Conoce a Cristina Martínez, la increíble chef migrante que ha conquistando E.U. con su barbacoa

La historia de la chef mexicana nos recuerda que este país, como su cocina, es complejo y agridulce, nostálgico, doloroso y picante.

Como pocas cosas, la comida reúne. Aunque se practique en solitario, el acto de alimentarse siempre implica comulgar. Si no es con los compañeros de mesa, es con la tradición que da lugar a un plato o con el campo donde florecen sus ingredientes. Tal vez esta cualidad intrínseca a los productos de la gastronomía es lo que los vuelve un poco mágicos, capaces de convocar el amor y lo comunitario, hasta en las más terribles circunstancias.

A esta cualidad Cristina Martínez, la increíble chef migrante que ha conquistado Estados Unidos con su deliciosa barbacoa, le llama propósito. La comida con propósito se hace con y por amor, se hace para alimentar y, en esa bondadosa expresión, convidar genuina energía; calorías, claro, pero también energía humana.

También en Más de México: Este programa de Netflix le escribió una carta de amor a México

¿Quién es Cristina Martínez?

cristina-martinez-chef-migrante-filadelfia-barbacoa-south-philly-netflix

Cristina Martínez es ya una celebridad en el mundo de los restaurantes y además, una vocera de los trabajadores migrantes “ilegales” que, como ella, están luchando por sus derechos en un país que aprovecha su fuerza laboral, pero que a penas la compensa, con la excusa de su falta de papeles.

Hoy Cristina es considerada una de las mejores chefs en E.U. y el restaurante que emprendió con su esposo Benjamin Miller, South Philly Barbacoa, en Filadelfia, ha sido llamado un imperdible por críticos y publicaciones gastronómicas prestigiadas. No en vano le dedicaron un capítulo completo en la nueva temporada de Chef’s Table, el programa de Netflix que se adentra en la vida de los mejores chefs del mundo (el otro paisano que se llevó ese honor es Enrique Olvera).

cristina-martinez-chef-migrante-filadelfia-barbacoa-south-philly-netflix

Sin duda el nombramiento es increíble, sobre todo considerando que la especialidad es la barbacoa: un platillo regional, muy específico, amado por los mexicanos, sin duda (porque combina deliciosamente los sabores que encantan a nuestro paladar) pero que encontró la forma de ampliar el horizonte gustativo de los estadounidenses.

Aunque se dice que la barbacoa de esta mujer es espectacular. Y no es sorprendente. Ella es originaria de Capulhuac, en el Estado de México, la “capital de la barbacoa”. Y aunque no ha podido volver a su pueblo, por su condición de migrante, su sazón y este amor tan mexicano por la comida y la familia, se impregnan en todo lo que hace.  

Su intensa vida está llena de lecciones

cristina-martinez-chef-migrante-filadelfia-barbacoa-south-philly-netflix

Migrar de forma ilegal es extremadamente riesgoso, en muchos sentidos posibles; además es una decisión definitiva, porque hacerlo siempre tiene un impacto enorme en la vida, en la identidad y, por supuesto, porque lo que se deja atrás es el lugar de origen y, en muchos casos, a la familia.

Así fue para Cristina, quien tuvo que huir de terribles condiciones, de una intensa violencia familiar y de la falta de oportunidades económicas a un país donde ha encontrado una vida completamente distinta. Atrás dejó su pueblo, a su familia y a sus queridos hijos.

cristina-martinez-chef-migrante-filadelfia-barbacoa-south-philly-netflix

Aunque fueron sus hijos, especialmente su hija Karla, el motivo central para buscar mejores condiciones. Toda su chamba se traduce en bienestar y educación para ella, quien, tristemente no ha podido visitarla, pues la visa le ha sido negada.

Por otro lado, sería un desperdicio no aprender de su vida, de sus increíbles experiencias y sobre todo de su inmensa fuerza, su carácter resiliente, y su delicada manera de narrar la propia vida. Cristina es una mexicana fantástica y lo único triste que nos queda de ella es no poder tenerla por acá cocinando su espectacular barbacoa.

Te compartimos lo que aprendimos nosotros, leyendo sus pronunciamientos y escuchando su historia de vida en producciones preciosas como el capítulo que le dedicó Netflix y este increíble podcast de Inger Díaz Barriga.

La barbacoa es un cruce de tradiciones

cristina-martinez-chef-migrante-filadelfia-barbacoa-south-philly-netflix

Derivada de recetas indígenas, pero inevitablemente adoptada por los mestizos, como cualquier otro plato tradicional mexicano, la barbacoa es signo de remezcla. Al comerla estamos apelando a un mundo donde caben toda clase de posibilidades. Al preparla a eso invita Cristina.

