Dianna Frid: la artista que hace libros de texturas y ha llamado la atención global (FOTOS)

Su formato de libros hace de las texturas una experiencia que da significado a cada acomodo.

Luego de las vanguardias artísticas de inicios del siglo XX como el dadaísmo muchas personas creen que en el arte conceptual las posibilidades se agotaron (pues de algún modo lo que lo hacía arte era, precisamente, demostrar a la idea como estética; quizá demostrar lo mismo mil veces carezca de sentido). 

En este contexto la vanguardia en este rubro para algunos es inexistente, pero siempre habrá alguno que otro creativo que devuelva un atisbo de frescura a la escena. Y entre estos ejemplos de los últimos años está la mexicana-canadiense Dianna Frid.

Frid nació en la Ciudad de México y emigró a Canadá a los 15. Cuando era pequeña, narra para daily.jstor, solía visitar el Museo de Antropología, observaba las figuras prehispánicas y una parte en específico sobre textiles precolombinos, los cuales añoraba tocar… Siempre estuvo fascinada por la relación entre el textil y sus signos, su significado, y muchísimo con las texturas.

Desde hace algunos años el trabajo de Frid como artista ha ido llamando la atención internacionalmente. Suele usar las paredes o los pisos de los espacios como lienzos. Ahí acomoda generalmente materiales y mezcla textiles y palabras para dar sentidos.

Y quizá lo que más ha atraído a muchos son sus libros-pieza donde acomoda significados, por su puesto, pero lo hace más edificando materiales que llaman al tacto como un mensaje en sí mismo, como cuando le pasaba de niña algo parecido en el museo al acercarse a los complejos y bellísimos textiles prehispánicos…

 

 

*Imágenes: diannafrid.com

 

 

Ana Paula de la Torre Diaz
Autor: Ana Paula de la Torre Diaz
Politóloga de carrera, colabora para diversas publicaciones digitales como Pijama Surf. Creadora del proyecto ciudadano yanostoca.com. Y pintora ocasional ( http://bit.ly/2jkE8lD )

Trascendiendo el cliché del folclor: la cultura popular viva en la obra de Teresa Barrera

"Es importante reflejar un poco lo que te toca vivir; un poco de lo tu época".

Como todo lo que sucede a nuestro al rededor nos cuenta cosas mucho más profundas, la artista mexicana Teresa Irene Barrea, va por las calles de CDMX con los sentidos aguzados. 

Empezó a pintar por mera casualidad, en algunos talleres de la prepa en el 2002. Luego, ya no pudo dejar de hacerlo, pero sobre todo porque lo que hallaba en las calles, y en la vida cotidiana en general, le llamaba a plasmarlo.

teresa irene barrera artista

Microhistorias marineras

Su arte refleja la cultura popular más no desde el cliché. “Toda cultura y lenguaje tiene que renovarse porque sino se queda para museo, la cultura popular es lo que nos toca vivir”, me dice.

A sus 37 años su obra ha sido expuesta en distintos países y esta creativa muestra un especial interés por lo diminuto. Nos acerca la realidad del caos de la vida mexicana diaria en micro historias enfrascadas o como elementos de los gabinetes de curiosidades clásicos del siglo 19. Objetos que contaban historias, muchas misteriosas, para descubrirlas.

“Pinto sobre la cultura popular que es lo que me toca ver diario. Considero que es importante reflejar un poco lo que te toca vivir un poco de lo tu época, yo estudié historia en la UNAM, y esto que te toca vivir tiene que pasar por tu interpretación,”, cuenta.

Fantasmas del metro

Sus lienzos también pueden ser cajas de cerillos o recortes pintados y puestos al interior de marcos antiguos. También hace murales comunitarios o figuras de papel que pueden reflejarse en la pared inmersa en la noche.

Entre fantasmas del metro, nostalgia huasteca o sonideros en la Santa María de la Rivera, Ibarra sustrae algo muy inmediato que documenta la esencia de eso dinámico, abstracto y cambiante de la realidad mexicana. 

