10 oficios muy mexicanos

El oficio ha estado vinculado al perfeccionamiento de la técnica, y del espíritu, estos son los oficios muy mexicanos.

Milenariamente, la historia ha vinculado la sabiduría a hombres cuyo trabajo es un oficio. En este último, en su perfeccionamiento de cada día, pareciera que también podemos purificarnos. Un oficio es noble, demanda trabajo, dedicación, disciplina, y no mucha ambición.

Por ello el oficio es tan hermoso, en el se encuentra la paciencia, y también, quizá la limpieza de los pensamientos, como si en la repetición de las labores también se puliera el espíritu. Y México está lleno de oficios, hoy te presentamos oficios que no mueren, y que muchos de ellos, estaría bien no dejarlos morir.

Más allá de la producción industrial, el oficio que vivifica:

Jimador

oficios mexicanos jimador

Se trata del icónico agricultor y el que cosecha el agave, especialmente para la elaboración de bebidas como el tequila, el sotol y el mezcal. La imagen más icónica que se guarda de ellos es la de un hombre portando una coa (cuchillo de hoja plana con un largo mango) para cortar la planta de agave y extraer su corazón.

Organillero

 oficios mexicanos organillero

Aunque es un oficio de origen alemán, esta nostálgica música que nace de una caja, que lee música como en braille por medio de placas generalmente de metal y con protuberancias, llegó a México gracias a la casa de música Wagner y Levien. Sus fundadores, inmigrantes alemanes, rentaban estros instrumentos, y así nacieron los famosos organilleros que se han convertido en signo cultural de muchas ciudades de México. Hoy, estos hombres y su hermosa melodía siguen vivos en países como Alemania, Francia, Suiza, Argentina, Chile, y por su puesto, México.

Taquero

oficios mexicanos taquero

El origen del taco, es, naturalmente, prehispánico. Se dice, por ejemplo, que Moctezuma hacía con la tortilla una especie de cuchara, y la tortilla, está dispuesta orgánicamente para albergar comida. El oficio como taquero se propagó luego de la llegada de los españoles como tal, y hoy, tenemos hasta 60 tipos de tacos, que con las nuevas opciones veganas y vegetarianas,  y demás influencias del mundo, continúan expandiéndose.

Pulqueros

oficios mexico pulqueros

Aún a finales del siglo XIX las pulquerías eran muy comunes en todo el país. Además de sano, el pulque era la bebida definitiva del pueblo. Al finalizar ese siglo, y comenzar el XX, es bien conocida la campaña de desprestigio orquestada sobre todo por las marcas cerveceras extranjeras contra el pulque. Hoy, sobre todo en el centro del país, aún existen auténticos pulqueros, que cultivan el maguey, fermentan el mucílago o el aguamiel, y venden el resultado. Como ejemplo, el de Don Alex, quien atiende el Buen Pulque, en la Avenida del Tepozteco, en Tepoztlán.

Camotero

oficios mexico camoteros

Con el particular silbido del carrito de los camotes, los camoteros venden generalmente camotes de piel púrpura y pulpa blanca (Camotli, en nahuatl) amarillos (Cozticamotli) o blancos (Iztacamotli), salidos del horno y cubiertos de mermelada, leche, miel, chocolate, etc. Aunque también suelen vender plátanos machos o nopal horneado.

Globero

oficios mexico globeros

Aunque no es propiamente un oficio mexicano, sobre todo en las plazas principales de los pueblos y ciudades, desde el siglo pasado se volvieron imprescindibles. El globero mexicano, además de embellecer con su multicolor el paisaje, ha hecho adecuaciones muy graciosas de personajes resultado de la globalización, como de caricaturas o series televisiva.

Churrero

odicios mexico churrero

No se trata de un alimento exclusivo de México, pero, también, sobre todo en los centros de las ciudades y pueblos, no pueden faltar. Espolvoreados con azúcar, los hay también rellenos de  chocolate, mermelada, leche condensada, vainilla o cajeta.

Tortillero

oficios mexico tortillero

Es la persona encargada de hacer el proceso de nixtamlización para hacer la masa, y luego las tortillas, uno de los oficios más milenarios de México.

