7 rarezas de la comida mexicana que sorprenden a los extranjeros

Platillos que incluso entre los mexicanos son consumidos en ciertas zonas y que despiertan sorpresa al resto.

Suele pensarse que uno de los detonadores para que la comida mexicana fuese tan variada fue el uso de chile en sus alimentos. Este aliciente, de algún modo, volvió más atrevida la concepción sobre la alimentación y sus posibilidades. Y la premisa anterior parece ser cierta, el mexicano antiguo hizo prácticamente uso de la totalidad de menesteres posibles que le rodearon para adoptarlos en su dieta.

Por ello existen platillos cuyos ingredientes principales parecerían una broma en otros lugares, sin embargo, son parte de la riqueza culinaria que aún hoy, luego de milenios, continua retando la concepción gastronómica en muchas partes del mundo.

Presentamos un recuento de los platillos mexicanos, muchos de origen prehispánico, que quizá un extranjero, al menos, dudaría en tomar:

 

Fritada de Ranas del Distrito Federal

Naturalmente lo que se comen son las ancas. Generalmente este platillo es usado como antojito, es decir, como entrada. Aunque en muchos otros sitios las ancas de rana parezcan grotescas, en realidad su carne es sabrosa y nutritiva.

 

La receta va así:

4 claras de huevo

24 ancas de rana

Harina, manteca, limon y sal.

Toma las ancas de rana y pásalas primero por agua hirviendo, luego por agua fría y deja marinar en el jugo de limón y aceite . En un recipiente deja batidas levemente las claras de huevo y luego ahí remoja las ancas; pásalas por la harina.

Ahora fríelas hasta dorar (en cuanto tomen un color dorado sácalas pues suelen cocerse rápidamente). Suelen servirse cuatro ancas por plato acompañadas de rodajas de limón.

fritada de rana platillos raros méxico

 

Larvas de mariposa o cuetlas

Estas son anidadas en las plantas de la chía, y sobre todo en Puebla sus habitantes suelen hervirlas y luego secarlas, o bien, tostarlas al comal. Son servidas en tacos o solitas aunque acompañadas con guacamole. También son consumidas en la mixteca de Guerrero, en el centro de Veracruz y Puebla. Son recolectadas en época de lluvia.

Llarvas de mariposa o cuetlas 

Pejelagarto

Es uno de los peces más viejos del mundo, en los últimos 100 millones de años no ha evolucionado. Se encuentra en peligro de extinción por lo que recomendamos evitar consumirlo. Su cabeza asemeja a la de un lagarto y su cuerpo al de un pez, de ahí su nombre; es abundante en las aguas de los ríos tabasqueños. Se prepara asado, en pescadillas, empanadas y en el guiso indígena conocido como el chirmol, a base de semilla de calabaza y tortilla quemada. 

pejelagarto platillos exóticos méxico

 

Criadillas o Pitufos

Son los testículos de prácticamente cualquier animal de matadero. Generalmente son preparados los testículos de toro, una cultura muy española. En México se comen fritos y en tacos. 

 

criadillas pitufos platillos exóticos méxico

 

 Mondongo

Es conocido popularmente como menudo. En muchísimos pueblos del país es usado para desayunar, sobre todo los fines de semana, y se trata de un cocido con el estómago de la res picado.

menudo_rojo

 

Huitlacoche 

Se trata del hongo que sale en tiempos de lluvia al maíz, uno morado y frondoso. Los antiguos mexicanos lo adoptaron como un alimento, esto aunque en realidad es un parásito. La parte que consumimos son conocidas como agallas, una mezcla entre el hongo y el grano de maíz. El huitlacoche se consume en quesadillas, cremas, sopas, e incluso en restaurantes en rellenos de pastas y carnes.

huitlacoche platillos raros mexicanos

 

Hueva de hormiga o escamoles

Estos huevecillos de hormiga solían comerse desde tiempos preshispánicos en Hidalgo, Puebla, Talxcala y Guanajuato. Se comen ligeramente fritos en mantequilla, también con  epazote, en mixiote, en mole, en barbacoa, con huevo, entre muchos otros guisos.

escamoles platillos raros mexicanos

 

*Imágenes: 1 y 3)unionpuebla.mx;  2)epamex14.blogspot.mx;  4) cityexpress.com; 5) angusrex.wordpress.com; 6)mexican-authentic-recipes.com; 7)marcobeteta.com; 8) EFE

2 deliciosos platillos mexicanos entre los 10 favoritos del mundo (según Taste Altas)

Según esta detallada lista de las más grandes delicias del planeta, estas son las dos comidas mexicanas más increíbles.

La comida mexicana es un auténtico tesoro, y no solo para los mexicanos. Además de que cualquier persona (sin importar su origen) podría encontrar en ella la calidez y los sabores reconfortantes que la caracterizan; nuestra gastronomía nos enseña constantemente una lección vital: remezclar tradiciones no sólo está permitido, sino que es urgente (y delicioso).

