10 oficios muy mexicanos

El oficio ha estado vinculado al perfeccionamiento de la técnica, y del espíritu, estos son los oficios muy mexicanos.

Milenariamente, la historia ha vinculado la sabiduría a hombres cuyo trabajo es un oficio. En este último, en su perfeccionamiento de cada día, pareciera que también podemos purificarnos. Un oficio es noble, demanda trabajo, dedicación, disciplina, y no mucha ambición.

Por ello el oficio es tan hermoso, en el se encuentra la paciencia, y también, quizá la limpieza de los pensamientos, como si en la repetición de las labores también se puliera el espíritu. Y México está lleno de oficios, hoy te presentamos oficios que no mueren, y que muchos de ellos, estaría bien no dejarlos morir.

Más allá de la producción industrial, el oficio que vivifica:

Jimador

oficios mexicanos jimador

Se trata del icónico agricultor y el que cosecha el agave, especialmente para la elaboración de bebidas como el tequila, el sotol y el mezcal. La imagen más icónica que se guarda de ellos es la de un hombre portando una coa (cuchillo de hoja plana con un largo mango) para cortar la planta de agave y extraer su corazón.

Organillero

 oficios mexicanos organillero

Aunque es un oficio de origen alemán, esta nostálgica música que nace de una caja, que lee música como en braille por medio de placas generalmente de metal y con protuberancias, llegó a México gracias a la casa de música Wagner y Levien. Sus fundadores, inmigrantes alemanes, rentaban estros instrumentos, y así nacieron los famosos organilleros que se han convertido en signo cultural de muchas ciudades de México. Hoy, estos hombres y su hermosa melodía siguen vivos en países como Alemania, Francia, Suiza, Argentina, Chile, y por su puesto, México.

Taquero

oficios mexicanos taquero

El origen del taco, es, naturalmente, prehispánico. Se dice, por ejemplo, que Moctezuma hacía con la tortilla una especie de cuchara, y la tortilla, está dispuesta orgánicamente para albergar comida. El oficio como taquero se propagó luego de la llegada de los españoles como tal, y hoy, tenemos hasta 60 tipos de tacos, que con las nuevas opciones veganas y vegetarianas,  y demás influencias del mundo, continúan expandiéndose.

Pulqueros

oficios mexico pulqueros

Aún a finales del siglo XIX las pulquerías eran muy comunes en todo el país. Además de sano, el pulque era la bebida definitiva del pueblo. Al finalizar ese siglo, y comenzar el XX, es bien conocida la campaña de desprestigio orquestada sobre todo por las marcas cerveceras extranjeras contra el pulque. Hoy, sobre todo en el centro del país, aún existen auténticos pulqueros, que cultivan el maguey, fermentan el mucílago o el aguamiel, y venden el resultado. Como ejemplo, el de Don Alex, quien atiende el Buen Pulque, en la Avenida del Tepozteco, en Tepoztlán.

Camotero

oficios mexico camoteros

Con el particular silbido del carrito de los camotes, los camoteros venden generalmente camotes de piel púrpura y pulpa blanca (Camotli, en nahuatl) amarillos (Cozticamotli) o blancos (Iztacamotli), salidos del horno y cubiertos de mermelada, leche, miel, chocolate, etc. Aunque también suelen vender plátanos machos o nopal horneado.

Globero

oficios mexico globeros

Aunque no es propiamente un oficio mexicano, sobre todo en las plazas principales de los pueblos y ciudades, desde el siglo pasado se volvieron imprescindibles. El globero mexicano, además de embellecer con su multicolor el paisaje, ha hecho adecuaciones muy graciosas de personajes resultado de la globalización, como de caricaturas o series televisiva.

Churrero

odicios mexico churrero

No se trata de un alimento exclusivo de México, pero, también, sobre todo en los centros de las ciudades y pueblos, no pueden faltar. Espolvoreados con azúcar, los hay también rellenos de  chocolate, mermelada, leche condensada, vainilla o cajeta.

Tortillero

oficios mexico tortillero

Es la persona encargada de hacer el proceso de nixtamlización para hacer la masa, y luego las tortillas, uno de los oficios más milenarios de México.

