7 de las más bellas y raras plantas de México

Estos tesoros vegetales, habitantes del territorio mexicano, son parte de nuestro espíritu e identidad.

Al lado de los cuerpos de agua, las piedras y montañas, las personas y los animales, la vida vegetal, en su profunda discreción, es también parte de la esencia de un país. Las plantas no solamente integran la biodiversidad de un territorio —seres que, además, prodigan belleza por donde crecen—, son también una de las piedras angulares de una cultura por ser portadoras de leyendas y mitos, esencia de su gastronomía, su herbolaria y su vida espiritual.

También en Más de México: Salvia divinorum: fantástica planta sagrada mexicana

Junto a Brasil, Colombia e Indonesia, el nuestro es uno de los países con mayor biodiversidad en el mundo; una riqueza que no puede compararse con ninguna otra. El número de especies conocidas de plantas que lo habitan asciende a 26,000; muchas de ellas endémicas de nuestro territorio y muchas más dueñas de historias, nombres, anatomías y mitos que, en su singularidad, pueden hablarnos de todo aquello que es este trozo de tierra nombrado México.

También en Más de México: Tillandsia mauryana: la flor endémica de México que crece en las rocas

A continuación una caprichosa selección de plantas mexicanas que brillan por su belleza, su rareza, su historia y su presencia:

Peyotillo falso peyote (Astrophytum asterias)

plantas-mexicanas-medicinales-bellas-raras-mexico
Fotografía: Walter Haage.

Poblador del norte de México y sur de Estados Unidos, propietario de una hermosa geometría, este cactus sin espinas es conocido como falso peyote por su parecido su famoso primo lejano. Igual que éste, se encuentra en peligro de extinción. Su color es de un verde pálido con manchas blancas que parecieran lanosas, se divide en gajos y da una flor amarilla. 

Durante las décadas de 1970 y 1980, llamó la atención de coleccionistas japoneses que lo llamaron “kabuto”, por su parecido con el casco de un samurái. Su calidad de falso, sin embargo, no lo desnuda de su singular morfología y profunda delicadeza.

También en Más de México: ¿Sabías que México es el segundo país con más plantas medicinales del mundo?

Magnolia o flor del corazón (Talauma mexicana)

plantas-mexicanas-medicinales-bellas-raras-mexico
Ilustración: Georg Dionysius.

De la familia de las magnolias, ésta ha sido utilizada en nuestro país como planta medicinal por sus propiedades estimulantes del sistema nervioso, su capacidad pata fortalecen el corazón y tratar la esterilidad femenina; además de haber sido usado desde tiempos inmemoriales para tratar la parálisis y ciertos ataques del tipo epiléptico

Su nombre prehispánico es yolloxochitl y algunos estudios recientes han demostrado ciertas propiedades estimulantes sobre funciones cardiacas y presión arterial. Su contundente flor blanca, siempre solitaria, la hace uno de los árboles mexicanos más bellos.

Árbol de las manitas (Chiranthodendron pentadactylon

plantas-mexicanas-medicinales-bellas-raras-mexico
Imagen: naturalista.mx

Sus flores rojas asemejan fantásticamente los dedos de una mano entreabierta o una pequeña y rojiza garra. Es también conocida como palo de mecate o Camxochitl, y crece en México y Guatemala

Los aztecas utilizaron la decocción de sus hojas y semillas para controlar la fiebre y para quitar el dolor. También la usaron por sus cualidades antinflamatorias. En varias regiones de ambos países, sus hojas se utilizan para envolver los tamales de maíz, especialmente en ocasiones y festividades especiales.

Caparazón de tortuga, planta de la tortuga (Dioscorea mexicana)

plantas-mexicanas-medicinales-bellas-raras-mexico
Imagen: Especial.

Visto de lejos, este tubérculo pareciera una tortuga que se ha escondido dentro de su caparazón. Así, sus muy especiales características físicas la convierten, con un poco de imaginación, en un ser primitivo, casi mitológico. 

De hecho, eso que parece un caparazón coincide con el del animal al que se le compara, este caudex protege a la planta y asegura su supervivencia. Una cosa más hace de esta planta única, además del exotismo de su anatomía: su esperanza de vida, que contempla algunos cientos de años. 

Esta rareza botánica también tiene usos medicinales en América pues, desde mucho antes de la llegada de los europeos, fue usada para tratar la menopausia, los trastornos hormonales y la depresión.

