¿Sabías que México es el segundo país con más plantas medicinales del mundo?

Las plantas medicinales tienen que volver a nuestro imaginario (y uso) cotidiano. Son un regalo natural que no podemos desaprovechar.

México es el segundo país del mundo con más plantas medicinales registradas. Los pueblos indígenas lo saben y, por eso, en muchas comunidades sigue siendo cotidiano su uso para librarla de muchos males del cuerpo, la mente (y hasta el espíritu).

Sin embargo, han perdido presencia en otras realidades colectivas, tal vez porque su uso y consumo no ha sido regulado de acuerdo a ciertos parámetros que los consumidores en general consideran aceptables. Pero como explica Juana Rodríguez y Betancourt, presidenta de la Academia Nacional de Ciencias Farmacéuticas, urge que las plantas medicinales sean usadas y reconocidas.

No solo porque tienen un montón de propiedades y porque están ligadas a una preciosa tradición que nos vincula intensamente con la tierra y la naturaleza, también porque podrían convertirse en productos medicinales de acceso fácil y económico. Por otro lado, es vital cuidarlas: muchas de las plantas medicinales que se pueden encontrar en estas tierras son endémicas y podrían extinguirse si se sobreexplotan.  

Aunque sólo conociéndolas a profundidad y apreciando sus usos, les daremos valor suficiente como para usarlas, sin dejar de cuidarlas. Afortunadamente, a través de las tradiciones orales y las costumbres familiares se ha distribuido la experiencia de tratar distintas enfermedades con plantas tradicionales. Todos sabemos un poco sobre el asunto y lo recomendamos con convicción porque lo hemos probado.

Sin duda, la medicina tradicional es una de los aspectos más resilientes de nuestra cultura y el llamado contemporáneo es a tomarla muy en serio, pues promete ser una medicina sustentable, menos violenta, incluyente y ligada a un espectro amplio de creencias que se tiñe igual de lo científico y de lo simbólico.

También en Más de México: Guía práctica de plantas medicinales mexicanas

GOM: gomitas “antiestrés” con extracto de plantas medicinales mexicanas

Una forma deliciosa y muy práctica de disfrutar las bondades de las plantas medicinales mexicanas.

La vida está cambiando. Y con esas intensas variaciones, viene la exigencia de aprender a navegar la existencia de formas completamente nuevas. 

Esto —ligado a un contexto sociopolítico ultra complejo, la omnipresencia de la tecnología y los medios de comunicación y las crisis ambientales— ha provocado graves consecuencias en nuestra salud mental. Según la Secretaría de Salud, en los últimos años, los casos de ansiedad en México han aumentado en 75%. Por otro lado, de acuerdo al Instituto Mexicano del Seguro Social, 75% de los mexicanos padece fatiga por estrés laboral.

Es urgente encontrar medidas colectivas para darle la vuelta a esta situación, de otra manera, el estrés, la ansiedad y la depresión podrían convertirse pronto en los más graves problemas de salud pública. Por otro lado, sí es posible que el estado de salud mental de la población tenga que ver con el desarrollo de algunos procesos de violencia. 

Ayudarse es vital y debemos tomar todas las herramientas para sentirnos mejor y, en una escala un poco más amplia, hacer sentir mejor a otros. Sin duda hay muchas estrategias que se pueden aplicar: terapias, cambios en el entorno, meditación. Por otro lado, en la tierra mexicana siempre ha habido medicina disponible en la forma de plantas curativas.

También en Más de México: Remedios y consejos mexicanos contra la depresión contemporánea

Sí: México es el segundo país con más plantas medicinales del mundo y estas podrían transformarse en una alternativa ideal, accesible y saludable para ayudar a disminuir algunos padecimientos ligados a las enfermedades mentales (aunque no sustituyen los tratamientos clínicos, sino que los complementan).  

gomitas-antiestres-plantas-medicinales-mexicanas-medicina-tradicional

Con todo esto en mente, un grupo de estudiantes de la carrera de Ingeniero en Biotecnología del Tecnológico de Monterrey (Estado de México) crearon GOM: gomitas medicinales hechas con plantas mexicanas. Sin duda una alternativa muy rica y contemporánea para cuidarse cotidianamente.

