Lydia Cacho gana Premio de Derechos Humanos en Nueva York

El galardón conviene colectivamente al sumar su margen de protección y que así persista en una construcción de una realidad más justa desde el periodismo.

El periodismo ha estado ligado a la lucha por el respeto de los derechos humanos desde siempre por ser un contrapeso del poder. Ahí donde este mete sus manos investigadoras las capas de la realidad en algún punto muestrarán a los actores de poder inmiscuidos, y sus roles.

Hacer por ello un periodismo de profundidad es siempre peligroso, y como lo decía el periodista por excelencia Richard Kapuściński, el periodismo no puede ser hecho por cínicos. El verdadero periodismo es siempre alcanzado por personas comprometidas, involucradas en una persecución ética (incluso inconsciente) de una mejor realidad.

En México Lydia Cacho ha sido en las últimas décadas un personaje crucial en el periodismo de este país. Nos ha dado pistas, por ejemplo, de cómo funciona la red de trata de mujeres mundial, y cómo está ligada al poder político.

Cacho nos ha develado cómo algunos actores de poder “caciquiles” tan arraigados en los estados tejen alianzas cómplices en los más intrincados y oscuros negocios como la trata de mujeres, e incluso la pederastia.

No necesita más presentación, es un personaje involucrado desde lo más hondo de su búsqueda personal en una mejora de la realidad social y ahora ha ganado uno más de los reconocimientos sumados a su carrera. Y de algún modo a todos este galardón nos dignifica, pues es una manera de otorgarle más prestigio, con ello más poder, y de algún modo protección para continuar siendo un contrapeso del poder desde el periodismo.

El próximo 9 de mayo a Cacho le será entregado el Premio ALBA/Puffin al Activismo en Pro de los Derechos Humanos, otorgado por los Archivos de la Brigada Abraham Lincoln (ALBA), y que este año también reconoce también al periodista Jeremy Scahill.

El comunicado retomado (que es una increíble noticia) apunta:

En ambos lados de la volátil frontera entre México y Estados Unidos, Lydia Cacho y Jeremy Scahill han dedicado sus carreras a exponer la corrupción, violencia y abuso de poder que es omitido en los medios de comunicación dominantes. El trabajo de Cacho y Scahill ejemplifica la intersección del periodismo expositivo y el activismo por los derechos humanos; el compromiso de los dos a romper los silencios más profundos que han incitado investigaciones sobre las guerras fantasma de Estados Unidos en Oriente Medio y en Africa y también sobre el uso de la censura, tortura y corrupción por la parte del gobierno de México.

Este increíble proyecto cambiará tu visión sobre México para siempre

Tienes que conocer Albora, una plataforma que mapea los proyectos comunitarios e iniciativas sociales más esperanzadores del país...

El panorama sociocultural en México no pinta precisamente bien, sobre todo si nuestra ventana al mundo son los medios noticiosos. Además, la desconfianza va en aumento, se nota en el alza de los índices de percepción de corrupción e inseguridad. Así, aunque las cosas estén efectivamente complicadas, el imaginario colectivo no está colaborando y las alternativas y buenas noticias, se pierden en el mar de información negativa.

Aunque hay momentos donde demostramos ser increíblemente solidarios y se nos olvidan las distancias que nos hacen desconfiar, estos parecen aparecer solo frente a ciertas coyunturas (como los desastres naturales), pero cuando la efervescencia parece terminar, aunque las cosas nunca terminan de acomodarse, dejamos de movernos y tendemos a dejarnos llevar por el flujo cotidiano.

¿Qué nos falta? ¿Por qué nos cuesta tanto colaborar, organizarnos, reunirnos, ser constantemente críticos (y no solo en Twitter) y activarnos? En muchos sentidos, lo que necesitamos es estar inspirados, ver ejemplos de que las cosas sí salen bien o materializaciones de comunidades mexicanas que se han levantado para construir espacios que nos beneficien (aunque a veces sea discretamente) a todos.