Piñatero

oficios mexico pinatero

La piñata llegó a México como un sincretismo. España con el fin de evangelizar a los pueblos originarios de México, y atraerlos a la fe católica, adaptó esta herramienta. Así, la emblemática estrella de la piñata, simbolizando los 7 pecados capitales, fue desde el siglo XVI introducida, y modificada. México ha adoptado el uso de la piñata como ningún otro país, y con su ingenio encanta al mundo, como la famosa figura de Donald Trump que se volvió viral en internet y medios de comunicación de todo el mundo.

Cartonero

oficios mexicanos cartonero

Esta arraigada tradición es de origen colonia. Tenemos, gracias a ella, a la simpatiquísimas lupitas, los alucinantes alebrijes, y toda una amalgama surrealista, desde máscaras a calaveras conseguidas con esta técnica.

Curanderos-hueseros- limpias

mexico oficios curanderos

La medicina tradicional mexicana, aún hoy, es muy concurrida. De ahí por ejemplo el enorme éxito que ha tenido la Biblioteca Digital de Medicina Tradicional Mexicana de la UNAM. Aunque son oficios a voces, respetados, que no se encuentran en la calle como oferta de tacos, esta tradición persiste, arraigada, y en muchas ocasiones, efectiva, resultado de siglos de tradición oral sobre el conocimiento del cuerpo y el humano.

 
Imágenes: 1 y 11) xocolate.mx  2) Solange Goldstein; 3) mxcity.mx; 5)Archivo Más de Mx; 7) Rubén Espinosa; 8)radiovisa.tv ; 9)yourhub.denverpost.com; 10) ojodeaguam.com; 12) Nuvia Mayorga

Guardianes culturales: el hombre que preserva uno de los últimos talleres de juguetes hechos a mano en CDMX

En un local que sorprende por su originalidad pervive uno de los oficios más bellos de México.

De la pared sobresale un diablo rojo de cartón que carga con un letrero que dice: –Te estaba esperando-. Estamos en el 129 de la calle Chihuahua de CDMX. El muro es colorido y una frase sobre un espejo pregunta, irreverentemente: –¿Te peinaste?-

En mitad de una de las colonias más gentrificadas de CDMX: la Roma, vive este pequeño taller de juguetería hecha a mano, el último de la ciudad, según su dueño Álvaro Santillán. ¿Su nombre? gina: Taller Tlamaxcalli; abrió sus puertas hace 15 años.

Álvaro es una especie de rebelde, de algún modo, él reta al tiempo desde dos sentidos: preservando el oficio de la juguetería artesanal y enseñando que el tiempo también tiene distintos ritmos:

La prisa es un problema muy serio con la generación millennial, siempre tienen prisa. Aquí llegan a mi taller y preguntan –¿y en cuánto tiempo aprendo?- Pues en el tiempo necesario, les digo. O quieren hacer un alebrije sin aprender a preparar el engrudo: hay cosas que tienen un tiempo, quieren saltarse los procesos. Se desesperan porque ven que yo no tengo prisa”.

Aquí hay alebrijes, juguetes de madera; diseño de hace más de 100 años. Las curiosísimas Lupitas o mini piñatas de colores eléctricos. 

taller-juguetes-hechos-a-mano-mexico

 

Santillán hace cartonería aunque también trabaja madera y es un conocedor del arquetípico juguete. En CDMX, según su experiencia, solo quedan unos 16 cartoneros. Dice que a él no le gusta “intelectualizar”, cuando le pregunto sobre el valor de su oficio: “yo lo hago porque me gusta, así, simplemente. Porque cuando uno hace lo que le gusta nunca tienes trabajo, se vuelve una manera de jugar. Nunca debemos dejar de jugar, ni de adultos”.

Sus juguetes son una metáfora de su manera de pensar y de su oficio que reta a la época, ahí, en un local inesperado de la calle Chihuahua en la Delegación Cuahutémoc.

 

taller-juguetes-hechos-a-mano-mexico

 

 

 

Ana Paula de la Torre Diaz
Autor: Ana Paula de la Torre Diaz
Politóloga de carrera, colabora para diversas publicaciones digitales como Pijama Surf. Creadora del proyecto huenasnoticias.com Y pintora con bordadora ocasional ( http://bit.ly/2jkE8lD )

Escucha los encantadores sonidos ligados a 10 oficios mexicanos en peligro de extinción

Algunos de los sonidos que inundan nuestra cotidianidad, podrían comenzar a desaparecer. Tal vez por eso su presencia nos produce nostalgia.