Y es que eso que llamamos cocina tradicional mexicana es un ingeniosa fusión de temporalidades y culturas muy diversas: desde la herencia prehispánica; pasando por las técnicas e ingredientes europeos, y hasta la fusión más contemporánea, que celebra nuestro vínculo con toda clase de naciones. En ese sentido siempre está cambiando, se reinventa y vuelve a escribir sus reglas.

Por otro lado, según el TasteAtlas —una “enciclopedia de los sabores” que detalla más de 10,000 platillos e ingredientes de todo el mundo y celebra las gastronomías locales y las recetas típicas— hay dos platillos mexicanos entre los 7 mejor calificados del mundo. Ambos son preparaciones populares, que conjugan perfectamente sabores de casa y, aunque los pruebes lejos de aquí, te harán sentir abrazado por esta tierra.

Te los presentamos:

Enchiladas, en el número 6

mejores-platillos-comidas-mexicanas-recetas-tasteatlas

Como prácticamente todas nuestras recetas, de esta delicia casi hay una versión por cabeza. Con que tengan tortillas, salsa y relleno, ya se podrían llamar enchiladas. Las clásicas son las de salsa roja o verde con pollo o queso, pero también nos encantan las potosinas (más pequeñas y con una salsa muy particular), las suizas (bañadas en una salsa cremosa aromática) y los papadzules (rellenas de huevo cocido y bañadas en una especie de pipián verde).

Chile relleno, en el número 7

mejores-platillos-comidas-mexicanas-recetas-tasteatlas

Un plato que grita remezcla y con todo. El chile relleno es la evidencia de que México es la suma de múltiples culturas. El chile (que puede ser poblano o pasilla) va relleno de carne, queso, frijoles o hasta mariscos. En algunos casos se come capedo y siempre bañado en una salsa que puede ser el típico caldillo de jitomate o la exuberante nogada. Se piensa que esta joya se inventó en Puebla, durante la conquista.

Revisa la lista completa aquí y considera que se está actualizando constantemente.

También en Más de México: ¿Qué sí es la comida mexicana? la enorme confusión que nos está volviendo locos…

Seres fantásticos hechos de icónicos platillos mexicanos (GALERÍA)

Este increíble ilustrador mexicano reinterpreta ingeniosamente algunas joyas de nuestra cultura.

Si eso que llamamos “cultura mexicana” a veces nos sabe a viejo, tal vez sea porque nuestros referentes son un poco planos y bastante convencionales. Es cierto: todos los símbolos necesitan refrescarse de vez en cuando y no sólo para reivindicarse, también para adaptarse a nuevas formas de vivir y entender el mundo. Por otro lado, a ninguna reliquia le cae mal un toque de buen humor y, en nuestro caso, ingenio a la mexicana.

artista-mexicano-ilustracion-dibujos-reinventa-comida-mexicana-dioses-aztecas

Esto es lo que está detrás de las ilustraciones del perspicaz artista morelense Pedro Larez que se dedica a reinterpretar algunas joyas de nuestra cultura. A él le interesa mantener activas estas referencias culturales, pero con un enfoque fresco que le hable a las generaciones contemporáneas y que se permita jugar y mezclarse con el mundo de la cultura popular y la estética millennial.

También en Más de México: La lotería millenial (porque tal vez sea hora de reimaginar nuestra cultura)

Lo que hago es una reinterpretación a mi manera, de la forma que más me gusta; pero al mismo tiempo invito a las personas a investigar más a fondo sobre nuestra cultura, a adentrarse en ella y seguirla transmitiendo.

La ilustración es sin duda un vehículo perfecto para este ejercicio. Se presta a reunir mundos completamente ajenos, es accesible y puede ser muy divertida. Para Pedro ilustrar fue un “movimiento instintivo”, porque siempre le gustó mucho dibujar. Además es un medio muy abierto, que permite conjugar toda clase de ideas y realmente expresarse con ganas. De hecho, sin faltar al respeto, Pedro juega con los clichés y los límites de la cultura que retrata, especialmente de los dioses del panteón mexica, pero también con figuras de la religión católica y otros signos tradicionales.

Me mueven muchas cosas (…) principalmente es saber que estoy poniendo un granito de arena para volver a hacer notoria la cultura mexicana. Desde pequeño me ha motivado el conocimiento, en general y la mitología es uno de los tópicos que más me atrae; entonces, saber que le gente ve lo que hago y se motiva para investigar, hablar, dialogar o incluso hacer sus propias historias ilustradas es una de las mayores motivaciones que siento como creador.  

