Juego de pelota en la CDMX: retas prehispánicas para sublimar la violencia

El épico ritual resolvía conflictos cósmicos y terrenales; tal vez es necesario volver a jugarlo…

En un curioso giro histórico, ha vuelto el “juego de pelota”. Sí, el épico ritual prehispánico practicado ampliamente en distintas regiones del centro y sur del país desde 200 años antes de la conquista está teniendo una inesperada, pero tal vez necesaria, vuelta. Y es que según diversas fuentes antiguas (entre ellas el Popol Vuh) esta práctica no se trata sólo de mover y retar al cuerpo de quien la ejecuta, también de re-articular las tensiones del cosmos.

Así, en Azcapotzalco en la Ciudad de México, algunos miembros de la comunidad e instituciones de gobierno se organizaron para recuperar un basurero y replantearlo como espacio público. Decidieron convertirlo en una cancha urbana de juego de pelota, disponible, especialmente para los jóvenes habitantes de este municipio, uno muy afectado por la violencia social. En muchos sentidos, la idea del proyecto  —además de construir espacios para todos— es, precisamente, tejer un sentido comunitario entre jóvenes propensos a participar de la violencia. El juego de pelota, extrañamente, parece una solución perfecta.

mexico-juego-de-pelota-prehispanico-azcapotzalco-cdmx-moderno-contemporaneo

Como haciendo una invitación para conectar con el propio cuerpo, el acto implica llevarse a uno mismo a límites inesperados, porque, metidos en su papel, los jugadores de Azcapotzalco imitan muchas de las reglas tradicionales (que son duras). Para empezar, la pelota se bendice con copal y el ejercicio se musicaliza con instrumentos tradicionales. Por su parte, el juego es bajo pleno sol y los chicos van descalzos o en huaraches, vestidos apenas con una especie de taparrabos largo, con el torso descubierto. Los movimientos se limitan a golpes con cadera, codos y glúteos y la pelota, pesada y de hule, tiene que tocar o atravesar alguno de los aros laterales para hacerle sumar a cada equipo de 5 integrantes algunos puntos.

mexico-juego-de-pelota-prehispanico-azcapotzalco-cdmx-moderno-contemporaneo    

Tal vez la única regla que no se mantiene es la de los sacrificios. Nadie muere perdiendo en este juego de pelota citadino, pero sí se permite sublimar, a través del esfuerzo y el compromiso con el rito, un poco de furia, algunas pasiones efervescentes y también la violencia. Antes el juego de pelota servía en sustitución de la batalla, como medio para resolver disputas, especialmente territoriales. Quien perdía era sacrificado y quien ganaba obtenía gloria eterna.

mexico-juego-de-pelota-prehispanico-azcapotzalco-cdmx-moderno-contemporaneo

Cada detalle era (y es) simbólico. La cancha representaba el cielo y lugar donde se disputaban las fuerzas de la luz y la oscuridad; de distintas maneras, según distintas tradiciones, pero jugar siempre implicaba reorganizar esa tensión y quien lo hacía se estaba sometiendo a ser parte de esta “representación” que culminaba con un destino nuevo: el de la vida o la muerte. Y, a pesar, de que muchas de estas intensidades se han perdido y el sacrificio podría ser una sobre dramatización, el juego de pelota tiene cabida.

mexico-juego-de-pelota-prehispanico-azcapotzalco-cdmx-moderno-contemporaneo

Es posible que ejercicios como este, que parecen ahora inoperantes por ser antiguos, se guarden bondades para nosotros los contemporáneos. En el caso del juego de pelota tal vez porque urge disolver esta rabia que lleva a la violencia (y no sólo en Azcapotzalco) y porque se antoja a veces ser parte de un ritual, de un espacio abierto que nos sugiere un secreto: podemos jugar con las tensiones de nuestro micro cosmos, podríamos ser otra cosa.

También en Más de México: El juego de la pelota prehispánico VS el fútbol (Infográfico)

*Imágenes: Delegación Azcapotzalco, CDMX. 

