Investigador mexicano desarrolla antidepresivo natural con amaranto

Contrario a los antidepresivos usuales, el amaranto promueve que el cerebro libere nueva serotonina, lo que podría resultar óptimo en esta época.

Las palabras suelen ocultar una sabiduría revelada a quien esté dispuesto a ver qué hay detrás de ellas; por ello ahondé en el amaranto y encontré una particularidad interesante: tiene funciones antidepresivas (alusión sobre la coincidencia del nombre de las “alegrías” para nombrar este popular postre de amaranto).

Manuel Soriano García

 

La depresión es llamada la enfermedad del siglo. Alarmantes cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertaron este año, que solo entre el 2005 y el 2008, esta aumentó en 18% en la población global. También, es ya oficialmente la principal causa de problemas de salud y discapacidad en todo el mundo.

El problema se agrava, aún más, cuando se cae en cuenta que los antidepresivos más vendidos, como el Prozac o el Aropax, no alivian el problema; en realidad, ante la falta de serotonina, lo único que consiguen es que el organismo no deseche la poca que produce, en lugar de hacer que el cuerpo vuelva a producirla como antes. Si a ello sumamos sus efectos secundarios, entonces nos encontramos ante un gran absurdo.

El investigador mexicano del Instituto de Química de la UNAM, Manuel Soriano García decidió actuar ante lo anterior. Primero, desde hace décadas está enfocado en estudiar las propiedades de la dieta básica prehispánica, y con ello beneficiar, una vez más, a las personas con estos productos, que por años, han ido devaluándose. Segundo, ante la nula capacidad de sanar el problema de la depresión por parte de los antidepresivos artificiales, decidió investigar para revertir lo anterior.

Gracias a sus investigaciones descubrió que el amaranto tiene propiedades antidepresivas, y no cualquiera, sino que contiene altos niveles de triptófano, un aminoácido esencial (esto quiere decir que no es producido por el cuerpo) que ayuda a sintetizar la serotonina.

El tripófano, al catabolizarse (cuando las moléculas complejas se transforman en sencillas), crea serotonina, y cuando esta se concentra de manera local, influye en la síntesis y libración de este neurotransmisor elemental para el buen ánimo. Soriano pasó algún tiempo en Japón, y consiguió sintetizar y encapsular este aminoácido esencial en un producto llamado AntePro, que ya está a la venta, y puedes hallarlo en la página de su empresa Gastronomía Molecular, aquí.

Debido a que la falla radica en una generación deficiente de este químico me pregunté, ¿por qué no replantear el enfoque y, en vez de conservar el poco que hay a través de métodos un tanto artificiales, propiciamos que el cuerpo sea el que eleve naturalmente estos niveles hasta llegar a un punto aceptable?.

Imagen: planoinformativo.com

 

6 ansiolíticos naturales mexicanos

En infusiones, o por medio de aceites, hierbas milenarias de México que son ansiolíticas, antidepresivas y promueven la calma, un bien escasos en estos tiempos.

Los tiempos que vivimos, donde la premura está presente de manera perenne, han ocasionado que la ansiedad esté entre nosotros. Vivimos de prisa, siempre con cosas qué hacer, el tiempo apremia, y tampoco ayuda el hecho de que, como nunca, estamos desconectados de la naturaleza (misma que psicológicamente nos recuerda que el tiempo como lo concebimos actualmente, es más bien un arbitrario invento cultural).

Por ello siempre debemos procurar actividades que nos devuelvan la calma, recordar que lo mejor de la vida no se adquiere con dinero, y que tanto la naturaleza como las relaciones humanas significativas nos hacen mucho bien, así como el ocio.

En este ajetreo constante también es sano recurrir a milenarias hierbas, cuyos efectos secundarios son mínimos y cuyas propiedades naturales nos devuelven la calma. Hasta hoy en México persiste el uso de hierbas milenarias que los antepasados empleaban para, como se dice comúnmente, calmar los nervios.

Sus propiedades, resultado de la meticulosa observación y estudio de etnias ancestrales, han sido corroboradas por la ciencia, como se describe en la Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana. Hoy te compartimos 6 hierbas endémicas que debes tener cerca, y de paso recordar que también somos contemplación, calma y naturaleza:

 

Toronjil (Agastache mexicana)

ansioliticos antidepresivos naturales mexico

Según un estudio conjunto de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz (INPRF) donde se analizaron sus compuestos químicos, se comprobó que  los tres tipos de toronjiles (blanco, morado y azul), guardan efectos ansiolíticos y también disminuyen los nervios y el dolor. Los resultados corroboraron sus efectos calmantes, antidepresivos, sedantes, analgésicos y anticonvulsivos. De ellas pueden extraerse aceites esenciales, con los cuales puedes disfrutar de sus efectos, también a manera de infusión.

Tilia de hoja (Tilia americana variación mexicana)

ansioliticos antidepresivos naturales mexicanos

El anterior estudio mencionado fue también aplicado a esta hierba. Y también se comprobró que, a partir de los aminoácidos o receptores GABA, sus compuestos lavonoides provocan efectos calmantes, antidepresivos, sedantes, analgésicos y anticonvulsivos.

 

Tumbavaquero (Ipomoea stans)

ansioliticos antidepresivos naturales mexicanos

La hierba tumbavaquero posee sustancias que promueven la producción del neurotransmisor GABA, el cual ayudaría a aliviar la ansiedad y a relajar el sistema nervioso central, según explica la Dra. Maribel Herrera-Ruiz, del IMSS.

