Las aventuras del Axolote, un cómic mexicano en favor de nuestros ríos y lagos

Este cómic es una experiencia gráfica, cultural y de cuidado para el medio ambiente que nadie debería perderse.

Mientras los mexicas se establecían en los lagos, descubrieron un peculiar animal. Parecía un extraño monstruo, un animal de ojos negros y profundos que vivía en sus canales. Pronto lo hicieron leyenda, y esta exótica bestia se convirtió en un dios de cabeza de perro. La maravilla que representaba el axolote en la antigüedad continua hasta nuestros días. Hoy, el increíble proyecto de Isla urbana –una loable iniciativa de captación de agua de lluvia– le dedica una genial tira cómica. 

Las aventuras de Axolotl es un cómic sobre la historia del agua en el Valle de México –de nuestros ríos y lagos vivientes y los que hoy se encuentran entubados– y de las medidas que tendríamos que realizar para su prevención. Sin duda alguna, el axolote no es el único héroe aquí. También el loable trabajo de Isla urbana. 

Este pequeño cuento digital pone sobre la mesa un tema central para el futuro de México: la autosuficiencia, vía la recolección de agua de lluvia. Para contarnos un poco sobre esto, utilizaron al personaje del Axolote, que se encarga de concientizar a los mexicanos sobre la importancia de este elemento vital para la fundación de nuestra cultura, así como los cuidados necesarios para conservarla.

 

El altruismo del proyecto es una característica que comparten con el personaje del cómic, el Axolotl. Por ejemplo, este animalito nos cuenta cómo preservar el agua a través de la lluvia es posible, así como las problemáticas cotidianas que enfrentan las personas de ciudades como la de Xochimilco, en la Ciudad de México, que paradójicamente carecen de agua. Este texto es accesible para todo tipo de público. Y nos comparte una muy didáctica manera de narrar la historia del agua en el Valle de México, desde la conquista hasta nuestros días.

Este cómic es una experiencia tanto gráfica, cultural y de cuidado para el medio ambiente que nadie debería perderse. Asimismo, el uso de un Axolote como héroe reivindica nuestra cultura en tiempos modernos. Debemos ser orgullosos de lo que somos, preservar el agua y cuidarla como nuestros ancestros lo hicieron. 

Las aventuras del Axolote, es gratuito y lo puedes encontrar en este enlace.

*Imágenes: 1) Isla Urbana, 2) Isla Urbana, 3) Isla Urbana

Paraje Quiltepec, una ecoaldea en Tlalpan que capta y aprovecha el agua de lluvia

Con la ayuda del colectivo Isla Urbana, Quiltepec se ha convertido en el modelo de ecoaldea, con la recolección pluvial como su piedra angular.

La falta de agua es un problema cada vez más preocupante, y que no se está atendiendo con la debida premura. Las sequías prolongadas, el desabasto en el servicio y el cambio climático no hacen sino empeorarlo. Se está llegando al punto en que el agua se convierte en un bien escaso y codiciado. Quiltepec, una pequeña localidad en Tlalpan, Ciudad de México, sufrió de ello durante mucho tiempo hasta que se ofreció una solución.

quiltepec
Imagen de: sinembargo.mx

Los vecinos de la comunidad tenían que ir a casas alejadas de familiares, acarrear garrafones y hasta atravesar una manguera por otras casas, con el riesgo de que alguien más les robara el agua. Además, no hay suficiente transporte público, por la falta de asfaltado y el carácter periférico de Quiltepec. Bajo estas condiciones es difícil subsistir con un solo tinaco con una capacidad de mil litros, aproximadamente.

quiltepec
Imagen: Isla Urbana

Afortunadamente, Isla Urbana, un colectivo formado en 2009 por diseñadores, urbanistas, antropólogos, ingenieros, educadores y artistas instaló varios sistemas de captación de agua de lluvia en la comunidad. Los miembros de Isla Urbana saben que la escasez hídrica es un problema grave que tiene que atenderse a la voz de ya. Su equipo multidisciplinario se ha enfocado en abastecer de agua a comunidades marginadas.

quiltepec
Imagen de: momentum.bbva.com

Fieles a su lema, “lluvia para todos”, trabajan incansablemente para concientizar a la población acerca del uso responsable y sustentable de este vital recurso, además de intentar llegar a los rincones más apartados del país para instalar esta importante tecnología. Ahora, los habitantes de Quiltepec sienten que su vida ha cambiado. Mientras que antes tenían que racionar el agua para su uso en lo más indispensable, ahora la subsistencia es más fácil.