Dijo para Chef’s Table:

A los ojos de los hombres, tenemos que tener un papel para decir quiénes somos, pero a los ojos de Dios todos somos iguales.

Así su lectura de nuestras sociedades. Ella, de su lado, inició junto a su esposo el movimiento #Right2Work que busca proteger a los trabajadores indocumentados, para que tengan derechos y protección social.

Por haber sido fichada en uno de sus intentos de cruzar la frontera, Cristina no podría obtener la residencia, a pesar de estar casada; así no le queda más que luchar. Y su primer acto de rebeldía: servirle comida deliciosa a la gente que la está buscando, comida casera, comida nutritiva, hecha con amor y tradicionalmente sofisticada.

Los sabores son complejos, el acabado es un entramado de sabor

cristina-martinez-chef-migrante-filadelfia-barbacoa-south-philly-netflix

La barbacoa es extremadamente compleja. Su preparación es de un alto nivel técnico y hay que conocerla bien, para que quede perfecta. Por otro lado, su sabor delata una identidad gastronómica muy sofisticada. En la barbacoa hay dulzor, por la naranja, la complejidad del borrego y los humos del maguey, además. El acabado hace a este taco un entramado de sabores, con la salsa, la cebolla, el cilantro, todo envuelto en una perfecta tortilla nixtamalizada.

Es dulce y salada y amarga y ahumada y picante y suave y crujiente. Como la vida misma, sí. Y nos llena de nostalgia. En Cristina se manifiesta esta complejidad y sensibilidad enormes. La mujer que escapó de acoso sexual, violencia familiar y explotación laboral y que ahora vive lejos de sus hijos y tuvo que sufrir la muerte de uno, no deja de tener una sonrisa preciosa en la cara; tampoco deja de ver para adelante; moverse; luchar por sí misma y por los demás, y sobre todo, no deja de amar profundamente.

Esto nos deja otra pequeña lección, inmiscuida también en la receta de la barbacoa. Como el delicioso platillo, la vida solicita una inmensa paciencia. Hay que esperar 8 horas para sacar la maravillosa carne del horno. Y a veces hay que esperar mucho más para disfrutar las cosas por las que hemos luchado. La cosa es seguirle dando.

Es un asunto de alquimia y magia

cristina-martinez-chef-migrante-filadelfia-barbacoa-south-philly-netflix

En la barbacoa hay algo místico. Calor y tiempo se combinan para transformar la carne marinada en algo absolutamente distinto, que casi se deshace en la boca y cuyos vapores inundan el mundo. Sin duda, un acto de alquimia.

Pero además es mágica: a Cristina le queda clarísimo que en la comida hay “una esencia bien fuerte”, que tiene la capacidad de transferir al otro la emocionalidad con la que está hecha. Lo piensa mucho cuando habla del maíz, una planta que, en sus palabras: “nutre el corazón, el espíritu y nos hace más fuertes.” Y como el taco está hecho de maíz “hay que tenerle mucho respeto.”

cristina-martinez-chef-migrante-filadelfia-barbacoa-south-philly-netflix

Es así, como Cristina Martínez nos enseña a tenerle un amor inmenso a las cosas más simples de la vida, a eso que normalmente damos por sentado. Y también nos deja una lección interesante, sobre tener fe. Sobre encomendarse a un destino que no está en nuestras manos. Tal vez el de los dioses, tal vez el del camino que estamos cruzando. Al respecto, un fragmento del podcast “Mejor vete, Cristina”, donde cuenta el ritual que hizo para cruzar con bien el desierto, en su andar de migrante:

Mi hermana me dijo que cuando yo llegara al desierto tirara 1 galón de agua y dejara mis dulces, porque había muchos muertos entonces que pidiera yo permiso para entrar y que no me picara ni una serpiente, ni corriera yo frío, ni nada, nada, nada… Entonces, pues yo dije: “con permiso, por los difuntos que hay y los que faltan, yo pongo esta agua, y denme permiso. Yo solo quiero caminar, cuídenme y por la gente con la que venimos”.

La barbacoa alegra el corazón

cristina-martinez-chef-migrante-filadelfia-barbacoa-south-philly-netflix

De esto no hay duda. Nada como los domingos en la mañana, sentarse con la familia y los amigos a comer barbacoa, a dejarse reconfortar por su calidez y a repetir el conocido sabor que nos ha acompañado tantas otras veces. ¿Será la tortilla o la salsa o las manos mágicas que con el cuchillo pican la carne, lo que nos deja flotando, en esa rica nostalgia?

