Valiosas lecciones de vida de Malala Yousafzai para la juventud mexicana

Esta mujer es la premio Nobel de la paz más joven de toda la historia y tiene mucho que enseñarnos

Para cambiar el mundo, lo primero que tienes que hacer es moverte. Si tienes una idea que puede beneficiar a muchos, sin ser impositiva, tienes que llevarla a todos lados. Cuando compartimos nuestras ideas, las exponemos a los cuestionamientos de los demás y así, se enriquecen. Además, si no te mueves, nunca vas a llegar más lejos de donde ya estás parado.

Malala Yousafzai es una jóven de 20 años que se ha movido por todo el mundo, a pesar de las condiciones adversas que la rodeaban, porque está convencida de que la educación puede mejorar las vidas de todas las personas y, especialmente las vidas de las niñas y mujeres. En 2014 le otorgaron el premio Nobel de la paz y es la persona más joven en ganárselo. Esto nos demuestra que, como ella dice, cualquiera puede cambiar el mundo, si se decide hacerlo y sacrifica lo necesario para empezar a moverse.

Como parte de una gira que está llevando a cabo en nombre de su fundación, Malala Fund, la joven visitó México el 31 de agosto de 2017 y se presentó frente a una audiencia de estudiantes en el Tec de Monterrey, campus Santa Fé. Durante su presentación, Malala dejó a los mexicanos valiosas lecciones que hoy, tal vez más que nunca, vale la pena adoptar .

La educación es un recurso muy valioso y todos lo merecen

Malala está completamente segura de la educación es uno de los recursos más importantes para cada persona y que, al democratizarla estamos sumando al desarrollo económico de todo el mundo. Gracias a su propia experiencia de vida, ha comprendido a la educación como el eje central para la transformación de las relaciones sociales. Por otro lado, su lucha solicita que la educación de todos sea de muy buena calidad, no sólo porque si no, poco sentido tiene ejercerla; también porque todo el mundo merece buena educación. Una de sus frases más célebres, lo resume así: “Un niño, un maestro, un libro y un lápiz pueden cambiar el mundo.”

Tú eres capaz de cambiar el mundo, no importa quién seas

Ella es el ejemplo perfecto. Cualquier persona, en cualquier parte sin importar si es hombre o mujer, joven o viejo, puede cambiar su entorno. Dijo con convicción: “Los gobiernos no van a hacer nada por ustedes” y nos invita a tomar los asuntos que nos preocupan en nuestras propias manos. “A veces creemos que necesitamos convertirnos en Primer ministro para cambiar al mundo, pero ustedes pueden hacerlo.”

Hay que aprovechar la tecnología existente

Por si lo habías olvidado o por si creías que no era cierto, Malala lo recuerda: en México hay tecnología, ciencia y desarrollo e investigación de ambas materias. Las herramientas para modificar las cosas están a la mano, sólo hay que tomarlas, pedir ayuda, aprender a usarlas, organizarse con los demás. Por otro lado, como esta joven afirma, las nuevas tecnologías de la comunicación, nos permiten alzar la voz, llevar lo que pensamos muy lejos y conectar con gente de otras partes con las que tal vez compartimos problemas sociales y con los que podemos intercambiar soluciones. “No tengan miedo, háganlo.”

Las mujeres son poderosas y necesitan saberlo

Cuando Malala era un niña en Pakistán vivió la experiencia de ser privada de tener educación por ser mujer. Este ha sido su motor. Explica que en México, las condiciones de educación para la mujer no están cambiando. En su blog se afirma que Latinoamérica es el único lugar del mundo en donde el matrimonio infantil está en aumento, mientras que en el resto del mundo está disminuyendo. Además, se afirma que 1 de cada 4 mujeres mexicanas se casarán antes de los 18 años y que el 90% de estas chicas nunca vuelven a la escuela. Pero tener educación es un recurso que debería ser un derecho de todas. El problema, como lo explica ella, es que a las mujeres no se les dice que tienen derechos propios, que pueden reclamar. Malala no piensa que las mujeres no deban ser madres, pero que serlo debería ser una elección. Los sueños de cada una van primero.

“… las mujeres no creen en sí mismas y debemos cambiar eso.”

