El maíz, el frijol y el amaranto pueden reducir considerablemente el riesgo de cáncer

Estos también considerados como súper alimentos mexicanos ofrecen propiedades anticancerígenas importantes.

El pasado 20 de marzo, un grupo de científicos desarrolló y dio a conocer algunos  productos alimenticios a base de maíz azul, frijol, amaranto, chía y garbanzo, los cuales reducen el riesgo de contraer enfermedades crónico-degenerativas y algunos tipos de cáncer.

Este proyecto pretende combatir la hipertensión y las enfermedades cardiovasculares para favorecer a la cadena alimenticia y a la industria farmacéutica, menciono el investigador que encabeza el proyecto de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), Jorge Milán Carrillo.

Dentro de las estrategias que se aplican en la producción fue la incorporación de compuestos bioactivos, antioxidantes y vitaminas a los sistemas alimenticios, preciso el científico en un comunicado la Academia Mexicana de Ciencias (AMC).

Al ingerir la mezcla de maíz y frijol se obtiene una mejora sustancial en el balance de aminoácidos, calidad proteínica, minerales y vitaminas, y microcomponentes con actividad biológica, superior al obtenido si se consumieran por separado, puntualizó Milán Carrillo.

Los productos que destacan son las denominadas bebidas funcionales de valor nutricional/nutracéutico alto, con potencial antioxidante y antihipertensivo, elaboradas con amaranto integral. Pueden usarse para prevenir enfermedades asociadas al estrés oxidativo como la hipertensión.

Otra es la bebida funcional con valor nutricional y potenciales antihipertensivo y antidiabético altos elaborada con frijol negro y maíz azul bioprocesados, la cual también se puede emplear como alternativa a los líquidos de contenido calórico alto y valor nutricional bajo.

La investigación se basó principalmente en dos indicadores nutricionales: la digestibilidad proteínica  y la relación de eficiencia proteínica; “la calidad nutricional de un alimento se traduce en la capacidad que se tiene para satisfacer las necesidades del organismo en términos de energía y nutrientes”, señaló el investigador.

[La Jornada]

Investigador mexicano desarrolla antidepresivo natural con amaranto

Contrario a los antidepresivos usuales, el amaranto promueve que el cerebro libere nueva serotonina, lo que podría resultar óptimo en esta época.

Las palabras suelen ocultar una sabiduría revelada a quien esté dispuesto a ver qué hay detrás de ellas; por ello ahondé en el amaranto y encontré una particularidad interesante: tiene funciones antidepresivas (alusión sobre la coincidencia del nombre de las “alegrías” para nombrar este popular postre de amaranto).

Manuel Soriano García

 

La depresión es llamada la enfermedad del siglo. Alarmantes cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertaron este año, que solo entre el 2005 y el 2008, esta aumentó en 18% en la población global. También, es ya oficialmente la principal causa de problemas de salud y discapacidad en todo el mundo.

El problema se agrava, aún más, cuando se cae en cuenta que los antidepresivos más vendidos, como el Prozac o el Aropax, no alivian el problema; en realidad, ante la falta de serotonina, lo único que consiguen es que el organismo no deseche la poca que produce, en lugar de hacer que el cuerpo vuelva a producirla como antes. Si a ello sumamos sus efectos secundarios, entonces nos encontramos ante un gran absurdo.

El investigador mexicano del Instituto de Química de la UNAM, Manuel Soriano García decidió actuar ante lo anterior. Primero, desde hace décadas está enfocado en estudiar las propiedades de la dieta básica prehispánica, y con ello beneficiar, una vez más, a las personas con estos productos, que por años, han ido devaluándose. Segundo, ante la nula capacidad de sanar el problema de la depresión por parte de los antidepresivos artificiales, decidió investigar para revertir lo anterior.

Gracias a sus investigaciones descubrió que el amaranto tiene propiedades antidepresivas, y no cualquiera, sino que contiene altos niveles de triptófano, un aminoácido esencial (esto quiere decir que no es producido por el cuerpo) que ayuda a sintetizar la serotonina.

El tripófano, al catabolizarse (cuando las moléculas complejas se transforman en sencillas), crea serotonina, y cuando esta se concentra de manera local, influye en la síntesis y libración de este neurotransmisor elemental para el buen ánimo. Soriano pasó algún tiempo en Japón, y consiguió sintetizar y encapsular este aminoácido esencial en un producto llamado AntePro, que ya está a la venta, y puedes hallarlo en la página de su empresa Gastronomía Molecular, aquí.

Debido a que la falla radica en una generación deficiente de este químico me pregunté, ¿por qué no replantear el enfoque y, en vez de conservar el poco que hay a través de métodos un tanto artificiales, propiciamos que el cuerpo sea el que eleve naturalmente estos niveles hasta llegar a un punto aceptable?.

Imagen: planoinformativo.com

 

Revalorizando el amaranto: inicia el Segundo Congreso Nacional del Amaranto

El amaranto, endémico de México y antiguo en la alimentación, debe cultivarse estratégicamente para la economía y salud de los habitantes; este Congreso pugna por ello, asiste.

