Joyas del cine mexicano contemporáneo que puedes disfrutar desde la comodidad de tu casa

En México se hace mucho cine y para todos los gustos. Descubre algunos ejemplos entrañables y muy singulares.

Hay quienes aman el cine mexicano contemporáneo y hay quienes simplemente lo detestan. Nuestro cine nacional suele provocar esa molesta sensación de “sentimientos encontrados”. Pero, en realidad, la producción cinematográfica en México es vasta. Entre las grandes producciones que son consumidas vorazmente, porque llevan la estructura de la clásica telenovela a sus límites dramáticos y humorísticos y los múltiples ejemplos de “cine de arte” más preocupado por serle fiel al producto, sin pensar tanto en su popularidad  hay suficiente cine para todos los mexicanos y de todos los gustos.

Según el IMCINE, en 2016 se produjeron 162 películas y la asistencia para ver cine nacional aumentó 74% con respecto a 2015. Y, aunque la película más popular fue una comedia romántica muy al estilo “chick flick” estadounidense, con aproximadamente 5.9 millones de espectadores (que es muchísimo), 10 películas mexicanas de 2016 consiguieron tener a más de 700 mil espectadores. No es poco: en 2015 fueron sólo dos películas las más populares. La producción de 2016 ha crecido y el cine mexicano está haciéndose de un público cautivo. Esto también permite que los estándares y las formas de hacer cine se abran a nuevas posibilidades. Los creadores de cine mexicano son arriesgados y hasta las propuestas más convencionales, nos sorprenden al tocar temáticas sobre las que apenas estamos reflexionando o que estamos dejando ocurrir, pero sólo por debajo del agua.

Te presentamos algunos ejemplos que no te puedes perder y, además, puedes disfrutar en Netflix:

Elvira, te daría mi vida pero la estoy usando (Caro, 2015)

Esta película es un ejemplo interesante. Mientras que el elenco está conformado por actores bastante conocidos  entre ellos, Luis Gerardo Méndez , la trama no es la de una película comercial. Las actuaciones son muy convincentes y hay un giro narrativo definitivamente inesperado. Pero no es una película simplemente entretenida, es un retrato que explora profundamente a la personaje principal, haciéndose cuestionamientos sobre la figura del “ama de casa” mexicana de clase media. Hay mucho cuidado al detalle y los clichés mexicanos, provocan nostalgia y compasión, porque están muy bien posicionados.

Te prometo anarquía (Hernández, 2015)

Hay que verla porque es muy contemporánea. Habla de una juventud mexicana que no es representada por el cine comercial. Habla de sexualidad. Tiene un gran soundtrack. La fotografía es muy valiosa. Presenta escenarios que reconocemos, pero de una forma que procuramos no mirar. El diálogo no peca de falsedad, como pasa a veces en el cine nacional; todo lo contrario. Es una película honesta, radical y muy fresca.

 

La delgada línea amarilla (R. García, 2016)

Con actores muy populares como Damián Alcázar y Joaquín Cosío, gira en torno a personajes muy singulares: los hombres que se encargan de pintar las líneas guía en las carreteras de la provincia mexicana. La película nos lleva por terrenos áridos y calurosos que, definitivamente, muchos no conocemos desde esta perspectiva y nos sitúa en la compleja vida pasada que cada uno de los personajes va arrastrando por el camino. Una película que habla sobre relaciones humanas y amistad, de una forma ligera, sin ser demasiado metafórica, lo que podría complacer a una gama amplia de espectadores.

 

 

Bellas de noche (Cuevas, 2016)

Primero, este documental tiene 100% en el índice de calidad de Rotten Tomatoes, sitio web que recopila las críticas que se le hacen a un filme y las califica con respecto a eso. Esto es un muy buen indicador. Además, retrata las vidas de bailarinas de cabaret mexicanas de los años 70 y 80; un tema poco convencional, inscrito en los intrigantes rincones de la vida nocturna del México de la época.

