durango.

La convocatoria, en el caso de la Competencia de largometrajes, se hace extensiva a los directores con su primer o segundo producción de ficción o documental que sea de 2015-2016, en tanto la Competencia nacional de cortometrajes está dirigida a géneros de ficción, animación o documental no mayores de 20 minutos, mientras que el Cortometraje Hecho en Durango deberá tener producción 50 por ciento duranguense.

Este festival es considerado de los pocos en México que se especializan en cine mexicano, en apoyar la producción local e involucrar a los incipientes jóvenes cineastas en la selección de las cintas galardonadas, quienes en conjunto con los especialistas invitados toman importantes decisiones,comentó Víctor Hugo Galván, director de Promoción Cultural del Instituto de Cultura de Durango

Los cineastas invitados debaten junto con los jóvenes y ellos aprenden cómo se debate y cómo se decide cuál será la película ganadora, ese contacto directo con los grandes conocedores es muy enriquecedora, pues sirve como complemento importante para su formación. Ésta es una fórmula de mucho éxito y nos ha funcionado muy bien desde hace dos años.

El Mejor largometraje será premiado con 50 mil pesos y diploma para el director; el Mejor cortometraje nacional recibirá 20 mil pesos y diploma, y  el Mejor cortometraje Hecho en Durango recibirá 10 mil pesos y diploma para el director.

Para consultar los requisitos de la ingresa aquí 

Imagen: película Erase una vez en Durango