También en Más de México: ¿Qué se necesita para construir la paz en México?

En estos tiempos, donde es crítico cambiar la visión sobre México para cada uno de los sujetos que queremos formar parte de este país, nace Albora, un proyecto que se plantea “recuperar la esperanza como fuerza social”. ¿Cómo planean hacerlo? Su objetivo es consolidarse como una plataforma digital donde cualquiera pueda conocer y celebrar iniciativas sociales locales dignas de reconocimiento. A través de estas historias multimedia Albora quiere “tender puentes entre colectivos organizaciones y ciudadanos involucrados en el cambio social o dispuestos a hacerlo” e invitar a los que aún no se conectan a sumarse.

¡Apoya hoy la campaña de Kickstarter para consolidar los esfuerzos de Albora!

Para entender mejor sus intenciones, nos comunicamos con Étienne von Bertrab, fundador y director de Albora, que además ha trabajado como profesor e investigador en México y Reino Unido en temas de desarrollo sustentable y ha es activista de temas ambientales. Te compartimos fragmentos de esta interesante entrevista:


+DMX: En el contexto sociocultural en el que se inscribe Albora ¿qué significa “esperanza”?

EvB: Partimos de la reflexión de que en el estado en que se encuentra México no sólo abunda (y entendiblemente) el pesimismo, [también] el optimismo, que muchas y muchos ofrecen, y que ninguna de estas posiciones o estados ayudan a salir, como sociedad, de lo que muchos consideramos el momento más oscuro de nuestra vida contemporánea.

Rebecca Solnit habla de que el pesimismo y el optimismo son dos caras de la misma moneda. Se parecen en que con ambas actitudes nos excusamos de actuar, ya sea porque ‘no hace sentido’ o porque ‘todo va a estar bien’.

Gustavo Esteva, fundador de la Unitierra en Oaxaca, ha sido fundamental para nosotros en entender la esperanza no como un estado de ánimo (y por supuesto no en un sentido religioso o que sugiera igual, ‘esperar’), sino como una convicción profunda, que es necesario cultivar y abrigar. Con ella no es que se tengan certezas, sino todo lo contrario. Se reconoce el peligro que nos acecha y sobre todo la incertidumbre, pero existe la convicción de que algo podemos hacer frente a la realidad, aunque no sepamos bien a bien cómo y cuándo surtirá nuestra acción, algún efecto.

Esteva habla de la esperanza como fuerza social, y apunta a que es eminentemente colectiva […]

+DMX: Albora pretende compartir ejemplos que inspiran, pero, en tu experiencia ¿cómo construir relaciones de este tipo en el día a día? ¿Cómo inspirarnos confianza (en todos los sentidos) los unos a los otros?

EvB: Mientras que instituciones como los partidos políticos, la justicia, los militares y policías, la iglesia, se han ganado a pulso nuestra desconfianza, lo lamentable es que desconfiamos también uno del otro. Somos de los países de América Latina donde la desconfianza es más amplia y más profunda.

Desde mi punto de vista y a partir de mi experiencia como activista en México […] llevamos también la desconfianza a la acción colectiva, a las organizaciones y a las redes de acción y solidaridad. Es demasiado común restar legitimidad al otro, por la razón que fuera – por quién es, por dónde o cómo vive, por estar relacionado con algún partido o gobierno, o haberlo hecho en el pasado, por haber recibido dinero público, y así. Por lo que sea. Eso hace que logremos muy poco, y que quienes se benefician del estado de cosas sigan intocados.

Vivimos una ciudadanía de baja intensidad, y profundizarla requerirá un montón de esfuerzos colectivos y comunitarios, y para ello será fundamental restablecer la confianza, reconocer el valor del otro y de lo que hace, aunque no estemos de acuerdo en todo.