La línea de gomitas GOM se concentra en tres afecciones que, como estos jóvenes mexicanos investigaron, son comunes entre los estudiantes y, cada vez más, entre la población en general: hay gomitas relajantes, digestivas y antigripales. Además de ser deliciosas, contienen extracto de plantas como pasiflora y valeriana (para relajarte); zapote blanco, boldo y manzanilla (que ayudan con las infecciones).  

gomitas-antiestres-plantas-medicinales-mexicanas-medicina-tradicional

“Con las relajantes puedes aminorar el estrés, la antigripal da un apoyo a tu sistema inmunológico para evitar enfermedades y la digestiva es muy buena para prevenir gastritis y colitis por la mala alimentación” explicó Pamela Jiménez, estudiante que participó en la creación de GOM.

Por el momento, las gomitas no están a la venta, pero ya fueron probadas con éxito dentro de la comunidad universitaria y pronto podrían estar disponibles para el público en general. Sin duda hay que estar atentos para apoyar este increíble proyecto hecho por un grupo de jóvenes mexicanos que entendieron bien lo importante que es volver a la tierra, en busca de bienestar.

También en Más de México:6 ansiolíticos naturales mexicanos

5 plantas medicinales para tus “achaques” contemporáneos

La vida contemporánea es dura, pero la tierra mexicana tiene la cura pa’ todo mal…

La vida contemporánea es dura. Y aunque, probablemente, en la práctica sea menos compleja que antes —porque estamos rodeados de infraestructura, medios de comunicación y, la accesibilidad es lo que más nos importa— no deja de ser muy difícil.

Los ritmos de nuestro tiempo son ultra acelerados y la tecnología nos demanda muchísima atención; la necesidad de producir es enorme y cada vez somos más, así que desplazarse es más difícil y habitar el espacio público, más pesado.

Tal vez lo más grave: nos hemos alejado un montón de la naturaleza. No importa si estás en un pueblo o en una ciudad: el concreto domina en la tierra y nuestro interés por el campo está decayendo cada vez más rápido. Y ni hablar de nuestros hábitos alimenticios y de la enorme contaminación, que, evidentemente también tienen un impacto fuerte en la salud cotidiana.

Así, vivimos con un enorme abanico de “achaques”, que solo son síntoma de nuestra mala calidad de vida o manifestaciones del gran estrés al que estamos sometidos. Por suerte, la tierra mexicana tiene la cura para todo mal y lo mejor: los remedios naturales casi siempre están libres de efectos secundarios y tienen preciosos super justos. Así, te presentamos 5 plantas medicinales que te urge empezar a consumir:

También en Más de México: ¿Sabías que México es el segundo país con más plantas medicinales del mundo?

Árnica

A los millennials todo les duele, especialmente el cuello, espalda y hombros. No puede ser coincidencia: el uso ininterrumpido de las computadoras y los celulares nos la está cobrando. Además, los problemas gastrointestinales son otra constante. Por suerte, hay una planta increíble que resuelve ambos al mismo tiempo. Se trata del árnica. La puedes tomar como infusión o puedes aplicarla en crema o gel.

El árnica ayuda a disminuir el dolor y en infusión también sirve para reducir los mareos. Pero su función más importante es que es desinflamatoria. De hecho, recientemente un grupo de investigadores de la UNAM descubrió que esta propiedad transforman a los derivados del árnica en un aliado contra el cáncer de colón, por cierto, el cuarto tipo de cáncer más frecuente.

Epazote

plantas-medicinales-mexicanas-propiedades-cura-enfermedades

Esta planta aromática es deliciosa. Pero, además de ser el sabor dominante en nuestros amados esquites, tiene múltiples propiedades medicinales. Llena de fibra, vitaminas (como A, C, B& y ácido fólico) y minerales (calcio, el selenio, el potasio, el zinc, el fósforo y magnesio), el epazote también es antiparasitario, antiinflamatorio, antiespasmódico (perfecto para el dolor de panza y los cólicos menstruales) y antiácido. Tómalo en infusión o prepara una pasta, moliendo el epazote con un poquito de agua y aplícalo sobre heridas o golpes.

Pelo de elote

plantas-medicinales-mexicanas-propiedades-cura-enfermedades

Nunca tires los pelos del elote. Entre la contaminación y el calor intenso de nuestros tiempos, la deshidratación es constante y también las enfermedades de riñones, vías urinarias y la retención de líquidos. Los pelos de elote son un potente diurético, tomados en infusión. Ayudan así a calmar el dolor en riñones, desinflamarlos y a orinar con saludable frecuencia.

Toronjil

plantas-medicinales-mexicanas-propiedades-cura-enfermedades

El toronjil es una planta increíble. Su sabor es dulce y cítrico. Si sufres ansiedad, ataques de pánico, estrés o migrañas, este es el remedio natural que estás buscando. La infusión de toronjil es relajante, ayuda a conciliar el sueño y tiene un efecto analgésico, por eso ayuda también con dolores de cabeza y menstruales.

