Amelia Robles Ávila, la Coronel que se vistió de hombre en la Revolución

Fue una de las primeras mujeres en vivir abiertamente sus preferencias sexuales por las mujeres. Por su papel en la Revolución Mexicana, Amelia Robles fue condecorada por expresidentes.

En la historia del mundo siempre hubieron mujeres que retaron las convenciones sociales de privilegio para el hombre. Muchas de ellas, y la mayoría de los casos sin que seguramente lo sepamos, se vistieron de hombres para poder ser libres y decidir su vida sin el yugo impuesto para la mujer.

amelia robles avila la coronel revolucion

De la Revolución Mexicana se conoce un caso muy particular de una mujer que llegó a ser incluso Coronel, y se sabe que fue muy querida por Emiliano Zapata; su nombre fue Amelia Robles Ávila, nacida en Xochipala, Guerrero. Sobre su incursión a la Revolución, al parecer en un inicio la emprendió más por fines de libertad que ideológicos, aunque el reclamo de justicia también la invadió:

…vino la bola y me fui a la bola. Al principio no dejó de ser una mera locura, pero después supe lo que defiende un revolucionario y defendí el Plan de Ayala. Huerta había matado a Madero y fui contra Huerta. Carranza era sólo un mistificador de la revolución y combatí a Carranza. 

Creció en una familia acomodada; a la muerte de su padre, y en el segundo matrimonio de su madre, al parecer no se sintió muy cómoda. Desde niña mostró intereses más bien asociados a los de un hombre: como destrezas en la ganadería y otras proezas físicas. También, desde niña le gustaba vestirse como hombre.

Su incursión en la Revolución

La fecha exacta en que se unió a las líneas revolucionarias no se conoce, aunque ella llevó una bitácora de los combates en los que participó, iniciándola con el año de 1913.

amelia robles avila la coronela de la revolucion

Hasta 1918 se sabe que se deslindó del Ejército Liberal del Sur y fue, cuando como Coronela, se presentó al mando de la Jefatura de Operaciones Militares de Guerreo, que estaba a cargo del general Fortunato Maycotte. Participó por dos años en la pacificación del estado y en 1920 se unió a la Jefatura de Operaciones Militares de Puebla y Tlaxcala.

La última etapa de su vida

amelia robles avila coronel revolucion mexicana

En 1924, en la batalla en que fue muerto  el general delahuertista Marcial Cavazos, salió herida. Después de este capítulo se determinó a cambiar su identidad y mutó su nombre a Amelio Robles. También fue aquí cuando comenzó a manifestar su vida sexual. En la Revolución consiguió 3 estrellas, luego recibió honores por parte de los expresidentes de los expresidentes Adolfo López Mateos, Manuel Ávila Camacho y Luis Echeverría.

Después de la guerra se dedicó a la agricultura, la ganadería y la repartición agraria, en una vida tranquila.

 

Pionera en los derechos sexuales en México

amelia robles avila coronel revolucion mexicana

No obstante la época en la que le tocó vivir, Robles Ávila mantuvo públicas sus preferencias sexuales. Fue lesbiana e incluso tuvo una relación conocida con una mujer llamada Ángela Torres, de Apipicuilco Guerrero. Ambas tuvieron una hija adoptiva, Regula Robles Torres.

Desde su libertad para mostrar su verdadera inclinación sexual, de algún modo abrió paso para la diversidad sexual en México. Su valentía al respecto es un ejemplo a seguir incluso hoy día.

 

 

Amelia robles con su esposa

Ya como Amelio Robles, con su esposa Guadalupe Barrón.

 

*Fuente:

Cárdenas Trueba, Olga. Amelia Robles y la Revolución Zapatista en Guerrero.  

 

Imágenes: 4) Gertrude Duby/ Museo Na Bolom; 5) Marcelo González Bustos

El peinado de la princesa Leia fue inspirado por las revolucionarias mexicanas

El creador de La Guerra de las Galaxias declaró que el peinado de la icónica princesa Leia fue inspirado por las valientes soldaderas de la Revolución Mexicana.

Llevar el cabello largo es una cualidad frecuente en los grupos étnicos del mundo. En el México prehispánico no fue la excepción, y de hecho, el cabello largo conllevaba una importante significado (y aún hoy).

Una manera sencillas y vistosa de recoger el cabello largo es hacerlo trenzas. Durante siglos, luego de la conquista, a las mujeres de descendencia indígena se les documentó, primero en pinturas y posteriormente en fotografías, llevando dos trenzas.

Este peinado se convirtió en un signo de pertenencia. Con la llegada de la Revolución, las soldaderas, también conocidas como adelitas, llevaron el peinado de las dos trenzas caídas.

De estas mujeres valientes, dignas, el creador de la exitosísima saga de la Guerra de las Galaxias, George Lucas, se inspiró para crear el peinado de la icónica Princesa Leia, según declaró a la revista Time, en 2002:

Me incliné hacia un estilo de mujer revolucionaria suroccidental a la Pancho Villa, que es precisamente eso. Los rollos son básicamente de principios de siglo en México.