Cristina dice que en cada uno de los clientes a los que les sirve tacos y consomé, entre otras delicias, ve a su familia, especialmente a sus hijos:

Inger: ¿Ves a tus hijos en esas mesas?
Cristina: Sí. Claro que sí. Está Karla, está Isaías, está José… Los veo como José con su familia, veo a Karla como los estudiantes que llegan y a Jesús lo veo como un niño. Veo a Isaías como hombres trabajando en construcción, en trabajos muy rudos como lavando cocinas. O sea, en cada gente que llega ahí… veo a mis hijos.

cristina-martinez-chef-migrante-filadelfia-barbacoa-south-philly-netflix

Dice Cristina Martínez que cada persona tiene una historia que pesa y es su labor como cocinera, como mamá, como migrante, dar un cachito en la mesa para que cada uno pueda compartirla: “Todos somos una familia. La comida nos reúne.”

También en Más de México: Lecciones de Anthony Bourdain para mexicanos y estadounidenses

*Imágenes: Univisión; excepto destacada correspondiente a Netflix.

Según Enrique Olvera estos dos restaurantes mexicanos son los mejores del mundo

Este chef mexicano, tal vez el más popular del mundo, reveló su lista de los mejores restaurantes del planeta y dos de ellos son mexicanos.

Tal vez la más grande cualidad del chef mexicano Enrique Olvera no es su espectacular cocina. Probablemente su gran virtud es la capacidad que tiene de integrar su amor por México a cada una de las cosas que hace. Fue él quien dijo que “Cuando te das cuenta de la riqueza de tu cultura, te vuelves más fuerte.”

Y definitivamente comprende y practica en un sentido profundo su propio mantra. Es clarísimo que para este creativo, México es un todo que nunca terminará de ser interpretado y, al parecer, disfruta mucho jugando con esa posibilidad; retomando algunas de nuestras tradiciones culinarias más hermosas y místicas y mezclándolas con todo tipo de influencias.

enrique-olvera-restaurantes-favoritos-mejores-mundo-mexico-mexicanos

También en Más de México: El mole es mujer: una delicada y sensual fantasía de Enrique Olvera (VIDEO)

Por otro lado, más allá de toda su creatividad e innegable ingenio, a cualquiera le gustaría que Enrique Olvera le recomiende un buen lugar para comer, pues si alguien tiene un paladar afinado (nunca refinado, porque aquí no se trata de eso) debe ser el chef mexicano más popular del mundo.

Afortunadamente, Olvera decidió revelar su top 4 de los mejores restaurantes del mundo a la revista Status y los 2 primeros lugares son mexicanos. A continuación te platicamos un poco sobre ellos.

Manzanilla en Ensenada

enrique-olvera-restaurantes-favoritos-mejores-mundo-mexico-mexicanos

Benito Molina y Solange Muris son los encargados del restaurante Manzanilla que desde hace 18 años propone una exquisita fusión entre comida mediterránea y mexicana.Pero, además, tienen una filiación particular por cocinar con ingredientes de la región, frescos y sustentables. Su técnicas combinan lo contemporáneo con propuestas más tradicionales, como la cocina con horno de leña.

¿Quieres ir?

El restaurante se encuentra en Av. Teniente José Azueta 139, Zona Centro, 22800, Ensenada, Baja California. Reserva al 01 646 175 7073. Más información en su sitio web.

También en Más de México: 11 finos restaurantes mexicanos están entre los mejores de Latinoamérica

La Teca en Oaxaca

enrique-olvera-restaurantes-favoritos-mejores-mundo-mexico-mexicanos

Haciendo honor a la tradición culinaria que más lo ha inspirado, Olvera le asignó el segundo lugar de su lista internacional a un pequeño y delicioso rincón en Oaxaca. La Teca es un restaurante adorado por los locales y celebra en grande la cocina oaxaqueña, sirviendo delicias como mole, tamales, tortillas, queso fresco, salsas y mezcal.

El espacio y la atención son especialmente íntimos, un poco como comer en una fonda,  de esas que por todo México se parecen y siempre te hacen sentir en casa. Aunque lo especial de La Teca es que los platillos que sirven podrían fácilmente y, con toda su humildad, competir con cualquier restaurante famoso del planeta.

¿Se te antojó?