El sistema, además de barato, es sencillo. Cada sistema de recolecta tiene un costo de 6,700 pesos, y se adapta a las necesidades de cada hogar: desde una casa en Quiltepec hasta un departamento en Coyoacán. En el caso de Quiltepec, la captación empieza desde el techo, donde hay tres agujeros situados en los puntos de inclinación que llevan el agua a un solo conducto. Acto seguido, el agua pasa por un primer filtro y, con los sólidos ya retenidos, entra al tlaloque, un recipiente cuadrado que separa la parte más sucia de la lluvia para que no entre a la cisterna.

quiltepec
Imagen de: cronicaambiental.com.mx

Después, el líquido sigue su camino hacia un tanque rotomoldeado de 5 mil litros de capacidad (en caso de que no se cuente con una cisterna). Aquí es donde entra el agua de lluvia, para ser almacenada sin revolver los sedimentos que se acumulan en el fondo. Finalmente, el agua sale por otro tubo que lo lleva a una bomba de agua, y pasa por una manguera con dos filtros más antes de llegar al tinaco.

El trabajo de Isla Urbana, aunado a la resistencia y organización ejemplares de Quiltepec, son la muestra de que, a pesar de las dificultades y retos, que pueden parecer abrumadores, sí hay maneras de salvar un futuro que parece oscuro e incierto. Sin embargo, antes de hacerlo, hay que darnos cuenta de nuestros privilegios, para salir de nuestra zona de confort y no hacer la vista gorda ante una situación insostenible.

También en Más de México: una iniciativa para salvar a los colibríes en la CDMX.

8-Venado, Garra de Jaguar: una epopeya prehispánica hecha cómic

Muchos conocemos las épicas griegas, germánicas y mesopotámicas, pero, ¿sabías que nuestros antepasados también las tienen?

La historia del gran héroe mixteco la cuentan Citlalli Bayardi y Antonio Garci en el cómic 8-Venado, Garra de Jaguar: no dejes de leer esta epopeya prehispánica. La doctora y el caricaturista mexicanos recuperan la gesta épica mixteca contada en varios códices. Por sus características heroicas que relatan hazañas, la vida de este guerrero mítico puede compararse a Gilgamesh, Hércules o Sigfrido, entre otros.

8-venado

Los códices en cuestión son el Nuttal, el Colombino y Becker 1 y el Bodley. La doctora Bayardi se encargó de su interpretación y el monero Garci de su ilustración. Como asevera Citlalli en su entrevista para “Puntos y Comas”, la literatura prehispánica es eso: literatura. No se la debe de tachar de antropología, mitología o cuentos tradicionales, sino que es verdaderamente una creación artística e intelectual en toda la extensión de la palabra.

8-venado
Imagen de: Pinterest

La manera en que se cuenta la historia de 8-Venado es muy particular: los personajes del cómic se reúnen para contar su historia. Y es que así es como se contaban las historias y relatos en el mundo prehispánico: hablando. La transmisión no era escrita o para que se leyera en soledad, sino que el contar era un acto comunitario, donde la participación y atención de sus oyentes era clave. En un escenario en vivo se podía insuflar un aliento vital a los personajes del relato, invocándolos al momento presente y conviviendo con ellos.

En cuanto al protagonista de la historia, 8-Venado fue un personaje histórico que se inmortalizó en la gesta mítica: fue el principal gobernante de la nación mixteca en el siglo XI. A pesar de que lucha contra dioses, demonios y las fuerzas de la naturaleza, su humanidad está siempre presente. Al fin y al cabo, es una persona aquejada por miedos, dudas y tristezas, pero que las vence y logra trascender la limitada condición humana.