Piñatero

oficios mexico pinatero

La piñata llegó a México como un sincretismo. España con el fin de evangelizar a los pueblos originarios de México, y atraerlos a la fe católica, adaptó esta herramienta. Así, la emblemática estrella de la piñata, simbolizando los 7 pecados capitales, fue desde el siglo XVI introducida, y modificada. México ha adoptado el uso de la piñata como ningún otro país, y con su ingenio encanta al mundo, como la famosa figura de Donald Trump que se volvió viral en internet y medios de comunicación de todo el mundo.

Cartonero

oficios mexicanos cartonero

Esta arraigada tradición es de origen colonia. Tenemos, gracias a ella, a la simpatiquísimas lupitas, los alucinantes alebrijes, y toda una amalgama surrealista, desde máscaras a calaveras conseguidas con esta técnica.

Curanderos-hueseros- limpias

mexico oficios curanderos

La medicina tradicional mexicana, aún hoy, es muy concurrida. De ahí por ejemplo el enorme éxito que ha tenido la Biblioteca Digital de Medicina Tradicional Mexicana de la UNAM. Aunque son oficios a voces, respetados, que no se encuentran en la calle como oferta de tacos, esta tradición persiste, arraigada, y en muchas ocasiones, efectiva, resultado de siglos de tradición oral sobre el conocimiento del cuerpo y el humano.

 
Imágenes: 1 y 11) xocolate.mx  2) Solange Goldstein; 3) mxcity.mx; 5)Archivo Más de Mx; 7) Rubén Espinosa; 8)radiovisa.tv ; 9)yourhub.denverpost.com; 10) ojodeaguam.com; 12) Nuvia Mayorga

11 momentos donde Yalitza Aparicio usó textiles tradicionales (y por qué importa)

La actriz de “Roma” ha protagonizado toda clase de controversias por su forma de vestir, pero lo que su imagen nos recuerda es que no solo se vale mezclar, sino que urge hacerlo.

Yalitza Aparicio, la protagonista de ROMA, se ha convertido en símbolo de muchas cosas. Por ser indígena, ser maestra normalista, ser mujer y ser mexicana, la inmensa fama que ahora la rodea la convierte no sólo en un sujeto a seguir, sino en una voz con múltiples replicadores y bien posicionada que podría, si así lo decide, hacernos reflexionar sobre muchos asuntos sociales y de identidad.

En gran medida lo ha estado haciendo. Sobre todo al responder elocuentemente y de manera justa a las críticas que toda clase de agentes emiten sobre ella, su origen, su actuación y hasta su ropa. Sí: la actriz ha protagonizado toda clase controversias por su forma de vestir, pero lo que su imagen nos recuerda es que no solo se vale mezclar, sino que urge hacerlo.

¿A qué nos referimos? A que además de que “está bien” que una chica indígena se vista con ropa que “pertenece” a una cultura ajena a la suya (por que es absolutamente su decisión), esa acción no representan un desdén hacia otras partes de su identidad. También a que es importante que Yalitza porte (tal vez sin hacerlo como declaración política, tal vez sólo porque se le antoja) textiles tradicionales en contextos donde no serían vistos.

yalitza-aparicio-roma-vestuarios-atuendos-textiles-tradicionales-vogue-revistas-portada
“Aquí con textiles artesanales, (no se específica de qué comunidad) en la famosa sesión de Vogue.” Yásnaya Elena

Por un lado porque es una forma de regresarlos al imaginario contemporáneo, re-valorarlos y de recordarnos que existen un montón de grupos culturales con magníficas expresiones creativas que, injustamente despreciamos (a veces con actos de racismo, burla o incluso cuando regateamos a los artesanos).

Por otro lado, porque es muy importante, sobre todo si nos llamamos a nosotros mismos mexicanos, considerar la posibilidad de hacernos más flexibles y disfrutar a nuestras anchas de los cientos de miles de símbolos que están presentes en el espacio que todos estamos compartiendo.

No se trata de “apropiación cultural” en el sentido perverso o con la intención de explotar a una comunidad cultural ajena a la propia, sino de celebrar que, al fin y al cabo todos nos agrupamos bajo los límites —sí, imaginarios, históricos e impuestos, pero completamente reales en sus consecuencias—  que definen a este país, a México.