 

Zapote Blanco (Casimiroa edulis)

ansioliticos antidepresivos naturales mexicanos

De acuerdo a un estudio de la Universidad Veracruzana, sus propiedades ansiolíticas y antidepresivas son efectivas.

 

Flor de Manita, mano de león (Chiranthodendron pentadactylon lam)

antidepresivos ansioliticos naturales mexicanos

Se descubrió que bloquea el impulso nervioso en la unión neuromuscular. Su uso en México es muy antiguo y suele prepararse como té.

 

Yoloxóchitl ó flor del corazón (Talauma mexicana)

ansioliticos antidepresivos mexicanos

Según datos de la Biblioteca Digital de Medicina Mexicana, la infusión de la flor, ingerida tres veces al día sirve para sanar los nervios. También se le sirve en combinació con la magnolia (Magnolia grandiflora), los tres toronjiles, y la flor de manita.

 

*Imágenes:  1 y 5) jardineriaon.com; 2) aubreecherie.com; 4) bienestarenforma.com.mx;  6)flickr.com/photos/martius/8071388212/; 7) maya-ethnobotany.org; 

 

 

 

Científicos advierten que el maíz, frijol y amaranto son la base de la dieta ideal

La síntesis nutricional de la dieta preshispánica: maíz, frijol, amaranto, nopal, chile y calabaza, podría mantenerte muy sano.

Hoy día, al hablar de una dieta completa quizá pensemos en diversos productos que proporcionan los nutrientes óptimos para vivir. Y por ello, tal vez resulte extraño el saber que miles de mexicas y de otras cultura prehispánicas vivían saludables con una dieta prácticamente basada en frijol, nopal y maíz.

Lo que sucede es que la mezcla entre estos alimentos provoca una síntesis nutricional básica, más aún, si el maíz está nixtamalizado (mezcla de cal para hacer la masa, que aumenta las propiedades nutricionales del maíz).

Ahora, si al frijol, maíz y al nopal, agregamos el amaranto, calabaza, chile o la chía, entonces la dieta se vuelve mucho más rica. Un grupo de científicos de la Facultad de Ciencias Químico Biológicas (FCQB) de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) ha estudiado a profundidad los beneficios de una dieta basada en estos alimentos, y ha encontrado fascinantes resultados.

Este grupo está trabajando para crear productos a base de estos alimentos que durante milenios mantuvo sanos a millones.

El maíz y el frijol se complementan, y de ellos obtenemos una nutritiva mezcla de cereal con leguminosa. Por su parte, el amaranto es antidiabético, al igual que el nopal. También, el amaranto es antihipertensivo.

 [related-inline]

Valorar nuevamente la base de la dieta prehispánica es imprescindible, sobre todo ahora que México enfrenta una epidemia de obesidad. También, es importante recuperar las semillas nativas, que por tantos años sustentó y fue el eje de la cultura en Mesoamérica. Para hacerlo, existen iniciativas puestas en marcha a las que podrías sumarte.

 

Si haces ejercicio, comer tortilla de maíz podría ser tu mejor aliado

Las propiedades de la tortilla de maíz fortalecen huesos, músculos, tendones, articulaciones, entre otros increíbles beneficios.

 

 La tortilla es una cosa milagrosa y muy importante en la dieta de los mexicanos; yo digo que es la vaca mexicana, pues no se puede explicar de otra manera

 

Mario E. Rodíguez García (académico del Centro de Física Aplicada y Tecnología Avanzada de la Universidad Nacional Autónoma de México)

 

Parece que el mensaje está asentado (al menos en la teoría) en la psique colectiva: hacer ejercicio es imprescindible para la salud física, aunque también para la emocional. Al ejercitarnos liberamos toxinas, y también endorfinas, la hormona conocida como la hormona del bienestar. Así, en alguna medida estamos hechos para el ejercicio; consumir, pero también liberar energía es indispensable.

Ahora, para hacer ejercicio nuestro cuerpo debe contar con reservas de distintos tipos para que el cuerpo no se desgaste en demasía. Se trata de un  intercambio y para ello existen alimentos que pueden “equiparnos” mejor contra el desgaste físico. La tortilla de maíz, más allá de las bebidas energéticas y suplementos alimenticios, podría darte una buena parte de los nutrientes que necesitas al hacer ejercicio.

Según la nutrióloga del Colegio Mexicano de Nutriólogos y maestra en Ciencias de los Alimentos y Nutrición por la Universidad de la Salle, Araceli Martínez Coronado, la tortilla es un discreto super alimento que reduce el riesgo de sufrir lesiones, fisuras, fracturas, traumatismos, estiramientos bruscos, etcétera. Lo anterior pues posee un alto contenido de fibra, calcio, niacina, ácido fólico, y vitaminas A, B, C, D y E.

Algunos de los beneficios de la tortilla de maíz relacionados al ejercicio son:

  • Para los músculos y tendones: mejora el grosor, resistencia y elasticidad de los músculos y tendones.
  • Fortalece los huesos.
  • Huesos, cartílagos, ligamentos y tendones: promueve la generación del colágeno y con ello todo lo anterior se beneficia.
  • Favorece la buena digestión, por lo que disminuye los problemas de sobrepeso.
  • Previene el cancer.

También, recordemos que el hombre mesoamericano inventó una de las tecnologías alimentarias más increíbles: la nixtamalización. Y a partir de ella el maíz aumentó la biodisponibilidad de aminoácidos, de fósforo y calcio, de fibra soluble y almidón resistente. Gracias a ello, en gran parte, el hombre mesoamericano podía mantenerse nutrido solo a partir de calabaza, frijol, maíz y nopal. Sorprendente.