Manzanilla

plantas-medicinales-mexicanas-propiedades-cura-enfermedades

¿Te acuerdas cuando en la escuela para todo te daban tecito de manzanilla y no te lo quisiste tomar? Pues aquí van las razones para arrpentirte: la manzanilla es antiinflamatoria, así que ayuda con malestar estomacal, cólicos y dolores musculares. Además calma la ansiedad y tiene un ligero efecto antidepresivo. Por si fuera poco, la infusión de manzanilla, sin azúcar ni miel, sirve para limpiar e hidratar tus ojos, que constantemente sufren por la contaminación y la luz incesante de las pantallas.

*Imágenes: Creative Commons.

Remedios y consejos mexicanos contra la depresión contemporánea

Se dice que próximamente la depresión será la principal causa de discapacidad en México, pero estamos a tiempo de darle la vuelta a esta terrible afirmación.

La depresión está acechando el imaginario mexicano. La palabra, la enfermedad, el concepto, la sensación: la depresión en todas sus formas flota ominosa entre nosotros. Y es que son ya extensos estudios los que prueban que esta condición está afectando cada vez a más personas, en México y en todo el mundo.

mexico-depresion-estadisticas-estudios-discapacidad-2020-soluciones-remedios-mexicanos

Algunos datos y predicciones son verdaderamente alarmantes; sin embargo, sabemos que hacerlos públicos responde a una función positiva: evitar que se transformen en la realidad cotidiana; hacer conciencia sobre el lugar en donde estamos parados; ayudar a quien lo necesite y, sobre todo, buscar alternativas para cuidarnos.

Afortunadamente podemos recurrir a nuestra propia tierra, a nuestra historia, cultura e identidad para hacernos de remedios y consejos contra la depresión contemporánea. Por supuesto, sin asumir que curan mágicamente las dolencias; pero hay que agarrarse de todos lados para darle la vuelta a la situación e iluminar el espacio que el panorama ha ensombrecido.  

Una ventana al futuro oscuro…

mexico-depresion-estadisticas-estudios-discapacidad-2020-soluciones-remedios-mexicanos

Hay que decirlo: el panorama no pinta bien. Según la revista Newsweek en Español  la depresión será el principal reto para las instituciones de sanidad en los próximos 10 años. Además, la Organización Mundial de la Salud indica que para 2020 esta enfermedad será la primera causa de discapacidad en México. Como se afirma en Animal Político: “no es exagerado decir que hay una epidemia mundial de depresión”, especialmente porque ahora se sabe que más que de una condición, hablamos de una enfermedad que se rige por predisposición genética, como el cáncer y la diabetes del tipo II.   

De su lado, el INEGI estima que 29.9% de de los habitantes mayores de 12 años sufren sentimientos de depresión ocasionalmente y 12.4% los viven de forma frecuente. Además, es la primer causa de deterioro en calidad de vida para las mujeres, la novena para los hombres. Es en este sentido que produce discapacidad. Según Animal Político quienes padecen alguna variante de esta enfermedad pierde 2.7 días más de trabajo que otros.

mexico-depresion-estadisticas-estudios-discapacidad-2020-soluciones-remedios-mexicanos

Aún frente a estas condiciones, son muchas las personas que no buscan, ni reciben ayuda. En gran medida porque no hemos aprendido a reconocer los síntomas, a pesar de se pueden volver muy evidentes, especialmente en los trabajos, la escuela y por la forma en la que afectan las relaciones cercanas.  

Las enfermedades mentales no se están tomando en serio y muchos mexicanos necesitan ayuda. El asunto va mucho más allá de pedirle a alguien que se calme, decirle que todo va a estar bien, que “el cambio está en uno mismo”, o que toca echarle ganas y, en su versión extrema “aguantar vara”. A todos nos toca mejorar el mundo de quienes nos rodean y, simultáneamente, volver más agradable el propio espacio.

Podemos darle la vuelta a este asunto. La cosa es mejorar la calidad de vida y el entorno. En la sabiduría local encontramos algunas pistas.

No olvidemos que los remedios no curan, remedian. Esto quiere decir que ayudan a mejorar el panorama. De ninguna manera sustituyen la atención médica y terapéutica. Pero no dudes en acompañarte de ellos.