Yalitza es muchas cosas y nos afecta de muchas maneras, pero, sobre todo, es un recordatorio, de que, en nuestro tiempo las fronteras son desmontables y se pueden replantear. Te compartimos entonces una serie de fotografías donde la actriz y maestra vistió con textiles tradicionales, curada y comentada por la fantástica activista, lingüista e investigadora ayuujk oaxaqueña, Yásnaya Elena.

Finalmente: los diseños de textiles indígenas serán protegidos contra el plagio

Grandes marcas han utilizado injustamente diseños de textiles tradicionales sin pagar por ellos. El INAH está por acabar con esta práctica.

Los textiles tradicionales tienen algo que seduce, irremediablemente, a nuestros ojos. Primero los ricos y brillantes colores; después el entramado de los hilos que produce intrincados patrones; también, claro, la textura que a primera vista prometen al tacto, pero, sobre todo, algo que simplemente no se puede explicar: una magia sutil que tienen impregnada.

No es tan extraño: estos textiles llevan en manos de las comunidades indígenas cientos de años y cada elemento implicado en su diseño es profundamente simbólico y remite a las cosmogonías de sus tradiciones. Tal vez nuestras miradas intuyen este poder que desborda la materialidad de las telas y que sin duda las vuelve invaluables.

mexico-disenos-textiles-indigenas-mexicanos-tradicionales-plagios-zara-proteccion-derechos

Pero también hay ojos que ignoran esta magia. Tristemente, existen documentados múltiples casos de plagio de parte de grandes empresas a los textiles tradicionales mexicanos. Según Animal Político sólo entre 2012 y 2017 ocho marcas internacionales lo han hecho. El reciente caso de Zara ocurrido en julio de 2018 fue la gota que derramó el vaso; pero también la que motivó a las instituciones a actuar de manera contundente.

mexico-disenos-textiles-indigenas-mexicanos-tradicionales-plagios-zara-proteccion-derechos

Por segunda vez la marca afiliada a Inditex fue acusada. Las mujeres de Aguacatenango, Chiapas se dieron cuenta de que sus diseños habían sido usados para vender chaquetas de 559 pesos cada una. De estas ventas las artesanas, por supuesto, no ganaron nada y hay que decir que por sus piezas originales no suelen recibir más de 200 pesos. A las afectadas, según el reportaje de Nayeli Roldán, esta situación les provoca mucha tristeza; pero lo que debería provocarnos a todos es enojo.

También en Más de México: 5 casos en que las marcas internacionales han plagiado diseños mexicanos artesanales

¿Y por qué no están protegidos los diseños tradicionales?

mexico-disenos-textiles-indigenas-mexicanos-tradicionales-plagios-zara-proteccion-derechos

Los asuntos de propiedad intelectual son más complicados de lo que parece. Hay muchos debates al respecto. Incluso podría argumentarse que es injusto registrar los diseños tradicionales porque es extraerlos de sus “usos y costumbres” y forzar a sus “propietarios” a funcionar como tales. Por otro lado ¿a quién le pertenece un símbolo sagrado? Y es que cuando hablamos de textiles indígenas, también hablamos de objetos simbólicos.

Pero necesitamos llegar a un punto medio, porque al no haber “registrado” esta propiedad intelectual (que sólo podría ser considerada como comunitaria) a cualquier marca le sale gratis robarse estos diseños porque, básicamente, no es ilegal. Pero a las comunidades que los producen esto les sale muy caro, en muchísimos sentidos. De su trabajo creativo ganan muy poco y en términos culturales pierden muchísimo. En palabras de Aída Castilleja del INAH: “sin mediaciones, las grandes marcas cosifican y silencian a toda una cosmovisión.”

Finalmente, una solución

mexico-disenos-textiles-indigenas-mexicanos-tradicionales-plagios-zara-proteccion-derechos

A raíz de esta molesta situación, el Instituto Nacional de Antropología e Historia está trabajando finalmente para detener el plagio de textiles tradicionales. La solución propuesta es una plataforma de Registro de Patrimonio Cultural y Mercado en donde se harán visibles los casos en que alguna marca se haya apropiado injustamente de saberes y creaciones indígenas.