Ahora que recién falleció la actriz Carrie Fisher (quien personificó a la princesa Leia), el tema ha vuelto a la luz cuando miles de mujeres y niñas en redes sociales han imitado el peinado haciéndole una especie de homenaje. Fisher misma declaró a la BBC en 1977:

George no quería una doncella en apuros, no quería la princesa estereotípica. Quería una luchadora, quería a alguien independiente.

peinado princesa leia revolucionarias mexicanas

Amalia Robles Ávila, “Coronel” de la Revolución

Cabe apuntar que, como es notorio, el peinado no es igual, aunque sí memora al clásico peinado de las trenzas dobladas por la mitad, que hacen una especie de arco debajo de las orejas.

adelita-revolucionaria-soldadera-mexico

*Imágenes: 1) AP; 2) portodoslosmedios.com

La increíble historia de los charros que desafiaron a los nazis (VIDEO)

La Legión de los Guerrilleros Mexicanos reunió hasta 100 mil hombres para combatir a los nazis y japoneses que buscaban atacar a Estados Unidos.

Cuando la Segunda Guerra Mundial, se sabe que México ocupó un lugar estratégico por su cercanía a Estados Unidos. Ha sido verificada, por ejemplo, la historia sobre el telegrama que Alemania envió a México en la Primera Guerra Mundial para que invadiera Estados Unidos, pero lo anterior fue descubierto por los servicios de inteligencia británica.

Alemania podría haber buscado aliarse con México para invadir Estados Unidos, aunque en caso de la negativa de este, bien podría haberlo invadido; la amenaza era latente, aunque muy pocos lo hacían consciente.

Hubo un personaje que lo hizo consciente, y también se preparó para combatir una posible invasión tanto de los nazis como de los japoneses, su nombre fue Antolin Jiménez quien organizó una legión de: ¡charros! para combatir a estos extranjeros llamada formalmente: La Legión de los Guerrilleros Mexicanos.

Este grupo no fue poca cosa, llegó a estar formado por cien mil hombres; en la época algunos diarios publicaron la noticia, sin embargo no fue una historia que trascendiera del todo al conocimiento popular. En 2006, Fernando Llanos, nieto de Jiménez, aún desconocía esta historia, preguntó a su abuela sobre los rumores de la relación de su abuelo con Pancho Villa, y desde entonces por consejo de ella comenzó a investigar.

Fue cuando descubrió la legión de charros y fue tal su sopresa que filmó un documental durante cuatro años y medio, el resultado es Matria, donde se documenta esta peculiar historia. Llanos relata:

Era curioso ver cómo pensaban pelear contra los panzer (tanques alemanes) a caballo.

Sobre la legión

Esta duró solo un año, sin embargo, como ya apuntamos, reunió hasta 100 mil hombres. La legión se apoyó en la Sedena y en el presidente Manuel Ávila Camacho. Los tenientes y generales dieron asesoría militar a estas personas. Después el gobierno desistió de aceptar este apoyo  oficialmente, y de hecho, aunque en se conservan algunas notas al respecto, como de El Universal, hoy la Sedena y otras instancias oficiales niegan tener información del apoyo oficial. En opinion de Llanos, lo anterior con el fin de desincenivar este tema, que quizá con las autodefensas actuales podría sumar mayor interés sobre este tipo de movimientos.

Finalmente ni Alemania o Japón invadieron el país pero la figura del charro como patriota comprometido en aquel entonces se reforzó con este fugaz y magnético movimiento civil.

En este pueblo, cada año, recrean el asesinato de Pancho Villa (FOTOS)

En la misma esquina donde fue asesinado Pancho Villa, en Parral, Chihuahua, cada 20 de julio es recreado este suceso.

Aunque México se trata de un país, en sus más de 2 400 municipios y miles de pueblos, ocurren manifestaciones tan disímiles que aplica la conocida premisa de: México son muchos Méxicos.

En Parral, Chihuahua, ocurre una celebración única que ha detonado con el tiempo el turismo en la región. Su nombre completo es Hidalgo Parral, y aquí, en una ciudad poblada por unos 105 mil habitantes al día de hoy, en el siglo XVI fueron encontradas minas y se convirtió en uno de los centros mineros más importantes de la Nueva España; en este tiempo tuvo también un gran auge agrícola y ganadero.

En el último siglo, sin embargo, Parral cobró fama nacional por el trágico suceso del asesinato de Pancho Villa que se dio en una cobarde emboscada. Aunque Villa estuvo inmerso siempre entre la figura del villano y el héroe, en este pueblo aún se le otorga un genuino interés. Más allá del aspecto turístico, cientos cada año son público de una obra de teatro, que, en el mismo lugar donde se dio el asesinato de Villa, se lleva a acabo.

Un reportaje de SinEmbargo ha documentado cómo sucede esta escenificación cada 20 de Julio, día en que asesinaron a Villa, específicamente en el año de 1923.

Esta obra se hace desde 1992 en una puesta de 90 minutos. La historia comienza con la escena de cuando un hacendado intenta violar a la hermana de Villa y este lo asesina para defenderla; cuando conoce a Abraham González, a Francisco I Madero, la conspiración para su asesinato y el asesinato mismo, en la misma esquina donde sucedió, donde hoy se erige el Museo Francisco Villa.

Se sabe que Villa tuvo muchas esposas legales, al menos unas 26, y muchos de sus descendientes viven en esta zona. Por ello al contemplar la obra de teatro se siente la presencia de Villa de algún modo, algunos de sus descendientes estarán presentes.

*Imágenes: Roberto Armocida/ Vanguardia