 

Güeros (Ruizpalacios, 2014)

Sin duda, podría ser considerada una de las mejores películas mexicanas de todos los tiempos. La delicada trama, que se teje entre lo humorístico y la crítica social, llevan al espectador a explorar los confines de la Ciudad de México, retratando trazas de su historia contemporánea. El filme en blanco y negro hace un agudo comentario sobre la educación mexicana, los problemas de discriminación racial y los movimientos sociales, que, aunque se originaron hace ya varias décadas, resuenan con mucha fuerza en la actualidad.

Consumamos cine mexicano contemporáneo, porque el cine es un medio que nos invita a ver el mundo con la mirada de personajes que, en realidad, están muy lejos de nosotros mismos y nos hace sentir empatía por aquel que desconocemos. Sean de arte o no, hay propuestas valiosísimas que te llevarán a visitar insospechados planos de la mexicanidad sin salir de casa.

*Imagen: fotografía tomada de Güeros (Ruizpalacios, 2014)

¡Hoy empieza la Fiesta del Cine Mexicano! Aquí todo lo que tienes que saber

¡Cine mexicano a solo $20 pesos en todo el país! Estas son las películas que podrás disfrutar.

Si septiembre es el mes para celebrar todo lo mexicano, el cine no podía quedarse fuera. Y es que aunque hay un prejuicio enorme sobre nuestra producción cinematográfica (que después del Cine de Oro no vale la pena consumirla) esta se merece una verdadera fiesta para demostrar lo contrario.

Por eso la industria completa, encabezada por la Secretaría de Cultura, el IMCINE y el CANACINE organizó la Fiesta del Cine Mexicano: 7 días en los que podrás ver algunas de las mejores y las más queridas películas mexicanas en el cine por solo $20 pesos. Todos los cines comerciales se están uniendo, además de algunos espacios independientes como la Cineteca Nacional y espacios de streaming como FilmIn Latino. En estos últimos encontrarás selecciones muy especiales.

Se transmitirán filmes de todas las épocas: 11 contemporáneas que van a vivir un reestreno; 4 clásicos fantásticos y 2 películas completamente nuevas. La cartelera toca todos los géneros, pero se guía bajo el lema: “Historias que sí nos pasan”, la idea es que los mexicanos no enamoremos de nuestro cine porque en su multiplicidad de estilos, pretensiones políticas, géneros, presupuestos, al fin y al cabo, lo que refleja, es nuestra deliciosa diversidad.

Estas son las películas que forman parte de la lista oficial, pero aquí puedes encontrar las carteleras de los espacios independientes y mucha más información.

También en Más de México: Cosas (muy buenas) que pasan cuando consumes cine nacional

Reestrenos:

  • A ti te quería encontrar
  • Cuando los hijos regresan
  • El habitante
  • Hazlo como hombre
  • La boda de Valentina
  • La leyenda del Charro Negro
  • La región salvaje
  • Más sabe el Diablo por viejo
  • Prometo no enamorarme
  • Sueño en otro idioma
  • Ya veremos

Clásicos (e imperdibles)

  • El lugar sin límites
  • Rojo Amanecer
  • Arráncame la vida
  • Dos tipos de cuidado.

Para poder ser proyectadas, estas cuatro joyas fueron restauradas, lo que implicó un gran y valioso esfuerzo.

Estrenos

  • Hasta los dientes
  • El día de la unión También en Más de México: 

7 películas nacionales están incluidas en la colección más exquisita de cine

10 películas mexicanas para celebrar el orgullo LGBT

Te dejamos una lista de cine mexicano que también se une a la celebración por la diversidad…

Hay un montón de prejuicios curiosos sobre el cine mexicano. Uno tal vez el más arraigado y equivocado  es que en este país no se hace buen cine. Y vale la pena desmentirlo: en México se hacen fantásticas películas que, además, se abren a la posibilidad de trabajar cualquier clase de tema. Al fin y al cabo, el cine es una preciosa herramienta, que permite a quien está narrando presentar al espectador la perspectiva de un otro con quien tal vez no había podido relacionarse. El cine invita a la comprensión.

Así, queremos recordar películas mexicanas que abren la discusión sobre la sexualidad. Algunas son verdaderas curiosidades, que valen más por sus riesgos en la trama que por su cinematografía. Otras, son joyas en la historia de nuestro cine. Sea por celebrar la diversidad; por curiosidad, o porque no le has entrado a estos temas y buscas una buena excusa, aquí te dejamos 16 películas mexicanas sobre la comunidad LGBT que tienes que ver.

