La milagrosa escuela de música frente a un basurero municipal en Oaxaca

En la comunidad de Vicente Guerrero, a las afueras de Oaxaca, una escuela de música ha cambiado la vida de muchos habitantes.

Todos lo hemos escuchado alguna vez, “el arte sana”. Pero, ¿qué tan cierta es esta premisa?. Un notable caso en una comunidad marginada de Oaxaca, a 16 kilómetros de esta ciudad, ha sido retomado por medios internacionales, conmovido a cientos, y de paso a corroborado la premisa con la que iniciamos este párrafo.

escuela de musica basurero oaxaca

En 1980 el gobierno municipal abrió un basurero. El sitio fue habitándose por personas con escasos recursos y hoy ahí viven hasta 13 mil personas. La zona es famosa por los altos niveles de marginación y criminalidad, pero una escuela de música ha esparcido sus milagrosos efectos desde 2011.

escuela de musica basurero oaxaca

Una iglesia católica local abrió, como parte de un programa de prevención de la violencia, una escuela de música. El primer año 25 estudiantes aprendieron a leer música, aunque no tenían instrumentos y hacían solo juegos de “tambor” con las sillas y muebles. El líder del proyecto es Camerino López, un clarinetista de la región zapoteca de Oaxaca.

La historia cambió cuando Isabelle de Boves, una francesa que visitó a su tía monja que vivía en la comunidad, conoció la escuela. Al ver tan entusiasmados a los estudiantes, consiguió más de 20 instrumentos entre conocidos y parientes para mejorar la escuela.

Hoy esta escuela tiene más de 100 estudiantes, y se ha convertido en un motor que genera comunidad entre los habitantes.  Ha formado a músicos como Florida Velásquez, de 15 años, que consiguió una beca en la en la prestigiada escuela de música indígena Cecam.

Se trata de un ejemplo fehaciente del rol del arte en la generación de lazos y sentido en la vida de muchas personas, y de cómo un proyecto, pequeño y humilde, puede cambiar historias de vida. ¿A ti qué se te ocurre?

*Imágenes: 

Ginnette Riquelmeç/ The Guardian

Las bicicletas en Oaxaca están cambiando la realidad de decenas de mujeres (VIDEO)

En el basurero más grande de Oaxaca, una organización está probando el milagroso efecto de autonomía que brinda la bicicleta a las mujeres en contextos difíciles.

Podría parecer raro, pero el uso de la bicicleta está enormemente ligado al empoderamiento de la mujer y el movimiento feminista en el mundo. Luego de la primera Guerra Mundial, sobre todo, la mujer fue inmiscuyéndose cada vez más en roles más allá del de madre y ama de casa, y en esta transformación, el uso de la bicicleta fue imprescindible.

Retar el estereotipo, de que era inapropiado para una mujer montar una bicicleta, permitió que esta fuera más autónoma para moverse, y aunque ello parezca cosa simple, en realidad influyó muchísimo en su propio empoderamientoe independencia. Al respecto, Susan B. Anthony, reconocida estadounidense que luchó por el derecho al voto de la mujer, en algún momento advirtió:

Creo que la bicicleta ha hecho más por la emancipación de la mujer que cualquier otra cosa en el mundo. Me regocijo cada vez que veo a una mujer pasar en bici. En el momento en que toma el asiento, le da un sentimiento de independencia y autonomía; y allá va, la imagen de la feminidad sin límites

Con ello en mente, la organización internacional SiKanda, quienes trabajan con pepenadores de todo el mundo (recicladores informales) en mancuerna con la organización mexicana Vixi Escuela, comenzaron hace unos años con un proyecto para las mujeres de Villa de Zaachila, Oaxaca, alrededor del basurero: su nombre es Chicas Bi-cibles.

Antes, habían intentado generar mayor confianza en las mujeres con distintos talleres y ejercicios, pero el uso de la bicicleta fue casi milagroso.

Era muy difícil que lograran mirarse a los ojos. Debido a que el grupo estaba formado por estudiantes de distintas escuelas, con pocos lazos entre sí, las actividades se veían interrumpidas por risas nerviosas. Intentamos todo tipo de dinámicas de integración, nos fuimos de campamento, pasamos tiempo juntos. Aún así algo hacía falta para que el grupo, se hiciera equipo. Esto fue  hasta que empezamos con la bicicleta: una herramienta que convirtió al equipo en familia.

Como las chicas enfrentaban todo tipo de obstáculos de género, y nunca habían escuchado hablar de autoestima o violencia de género, la bicicleta ha ido dotándolas de autonomía, algo que suena exagerado, pero que en realidad en estos contextos, que las jóvenes puedan recorrer su colonia con más seguridad y sin tanto miedo a la inseguridad, es un paso enorme.

