Sin categoría

En Yucatán encuentran, literalmente, un lago en el fondo del océano

Científicos encontraron en la Península de Yucatán un lago, con sus propias playas, a 200 metros de profundidad.

Solemos concebir al océano como una masa uniforme, donde encontraremos una enorme variedad de especies biológicas pero ¿sabías que ahí adentro existen también montañas, volcanes, e incluso lagos?

Este último se trata de un fenómeno muy extraño y bello. Las cualidades del agua ocasionadas por sus minerales hace que ésta presente distintos tipos de densidad, y cuando la diferencia es muy grande, entonces se forman ecosistemas acuáticos con múltiples distintivos. De esta manera es posible entrever un lago en el océano, que incluso presume sus inesperadas y propias playas.

En el Golfo de México, a casi 200 metros bajo el agua, fue encontrado un lago. Un grupo de científicos recorría en el área de la Península de Yucatán las aguas, explorándolas, cuando sus linternas que iluminaban el oscuro océano se toparon con la súbita luminosidad de un lago profundo. Con sus propias playas y moradores.

El nivel de salinidad de este lago es altísimo y cuando un cuerpo lo habita este último flota con una enorme fuerza que lo impulsa hacia fuera, como un trampolín. Por ello ahí solo viven moluscos y crustáceos.

Son como albercas en el océano y son resultado del desplazamiento de placas tectónicas de sal en el periodo jurásico.

 lago debajo del agua yucatán

lago en el océano yucatán

lago debajo del agua yucatán

*Imágenes: atlasobscura.com

 

Los cenotes son sitios sagrados (y deberíamos seguir respetando eso)

Estas espectaculares formaciones naturales se abren a nosotros develando secretos de nuestro pasado; sin embargo están siendo lastimadas y urge volver a considerarlas sagradas.

Los cenotes son sitios sagrados. No importa desde dónde lo analices: estas espectaculares formaciones naturales son esenciales, pues en ellas convergen ecología, espiritualidad, historia, identidad y cultura contemporánea. Por otro lado, los cenotes están sufriendo los estragos que derivan de un cambio de paradigma propio de nuestro tiempo.

Como nunca —a pesar de que la conciencia sobre el medio ambiente está vibrando a una alta frecuencia— muchos nos hemos desconectado de la naturaleza. Las culturas que nos anteceden tenían una relación muy distinta con su entorno. De alguna manera el encanto inmenso de ciertos sitios, los hacía dignos de nuestra admiración y protección incondicional.

cenotes-yucatan-sitios-sagrados-contaminacion-rituales-mayas

Mucha de esta sensibilidad continúa manifestándose entre las comunidades indígenas de todo el país, que siguen luchando por proteger a estos espacios de los que su vida depende, pero también su espíritu y su identidad. Pero sus acciones son minimizadas por otros procesos sociales y es urgente empezar a compartir la responsabilidad y practicar el respeto.

A los cenotes les debemos el florecimiento de la vida

cenotes-yucatan-sitios-sagrados-contaminacion-rituales-mayas

La vida no florece sin agua. Para las culturas antiguas esto era muy claro y lo manifestaban en el culto a deidades ligadas a este elemento. De hecho, se practican aún múltiples rituales para pedir por un buen clima inspirados en esa herencia cultural; pues —aunque lo olvidemos— dependemos directamente de la tierra y para quienes la cultivan esto es muy evidente.

Pero al agua no se accede de la misma manera en todos lados. En Yucatán, por ejemplo, el agua se filtra por la porosidad de la superficie y las corrientes son subterráneas. Los cenotes, las cuevas y otras oquedades son los accesos al agua dulce.

Como explica el investigador Rubén Cárdenas Maldonado en su texto “Cenotes y asentamientos humanos en Yucatán” publicado en Arqueología Mexicana, los cenotes fueron determinantes para que en la región se asentaran y desarrollaran las culturas antiguas. En otras palabras, sin estas formaciones la historia maya sería completamente distinta.

También en Más de México: Científicos descubren un ecosistema completo en las cavernas acuáticas de Yucatán

Cenotes, sitios sagrados

cenotes-yucatan-sitios-sagrados-contaminacion-rituales-mayas

No es de extrañarse que fueran espacios de culto de para los mayas, quienes los consideraban sitios de “comunicación con las deidades del agua” y puertas al inframundo. Así, practicaban distintos ritos en torno a los cenotes y depositaban en ellos ricas ofrendas, incluyendo restos de sacrificios humanos.

En el Cenote Chenkú, según relatos de cronistas, se arrojaban mujeres vírgenes. En distintas investigaciones arqueológicas se han recuperado de este cenote restos humanos de hombres, mujeres, niños y piezas escultóricas y de joyería.

Así, aunque lo sagrado de los cenotes en nuestro tiempo tiene mucho que ver con sus vitales funciones ecológicas, también hay que considerarlos como puertas que se abren a nosotros develando secretos del pasado, de la historia que nos dio lugar. Y sobre ella aún queda mucho por descubrir.

También en Más de México: Cenote “Las Calaveras”, el enigmático cementerio maya

La naturaleza como “espacio público”

cenotes-yucatan-sitios-sagrados-contaminacion-rituales-mayas

Tristemente, el culto espiritual, la investigación arqueológica y la vida que depende de los cenotes tienen un enemigo en común: la contaminación. Según este artículo de El Universal, 20% de los casi 3000 cenotes de Yucatán han sufrido daños en distintos niveles, pues se han convertido en basureros o porque en ellos se tiran aguas residuales.