El odio entre las personas tiene que terminar

Los problemas entre personas tienen raíz en un odio fundado en las divisiones políticas. Estas divisiones que son, en realidad, arbitrarias, contingentes y mutables, no tienen por qué activar la diferencia desde el enojo; en su lugar habría que apostar por una equilibrada diversidad.

Siempre he creído en el amor, en vivir juntos, y cuando veo los mapas pienso ¿por qué la división? ¿Por qué el odio por nacionalidades, por tu religión? La discriminación no es el camino correcto, el odio que existe es inaceptable.

*Imágenes: 1)Adrián Vázquez; 2)Revista Tlatoa; 3)National Geographic

7 super alimentos del futuro son de origen mexicano, dice WWF

Por sus propiedades nutricionales, adaptación a tierras cultivables, sustentabilidad, pero también por su sabor, estos son los alimentos del futuro.

“Solo con maíz y tortilla se mantenían sanos hasta 250 mil habitantes en Tenochtitlán”.

Mario Enrique Rodríguez García, investigador del Centro de Física Aplicada y Tecnología Avanzada de la UNAM.

México, sabemos, ha sido medular en la alimentación de la población en el mundo. Solo para darnos una idea: actualmente el maíz es el cereal más cultivado del planeta, según datos de la FAO del 2016. 

Pero el maíz es solo el icono de la diversidad mexicana que ha enriquecido la dieta de la humanidad. En los últimos años, estudios resaltan las propiedades nutricionales de alimentos como la chía, el amaranto (uno de los principales alimentos de los astronautas) o el nopal; y hay evidencias de que la dieta prehispánica mejora la cognición, el metabolismo, la flora intestinal y es antienvejecimiento

La dieta básica de estas tierras nos mantuvo sanos durante milenios, prácticamente solo a base de tortilla nixtamalizada y frijol, ya que ambos hacen un mix proteínico formidable.

Ahora, un estudio de este año del Foro Mundial para la Naturaleza (WWF) en alianza con Knorr, arroja 50 alimentos del futuro, entre los cuales, 7 son de origen mexicano.

alimentos-del-futuro-mexico

Qué es eso de alimento del futuro 

Para el 2050, según estimaciones de la ONU, seremos unos 9 mil millones de personas habitando la Tierra. Y esto conlleva que tendremos que cambiar de dieta si queremos sobrevivir como especie, pues la actual, a todas luces es insostenible.

Así, un alimento del futuro es el “una serie de cultivos seleccionados debido a su valor nutrimental, accesibilidad, sabor y bajo impacto ambiental”.

Como decíamos, México es rico en esta oferta y aquí te pasamos la lista de sus alimentos que harán que tengamos una sociedad más ecoamigable y sana:

  • Verduras: nopales, flor de calabaza, jitomate.
  • Tubérculos: Jícama y camote.
  • Leguminosas: Frijoles negros.
  • Cereales: amaranto.

Hay que recalcar que algunos de estos insumos ya están mejorando las condiciones de vida de miles que están siendo afectados por el cambio climático: desde 2017, la FAO está realizando un esfuerzo por educar a comunidades afectadas por la sequía del cultivo de nopal.  Este delicioso cactus, además de nutritivo, no necesita de mucha agua para su supervivencia.

Aprovechamos también para recordarte, y no permitir que muera en su versión nixtamalizada: es un mito que la tortilla engorda, y dejar de consumirla es nocivo: nutriólogos. 

Checa la lista completa de WWF aquí.

 

Ana Paula de la Torre Diaz
Autor: Ana Paula de la Torre Diaz
Politóloga de carrera, colabora para diversas publicaciones digitales como Pijama Surf. Creadora del proyecto huenasnoticias.com Y pintora con bordadora ocasional ( http://bit.ly/2jkE8lD )

Guardianes culturales: el hombre que preserva uno de los últimos talleres de juguetes hechos a mano en CDMX

En un local que sorprende por su originalidad pervive uno de los oficios más bellos de México.

De la pared sobresale un diablo rojo de cartón que carga con un letrero que dice: –Te estaba esperando-. Estamos en el 129 de la calle Chihuahua de CDMX. El muro es colorido y una frase sobre un espejo pregunta, irreverentemente: –¿Te peinaste?-

En mitad de una de las colonias más gentrificadas de CDMX: la Roma, vive este pequeño taller de juguetería hecha a mano, el último de la ciudad, según su dueño Álvaro Santillán. ¿Su nombre? gina: Taller Tlamaxcalli; abrió sus puertas hace 15 años.