Viene la segunda Huelga Mundial Contra la Crisis Climática 🌎 y México tiene que unirse

Aquí todo lo que tienes que saber sobre la huelga y un par de (muy) buenas razones para unirte.

Los mexicanos estamos frente a una serie de complejísimos retos que ya no podemos posponer. El medio ambiente es el más relevante.

Y, aunque las faltas a los derechos humanos, la discriminación de las comunidades indígenas, la violencia de género y la inseguridad parecen en apariencia mucho más grandes, urge empezar a entender al medio ambiente como el lienzo donde todos estos problemas se desarrollan. Y si ese primer plano está bien cuidado y organizado, es mucho más probable que logremos navegar con fluidez todo lo demás.

huelga-mundial-contra-crisis-climatica-mexico-medio-ambiente

Dependemos del medio ambiente, pero en estos momentos estamos viviendo una auténtica crisis a la que no podemos dar la espalda. Algunas personas, en México y en todo el mundo, ya se dieron cuenta de esto. La joven activista sueca Greta Thunberg, ha sido una de las voces más activas en ese sentido.

Y una de sus acciones más relevantes es el llamado a que todas y todos (especialmente los jóvenes) participemos en la #HuelgaMundialContraLaCrisisClimática que consiste en detener las actividades y salir a manifestarse para replicar y difundir la conciencia sobre estos problemas.

¿Por qué es importante ir?

huelga-mundial-contra-crisis-climatica-mexico-medio-ambiente
Sargazo en el caribe mexicano. Fotografía: Gladys Serrano

México es uno de los países más increíbles del planeta y eso se lo debemos a nuestra enorme diversidad. Si atraviesas esta tierra, te encontrarás con ecosistemas de todo tipo, compuestos por una variedad inmensa de especies de flora y fauna.

Esa biodiversidad se manifiesta en múltiples niveles: su presencia invoca cientos de formas de estar en el mundo y eso se refleja en nuestra riquísima diversidad cultural. Y todo esto está en peligro. El cambio climático está modificando todos los ciclos, amenazando la vida de cientos de especies y complejizando los procesos de siembra. Esto último pone en riesgo a múltiples sectores de la población.

huelga-mundial-contra-crisis-climatica-mexico-medio-ambiente
Mina de carbón en Coahuila. Fotografía: Gladys Serrano

Por otro lado, el manejo de los desechos, en general, carece de una estructura eficiente. Las aguas residuales se filtran a los ríos, lagos, cenotes y mares. Y la basura está por todos lados. La contaminación del aire está alcanzando niveles que son extremadamente preocupantes.

Y, por si fuera poco, el gobierno actual (en casi todos los niveles) está caminando en sentido contrario: su agenda no prioriza al medio ambiente; sino precisamente a una idea de desarrollo que no es sostenible y que, por atender lo inmediato, se olvida de lo urgente.

Queremos que te involucres

huelga-mundial-contra-crisis-climatica-mexico-medio-ambiente

Vayamos todas y todos a la marcha. Exijamos a nuestros gobiernos municipales, estatales y al federal que se hagan cargo de esta tierra que, en teoría, deben administrar de la mejor manera. Exijamos salud. Exijamos respirar. Exijamos mantener nuestra biodiversidad y exijamos el respeto por los territorios que tejen nuestro precioso país y la gente que los habita.

Pero, también, pidamos a nuestros amigos, vecinos, familiares, colaboradores, que cambien la forma en que administran su cotidianidad. Se puede vivir sin producir tanta basura. El agua se puede reciclar, tratar y recolectar. Los autos se pueden cambiar por bicis y piernas. La violencia se puede cambiar por respeto.

Y, sobre todas las cosas, hagamos un compromiso o, mejor aún, una promesa a nosotros mismos (a tu “yo” del futuro, tal vez) de que vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos porque el entorno mejore, por curarlo. Y por estar mejor.

¿Te unes?

¿Cuándo y dónde?

huelga-mundial-contra-crisis-climatica-mexico-medio-ambiente

Nos vemos el 24 de mayo a las 13:00 horas en el Ángel de la Independencia, CDMX. La marcha va hacia el zócalo.

