La biblioteca que ha aparecido en las calles de la Ciudad de México (VIDEO)

Este experimento llamado #Bibliotecaurbana acopla en plena calle libros donados; los paseantes pueden hacer intercambios y lecturas en el sitio.

Uno de los motivos por el cual las personas en México no leen (sabemos que los índices de lectura son bajísimos con 2.8 libros al año por persona según cifras de la OCDE) es porque esta práctica no ha podido consolidarse como un gusto colectivo.

La lectura debe hacerse por placer, pues de otro modo son desaprovechados sus beneficios… La educación en este sentido en México ha fallado para conseguir sumar al gusto del mexicano la lectura. Quizá la estrategia no ha sido la correcta, aunque algunos proyectos ciudadanos podrían, con su ingenio, propulsar el gusto por esta práctica.

Una de ellos ha llamada lo atención. Ejecutada por la organización Mensajeros Urbanos se ha colocado una biblioteca gratuita de intercambio con libros acomodados, como fortuitamente, en una calle del centro histórico, frente a un edificio abandonado. Se llama #Bibliotecaurbana.

Está acoplada en Avenida Juárez 58 en el centro histórico de la Ciudad de México. Con los clásicos huacales (las cajas de madera usadas generalmente para transportar fruta) se han acoplado estantes con libros en una presumiblemente biblioteca callejera. Una que nadie cuida y ha sobrevivido y crecido…

 

¿Cómo funciona?

Según explica Gerardo Alcobendas, cofundador de Mensajeros Urbanos a Verne:

La idea es que las personas vengan, donen un libro y se lleven otro que les interese leer. Cuando lo terminan, lo regresan y se llevan otro. También buscamos fomentar la confianza y la honradez. En realidad, el local se queda solo la mayor parte del día y toda la noche. Hasta ahora no le ha pasado nada.

(…)La respuesta de la gente ha sido muy buena. Hay quienes no donan ningún libro, pero hay quienes donan muchos. Simplemente ayer (10 de abril) nos donaron 300 de golpe y eso nos ayuda a que siempre haya material y muy variado.

El experimento se hizo durante un mes pero, quizá, por su éxito, lo estarán ampliando y tal vez llevando a otros sitios del país. Un proyecto que podría hacerse prácticamente en cualquier centro urbano. ¿Has pensado en más ideas para sumar el gusto por la lectura en México? quizá la estrategia nazca de la misma sociedad.