En el marco del fortalecimiento de la Soberanía Alimentaria de México, el Grupo de Enlace para la promoción del Amaranto en México y la Cámara de Diputados invitan a productores, transformadores y consumidores de Amaranto, funcionarios públicos, instituciones académicas, estudiantes y público en general interesado en el tema a la celebración del “Segundo Congreso Nacional del Amaranto” el viernes 10 de febrero, de las 8:30 a las 18:00 horas, en el Palacio Legislativo de San Lázaro en la CDMX, Auditorio “Aurora Jimenez de Palacios”.

El Congreso tiene como objetivo analizar y evaluar la situación actual, las perspectivas y retos de la cadena productiva del Amaranto para generar políticas públicas para su desarrollo y fortalecimiento sustentable, logrando al mismo tiempo su reconocimiento e importancia como elemento fundamental de la seguridad y la soberanía alimentaria.

Este evento se lleva a cabo un contexto complicado que enfrentamos como país:

  • Más de 28 millones de mexicanos tienen algún nivel de inseguridad alimentaria de acuerdo a cifras de la Secretaria de Desarrollo Social
  • La Secretaría de Salud de gobierno mexicano declaró una Pandemia de Diabetes en octubre del año pasado, enfatizando que en 2014 fallecieron 121 mil mexicanos a causa de hipertensión, infarto y otras enfermedades cardiovasculares y si a esta cifra le sumamos las 96 mil por la diabetes el número haciende a 220 mil. A su vez se manifestó la necesidad de luchar contra la obesidad y el sobrepeso ya que un 70% de los mexicanos adultos tienen alguna de esas condiciones, y una tercera parte de los niños. Esta situación pone en riesgo el sistema de salud en términos de los recursos que se requieren para tratar las enfermedades.
  • Se requiere fortalecer el papel del pequeño productor tomando en consideración que en la actualidad producen el 40% de los alimentos en el país. De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), en el 2014, 61.1% de la población rural vivía en condición de pobreza y 20.6% en pobreza extrema. En el mismo año, 32% de la población rural tenía carencias de acceso a la alimentación. 

amaranto mexico

Tomando en consideración estos aspectos el amaranto debe impulsarse en materia de política pública por las siguientes razones:

  • El amaranto es un cultivo originario de nuestro país con alto valor nutricional por la extraordinaria calidad y cantidad de proteína, por su contenido de compuestos bioactivos funcionales necesarios para enfrentar los problemas de desnutrición y mal nutrición en nuestro país.
  • El valor económico del cultivo impacta decisivamente en la vida y el desarrollo de las comunidades campesinas que lo producen y existe un potencial para ampliar la frontera agrícola.
  • El Amaranto fue designado por la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos como “El mejor alimento de origen vegetal para consumo humano” el cual podría aportar a una solución sobre el riesgo en la caída de sistema de salud pública.

amaranto mexico

Es urgente trabajar en políticas públicas agrícolas, alimentarias, nutricionales y de desarrollo económico para impulsarlo un cultivo estratégico.

Durante el Congreso se contara con la participación de más de 10 especialistas en diversos temas como:

  • El Dr. Fernando Soto Baquero, representante de la de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura en México (FAO)
  • El Dr. Sergio Barrales Dominguez, Rector de la Universidad Autónoma Chapingo
  • La Dra. Julieta Ponce Sánchez, Directora de Nutrición en el Centro de Orientación Alimentaria.

 

Congreso Nacional Amaranto 2017 cartel

 

 

La entrada es libre, anexamos el cartel y el programa además de la siguiente información:

 

Video

Página

Facebook

Correos para solicitar información:

Científicos advierten que el maíz, frijol y amaranto son la base de la dieta ideal

La síntesis nutricional de la dieta preshispánica: maíz, frijol, amaranto, nopal, chile y calabaza, podría mantenerte muy sano.

Hoy día, al hablar de una dieta completa quizá pensemos en diversos productos que proporcionan los nutrientes óptimos para vivir. Y por ello, tal vez resulte extraño el saber que miles de mexicas y de otras cultura prehispánicas vivían saludables con una dieta prácticamente basada en frijol, nopal y maíz.

Lo que sucede es que la mezcla entre estos alimentos provoca una síntesis nutricional básica, más aún, si el maíz está nixtamalizado (mezcla de cal para hacer la masa, que aumenta las propiedades nutricionales del maíz).

Ahora, si al frijol, maíz y al nopal, agregamos el amaranto, calabaza, chile o la chía, entonces la dieta se vuelve mucho más rica. Un grupo de científicos de la Facultad de Ciencias Químico Biológicas (FCQB) de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) ha estudiado a profundidad los beneficios de una dieta basada en estos alimentos, y ha encontrado fascinantes resultados.

Este grupo está trabajando para crear productos a base de estos alimentos que durante milenios mantuvo sanos a millones.

El maíz y el frijol se complementan, y de ellos obtenemos una nutritiva mezcla de cereal con leguminosa. Por su parte, el amaranto es antidiabético, al igual que el nopal. También, el amaranto es antihipertensivo.

 [related-inline]

Valorar nuevamente la base de la dieta prehispánica es imprescindible, sobre todo ahora que México enfrenta una epidemia de obesidad. También, es importante recuperar las semillas nativas, que por tantos años sustentó y fue el eje de la cultura en Mesoamérica. Para hacerlo, existen iniciativas puestas en marcha a las que podrías sumarte.