Más allá de lo social, o el folclore, para ella: el relato. 

teresa irene barrera artista

 

teresa irene barrera artista

Las aspiraciones

teresa irene barrera artista

Tamborilero

teresa irene barrera artista

La dulce fidelidad

teresa irene barrera artista

 

teresa irene barrera artista

Ana Paula de la Torre Diaz
Autor: Ana Paula de la Torre Diaz
Politóloga de carrera, colabora para diversas publicaciones digitales como Pijama Surf. Creadora del proyecto ciudadano yanostoca.com. Y pintora ocasional ( http://bit.ly/2jkE8lD )

Increíbles carteles de ilustradores mexicanos que abren una ventana a lo fantástico (GALERÍA)

El sutil oficio de la ilustración nos deja pequeñas puertas a otros panoramas…

Poco se asocia el oficio de ilustrar con aquel del electricista. Tal vez porque se ha olvidado que ilustrar también significa iluminar o alumbrar. Y ¿qué es eso que el ilustrador alumbra? Posiblemente formas insospechadas de lo conocido y cotidiano.

El que ilustra, también, traduce al plano gráfico un mensaje que está en otro lenguaje, tal vez el escrito o el hablado. Y en este ejercicio de trasladar palabras al terreno del color y la forma, ilumina variantes fantásticas de lo que se dice.

También en Más de México: Las ilustraciones de esta mexicana transmiten las sutiles delicias de la soltería

La ilustración, entonces, es imaginativa e ingeniosa. Así lo demuestran por lo menos estas sutiles piezas, obras de jóvenes artistas mexicanos que formarán parte del 28 Catálogo de Ilustradores de Publicaciones Infantiles y Juveniles y los ganadores del 30 Concurso Nacional de Cartel “Invitemos a Leer”.

A propósito de lo infantil, tal vez es válido contarlo como cualidad de la ilustración, precisamente porque estas imágenes son ventanas a lo fantástico. También, pequeñas puertas a otros panoramas, como esas que construimos de niños cuando combinábamos mentalmente animales u objetos completamente ajenos, pero que parecían encajar entre sí, por lo menos de forma divertida; o cuando huíamos de sombras consistentes que venían a asustarnos. ¿Será que quienes mejor ilustran son niños?

También en Más de México: La ilustradora mexicana entre la cerámica, cartonería y la repostería: Rachel Levit Ruiz

Así, alumbrando imágenes surreales, fantasiosas y delicadas, estas piezas invocan otros mundos y es fascinante permitirse un rato frente a ellas; tal vez después de admirarlas, sí sea natural sea agarrar un libro, para satisfacer el ansia permanente de hacer el mundo más claro; de alumbrarlo.

*Imagen destacada: “Desplazamiento”,  Andrés López Martínez.

La ilustradora mexicana entre la cerámica, cartonería y la repostería: Rachel Levit Ruiz

Esta creadora mexicana trasciende sus personajes a oficios inesperados.

Con solo 28 años Rachel Levit Ruiz ha hecho un estilo en el mundo de la ilustración. Sus sutiles personajes aparecen en The New York Times, The New Yorker y Lucky Peach y este año fue elegida junto con el español Isidro Ferrer para hacer el cartel de la 46 edición del Festival Internacional de Cine de Huesca.

El trabajo de Levit Ruiz, quien creció en CDMX, nos sorprende con líneas discretas y humanos ligeros que parecieran flotar en el papel.. Sus cabezas de cerámica nos traen igualmente, ligereza, y sus tonos pastelosos contienen una deliciosa calma.  

Como la imaginación usa todo tipo de materiales intangibles, o no, sus obras también llegan al universo de la repostería junto a la bloguera/chef Azúcar Pastel.

Esta es una probada del trabajo de esta joven promesa quien ya trasciende los límites de la ilustración y los lleva a otros lugares impensados: 

 
 
 
 
 
 
 
Conoce más de su trabajo, aquí.
 
 
Ana Paula de la Torre Diaz
Autor: Ana Paula de la Torre Diaz
Politóloga de carrera, colabora para diversas publicaciones digitales como Pijama Surf. Creadora del proyecto ciudadano yanostoca.com. Y pintora ocasional ( http://bit.ly/2jkE8lD )