En otras partes del país también habrá manifestaciones y actividades, ponte atento. Además puedes organizar a tus vecinos, amigos, compañeros del trabajo y familia para que este viernes todas y todos nos pongamos en huelga. Esta crisis climática puede pasar de ser crítica a ser tratable, si nos unimos.

Un mexicano construye casas con sargazo, el alga que amenaza el equilibrio de nuestras playas

Si has estado oyendo hablar mucho del “sargazo”, es porque se trata de un enorme problema ambiental; pero la propuesta de este mexicano podría ayudar a mejorar la situación.

Seguramente has estado oyendo hablar del “sargazo” un alga de color café que se estanca en las playas del caribe mexicano y ahí comienza un proceso de descomposición que amenaza igual al turismo y al medio ambiente.

mexico-sargazo-playas-mexicanas-ecologia-casas-ladrillos-organicos-alternativas

Y si cada vez está más presente esta planta en el imaginario es porque, debido a las altas temperaturas (consecuencia del cambio climático), la llegada de sargazo a nuestras playas ha aumentado un 600% en sólo un año (de 2018 a 2019). Entre más caliente está el agua de los océanos, más aumentan los nutrientes que necesita el alga para crecer.

“El sargazo es un ejemplo de lo que el cambio climático puede hacer al planeta al no tener cuidado del tratamiento de aguas residuales, inyectar tantos contaminantes al mar y emitir tantos gases invernadero” declaró la investigadora Rosa Elisa Rodríguez (citada en este artículo de El País).

En muchos sentidos el sargazo incomoda. A los turistas, porque es apestoso y le da una apariencia “sucia” a las playas; a los empresarios porque el turismo está disminuyendo por esta causa; al gobierno en todos los niveles, porque tiene que invertir en limpiarlo, y al ecosistema, porque en muchos sentidos, la presencia de esta alga lo desequilibra.

mexico-sargazo-playas-mexicanas-ecologia-casas-ladrillos-organicos-alternativas

Al impedir el paso de luz y reducir la concentración de oxígeno, el sargazo está matando a distintas especies de peces, corales y tortugas. Se trata de una auténtica crisis ambiental de la que, en muchos sentidos, los humanos somos responsables.

mexico-sargazo-playas-mexicanas-ecologia-casas-ladrillos-organicos-alternativas

Haciendo valer la conciencia sobre este hecho, Omar Vázquez Sánchez  —un pequeño empresario originario de Quintana Roo— tuvo una idea genial: utilizar el sargazo como materia prima para hacer ladrillos orgánicos. Los bloques fueron probados para determinar su resistencia por investigadores de la UNAM en Puerto Morelos y se determinó que son muy eficientes; incluso resisten viento de huracanes.

mexico-sargazo-playas-mexicanas-ecologia-casas-ladrillos-organicos-alternativas
Haciendo los ladrillos de sargazo.

Con ellos, Omar Vázquez ya ha construido casas. Para cada una se utilizan alrededor de 20 toneladas de sargazo; y, como él explica, las construcciones son térmicas, tienen buena acústica y son muy baratas y, claro, sustentables. Y no se trata solo de limpiar las playas, también de apoyar a comunidades de bajos recursos. Como declara Vázquez (de acuerdo a este artículo de El Financiero):

“El principal objetivo de la casa es contribuir para que las personas de escasos recursos tengan una casa y por ello nos hemos acercado a instituciones privadas, gobierno estatal y ONG, entre otros, para que donen una vivienda y se vean beneficiadas familias en zonas marginadas.”

Casas de sargazo

Este hombre encontró una forma innovadora de combatir el sargazo, la amenaza del Caribe mexicano.