También en Más de México: Joyas del cine mexicano contemporáneo que puedes disfrutar desde la comodidad de tu casa.

Los marcados de Alberto Mariscal, 1971

peliculas-mexicanas-lgbt-sexualidad-homosexualidad-cine-contemporaneo-mexicano

Auténtica tragedia que cuenta la historia de dos bandidos que son pareja y que atacan a un pueblo protegido por “El marcado”. Un clásico de héroes y villanos con un toque ciertamente setentero. De hecho fue en este año, cuando comenzó a levantarse en México el movimiento que defendía y quería visibilizar la homosexualidad.

El lugar sin límites de Arturo Ripstein, 1978

Un auténtico clásico, no solo entre estas temáticas, también del cine mexicano. El guión está basado en la novela homónima del escritor chileno José Donoso. La Manuela es travesti, ella y su hija “la japonesita” son prostitutas, pero se enamoran del mismo hombre. El drama no se hace esperar, pero a pesar del título y el extraño tono con el que el narrador del trailer insinúa la trama es, en efecto (como se dice ahí mismo) “una película que revela el aspecto más sórdido de la represión sexual” Checa la entrevista que le hizo el Canal 22 a Ripstein. La historia detrás del filme es muy interesante. Puedes ver la película completa aquí.

Las apariencias engañan de Jaime Humberto Hermosillo, 1983

peliculas-mexicanas-lgbt-sexualidad-homosexualidad-cine-contemporaneo-mexicano

La trama de este drama ochentero es, sin duda, extremadamente complicada. Lo que te podemos decir es que abre la discusión sobre la diferencia entre género y orientación sexual y toca temas como la transexualidad y bisexualidad, sumergiendo al espectador en la misma confusión que toca a cada uno de los personajes involucrados mientras se encuentran consigo mismos.

El callejón de los milagros de Jorge Fons, 1994

Basada en la novela homónima del escritor egipcio Naguib Mahfuz. El filme que ganó muchísimos premios (incluyendo 11 Ariel) pinta una trama complicada. Está dividido en cuatro partes, cada una cuenta la visión de distintos personajes que viven en la misma calle. Don Rulito, un hombre machista, que resulta ser homosexual. Alma, (Salma Hayek) una chica preciosa con una historia trágica. Susanita, una “solterona” enamoradiza y otros tantos que sufren por asuntos de amor y sexualidad.

Y tu mamá también de Alfonso Cuarón, 2001

Ya un clásico del director, protagonizado por Gael García, Diego Luna y la española Maribel Verdú, relata el viaje de los tres por Oaxaca y sus costas. La trama se transforma en un delicado drama que aborda cuidadosamente la bisexualidad, la política del sexo y también el panorama político de nuestro país, especialmente los asuntos de corrupción y violencia. Muy vigente, sin duda.

Quemar las naves de Francisco Franco Alba, 2007

Un drama adolescente que cuenta la historia de dos hermanos que, frente a la trágica muerte de su madre, tienen que enfrentarse al hecho simple y brutal de crecer. Entre tanto, explorar una sexualidad incestuosa y confusa con otros chicos que comienzan a inmiscuirse en sus vidas. La expresión que titula el filme, “quemar la naves” es una deliciosa curiosidad: se le atribuye a Hernán Cortés, que, según se cuenta, durante la conquista inhabilitó sus navíos para advertirle a sus hombres que “pase lo que pase” no habría retirada.

Todo el mundo tiene a alguien menos yo de Raúl Fuentes, 2012

Con cuidado y de forma inteligente, esta película denuncia la forma opresiva en la que se suelen construir todas las relaciones amorosas, sin importar la sexualidad de los involucrados. Alejandra, harta de sus relaciones pasadas, se involucra con María, una adolescente con la que lleva una pasional y demandante relación…

Carmín tropical de Rigoberto Perezcano, 2014

Si afirmas que en México no se hace buen cine, tienes que ver esta película. Es sutil, es hermosa, cada cuadro es simbólico y digno de explorarse detenidamente. No es, en realidad, una historia que aborde la sexualidad de los personajes, pero sí es protagonizada por sujetos poco convencionales y les permite narrarse sin prejuicios. Se trata de la historia de Mabel una muxe de Juchitán que regresa a su pueblo para investigar la muerte de su mejor amiga. El final es aterrador, pero los momentos que lo anteceden son extremadamente conmovedores. No dejes de verla.