Se encuentra en Calle Violetas 200, Reforma, 68050 Oaxaca de Juárez, Oaxaca. Para más información llama al 01 951 515 0563.

*Imágenes: 1) Thomas Hart, 2) Eater LA, 3) Restaurante Manzanilla, 4) Restaurante La Teca.

5 plantas medicinales para tus “achaques” contemporáneos

La vida contemporánea es dura, pero la tierra mexicana tiene la cura pa’ todo mal…

La vida contemporánea es dura. Y aunque, probablemente, en la práctica sea menos compleja que antes —porque estamos rodeados de infraestructura, medios de comunicación y, la accesibilidad es lo que más nos importa— no deja de ser muy difícil.

Los ritmos de nuestro tiempo son ultra acelerados y la tecnología nos demanda muchísima atención; la necesidad de producir es enorme y cada vez somos más, así que desplazarse es más difícil y habitar el espacio público, más pesado.

Tal vez lo más grave: nos hemos alejado un montón de la naturaleza. No importa si estás en un pueblo o en una ciudad: el concreto domina en la tierra y nuestro interés por el campo está decayendo cada vez más rápido. Y ni hablar de nuestros hábitos alimenticios y de la enorme contaminación, que, evidentemente también tienen un impacto fuerte en la salud cotidiana.

Así, vivimos con un enorme abanico de “achaques”, que solo son síntoma de nuestra mala calidad de vida o manifestaciones del gran estrés al que estamos sometidos. Por suerte, la tierra mexicana tiene la cura para todo mal y lo mejor: los remedios naturales casi siempre están libres de efectos secundarios y tienen preciosos super justos. Así, te presentamos 5 plantas medicinales que te urge empezar a consumir:

También en Más de México: ¿Sabías que México es el segundo país con más plantas medicinales del mundo?

Árnica

A los millennials todo les duele, especialmente el cuello, espalda y hombros. No puede ser coincidencia: el uso ininterrumpido de las computadoras y los celulares nos la está cobrando. Además, los problemas gastrointestinales son otra constante. Por suerte, hay una planta increíble que resuelve ambos al mismo tiempo. Se trata del árnica. La puedes tomar como infusión o puedes aplicarla en crema o gel.

El árnica ayuda a disminuir el dolor y en infusión también sirve para reducir los mareos. Pero su función más importante es que es desinflamatoria. De hecho, recientemente un grupo de investigadores de la UNAM descubrió que esta propiedad transforman a los derivados del árnica en un aliado contra el cáncer de colón, por cierto, el cuarto tipo de cáncer más frecuente.

Epazote

plantas-medicinales-mexicanas-propiedades-cura-enfermedades

Esta planta aromática es deliciosa. Pero, además de ser el sabor dominante en nuestros amados esquites, tiene múltiples propiedades medicinales. Llena de fibra, vitaminas (como A, C, B& y ácido fólico) y minerales (calcio, el selenio, el potasio, el zinc, el fósforo y magnesio), el epazote también es antiparasitario, antiinflamatorio, antiespasmódico (perfecto para el dolor de panza y los cólicos menstruales) y antiácido. Tómalo en infusión o prepara una pasta, moliendo el epazote con un poquito de agua y aplícalo sobre heridas o golpes.

Pelo de elote

plantas-medicinales-mexicanas-propiedades-cura-enfermedades

Nunca tires los pelos del elote. Entre la contaminación y el calor intenso de nuestros tiempos, la deshidratación es constante y también las enfermedades de riñones, vías urinarias y la retención de líquidos. Los pelos de elote son un potente diurético, tomados en infusión. Ayudan así a calmar el dolor en riñones, desinflamarlos y a orinar con saludable frecuencia.

Toronjil

plantas-medicinales-mexicanas-propiedades-cura-enfermedades

El toronjil es una planta increíble. Su sabor es dulce y cítrico. Si sufres ansiedad, ataques de pánico, estrés o migrañas, este es el remedio natural que estás buscando. La infusión de toronjil es relajante, ayuda a conciliar el sueño y tiene un efecto analgésico, por eso ayuda también con dolores de cabeza y menstruales.

Manzanilla

plantas-medicinales-mexicanas-propiedades-cura-enfermedades

¿Te acuerdas cuando en la escuela para todo te daban tecito de manzanilla y no te lo quisiste tomar? Pues aquí van las razones para arrpentirte: la manzanilla es antiinflamatoria, así que ayuda con malestar estomacal, cólicos y dolores musculares. Además calma la ansiedad y tiene un ligero efecto antidepresivo. Por si fuera poco, la infusión de manzanilla, sin azúcar ni miel, sirve para limpiar e hidratar tus ojos, que constantemente sufren por la contaminación y la luz incesante de las pantallas.

