Si eres músico, profesores del Carnagie Hall podrían enseñarte con esta convocatoria

La convocatoria es parte de la VII Semana de Educación Musical.

Como parte de la VII Semana de Educación Musical, a partir de una convocatoria, cinco maestros del ensamble Decoda, afiliados al Carnagie Hall de Nueva York, impartirán talleres gratuitos a los alumnos seleccionados, para finalizar con un concierto de gala en el Teatro José Peón Contreras.

Fomento Cultural Banamex, A.C., en colaboración con la Escuela Superior de Artes de Yucatán (ESAY) y el apoyo de la Fundación Roberto Hernández Ramírez, A.C., convocan al concurso para participar en el programa educativo VII Semana de Educación Musical.

Si eres músico mexicano entre 18 y 30 años y tocas instrumentos de viento, cuerdas y piano o formas parte de un ensamble, puedes aplicar de manera individual o en grupo para participar en la Semana de Educación Musical que por séptima ocasión se realiza en Mérida, Yucatán.

Los músicos que sean seleccionados y que sean de otros estados, obtendrán viáticos para asistir del 14 al 19 de noviembre del 2016 a los cursos. Los talleres son impartidos gratuitamente por los maestros extranjeros, con quienes los alumnos ensayan y practican en sesiones intensivas.

Al finalizar la Semana se presentarán los maestros y alumnos en un concierto de gala que tendrá lugar en el Teatro Peón Contreras, ubicado en el centro de la ciudad meridiana. El programa inició en el 2004 con el objetivo de promover la educación musical en México, gracias a este se estimula la creatividad de jóvenes músicos y el desarrollo de sus capacidades musicales.

La VII Semana de Educación Musical es posible gracias a instituciones colaboradoras como la Secretaria de Cultura y las Artes del Gobierno de Yucatán, la Escuela Superior de Artes Yucatán, el Fideicomiso Garante de la Orquesta Sinfónica de Yucatán, la Escuela Sinfónica de Yucatán, entre otras.

Acá la página donde encontrarás las instrucciones la inscripción:

 

Convocatoria del 20 de abril al 31 de mayo, 2016 

Cupo limitado a 20 músicos seleccionados

Más información: carnegiehall@fomentoculturalbanamex.org

+52 (55) 1226.02.57

+52 (999) 253.67.32

*Imagen:decodamusic.org

Makech: la espectacular y polémica joya viva de los mayas

Los makech son unos curiosos escarabajos que, ricamente ataviados, recorren las prendas de quien los porta, haciéndola de “ornamento” vivo.

Los makech son unos curiosos escarabajos propios de Yucatán y ligados a la tradición artesanal de la zona, porque —aunque suene increíble— son utilizados como piezas de joyería viva. Ricamente ataviados con diamantes falsos, pintados de brillante dorado y atados permanentemente a una pequeñísima cadena (que sirve para colgarlos de la ropa o como “correa”), han adornado por siglos a los mayas.

Para los viajeros que se encuentran con ellos en las calles de Yucatán, los makech son una auténtica rareza y —ciertamente— alto motivo de polémica, pues, sin duda hay en esta práctica ornamental un deje de “maltrato animal”; por lo menos si lo definen organizaciones como PETA (Gente para el Trato Ético de los Animales) en Estados Unidos.

La justificación de los vendedores locales suele estar ligada a una leyenda que algunos le atribuyen a los mayas y otros a un genio anónimo de la mercadotecnia. El mito de los makech contado en la contemporaneidad dicta que una princesa de la nobleza maya tenía un amante del que estaba profundamente enamorada; pero, por alguna circunstancia elusiva, su amor estaba prohibido.

makech-escarabajos-joyas-joyeria-viva-vivos-mayas

Así, cuando el amante fue sentenciado a muerte por relacionarse con ella, la princesa pidió a un brujo que lo convirtiera en el hermoso makech; ella lo decoró y lo portó para siempre sobre su corazón. Y aunque el origen mito ha sido desmentido por algunos, por no formar realmente parte de la tradición maya; se piensa que ha servido para impulsar la compra del raro accesorio orgánico.