[…] En Albora buscaremos construir confianza mediante un entramado de cosas: quiénes estamos detrás y muy particularmente los asesores temáticos, las iniciativas y esfuerzos que elegimos donde pese su impacto y capacidad de transformación, y la calidad del trabajo de documentación y de comunicación: plumas, fotos, video, audio.

La idea es que una parte creciente de la audiencia considere al menos la posibilidad de valorar lo que hacen las organizaciones y colectivos referidos, y se sume de alguna manera, ya sea como voluntario, prestando un servicio profesional, visitándolos, en lugar de ir a Acapulco o al extranjero una vez más, o donando dinero.

Los mexicanos, a pesar de nuestra amplia generosidad, que se manifiesta por ejemplo frente a cada desastre natural, contribuimos muy poco económicamente a las organizaciones de la sociedad civil.

+DMX: ¿Qué hacer para que este tipo de proyectos sociales no sean “emergencias” y se transformen en “estrategias”?

EvB: Esperemos que Albora esté para quedarse, pues siempre habrá iniciativas a las cuales apoyar ampliando su voz. México no saldrá de esta guerra y de las múltiples violencias (la criminal y la institucional, pero también aquella hacia el pobre, hacia las mujeres, hacia los jóvenes, hacia el territorio) fácilmente, y posiblemente nos tome generaciones.

Albora es un esfuerzo colectivo, una apuesta a aportar a algunos de los desafíos que tenemos como sociedad.

¿Quieres ayudar?

Hay muchas maneras de apoyar a esta fantástica iniciativa. La primera es compartiéndola con tus amigos, familia y conocidos. Hay que estar atentos a sus esfuerzos de Albora y también para el lanzamiento de su plataforma digital (que será a mediados de octubre). Además, puedes convertirte en colaborador: si eres fotógrafo, periodista o investigador puedes poner cámara, pluma y corazón para dar a conocer los proyectos que le están devolviendo la esperanza a esta tierra.

¡Y no te olvides de apoyar su campaña para fondear el proyecto!

Descubre más sobre Albora en su sitio web y Twitter.

5 iniciativas que están luchando por construir un México mejor

Existen grandes posibilidades de transformar nuestro país, y estos mexicanos, de la mano de sus ingeniosas iniciativas, lo saben.

Siempre es posible mejorar la calidad de vida de los países. En México, un territorio en proceso de retomar su cultura frente a la globalización, es indispensable que ubiquemos los nodos de conflicto que impiden nuestro desarrollo, como colectividad y como individuos. De igual forma, es incuestionable que somos los ciudadanos mismos quienes podemos transformar el paradigma mexicano a través de sencillas acciones.

En este sentido, algunos mexicanos han encausado diversas iniciativas que nos demuestran, no solo que es viable imaginar otra cara de nuestro país, sino las formas en las que podemos llegar a verdaderos cambios; donde quepan todas las voces, donde sea posible llegar a verdaderos acuerdos, derivados de una ejemplar organización comunitaria, y donde se pueda vivir dignamente.

Aquí te mostramos cinco iniciativas que han tenido logros significativos y a las cuales, además, te puedes sumar para construir un México mejor.

 

Nosotrxs, un lugar dónde aprender a organizarse

Nosotrxs-iniciativas que están luchando por construir un Mexico

Esta iniciativa fue lanzada en el Centro Cultural Tlatelolco en mayo de 2017, y es impulsada por académicos, activistas, empresarios, politólogos, periodistas y ciudadanos. Ellos buscan la reapropiación de la política, así como la repartición de justicia, lo que implica “no ser una sociedad de castas, sino de pleno derecho”, como dice una de sus integrantes. Para Nosotrxs, en México se debe luchar “para recuperar el poder, que siempre ha sido nuestro.”