Se mapearán a los pueblos afectados, las formas en las que se ha realizado la apropiación y quiénes lo están haciendo. De esta manera se tratará cada caso con ayuda de especialistas en derecho, propiedad intelectual, antropólogos y colectivos en defensa de esta causa.

mexico-disenos-textiles-indigenas-mexicanos-tradicionales-plagios-zara-proteccion-derechos

El objetivo máximo es cambiar las leyes para que los pueblos, de forma específica, puedan obtener una “marca colectiva” que proteja todas sus creaciones, permitiendo que se sigan transmitiendo entre generaciones. Otra opción es que que algunos bordados obtengan denominación de origen. Así, para usar los diseños habría que pagar los derechos y si no se hace, el caso se podría someter a juicio.

Claro que mucho está en manos de los consumidores. Está en cada uno de nosotros la posibilidad de elegir de manera responsable a quién comprarle. Hay que recordar que pagar por un producto es financiar las prácticas que lo hacen posible.

¿A quién vas a patrocinar?

También en Más de México: El consumo responsable de textiles indígenas

*Imágenes: 1, 5 y 6) Ian Benet; 2) Impacto; 3) Zara; 4) Coolhunter MX

Poesía callejera y colorida: los mensajes rotulados en México

El entorno está repleto de esta gráfica que hace inconfundible a las urbes mexicanas.

Antes de que estallara en nuestra cara la era digital, con sus infinitas posibilidades para emitir mensajes en formatos insospechados, la única forma para anunciarse o para adornar la fachada de un negocio eran los rótulos.

rotulos-mexico-muralismo-urbano-historia-ciudad-oficio-mexicano

La palabra rótulo, del latín rotŭlus, define al título que antecede a un texto y que anuncia su contenido. Pero los rótulos que pueblan las fachadas, lo que anuncian, en cambio, es el contenido de las urbes: sus panaderías, peluquerías, mofles, estéticas, carnicerías, tortillerías y otros locales que se entretejen en el paisaje urbano y que lo constituyen.

Así se va escribiendo una especie de poesía callejera la cual ostenta toda una técnica detrás, misma que es aprendida sólo de generación en generación. Por esta herencia es que la mayoría de los talleres de rótulos llevan por nombre el apellido de la familia, como los Rótulos Huerta que sobreviven en la calle Perú del Centro Histórico.

rotulos-mexico-muralismo-urbano-historia-ciudad-oficio-mexicano

Y es que para ser rotulista no hay escuelas. Este noble oficio requiere disciplina y buen pulso. Por eso, Paola Sanabria define al rótulo, en la revista Artes de México, como otra forma de muralismo. Y es que no todo se limita a las características tipografías romanas o góticas, sino que el rotulista (especializado como figurista) se debe valer de otros elementos gráficos para complementar su obra. Personajes famosos, logotipos, rubias mujeres, calaveras, platillos y múltiples efectos, como el degradado y el relieve, pertenecen todos al mundo del otro muralismo

Se pueden encontrar por ello infinidad de estilos, que van desde lo elemental a lo sofisticado. No falta alguna expresión un tanto más pavorosa, grotesca o, incluso, sumamente cómica. Este conjunto es así una expresión que forma un lenguaje (una poesía pictórica)  multiforme y que narra la historia de las ciudades, pero que, además, fija una estética en el imaginario colectivo, donde distintos colores y formas se asocian a diversas ideas.

Por eso, remitirnos al rótulo es remitirnos a las fotografías de Manuel Álvarez Bravo, Edward Weston y, en una medida más casuística, a la de Nacho López, quienes capturaron estos murales en la cotidianidad de la Ciudad de México en los años 30

rotulos-mexico-muralismo-urbano-historia-ciudad-oficio-mexicano

Actualmente, los pocos rotulistas que quedan están más bien aferrados a su amor por el trazo, y quizás a la intuición de que en sus manos está una tradición que trasciende lo comercial y se convierte en identidad. A través de su pasión sobrevive esta práctica, la cual  esperamos no se diluya en la vorágine moderna ni se convierta en mera nostalgia.

*Referencias: Desaparecen los artistas de los rotulos