Te prometo anarquía de Julio Hernández Cordón, 2015

Con radical frescura y honestidad, la ficción presenta de manera verosímil a jóvenes personajes que no suelen ser retratados en el cine mexicano. Miguel y Johnny son amigos, amantes, skaters y traficantes de sangre. Por supuesto, las cosas no salen bien y eso da lugar a una magnífica trama. El lado técnico de esta película es también imperdible.

Casa Roshell de Camila José Donoso, 2017

El documental nos cuenta sobre la Casa Roshell y sus personajes. El espacio es un club de travestismo y feminización desde lo masculino; pero funciona como un refugio, un espacio abierto para la práctica que estos hombres delegan a lo nocturno. De día se disfrazan de su género biológico. De noche se descubren.

Las películas mexicanas más taquilleras del 2017

Descubre qué películas mexicanas conquistaron las taquillas durante el 2017.

El cine es arte en movimiento, figurillas de luz en la pantalla grande. Pero, sobre todo, una cultura de entretenimiento. En palabras de Carlos Monsivais,  la relación entre el cine y la cultura era evidente: “Para que alguien se sienta plenamente de su época necesita una combinación de influencias literarias e influencias fílmicas […]”. Esta manera tan indispensable de ver el séptimo arte en la vida de los mexicanos no es errada. Tal vez, esta es la razón por la que las películas mexicanas son tan populares en México. Por eso, te presentamos las cintas más taquilleras del año 2017. 

Hazlo como hombre

De las películas mexicanas, esta estuvo en primer lugar, con una asistencia de 4,339,123. El argumento gira en torno a la historia de tres amigos. La relación de este grupo parece perfecta, hasta que uno de ellos revela que es gay. Después de este acontecimiento, nuevas dinámicas se desatarán, lo cual hace un cambio en la amistad de los tres personajes.

3 idiotas

En segundo lugar, la película 3 idiotas, con una asistencia de 2,688,323. La cinta está dirigida por Christian Vázquez y Carlos Bolado. El filme aborda la nostalgia de la vida universitaria, la amistad entre 3 amigos durante la presión de conseguir altas calificaciones y la misteriosa desaparición de uno de ellos, días antes de la graduación.

Cómo cortar a tu patán

Posicionada en el tercer lugar, esta película protagonizada por Mariana Treviño, tuvo una asistencia de 2,359,646. La trama del filme se centra en Amanda, una mujer que se dedica a hacer que las mujeres abandonen a sus novios patanes. Aunque nunca ha logrado hacer que su hermana abandone a su pareja. Es sólo cuando llega un nuevo chico, que la vida de esta especialista en el amor cambia.

Todos queremos a alguien

Protagonizada por Karla Souza, fue vista en 2,065,985 de ocasiones. Está película también aborda las relaciones amorosas. Aquí, el personaje de Souza se debate entre el amor o la soltería. Las dudas en cuanto a las relaciones  y lo cómicas que resultan, son otros sus temas.

El tamaño sí importa

Con una recepción de 1,058,005, El tamaño sí importa, es una película que refleja los amores improbables y la manera tan espontánea en que pueden hacerse. Los personajes de esta historia de amor son: Viviana, una mujer considerada una chica promedio y Diego, un playboy que aparentemente sólo busca diversión. Es sólo con el encuentro de estos dos personajes, cuando la el filme inicia.

Si bien este top de películas mexicanas más taquilleras del 2017, no es representativo de toda la producción cinematográfica de nuestro país, vale la pena conocerlo en la medida en que refleja algo importante de nuestras preferencias culturales. Obviamente esperamos que el próximo año también aparezcan películas que vayan más allá del humor y las historias amorosas, pero por lo pronto,  y como apuntaba Carlos Monsivais, estos filmes guardan una porción importante de nuestro ADN cultural.