A poco más de 100 días de su fundación, el movimiento ya tiene una serie de exigencias. Éstas son en materia de salud, de corrupción y de seguridad. Llama la atención su exigencia por reducir la mortalidad infantil, una cuestión poco mediatizada pero muy grave pues, según estadísticas en el portal de Nosotrxs , en el 2015 se reportaron 26.057 decesos, de los cuales 12,992 fueron por enfermedades prevenibles. 

Además en su portal, Nosotrxs hace accesible la política, pues facilita información sobre cuáles son las leyes incumplidas y los derechos vulnerados. 

 Wikipolítica, un partido reinventado
wikipolitica-iniciativa

Este proyecto, que ya está en 9 estados, surgió del movimiento #YoSoy132, pero pasó de pedir la democratización de los medios, a abogar por una completa reinversión de la política, y a luchar por la posibilidad de practicarla sin corromperse en el camino.

Sabiendo la importancia de los medios, su herramienta organizativa ha sido la tecnología; a través de ésta intentan poner en marcha sus principios: democracia real, apertura a todas las voces, construcción colectiva, asignación presupuestal que beneficie la investigación y, sobre todo, la defensa de los Derechos Humanos. Su máxima apuesta ha sido el Wikipartido, que ya ganó en Jalisco una diputación local: la del candidato independiente Pedro Kumamoto.

Así, la iniciativa de Wikipolítica busca llevar adelante su agenda, poco a poco, al interior de los congresos locales de distintos estados. Sin duda es una apuesta arriesgada en un terreno poco explorado por quienes buscan hacer política en México. 

 

El Poder del Consumidor, y nuestro derecho al bienestar

consumidor-iniciativa
Foto: Prometeo Lucero / El Poder del Consumidor

Existe un ámbito que parece ajeno a la política, pero que resulta muy cercano a ésta y al de la economía: el de nuestro consumo. Pensando en eso, el Poder del Consumidor surgió como iniciativa hace 10 años para defender los derechos del consumidor. Era ya de por si un planteamiento extraño, pero innovador y necesario. Y es que nuestra posibilidad de consumir y el derecho que tenemos a consumir productos de calidad puede ser vulnerado, y en los hechos lo es cotidianamente.

“[…] ciudadanía activa y el actuar de la sociedad civil organizada son fundamentales para la creación de políticas públicas que pongan el interés común por encima de los intereses políticos y económicos”, aseguran en su documento de celebración a 10 años de distancia que empezó el proyecto.

El Poder del Consumidor ha sido apoyado por diversas fundaciones y por sus aliados: expertos nacionales e internacionales en los temas que manejan. Y entre otras cosas, han llamado a que tengamos todos un consumo responsable.  Además, han realizado campañas por el derecho a la buena alimentación, al aire limpio, y a contar con transporte digno. Han denunciado la publicidad amañanada de la chatarra, logrando con ello la regulación en materia de publicidad y venta de estos productos en las escuelas, así como impuestos a alimentos con azúcar añadida, pues reconocen la obesidad como una epidemia.

Todo este trabajo del Poder del Consumidor, además de tener un impacto en las políticas públicas, es toda una campaña de concientización sobre hábitos cotidianos que, sin duda, a los mexicanos, nos hace mucha falta reflexionar.

 

Isla Urbana, lluvia para todos

captacion-iniciativa

La propuesta de Isla Urbana es sencilla: que todos tengan acceso al agua limpia. Y para ello, se han valido de un sistema de captación de lluvia, el cual es muy sustentable y ha probado ser eficiente.

Aseguran en su página web que con un sistema de captación, una familia obtiene una fuente de agua sustentable para casi todo un año. Ello los ha hecho poner manos a la obra desde hace nueve años para diseñar e instalar sistemas de captación en México, sobre todo en lugares donde el acceso al agua es más difícil. Así han logrando instalar 5,270 hasta la fecha.