Tan sólo un par de meses después de empezar a rodar, los cambios empezaron a hacerse palpables. Subirse a la bicicleta solas les brindó confianza en sí mismas. Rodar en grupo acabó por convertirlas en familia. Se turnan en dirigir al equipo y para ser barredora, se animan para subir las pendientes más altas y se acompañan cuando las bajan a toda velocidad

En el último año, 32 chicas han experimentado los beneficios emocionales de montar su propia bicicleta, e incluso algunas madres se han unido a la práctica. No es tarea menor, en estos contextos las herramientas de empoderamiento son esenciales para que las personas obtengan herramientas de autoestima, fundamental para su futuro y presente. Otro ejemplo fehaciente de ello es la milagrosa escuela de música, también en el basurero de Oaxaca, que ha cambiado vidas enteras.

Conoce más del proyecto, aquí.

Escucha los cantos ceremoniales y la música ritual de los huicholes

El álbum "Música y Canto Ceremonial Huichol" es un puente vivo al universo ritual de este maravilloso grupo, los huicholes.

La música es un vehículo fundamental del espíritu. Por eso en prácticamente toda tradición mística el componente musical tiene un papel protagónico. Y entre los huicholes (en realidad llamados wixarikas, según se autodenominan) esto no es una excepción: los cantos y la música son ingrediente fundamental en los ritos ceremoniales del pueblo huichol. Junto con el fuego y su infaltable desfile de símbolos, la repetición armónica de sonidos cobija estos actos y facilita la convivencia entre este y otros mundos.

El álbum que aquí te compartimos es una compilación de nueve piezas que acompañan distintas fiestas o ceremonias huicholas. Música y Canto Ceremonial Huichol (1995) actúa como un puente vivo al universo ritual de los wixarikas. Por eso al escucharlo es importante recordar que estamos ante una muestra de música sacra, que más allá de la simple curiosidad requiere también de respeto y sobretodo receptividad.

Disco de musica y canto ceremoniales de los huicholes de mexico

En esta obra, Sauleme de la Cruz Santiago y producida por Jorge Reyes, se hacen presentes los instrumentos musicales que tradicionalmente utilizan los huicholes: guitarra, violín, sonaja y el tepo (percusión que encausa la voz de dios).

Lista de temas incluidos en Música y Canto Ceremonial Huichol 

1- “Tatei Kuikariyari” (Canto ceremonial del tambor. Se toca en el otoño para bendecir la cosecha del maíz).

2- “Tama’atzima Huaka Ki’ya” (Canto para saludar a Wirikuta, la Tierra Sagrada).

3- “Tutu Mu Yamane” (Canto para llamar al espíritu que cura).

4- “Hikuri Neirra” (Canto al Espejo mágico durante la peregrinación del Peyote, compuesto por Sauleme).

5- “Nierika Kuikariyari”

6- “Kanapier”

7- “Tukari Kuehuishra”

8- “Tuka’aripa Yu’y Terikayari”

9- “Nakishrra”

 

* Este álbum se reproduce aquí con fines exclusivamente educativos y promocionales. Si disfrutas el contenido te sugerimos que apoyes la iniciativa y lo adquieras aquí http://ow.ly/9io2301oSEA.

¿Ya viste el video de raperos mayas que se viralizó en internet?

Apenas fue subido a YouTube hace un mes y el material del colectivo Tihorappers Crew lleva más de 2 millones de reproducciones.

Existe un genuino interés por conocer las lenguas ancestrales de México y ello se muestra, por ejemplo, en que en este medio algunas de las notas más leídas tienen que ver con ello. Como ejemplo, el Glosario de Palabras Prehispánicas que usamos cotidianamente ha alcanzado más de cien mil visitas en solo tres meses.

También, ha suscitado mucho interés el proyecto de Lumaltok, rock tsotsil de un grupo de jóvenes desde Chiapas. Quizá estamos en un momento en el que las redes sociales están acercándonos información sobre las raíces mexicanas a las que de otra manera jamás se tuvo acceso: no por la educación y mucho menos a través de los medios de comunicación convencionales.

Otro caso que en estos días muestra el interés por las lenguas milenarias, es el de un video de un grupo de jóvenes mayas de la agrupación llamada colectivo Tihorappers Crew originario de Quinta Roo.

Desde hace cuatro años esta agrupación compone temas en español y maya desde Tihosuco en el noroeste de Quintana Roo. El video de su canción “Estoy contento” que apenas fue subido a YouTube el cuatro de mayo lleva ya en un solo mes hasta 2.5 millones de reproducciones según información de Newsweek.

Expresamente, por parte de miembros del grupo, una de las intenciones del proyecto es salvar su lengua. “Relatamos nuestra vida diaria, lo que pasa en nuestro entorno y la percepción que tenemos del mundo”, dijo a El País Christian Augusto.

Sobre todo el coro es completamente en maya y es muy interesante la terminación de los sonidos que empatan con lo tajante del rap: se llevan increíblemente.