La historia, aunque conmovedora, también es relativamente contraproducente. Al ligarse a una idea de lo romántico muy particular —donde uno de los amantes le pertenece al otro o “está encadenado” a él— nos recuerda que, a pesar de que son pequeños y no dialogan con nosotros, los makech tienen vida propia (y esa vida sí podría verse minimizada al ser usados como joya).

Pero hay otra postura que ni los animalistas, ni el turismo han explorado. Y es que, sea o no una pieza ligada a la cultura maya, el makech nos recuerda una premisa que sí es común en esta comunidad: la naturaleza resuena con nosotros y nosotros con ella. Así, mientras que sí es relativamente reprochable que la usemos “de adorno”, no es reprochable que queramos tenerla cerca del corazón.

¿No sería fantástico que nuestras joyas y nuestros objetos ornamentales fueran las relaciones preciosas que tenemos con el entorno? ¿Con la vida que nos rodea? Si supiéramos decorarlas con oro y con diamante —aunque estos fueran puramente metafóricos— y las tratásemos como tesoros, otro mundo este sería.

También en Más de México: El espejo mágico de obsidiana que se exhibe en el Museo Británico

*Imágenes: Smithsonian Magazine

Los cenotes son sitios sagrados (y deberíamos seguir respetando eso)

Estas espectaculares formaciones naturales se abren a nosotros develando secretos de nuestro pasado; sin embargo están siendo lastimadas y urge volver a considerarlas sagradas.

Los cenotes son sitios sagrados. No importa desde dónde lo analices: estas espectaculares formaciones naturales son esenciales, pues en ellas convergen ecología, espiritualidad, historia, identidad y cultura contemporánea. Por otro lado, los cenotes están sufriendo los estragos que derivan de un cambio de paradigma propio de nuestro tiempo.

Como nunca —a pesar de que la conciencia sobre el medio ambiente está vibrando a una alta frecuencia— muchos nos hemos desconectado de la naturaleza. Las culturas que nos anteceden tenían una relación muy distinta con su entorno. De alguna manera el encanto inmenso de ciertos sitios, los hacía dignos de nuestra admiración y protección incondicional.

cenotes-yucatan-sitios-sagrados-contaminacion-rituales-mayas

Mucha de esta sensibilidad continúa manifestándose entre las comunidades indígenas de todo el país, que siguen luchando por proteger a estos espacios de los que su vida depende, pero también su espíritu y su identidad. Pero sus acciones son minimizadas por otros procesos sociales y es urgente empezar a compartir la responsabilidad y practicar el respeto.

A los cenotes les debemos el florecimiento de la vida

cenotes-yucatan-sitios-sagrados-contaminacion-rituales-mayas

La vida no florece sin agua. Para las culturas antiguas esto era muy claro y lo manifestaban en el culto a deidades ligadas a este elemento. De hecho, se practican aún múltiples rituales para pedir por un buen clima inspirados en esa herencia cultural; pues —aunque lo olvidemos— dependemos directamente de la tierra y para quienes la cultivan esto es muy evidente.

Pero al agua no se accede de la misma manera en todos lados. En Yucatán, por ejemplo, el agua se filtra por la porosidad de la superficie y las corrientes son subterráneas. Los cenotes, las cuevas y otras oquedades son los accesos al agua dulce.

Como explica el investigador Rubén Cárdenas Maldonado en su texto “Cenotes y asentamientos humanos en Yucatán” publicado en Arqueología Mexicana, los cenotes fueron determinantes para que en la región se asentaran y desarrollaran las culturas antiguas. En otras palabras, sin estas formaciones la historia maya sería completamente distinta.

También en Más de México: Científicos descubren un ecosistema completo en las cavernas acuáticas de Yucatán

Cenotes, sitios sagrados

cenotes-yucatan-sitios-sagrados-contaminacion-rituales-mayas

No es de extrañarse que fueran espacios de culto de para los mayas, quienes los consideraban sitios de “comunicación con las deidades del agua” y puertas al inframundo. Así, practicaban distintos ritos en torno a los cenotes y depositaban en ellos ricas ofrendas, incluyendo restos de sacrificios humanos.

