Inmortaliza a tu xoloitzcuintle en esta cuenta de Instagram

Al internet le encantan estos perros milenarios y acá la muestra.

“Otros perrillos criaban que llamaban xoloitzcuintle que apenitas ningún pelo tenían, y de noche abrigábanlos con mantas para dormir. Estos perros no nacen así sino que de pequeños los untan con resina, que se llama óxitl (“aguarrás”), y con esto se les cae el pelo quedando el cuerpo muy liso. Otros dicen que nacen sin pelo en los pueblos que se llaman Teotlixcoy Toztlan.”

 

Fray Bernadino de Sahagún

 

Si en todas las culturas el perro es el mejor amigo del hombre, para el mexicano quizá también lo es en la muerte. No es casualidad, conocemos la estrecha relación que el mesoamericano tenía con ella, y desde luego, en esa transición mortuoria tenía que estar su canino endémico, guiándolo hacia el Mictlán, el inframundo,  según la mitología mexica.

Su importancia era tal, que a este perro su nombre le viene de Xólotl, el dios prehispánico de la muerte representado como hombre con cabeza de perro. Según investigaciones del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM, este canino tiene más de 7 mil años con nosotros, y aunque se sabe que durante la conquista estuvo casi al borde de la extinción, su refugio en las sierras de Guerrero y Oaxaca le conservaron hasta nuestros días.

Hoy su presencia invade las redes sociales, sobre todo en las que predominan las imágenes, como Instagram. Miles de xoloitzcuintles ilustran la vida digital de México y una cuenta en particular está recabando estas fotos: xoloitzcuincledemexico exhibe más de 1000 fotos de estos perros y son enviadas por los propios dueños.

“Manda foto, nombre y de donde es tu Xolo. La subiremos aquí y Face.”, dice en la descripción de la cuenta.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Tekila Elena 😍. ° ° #Xoloitzcuintli #Xoloitzcuintle #XoloitzcuintleDeMéxico #XoloitzcuintleDeMéxico🇲🇽

Una publicación compartida de Xoloitzcuintle De México (@xoloitzcuintledemexico) el

 

Este perfil muestra  la enorme variedad de xolos que hay. Así que si creías que solo existía el clásico negro, sin pelo, y alargado, estás muy equivocado. Los hay güeros, con pelo, chaparros, grandes y con unas cruzas hasta surrealistas.

¿Cómo es tu Xolo?

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El Tabasqueño Fermín 😌. ° ° #Xoloitzcuintli #Xoloitzcuintle #XoloitzcuintleDeMéxico #XoloitzcuintleDeMéxico🇲🇽

Una publicación compartida de Xoloitzcuintle De México (@xoloitzcuintledemexico) el

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Copa 😌de #Oaxaca 😉. ° ° #Xoloitzcuintli #Xoloitzcuintle #XoloitzcuintleDeMéxico #XoloitzcuintleDeMéxico🇲🇽

Una publicación compartida de Xoloitzcuintle De México (@xoloitzcuintledemexico) el

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Madre e hija 💜 ° ° #Xoloitzcuintli #Xoloitzcuintle #XoloitzcuintleDeMéxico #XoloitzcuintleDeMéxico🇲🇽

Una publicación compartida de Xoloitzcuintle De México (@xoloitzcuintledemexico) el

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

AnubisBebé 😌 de la #CDMX. ° ° #Xoloitzcuintli #Xoloitzcuintle #XoloitzcuintleDeMéxico #XoloitzcuintleDeMéxico🇲🇽

Una publicación compartida de Xoloitzcuintle De México (@xoloitzcuintledemexico) el

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Lo más bonito que verás hoy 😌 ° ° #Xoloitzcuintli #Xoloitzcuintle #XoloitzcuintleDeMéxico

Una publicación compartida de Xoloitzcuintle De México (@xoloitzcuintledemexico) el

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Buen día 💜😌 http://elpicudo.com/category/xoloitzcuintle https://www.facebook.com/groups/588808694851825/ #Xoloitzcuintli #Xoloitzcuintle #XoloitzcuintleDeMéxico

Una publicación compartida de Xoloitzcuintle De México (@xoloitzcuintledemexico) el

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

#Repost @jazzj.xolo ・・・ Auntie @_s.marina knows how how to capture my good side 😊🤗 . http://elpicudo.com/category/xoloitzcuintle #Xoloitzcuintli #Xoloitzcuintle #XoloitzcuintleDeMéxico

Una publicación compartida de Xoloitzcuintle De México (@xoloitzcuintledemexico) el

Ana Paula de la Torre Diaz
Autor: Ana Paula de la Torre Diaz
Politóloga de carrera, colabora para diversas publicaciones digitales como Pijama Surf. Creadora del proyecto ciudadano yanostoca.com. Y pintora ocasional ( http://bit.ly/2jkE8lD )

Sobre el antiguo santuario maya que podría cambiar la historia de Chichen Itzá para siempre

Sin duda una noticia que abruma y emociona: en tierra maya han sido encontradas insólitas ofrendas a Tláloc…

Aunque parezca increíble, seguimos descifrando el pasado. Y este no se cansa de sorprendernos. Por lo menos ese resultado han tenido los insólitos descubrimientos que el investigador del INAH Guillermo de Anda y su equipo han realizado en la cueva de Balamkú, en Yucatán.