La falta de planeación industrial, los mega proyectos de todo tipo y el turismo que no es ecológico, son algunas de las causas detrás de este dato. Y, aunque hay proyectos e iniciativas nacionales y locales que pretenden sanear los cenotes, la contaminación no termina.

Es importante saber que no se trata solo de tirarles basura, en ellos se filtran también aguas negras. Por eso es vital que al viajar te asegures de hospedarte en sitios que tengan un manejo responsable de todos sus desechos. No tener ese tipo de consideraciones con la naturaleza es lo que terminará por acabar con ella.

Y aunque los cenotes y otras maravillas parecidas deben ser consideradas “espacio público”, precisamente por su enorme valor en el imaginario colectivo (que trasciende múltiples categorías), es responsabilidad de cada uno de nosotros pensar cómo estamos correspondiéndole a estos sitios que se disponen, casi sin condiciones, para nosotros.

*Imágenes: 1) Marc Moll; 2) Yucatán Travel; 3) Crédito no especificado; 4) INAH; 5) bazman633004/Flickr. 

Rutas secretas de Chichén Itzá podrían confirmar su construcción basada en una “geografía sagrada” (VIDEO)

Estos pasajes secretos en Chichén Itzá podrían ser la prueba de que los mayas fundaron una relación mística entre su arquitectura, las cuevas y los cenotes.

Desde hace mucho años, nos hemos acostumbrado al misterio de nuestras ruinas. Atravesamos sus escondrijos y pasillos como quien ignora su secreto, y fingimos compartirlo. La sombra y los espectros de estos vestigios son las deidades del pasado y de los nuevos días. Y aunque parezca que su tiempo ha terminado, todavía permanecen ahí, ocultos en la naturaleza de las cosas. 

Chichén Itzá es un ejemplo vivo de estos vestigios que siguen evocando al misterio. Recientemente, el proyecto Gran Acuífero Maya (GAM) y el INAH iniciaron un mapeo subterráneo por el gran complejo maya, que recorre sus cuevas y cenotes, y atraviesa el esqueleto de las pirámides. El objetivo es claro y francamente loable: rastrear y documentar la fascinante geografía sagrada del lugar.

Mediante el uso de un radar de penetración terrestre, así como el empleo de señales electromagnéticas, estos investigadores planean demostrar la teoría de que en Chichén Itzá, existe un patrón “arquitectura-cueva o arquitectura-cenote”, dentro lo que podría ser un conjunto de túneles nunca antes descubiertos. Si bien existe la posibilidad de que sólo sean vacíos, ofrendas o depósitos mortuorios, la existencia de estos “huecos”, y su probable construcción bajo una geografia divina, es por demás intrigante.

Estos pasajes secretos en Chichén Itzá podrían ser la prueba de que los mayas fundaron una relación mística entre su arquitectura, las cuevas y los cenotes, aunque la razón todavía es desconocida. El especialista de la GAM, James Brady, relata que “A diferencia de la cosmovisión europea, donde las deidades estaban en el cielo, en el mundo maya, lo más sagrado y vivo era la tierra, por ello es que  formaciones como cuevas y cenotes eran tan sagrados, pues eran una vía de acceso al interior de la tierra, es decir, a la presencia de los dioses”.

La 3er Feria del Hongo Silvestre en las Lagunas de Zempoala es este fin de semana

La 3er. Feria de Hongos Comestibles Silvestres se realizará este sábado 27 de agosto, habrá recolección de hongos comestibles y silvestres y una posterior degustación de platillos, entre otras actividades.

Este año se realizará la 3er. Feria de Hongos Comestibles Silvestres en las Lagunas de Zempoala, con la colaboración del Mercado Alternativo de Tlalpan, el grupo de Hongueras Pjiekakjoo, Ecoturismo Comunitario Tlahuica, además del comisariado de San Juan Atzingo y los Delegados de Lomas de Teocaltzingo.

Por la mañana podrás disfrutar de una ruta micoturística que consiste en dar un recorrido por el bosque, para recolectar hongos comestibles silvestres con el apoyo de hongueros locales y micólogos, después se hará una clasificación de hongos y por último degustarlos en platillos típicos de la región.

Por la tarde se realizarán conferencias impartidas por académicos de diferentes universidades y representantes de la Sociedad Civil y como ya es tradición se realizará el concurso al mejor platillo de hongos, exposición de hongos comestibles silvestres, exposición fotográfica, venta de hongos deshidratados y conservas de hongos comestibles silvestres y entre más productos locales, además de contar con la presencia de músicos tradicionales, habrá renta de cayacs, paseos a caballo y más actividades.

Para inscribirse a la ruta de recolección de hongos deberás hacerlo al correo mercadoalternativodetlalpan@gmail.com o a los teléfonos 5533312276 y 7222610474

Las lagunas De Zempoala están a solo 45 minutos de la Ciudad de México.

Para llegar hay 2 formas:

En automóvil: tomar la carretera libre o federal 95 que lleva a Cuernavaca. En el km. 37, donde se encuentra Tres Marías, toma la desviación a Huitzilac y 13 km,  más adelante encontrarás las lagunas de Zempoala. Ahí hay estacionamiento sin costo.

En autobús: en la Central Sur de Taxqueña debes tomar un Pullman de Morelos con dirección a Cuernavaca y bajarte en Tres Marías. De ahí puedes tomar otro autobús que te lleve a Huitzilac y de ahí un taxi o autobús con destino a Toluca y te bajas en las lagunas. También desde Tres Marías puedes tomar un taxi hasta las lagunas.

feria del hongo 2016

feria del hongo 2016

Para más información en Facebook oficial de la Feria.