*Imágenes: Creative Commons.

Conoce Little L.A. el barrio que están armando los “dreamers” deportados

En pleno centro de la CDMX está naciendo una curiosa e increíble comunidad binacional que tenemos que apoyar.

La identidad mexicana es un auténtico laberinto y la migración lo hace aún más complicado. Al mismo tiempo, esta complejidad da lugar a entrañables fenómenos culturales que sin duda nos hacen sentir orgullosos de formar parte de esta intensa remezcla. Así, nos encanta pensar que, en pleno centro de la Ciudad de México (específicamente en la colonia Tabacalera), se está armando una comunidad binacional, apodada “Little L.A.”

mexico-little-la-tabacalera-cdmx-comunidad-binacional-dreamers-repatriados

Cerca del monumento a la Revolución, un grupo de migrantes deportados de Estados Unidos, está abriendo un espacio donde pueden encontrarse y re-identificarse. El fenómeno surgió casi de manera espontánea, pero las condiciones estaban bien puestas. En esa zona de la CDMX hay muchoscall centers(centros de atención telefónica) que, frecuentemente, buscan empleados bilingües. Además, la zona ofrece rentas relativamente baratas.

mexico-little-la-tabacalera-cdmx-comunidad-binacional-dreamers-repatriados
Llegando a México…

Así fue como varios de ellos se fueron encontrando en la zona y comenzaron a ensamblar comunidad. Su “estatus” nacional y también cultural es muy peculiar. Aunque muchos de ellos nacieron en México, sus papás se los llevaron a vivir a Estados Unidos desde niños y, francamente, de este país no conocen nada. Acá no se sienten precisamente en casa y, aunque reconocen en nuestras tradiciones, costumbres e incluso en la misma gente, algo que comparten o que también les pertenece, sospechan, además, una incómoda distancia.

mexico-little-la-tabacalera-cdmx-comunidad-binacional-dreamers-repatriados

Todos hablan un inglés impecable, pero el español termina siendo casi spanglish; son jóvenes (no pasan de los 40) y les late un estilo que aquí es etiquetado como “chicano”, con tatuajes, ropa de marcas extranjeras y hasta cortes de pelo con un acabado muy “americano”. De alguna forma, se hace evidente que no son de acá ni de allá y eso, tristemente, les gana discriminación desde muchos frentes.

mexico-little-la-tabacalera-cdmx-comunidad-binacional-dreamers-repatriados

Aunque casi todos trabajan en estos centros de atención telefónica, algunos de ellos se lanzaron a poner negocios en la calle Ponciano Arriaga: algunos de comida y uno muy famoso es la peluquería “La Alameda”.

A través de estas apuestas, están introduciendo casi sin quererlo un giro cultural a la vida diaria de la Tabacalera, donde los clásicos tacos al pastor se sirven ahora junto a hamburguesas, burritos y otras delicias Tex-Mex. Estos negocios, además sirven como punto de encuentro para la comunidad y también espacios de apoyo. Entre burritos y cortes de pelo, estos repatriados se reúnen a “desahogarse y darse consejos”.

mexico-little-la-tabacalera-cdmx-comunidad-binacional-dreamers-repatriados

Esto es super importante, para los ex-dreamers, la vuelta a México no sólo significa adentrarse a un territorio propio, pero extraño; también implica haber dejado atrás una vida entera: trabajos, escuela, amigos, incluso familia, pareja e hijos. Pero con todo y todo, la están armando, están unidos y haciendo ruido. En ese sentido, han surgido algunas iniciativas para apoyarlos, porque muchos de ellos llegan sin garantía alguna.

mexico-little-la-tabacalera-cdmx-comunidad-binacional-dreamers-repatriados

Israel Concha, un joven que fue deportado, creó la organización “New comienzos” que se dedica a apoyar y acompañar a estos migrantes binacionales, en sus búsquedas de casa, trabajo y también de comunidad. Por supuesto las oficinas de esta iniciativa están en Little L.A. y puedes apoyarlos donando dinero, tiempo y saberes a su causa. Además, puedes visitar los negocios de la comunidad, echarte un burrito, hacerte un tatuaje y platicar con estos paisanos para recordarles que ni aquí ni en China estarán solos.

1, 2, 3 y 4) New York Times; 5, 6, 7) El Heraldo

 

Te puede interesar: Cultura chicana en Japón.