Ningún acto de nostalgia —ni el más puro, el más honesto y tampoco el más radical— podría frenar el paso del tiempo. Todo lo que nos rodea está en un constante ciclo de composición y recomposición y hay cosas que, inevitablemente desaparecerán.

oficios-mexicanos-peligro-de-extincion-antiguos-sonidos-mexicanos
El afilador de cuchillos.

Este hecho —doloroso, pero nunca carente de una veta poética— está alcanzando a algunos de los más preciosos y tradicionales oficios mexicanos. Y si estas prácticas de vida se van, perderemos junto a ellas buena parte de la composición visual y sonora que nos rodea.

Sí: hay flotando en el ambiente una serie de encantadores sonidos que están irremediablemente ligados a los oficios mexicanos en peligro de extinción. Y no se trata de que nos falte el gusto por prácticas como la del zapatero o el afilador de cuchillos. En realidad, lo que está cambiando son nuestras formas de consumir y organizarnos, por eso cada vez necesitamos menos de los personajes que practican estos nobles trabajos.

Además, somos —por distintas razones, algunas legítimas y otras no tanto— cada vez menos usuarios de la calle como espacio público. La calle es un terreno de tránsito, que se despliega sin que le prestemos demasiada atención y cuando lo hacemos es solo porque nos sentimos  —o nos encontramos — en peligro.

Y de la calle son muchos de los oficios que se están esfumando, como los camoteros, los merengueros y los organilleros. Algunos, como el oficio del globero, terminarán por disolverse porque cambian nuestra conciencia y prioridades.

oficios-mexicanos-peligro-de-extincion-antiguos-sonidos-mexicanos
El camotero.

Pero, así como hay sonidos ligados a los oficios; estos se ligan a nuestras memorias más íntimas y sagradas, probablemente las de la infancia y, sin duda las de habitar México. En ese sentido es muy valioso contar con el registro que ofrece en línea la Fonoteca Nacional, narrando las cualidades y las historias detrás de 10 preciosos sonidos que inundan nuestra cotidianidad, pero que pronto podrían empezar a desaparecer.

Escúchalos todos aquí.

*Imagen destacada: New York Times.

¿Puedes reconocer el origen de estos preciosos textiles mexicanos?

Pon a prueba tu amor por esta increíble tradición artesanal.

Los textiles tradicionales son una suerte de segunda piel. Pero esta capa manifiesta de forma creativa lo que se encuentra al interior; así estas pieles no son un asunto de apariencia, sino de significados. Aunque sean profundamente hermosos en su forma, lo que los vuelve realmente especiales es lo que están implicando.

En México son muchos los grupos indígenas que destacan por su espectacular arte textil. Algunos son tan apreciados que grandes diseñadores de todo el mundo decidieron simplemente copiarlos (asunto francamente deleznable). Y es que definitivamente hay en ellos algo seductor, que llama a la mirada en un sentido complejo.

Casi todos ligan sus hermosos patrones con fragmentos de la cosmogonía de sus grupos de origen; así, los símbolos que ahí se presentan son en muchos casos sagrados o narran mitos que existen en el imaginario colectivo de cada comunidad.

textiles-mexicanos-indigenas-tipos-simbolos-infografia

También en Más de México: Arte textil y bordados indígenas de México, una guía para distinguir los distintos tipos

Los colores y materiales también cuentan una historia, no solo en el sentido espiritual, también porque están hechos con materias primas extraídas de las regiones de donde cada textil es originario. Los hilos de lana o algodón se tiñen con flores, semillas, insectos, frutas que también forman parte de la gastronomía y otros rituales de cada cultura.

Y claro: cada diseño es diferente. No solo se aprecian distintos patrones relativos a cada una de las comunidades. Un diseño es único porque, por su proceso artesanal, cada pieza mantiene particularidades que remiten al momento en que fue hecha, a las emociones que emanaban de quien lo fabricó con sus propias manos.

Estas son solo algunas razones por las que nos resultan tan especiales. ¿Crees que puedes reconocer el origen de algunos patrones emblemáticos? A continuación, te invitamos a poner a prueba tu amor por esta increíble tradición artesanal.