8-venado
Imagen de: Noticonquista UNAM

Citlalli, Maestra en Estudios Mesoamericanos y Doctora en Filología, realizó un extenso trabajo de investigación para llevar a cabo esta empresa. Además de consultar los códices y una amplia bibliografía secundaria, también se acercó considerablemente a las lenguas zapoteca y mixteca para conocer mejor a 8-Venado y a su época. La investigadora considera que es de suma importancia que el pueblo mexicano esté más en contacto con sus raíces y con sus historias.

La literatura prehispánica es parte de nuestra identidad, y representa una riqueza inmensa, que no ha sido lo suficientemente apreciada. Así que acércate a este cómic y sumérgete en una épica aventura milenaria.  

8-venado
Imagen de: Agencia EFE

También en Más de México: El cómic que cuenta la épica caída del imperio azteca.

*Imagen destacada: sinembargo.mx

“Pepines” es un enorme catálogo digital de historietas mexicanas que tienes que explorar

Este increíble repositorio se guarda cientos de registros sobre algunos de los cómics e historietas más populares de México (y puedes explorarlo gratis).

En el imaginario mexicano, los cómics, historietas, monos y caricaturas, tienen un papel vital, aún en nuestro tiempo. Y aunque su época dorada fueron los años 40 y 50 —con series como las inmortales Memín Pinguín, Chanoc, Kalimán, La Familia Burrón y las Aventuras de Viruta y Capulina— aún hay en nosotros un gusto fuerte por estos formatos gráficos.

Felizmente, la UNAM acaba de lanzar su portal “Pepines”, un enorme catálogo digital que contiene información e imágenes de las historietas mexicanas resguardadas por la Hemeroteca Nacional. Se trata de la versión en línea del acervo público más importante de este tipo. La base de datos se llama así para honrar a los lectores de la revista Pepín de 1950.

historieta-mexicana-digital-comics-mexicanos-catalogo

Hasta los años 80, la historieta mexicana era un tema clave de conversación cotidiana y una manera muy sencilla de conectar con cualquier clase de persona. Hoy son sobre todo un motivo de nostalgia y nuestra aproximación más clara a ellos es la caricatura política, que continúa siendo un medio importante para exponer posturas críticas (y también reactivas) sobre lo que está sucediendo en el país.

Pero hay algo del formato de la historieta mexicana que deberíamos rescatar en el presente. El investigador Armando Bartra lo puso así:

“Con pocos recursos y sin el peso de la academia ni el lastre de la tradición, la imaginería monera mexicana es culturalmente irresponsable. Pero también es ligera, desparpajada, libérrima. Frente a la mesurada armonía de la historieta europea y hasta del cómic norteamericano, nuestros monitos resultan excesivos, delirantes; producto de una creatividad desmecatada donde las convenciones del super-yo cultural, que encorsetan a los primermundistas, dejan paso a los desfajados impulsos del inconsciente tumultuario.”

historieta-mexicana-digital-comics-mexicanos-catalogo

Y es que entre tanta desmesura del lado “visual” del imaginario (entre los memes, parodias en video blogs y otros deleites gráficos contemporáneos) estamos perfectamente acostumbrados a la crítica social, cuestionamiento, la simple burla y hasta la descalificación y plena difamación. Y ese “estar acostumbrados” hace que la función crítica de lo visual pierda potencia. En plena década de los 60, había historietas eróticas que podrían seducir a cualquier contemporáneo. Esos gráficos eran un grito de guerra.

Las historietas tienen una genial ventaja: combinan cuidadosamente esta labor que corrompe lo “correcto” —a través de buenos chistes y buenas preguntas— con una creatividad e ingenio, a veces geniales. Hay memes así, pero no suficientes. Y es tiempo de inspirarnos de nuevo.

También en Más de México: 7 historietas que el imaginario mexicano jamás olvidará