Álvaro es una especie de rebelde, de algún modo, él reta al tiempo desde dos sentidos: preservando el oficio de la juguetería artesanal y enseñando que el tiempo también tiene distintos ritmos:

La prisa es un problema muy serio con la generación millennial, siempre tienen prisa. Aquí llegan a mi taller y preguntan –¿y en cuánto tiempo aprendo?- Pues en el tiempo necesario, les digo. O quieren hacer un alebrije sin aprender a preparar el engrudo: hay cosas que tienen un tiempo, quieren saltarse los procesos. Se desesperan porque ven que yo no tengo prisa”.

Aquí hay alebrijes, juguetes de madera; diseño de hace más de 100 años. Las curiosísimas Lupitas o mini piñatas de colores eléctricos. 

taller-juguetes-hechos-a-mano-mexico

 

Santillán hace cartonería aunque también trabaja madera y es un conocedor del arquetípico juguete. En CDMX, según su experiencia, solo quedan unos 16 cartoneros. Dice que a él no le gusta “intelectualizar”, cuando le pregunto sobre el valor de su oficio: “yo lo hago porque me gusta, así, simplemente. Porque cuando uno hace lo que le gusta nunca tienes trabajo, se vuelve una manera de jugar. Nunca debemos dejar de jugar, ni de adultos”.

Sus juguetes son una metáfora de su manera de pensar y de su oficio que reta a la época, ahí, en un local inesperado de la calle Chihuahua en la Delegación Cuahutémoc.

 

taller-juguetes-hechos-a-mano-mexico

 

 

 

Ana Paula de la Torre Diaz
Autor: Ana Paula de la Torre Diaz
Politóloga de carrera, colabora para diversas publicaciones digitales como Pijama Surf. Creadora del proyecto huenasnoticias.com Y pintora con bordadora ocasional ( http://bit.ly/2jkE8lD )

Escucha los encantadores sonidos ligados a 10 oficios mexicanos en peligro de extinción

Algunos de los sonidos que inundan nuestra cotidianidad, podrían comenzar a desaparecer. Tal vez por eso su presencia nos produce nostalgia.

Ningún acto de nostalgia —ni el más puro, el más honesto y tampoco el más radical— podría frenar el paso del tiempo. Todo lo que nos rodea está en un constante ciclo de composición y recomposición y hay cosas que, inevitablemente desaparecerán.

oficios-mexicanos-peligro-de-extincion-antiguos-sonidos-mexicanos
El afilador de cuchillos.

Este hecho —doloroso, pero nunca carente de una veta poética— está alcanzando a algunos de los más preciosos y tradicionales oficios mexicanos. Y si estas prácticas de vida se van, perderemos junto a ellas buena parte de la composición visual y sonora que nos rodea.

Sí: hay flotando en el ambiente una serie de encantadores sonidos que están irremediablemente ligados a los oficios mexicanos en peligro de extinción. Y no se trata de que nos falte el gusto por prácticas como la del zapatero o el afilador de cuchillos. En realidad, lo que está cambiando son nuestras formas de consumir y organizarnos, por eso cada vez necesitamos menos de los personajes que practican estos nobles trabajos.

Además, somos —por distintas razones, algunas legítimas y otras no tanto— cada vez menos usuarios de la calle como espacio público. La calle es un terreno de tránsito, que se despliega sin que le prestemos demasiada atención y cuando lo hacemos es solo porque nos sentimos  —o nos encontramos — en peligro.

Y de la calle son muchos de los oficios que se están esfumando, como los camoteros, los merengueros y los organilleros. Algunos, como el oficio del globero, terminarán por disolverse porque cambian nuestra conciencia y prioridades.

oficios-mexicanos-peligro-de-extincion-antiguos-sonidos-mexicanos
El camotero.

Pero, así como hay sonidos ligados a los oficios; estos se ligan a nuestras memorias más íntimas y sagradas, probablemente las de la infancia y, sin duda las de habitar México. En ese sentido es muy valioso contar con el registro que ofrece en línea la Fonoteca Nacional, narrando las cualidades y las historias detrás de 10 preciosos sonidos que inundan nuestra cotidianidad, pero que pronto podrían empezar a desaparecer.

Escúchalos todos aquí.

*Imagen destacada: New York Times.