Comer y beber para calmar la mente

De la tierra mexicana brotan superalimentos; ingredientes deliciosos que son increíblemente nutritivos y que poseen propiedades que mejoran la salud. Algunos como el amaranto y el cacao contienen altos niveles de triptófano un aminoácido que ayuda a sintetizar la seretonina, neurotransmisor con efectos antidepresivos.

No en vano el chocolate caliente se recomienda para sanar la tristeza. Y no debe ser casualidad que el dulce de amaranto se llame “alegría”. Hay que comer para calmar la mente y hacer sentir bien al cuerpo.  

Volver a la tierra

Algunas plantas medicinales tomadas en infusión, pueden relajar el cuerpo; auxiliar en momentos de dolor; tener un ligero efecto somnífero; calmar los nervios y también levantar el ánimo. Nuestras favoritas son el toronjil, el cedrón y la hierba de San Juan. De esta última, con sabor delicioso y peculiar que recuerda al aroma de la flor de cempasúchil, se produce un ansiolítico ligero.

También en Más de México: 7 remedios mexicanos para el alma

Indagar en la sabiduría antigua

No se trata de implicar que la felicidad y la depresión son contrarios. El asunto no podría ser tan simple. Particularmente porque la depresión se puede presentar también como una enfermedad crónica; pero si algo se busca al tratar este padecimiento es mejorar la calidad de vida. Y esto, “el buen vivir”, podría ser la definición más apropiada de felicidad.

Para los mexicas eso era claro: hay que plantear un terreno en donde se puede tener una buena vida; sin dejar de aceptar que la existencia se complica incansablemente y que “la felicidad” es un asunto de instantes. Pero el bienestar debe ser estable.

Así, el buen vivir debería ser en México política pública y, al mismo tiempo, todos deberíamos estar atentos de cómo afectamos el día a día de otros, tratando de ofrecer lugares para construirse; y en caso de que sea necesario destruirse (cambiar, cuestionarse, descomponerse, rehacerse) poder hacerlo sin comprometer la vida.  

También en Más de México: Lo que los mexicas pueden enseñarnos sobre la felicidad y el buen vivir

Dejar que el paisaje envuelva

Múltiples estudios confirman que estar cerca de la naturaleza modifica positivamente la percepción sobre el tiempo, la propia imagen y, por supuesto, incrementa la sensación de bienestar. En México tenemos, hasta en la más urbanizada región, la compañía incansable naturaleza; somos uno de los países con mayor biodiversidad en el mundo y el campo siempre nos está esperando. Date tiempo de explorar las maravillas naturales que te rodean y apuesta por que los espacios sean verdes; esto es básico para el bienestar de todos.

También en Más de México: En México existe una “Ley del Cielo” (y quiere defender tu derecho a ver los cielos oscuros)

Ser feliz (a la mexicana)

Si ser felices es tener bienestar, no podemos negar las complicaciones que esto implica en el México contemporáneo. Así, la estabilidad se transforma en una navegación intensa, que evidentemente está cobrando consecuencias, pero que podemos manejar.

Para contrarrestarlo, es valioso recordar algunas lecciones de felicidad a la mexicana:

  1. Date tiempo de disfrutar los pequeños placeres que te regala la cotidianidad (desde comerte un taco, hasta sentarte a admirar una montaña). Tienes derecho a hacerlo.
  2. Recuerda que lo “bueno” y lo “malo” son relativos y, además, son solo destellos de una vida larga. Hay que ser gratos con ambas.
  3. La felicidad es un estado de plenitud; un asunto despreocupado; pero se esfuma. Lo que vale es saber hacer lo mejor posible con las condiciones dadas. Esta habilidad a los mexicanos nos sobra.
  4. Para los pueblos indígenas continúa siendo vital y más nos vale retormarlo: la comunidad y la familia; la solidaridad con los que nos rodean; estas son las bases del bienestar.

¿Necesitas ayuda?

mexico-depresion-estadisticas-estudios-discapacidad-2020-soluciones-remedios-mexicanos

Puedes solicitar atención gratuita aquí. O llamar a la línea de atención especializada de la UNAM: 01 55 56 23 22 92, 01 55 56 23 21 27, 01 55 56 22 22 88.

Revisa aquí la lista de hospitales especializados en todo el país.

Aprende a reconocer los síntomas, en ti mismo y en los que te rodean: agotamiento físico extremo, hipersomnia e insomnio en periodos prolongados; dolor crónico, y alteraciones bruscas del humor.

Cuídate, siempre.

*Imágenes: Rachel Levit Ruiz, ilustradora mexicana/Imagen destacada modificada por Más de MX.