Posted by AJ+ Español on Wednesday, May 8, 2019

El proyecto de este mexicano nos recuerda que pensar de forma sustentable implica pensarnos bien unos a otros, metiendo en la ecuación a los sujetos que nos rodean; a todas las formas de vida con las que compartimos territorio; al entorno, y al derecho de todas las partes involucradas a estar en equilibrio.

mexico-sargazo-playas-mexicanas-ecologia-casas-ladrillos-organicos-alternativas

Desafortunadamente este gran esfuerzo no será suficiente, pues el sargazo (que es un asunto grave) es síntoma de un problema tremendo: el enorme daño que le estamos haciendo al medio ambiente.

mexico-sargazo-playas-mexicanas-ecologia-casas-ladrillos-organicos-alternativas

Hoy nos toca a todos contribuir, con acciones pequeñas y cotidianas; con proyectos increíbles como este, y presionando porque las políticas públicas del gobierno en curso y las acciones del sector empresarial (y, claro, el turismo) no sigan desdeñando al medio ambiente.

También en Más de México: El “mal del aire” contemporáneo y algunas maneras de contrarrestarlo

*Imágenes: Gladys Serrano/El País

Las increíbles fotos de esta danza veracruzana delatan nuestro indeleble mestizaje

Como otras tradiciones mexicanas, la danza de los payasos hace que nuestro país raye en el realismo mágico…

Entre nuestras más extrañas tradiciones, la danza veracruzana de los payasos, brilla por su colorido que, de plano, raya preciosamente en el realismo mágico.

En las fiestas religiosas de Coatepec y Xico (pueblos de Veracruz), hombres, mujeres y niños se disfrazan con hermosas máscaras que recuerdan el maquillaje de los antiguos payasos europeos. Los vestuarios son de brillantes colores, con telas estampadas de flores y enormes sombreros puntiagudos de cartón.

Los payasos se reúnen en grupos llamados cuadrillas y juntos salen a las calles a bailar al ritmo cadencioso de un son jarocho con tintes medievales. Son, tal vez sin quererlo, testigos que delatan nuestro indeleble mestizaje y que inundan Veracruz de surrealismo.  

mexico-veracruz-tradiciones-extranas-curiosas-danzas-payasos-fotos

Del origen de esta curiosa danza no se sabe mucho, aunque para quienes la han retratado o se interesan por ella es evidente su naturaleza sincrética. El payaso, según el investigador veracruzano Obeth Colorado, podría ser un referente contemporáneo de los huezquixtles, personajes prehispánicos que equivalen a los bufones y juglares, son sujetos que divierten a la corte. Otro investigador local, Jesús Bonilla, piensa que los payasos entraron al imaginario veracruzano en el siglo XVI, cuando las órdenes religiosas realizaban puestas en escena para acercar a las comunidades a los principios católicos.

A los locales no parece preocuparles demasiado, para ellos el personaje es una manera de aproximarse a las fiestas espirituales, que de forma nada casual, suelen combinar creencias católicas e imágenes de vírgenes y santos con asuntos relacionados al calendario de siembra, al maíz y las deidades y sitios sagrados de sus antepasados indígenas.

La inexplicable figura, sin duda cautiva, por enigmática y peculiar. Tal vez por eso la fotógrafa argentina Luján Agusti no pudo evitar capturarla de tantas maneras. Sorprendida por la presencia casi omnisciente de la religión y lo espiritual en nuestro país, le ha dedicado mucho tiempo a la exploración de esta y otras tradiciones similares.

mexico-veracruz-tradiciones-extranas-curiosas-danzas-payasos-fotos

Por otro lado, a Agusti le resulta muy fuerte el contraste entre el brillo festivo y la ferviente participación de la población en los ritos religiosos y las vidas cotidianas de algunos pobladores, que, francamente, son muy complejas y se desarrollan en un entorno con problemas socio-políticos que muchas veces los sobrepasan.

mexico-veracruz-tradiciones-extranas-curiosas-danzas-payasos-fotos

Estamos de acuerdo con ella y decimos que lo espectacular de estos ritos no es solo la visión casi fantástica de los cientos de payasos ocupando las calles de Veracruz, sino la fuerte esencia comunitaria que emana de estas tradiciones. Por otro lado, en México la espiritualidad (y su aparición como religión) no es precisamente “el opio de los pueblos”, a menos que se entienda esta “droga” como una puerta a una dimensión de la realidad a la que otros no son tan sensibles.

También te podría interesar: Los matacueros: una fantástica tradición de Semana Santa con orígenes indígenas

*Imágenes: Luján Agusti