La comida mexicana no podía faltar y su serie sobre gastronomía es imperdible. Nos cuenta que, además de que le encanta la cocina de nuestro país, la serie comenzó como un experimento azaroso, unos cuantos juegos de palabras y otros chistes curiosos. Aquí te dejamos una buena probada:

9 cosas que tú puedes hacer para conservar la gastronomía mexicana

Nuestra gastronomía es diversa y maravillosa. Funciona como punto de encuentro y es materia prima de nuestros recuerdos más felices. Por eso y más, hay que conservarla.

México también se percibe por sus aromas. Si cierras los ojos y prestas atención a los que te rodean, seguro te encontrarás con el delicioso olor del pan saliendo del horno por las mañanas. A las dos de la tarde, los pasillos y escaleras de los edificios son conquistados por el olor conocido de un caldillo de jitomate, listo para recibir al fuego lento de unas albondigas o quizá una buena sopa. Si nos detenemos a pensar en sus aromas, México expone una deliciosa lista de ellos, la mayoría gastronómicos. 

Nuestro patrimonio gastronómico es gigante y, a decir verdad, diverso. Miles de platillos e ingredientes se conjugan para conformarlo y al mismo tiempo, es tan acogedor y familiar, que se olvida su riqueza. La cocina mexicana entraña memorias gratas y nostalgia de la infancia, porque el acto de su ejecución está ligado al amor mismo: al amor por la comida, al amor por la vida y al amor por aquellos a los que estamos alimentando o que nos alimentan. Nada reconforta tanto como un plato caliente y acompañarse de otros para recibirlo. Y pocas cosas tan satisfactorias como hacer feliz a los demás, provocando experiencias sorprendentes o haciendo que se rencuentren con sabores anhelados.

conservar-gastronomia-mexicana-mexico-tradiciones-cocina

Cada generación es responsable de traer a la mesa los deliciosos recuerdos y las recetas tradicionales que nos han alimentado. El patrimonio que reconocemos definitivamente no es para siempre y vale la pena cuidarlo. Mientras que no es necesario que se mantenga exactamente igual pues toda manifestación cultural se abre al juego, a la experimentación y a la variabilidad—, defender su existencia es, en cierta forma, defender la posibilidad de mantenernos diversos. Y no necesitas hacer grandes esfuerzos: con estas microacciones, que pueden formar parte de tu vida cotidiana, ayudarás a conservar la cocina mexicana.

Aprende cocina mexicana

La cocina mexicana es un acto que activa relaciones sociales. Escucha las historias que comparten tus padres y abuelos sobre la comida que preparan.

Prueba de todo

Ve a todos los lugares que puedas. No dejes de probar la comida local, hecha por locales. Descubre lo que está haciendo la cocina mexicana contemporánea con nuestras tradiciones ancestrales.

conservar-gastronomia-mexicana-mexico-tradiciones-cocina

Rastrea el origen de los ingredientes que amas

Haz preguntas. Muchísimas preguntas. Preocúpate por saber de dónde vienen los ingredientes que consumes y cómo se producen. Platica con los vendedores y averigua sobre sus vidas al rededor de la cocina mexicana.

Descubre nuevos ingredientes

La biodiversidad en México es única, por lo tanto los ingredientes que tenemos disponibles son muchísimos, pero, si nadie los consume, tal vez desaparezcan.

conservar-gastronomia-mexicana-mexico-tradiciones-cocina

Combina y transforma

No tengas miedo de experimentar y recuerda que más vale informar una cultura con otra, que dejar que ambas se pierdan. Nuestra identidad es resultado de múltiples capas de mestizaje.

Haz un registro

Hacer registro es hacer patrimonio. No dejes de exponer la cultura que te rodea. Toma fotos de lo que comas, graba a tus papás cocinando y escribe las historias de tus abuelos.  

Investiga a profundidad

Cada plato tiene una historia y algunas son bastante curiosas y divertidas. Hay mucha literatura al respecto y gente encargándose de restaurar y difundir recetarios antiquísimos de cocina mexicana.

conservar-gastronomia-mexicana-mexico-tradiciones-cocina

Consume y produce local

Consumir local es más sustentable y apoyarás la economía de los que te rodean.  Además al hacerlo promueves la autosuficiencia alimentaria y ayudas a proteger la biodiversidad mexicana.

Comparte lo que sabes

La cocina mexicana llegó a ti como un regalo. Te toca devolver el favor. Comparte lo que sabes con quien sea que te pregunte. Si tienes hijos o hijas, enséñales a cocinar. Cuéntales tus propias historias. Publica tus registros. Hagamos juntos honor a una de las experiencias más relevantes de la vida.

 

*Imágenes: 1) Restaurante Pujol; 2) “México gastronomía”, de Margarita Carrillo, fotografía tomada de eladerezo.com; 3)Netflix; 4) Mauricio Castillo; 5) “Cocinero mexicano” recetario que data de 1831, fotografía tomada de Claustronomía en elclaustro.edu.mx/claustronomia; 6) Massa Assassin – flickr