“En el Valle de México, para lograr un uso de agua racional, ecológico y sustentable es fundamental que aprendamos a aprovechar el mayor y más accesible recurso hídrico de la ciudad que actualmente se desperdicia: la lluvia”, dicen en su portal. Esto permite, además, mantener el delicado equilibrio hidrológico que ha sido tan afectado en épocas actuales por la urbanización desmedida.

 

GeoComunes, cartografía colaborativa

geocomunes-iniciativa

Esta iniciativa se define como un colectivo que trabaja acompañando a los pueblos, comunidades, barrios, colonias u organizaciones de base que en la lucha por la defensa de los bienes comunes requieran de la producción de mapas para su análisis y difusión con la finalidad de fortalecer desde abajo la organización colectiva.

Con un equipo de geógrafos preocupados por los procesos de despojo y violencia que sufren algunas comunidades, GeoComunes ha hecho cartografía de varios conflictos a nivel nacional, ayudando a las comunidades a comprender su problemas de una manera didáctica. Esto, además, ayuda a la solución de los mismos, y es una excelente herramienta de concientización entre pobladores de diversas comunidades, así como barrios originarios e inclusive colonias de la Ciudad de México.

 

*Imagen principal: Ernesto Lozano

Este colectivo de mujeres está transformando la escena del hip-hop en México

Mujeres Trabajando es un colectivo de mujeres que surge en 2009 encabezado por Jezzy P y Ximbo para promover la cultura en agrupando los cuatro principales elementos del hip hop.

México, por su historia, es uno de los países más ricos en cultura musical y en las últimas décadas se han hecho fusiones de música contemporánea muy interesantes. En el género del hip-hop el colectivo Mujeres Trabajando ha sacudido en su incursión, quienes desde 2009, a través de la música, la poesía, las artes visuales y la danza, han logrado meterse en un ambiente en donde la misoginia y el machismo prevalecen.

El colectivo Mujeres Trabajando surgió por iniciativa de Jezzy P y Ximbo y actualmente lo conforman 12 artistas de diversas partes de México, todas especializadas  en alguno de los elementos que conforman el hip-hop.

Lo primordial para el colectivo Mujeres Trabajando es difundir y promover la cultura, exponiendo los trabajos individuales de las integrantes a través de espacios compartidos y comunitarios; también, impulsando la creación artística realizada por mujeres e incentivar el desarrollo de las mismas, garantizando su desarrollo integral.

Mujeres Trabajando también hace alusión a la capacidad y a las condiciones de desarrollo igualitario a las que toda mujer mexicana debe tener acceso.

Lo anterior con el objetivo de generar cultura, un ambiente que permita a  las mujeres trabajar y crear. De igual manera, se refiere a las labores que toda mujer realiza, a veces de forma silenciosa, como parte de la sociedad en la que vivimos.

Este es el nombre de las 12 integrantes del colectivo y la especialidad de cada una:

BEATMAKER: Gaby Loeza

BREAK DANCE/ STREET DANCE: Jenko, Laryza

GRAFFITI: Guari

MC´s: Audry Funk, Dayra Fyah, Destreza, Jezzy P, Miicherry Sirena, Rabia Rivera, Raw-G, Ximbo.

mujeres-trabajando-integrantes

El colectivo Mujeres Trabajando hace presentaciones para todo público desde conciertos, demostraciones de break dance, exposiciones de graffiti, artes visuales como la fotografía, hasta lecturas de poesía en voz alta. Mujeres Trabajando ofrece la posibilidad de abrir mesas de discusión y talleres donde se exponga a los asistentes las diversas tareas que realizan las integrantes del colectivo, con el fin de propiciar diálogos y motivar charlas en torno a problemas relacionados con las mujeres artistas en la contemporaneidad.

Para más información sobre este interesante colectivo y sus presentaciones aquí te dejamos su Página de Facebook.

Compartimos un reportaje sobre este grupo realizado por Canal 11

Carlos Cid
Autor: Carlos Cid
Trotamundos en busca de neutrinos, siempre en modo Random.