El recinto, aunque fue hallado hace 50 años, no había sido explorado hasta ahora y lo que se encontró allí es verdaderamente deslumbrante. Se trata de una serie de ofrendas compuestas por collares de jade, concha y hueso y diversos artefactos de cerámica; todos, los 200 objetos hasta ahora identificados, preciosamente intactos. Además se encontraron cenizas y restos de alimentos.

Pero lo más extraño es la presencia de la figura de Tláloc, una de las deidades clave en el panteón de los pueblos prehispánicos hacia el centro del país. En el panteón de los mayas existe una deidad similar (dios de la lluvia y el clima), se trata de Chaac; sin embargo, estas ofrendas claramente fueron dedicadas a su “homólogo” mexica.

Los investigadores declararon que han descartado la “hipótesis inicial de una invasión tolteca sobre los mayas” y aunque aún no se puede determinar cómo, hubo “influencia del centro de México hacia Chichen Itzá”. Las investigaciones futuras podrían terminar por obligarnos a reescribir la historia del sitio y eso es francamente increíble.

Aunque, tal vez lo más emocionante de la historia es que nunca podremos terminar de construirla. En ese sentido, siempre se queda abierta una puerta que nos obliga a ser un poquito más flexibles; estar dispuestos a abandonar nuestros panoramas y aceptar que nuestro origen es elusivo. Además, hay algo realmente delicioso en estar descubriendo  constantemente cosas nuevas, una sensación de que lo que nos queda por conocer es infinito y, solo por eso, nosotros también.

*Imágenes: Karla Ortega/Cuartoscuro

Seductoras postales de los paisajes mexicanos en invierno

Como un sueño que desborda poesía, en el invierno la tierra sufre una hermosa transmutación.

Como un sueño que desborda poesía, en el invierno la tierra sufre una hermosa transmutación. El efecto alquímico del frío se apodera de los árboles, sus raíces, la hierba y las flores. Después de los veranos, con lluvias que no dan tregua, el cielo finalmente se reencuentra con su nítido azul, que se combina con las blancas nieves y la tierra agrietada.  

Aunque los paisajes mexicanos no suelen adornar la idea cliché y romantizada de las navidades, tal vez deberíamos otorgarles ese lugar especial. En México no solamente neva contundentemente —porque nuestro paisaje nacional ha sido tejido por toda clase de ecosistemas— sino que las montañas, los volcanes y los lagos se despliegan sin pudor alguno.

Las vistas invernales mexicanas son inmensamente dramáticas. Nos recuerdan que el ciclo del calendario comienza a extinguirse, realizando una promesa secreta de que las cosas prontamente serán mejores; también que los elementos naturales que componen la onírica visión tendrán su propio renacimiento, cuando la nieve termine de derretirse.

Así, es delicioso relajarse con los ojos inmersos en las seductoras postales de nuestros paisajes mexicanos en invierno.

También en Más de México: Hipnóticos time-lapse de algunos de los sitios más hermosos de México

Sin categoría

8 razones por las cuales el xoloitzcuintle califica como una raza de perro muy mexicana

La polémica apariencia de este perro se mece entre el encanto y el repele, pero jamás pasa desapercibida.

De un extraño pelaje somatizador de malestares, con un temperamento perspicaz, fiel y cariñoso, protector y guardián; sus 7 mil años de existencia atestiguan parte de la historia y transformación de México. Todas estas características, y más, erigen  al xoloitzcuintle como un peculiar embajador de la fauna y, sobretodo de la cultura, mexicana. El rey de las distintas razas de perros prehispánicos.

  1. El xoloitzcuintle tiene más de 7 mil años de antigüedad. Una raza que por un largo tiempo se mantuvo sin la intervención ni el acercamiento del hombre.
  1. Una vez domesticado se volvió un acompañante de por vida de los aztecas y mexicas, y los antiguos pueblos mexicanos. Incluso en el paso del amo hacia la muerte; en el camino a Mictlán, el xolo continuó fiel.
  1. Es un símbolo que adorna el tradicional altar de muertos ya que se suele integrar la figura de cerámica de un perro.

829px-Diego_Rivera_with_a_xoloitzcuintle_dog_in_the_Blue_House,_Coyoacan_-_Google_Art_Project

  1. El término xoloitzcuintle viene del náhuatl: xólotl, extraño, deforme; y de la palabra itzcuintli, perro. En la mitología mexica, Xólotl era el dios de la transformación, y la oscuridad nocturna, contraparte del dios Quetzalcóatl, la serpiente emplumada, quien representaba la luz y el conocimiento. Ambos dioses encarnaban un rostro antagónico del planeta Venus en su tránsito frente al Sol.
  1. Antes de volverse un perro de casa, fue criado como alimento por su carne. Una importante fuente de proteínas para los antiguos pueblos indios. Por esto estuvo a punto de extinguirse durante la colonización europea, además de que se buscaba eliminar las tradiciones religiosas relacionadas a este animal.
  1. El xoloitzcuintle se guareció en la sierra de Oaxaca y Guerrero, donde logró sobrevivir durante cientos de años valiéndose de sus instintos.
  1. Se usaba para tratar malestares reumáticos al dejarlo dormir sobre la zona afectada de la persona y era excelente compañía para los que padecían de asma.
  1. La imagen del xoloitzcuintle fue adoptada por artistas como Frida Kahlo, Diego Rivera, Rufino Tamayo y Raúl Anguiano como uno de los símbolos nacionalistas que intentaban recuperar la identidad mexicana que se había europeizado.

* Imágenes: 1) Flickr; 2) Museo Frida Khalo / CreativeCommons