En el Cenote Chenkú, según relatos de cronistas, se arrojaban mujeres vírgenes. En distintas investigaciones arqueológicas se han recuperado de este cenote restos humanos de hombres, mujeres, niños y piezas escultóricas y de joyería.

Así, aunque lo sagrado de los cenotes en nuestro tiempo tiene mucho que ver con sus vitales funciones ecológicas, también hay que considerarlos como puertas que se abren a nosotros develando secretos del pasado, de la historia que nos dio lugar. Y sobre ella aún queda mucho por descubrir.

También en Más de México: Cenote “Las Calaveras”, el enigmático cementerio maya

La naturaleza como “espacio público”

cenotes-yucatan-sitios-sagrados-contaminacion-rituales-mayas

Tristemente, el culto espiritual, la investigación arqueológica y la vida que depende de los cenotes tienen un enemigo en común: la contaminación. Según este artículo de El Universal, 20% de los casi 3000 cenotes de Yucatán han sufrido daños en distintos niveles, pues se han convertido en basureros o porque en ellos se tiran aguas residuales.

La falta de planeación industrial, los mega proyectos de todo tipo y el turismo que no es ecológico, son algunas de las causas detrás de este dato. Y, aunque hay proyectos e iniciativas nacionales y locales que pretenden sanear los cenotes, la contaminación no termina.

Es importante saber que no se trata solo de tirarles basura, en ellos se filtran también aguas negras. Por eso es vital que al viajar te asegures de hospedarte en sitios que tengan un manejo responsable de todos sus desechos. No tener ese tipo de consideraciones con la naturaleza es lo que terminará por acabar con ella.

Y aunque los cenotes y otras maravillas parecidas deben ser consideradas “espacio público”, precisamente por su enorme valor en el imaginario colectivo (que trasciende múltiples categorías), es responsabilidad de cada uno de nosotros pensar cómo estamos correspondiéndole a estos sitios que se disponen, casi sin condiciones, para nosotros.

*Imágenes: 1) Marc Moll; 2) Yucatán Travel; 3) Crédito no especificado; 4) INAH; 5) bazman633004/Flickr. 

Explora el trabajo de creadores independientes mexicanos

El proyecto se llama #IndependientesMx y encontrarás el trabajo de decenas de creadores en México, y si eres uno de ellos, puedes enviar tu trabajo.

Sabemos que más allá de las grandes tiendas departamentales existe una oferta creativa independiente. Conocemos el concepto de independiente, jóvenes, o no tan jóvenes, quienes trabajan ofreciendo su trabajo directamente, sorteando los intermediarios.

Conocer su trabajo, sin embargo, no se trata de una tarea tan sencilla. Por medio de las redes sociales podemos seguirlos, quizá a partir de las recomendaciones de otros, o bien, por medio de medios de comunicación que publican sobre su trabajo. En la madeja del escenario creativo, el reto muchas veces está en encontrarlos.

Tomando en cuenta esto, la ya extinta CONACULTA lanzó un sitio que aún está vigente, #IndependientesMx, que agrupa por medio de micro videos el trabajo de decenas de creativos mexicanos que ya cuentan con cierta trayectoria. Así, podemos enterarnos de sus trabajo, y también enviar el tuyo si estás interesado.

El portal es una ventana abierta a un mundo más alterno a los artistas y creativos que ya tienen, por así decirlo, una marca o concepto consolidado, pero que no necesariamente muy conocidos.

El objeto principal es la difusión, y la gama puede ser desde colectivos hasta empresas creativas emergentes, también compañías de danza y teatro, galerías, músicos, intérpretes, artistas urbanos.

Los formatos van desde información, videos, cápsulas, datos de contacto, semblanzas y eventos.

Te dejamos  videos de creativos y puedes explorar el sitio en este link, o bien, enviar tus propuestas.