7 rarezas de la comida mexicana que sorprenden a los extranjeros

Platillos que incluso entre los mexicanos son consumidos en ciertas zonas y que despiertan sorpresa al resto.

Suele pensarse que uno de los detonadores para que la comida mexicana fuese tan variada fue el uso de chile en sus alimentos. Este aliciente, de algún modo, volvió más atrevida la concepción sobre la alimentación y sus posibilidades. Y la premisa anterior parece ser cierta, el mexicano antiguo hizo prácticamente uso de la totalidad de menesteres posibles que le rodearon para adoptarlos en su dieta.

Por ello existen platillos cuyos ingredientes principales parecerían una broma en otros lugares, sin embargo, son parte de la riqueza culinaria que aún hoy, luego de milenios, continua retando la concepción gastronómica en muchas partes del mundo.

 

Fritada de Ranas del Distrito Federal

Naturalmente lo que se comen son las ancas. Generalmente este platillo es usado como antojito, es decir, como entrada. Aunque en muchos otros sitios las ancas de rana parezcan grotescas, en realidad su carne es sabrosa y nutritiva.

 

La receta va así:

4 claras de huevo

24 ancas de rana

Harina, manteca, limon y sal.

Toma las ancas de rana y pásalas primero por agua hirviendo, luego por agua fría y deja marinar en el jugo de limón y aceite . En un recipiente deja batidas levemente las claras de huevo y luego ahí remoja las ancas; pásalas por la harina.

Ahora fríelas hasta dorar (en cuanto tomen un color dorado sácalas pues suelen cocerse rápidamente). Suelen servirse cuatro ancas por plato acompañadas de rodajas de limón.

fritada de rana platillos raros méxico

 

Larvas de mariposa o cuetlas

Estas son anidadas en las plantas de la chía, y sobre todo en Puebla sus habitantes suelen hervirlas y luego secarlas, o bien, tostarlas al comal. Son servidas en tacos o solitas aunque acompañadas con guacamole. También son consumidas en la mixteca de Guerrero, en el centro de Veracruz y Puebla. Son recolectadas en época de lluvia.

Llarvas de mariposa o cuetlas 

Pejelagarto

Es uno de los peces más viejos del mundo, en los últimos 100 millones de años no ha evolucionado. Se encuentra en peligro de extinción por lo que recomendamos evitar consumirlo. Su cabeza asemeja a la de un lagarto y su cuerpo al de un pez, de ahí su nombre; es abundante en las aguas de los ríos tabasqueños. Se prepara asado, en pescadillas, empanadas y en el guiso indígena conocido como el chirmol, a base de semilla de calabaza y tortilla quemada. 

pejelagarto platillos exóticos méxico

 

Criadillas o Pitufos

Son los testículos de prácticamente cualquier animal de matadero. Generalmente son preparados los testículos de toro, una cultura muy española. En México se comen fritos y en tacos. 

 

criadillas pitufos platillos exóticos méxico

 

 Mondongo

Es conocido popularmente como menudo. En muchísimos pueblos del país es usado para desayunar, sobre todo los fines de semana, y se trata de un cocido con el estómago de la res picado.

menudo_rojo

 

Huitlacoche 

Se trata del hongo que sale en tiempos de lluvia al maíz, uno morado y frondoso. Los antiguos mexicanos lo adoptaron como un alimento, esto aunque en realidad es un parásito. La parte que consumimos son conocidas como agallas, una mezcla entre el hongo y el grano de maíz. El huitlacoche se consume en quesadillas, cremas, sopas, e incluso en restaurantes en rellenos de pastas y carnes.

huitlacoche platillos raros mexicanos

 

Hueva de hormiga o escamoles

Estos huevecillos de hormiga solían comerse desde tiempos preshispánicos en Hidalgo, Puebla, Talxcala y Guanajuato. Se comen ligeramente fritos en mantequilla, también con  epazote, en mixiote, en mole, en barbacoa, con huevo, entre muchos otros guisos.

escamoles platillos raros mexicanos

 

*Imágenes: 1 y 3)unionpuebla.mx;  2)epamex14.blogspot.mx;  4) cityexpress.com; 5) angusrex.wordpress.com; 6)mexican-authentic-recipes.com; 7)marcobeteta.com; 8) EFE