También en Más de México: Las plantas recuerdan y narran: íntimos retratos de la flora oaxaqueña (GALERÍA)

Dalia roja (Dahlia coccinea)

plantas-mexicanas-medicinales-bellas-raras-mexico
Imagen: specialplants.net

Existen pocas plantas tan encantadoras como las hierbas silvestres. La dalia roja, sin embargo, ostenta flores rojas o anaranjadas que la distinguen y la encumbran al lado de otras de su tipo. Crece con gracia en las orillas de los caminos, campos de cultivo y algunas zonas montañosas de México. 

El té de las flores y la salvia de sus hojas se utiliza para tratar fuegos. Su género, Dahlia, ha ganado fama como planta ornamental en todo el mundo, pero pocos saben que las 35 especies silvestres que la componen son endémicas de México, una de las razones por las que en 1963 fue declarada por decreto presidencial “flor nacional”. 

Vainilla (Vanilla planifolia

plantas-mexicanas-medicinales-bellas-raras-mexico
Imagen: Wikimedia Commons.

Pocos saben que, además de su dulce aroma y deliciosos sabor, la vainilla es una clase de orquídea, originaria de México y Centroamérica. 

Según varias crónicas posteriores a la Conquista, la vainilla tienen múltiples usos medicinales, y su historia se encuentra íntimamente asociada con la del chocolate, pues era ingrediente esencial de la espesa bebida que los pueblos mesoamericanos preparaban con cacao y que llamaban xocolatl. Era llevada al centro del altiplano mexicano desde las regiones del este y el sur de México, la llamaron tlilxochitl, o “flor negra”.

Sabino, ciprés de Moctezuma, ahuehuete (Taxodium huegelii)

Imagen: Rafael Bautista

Este legendario árbol es poderoso porque puede vivir miles de años, por su inverosímil tamaño y por su insistente presencia en muchas de las leyendas más arraigadas del país. 

El famoso Árbol de la Noche Triste, ese donde Cortés lloró un 1 de julio de 1520 por una derrota (sin saber que ganaría cuando todo llegara al final), era un ahuehete ubicado en las afueras de Tenochtitlán. 

El también conocido Árbol del Tule, en Oaxaca, es otro de estos poderosos seres, que ha visto pasar el tiempo durante, al menos, unos 2,000 años. Así, la lista de ahuehuetes famosos es larga y los mitos que rodean a esta especie nativa de México poseen en su esencia, un pacto con el tiempo.

GOM: gomitas “antiestrés” con extracto de plantas medicinales mexicanas

Una forma deliciosa y muy práctica de disfrutar las bondades de las plantas medicinales mexicanas.

La vida está cambiando. Y con esas intensas variaciones, viene la exigencia de aprender a navegar la existencia de formas completamente nuevas. 

Esto —ligado a un contexto sociopolítico ultra complejo, la omnipresencia de la tecnología y los medios de comunicación y las crisis ambientales— ha provocado graves consecuencias en nuestra salud mental. Según la Secretaría de Salud, en los últimos años, los casos de ansiedad en México han aumentado en 75%. Por otro lado, de acuerdo al Instituto Mexicano del Seguro Social, 75% de los mexicanos padece fatiga por estrés laboral.

Es urgente encontrar medidas colectivas para darle la vuelta a esta situación, de otra manera, el estrés, la ansiedad y la depresión podrían convertirse pronto en los más graves problemas de salud pública. Por otro lado, sí es posible que el estado de salud mental de la población tenga que ver con el desarrollo de algunos procesos de violencia. 

Ayudarse es vital y debemos tomar todas las herramientas para sentirnos mejor y, en una escala un poco más amplia, hacer sentir mejor a otros. Sin duda hay muchas estrategias que se pueden aplicar: terapias, cambios en el entorno, meditación. Por otro lado, en la tierra mexicana siempre ha habido medicina disponible en la forma de plantas curativas.

También en Más de México: Remedios y consejos mexicanos contra la depresión contemporánea

Sí: México es el segundo país con más plantas medicinales del mundo y estas podrían transformarse en una alternativa ideal, accesible y saludable para ayudar a disminuir algunos padecimientos ligados a las enfermedades mentales (aunque no sustituyen los tratamientos clínicos, sino que los complementan).  

gomitas-antiestres-plantas-medicinales-mexicanas-medicina-tradicional

Con todo esto en mente, un grupo de estudiantes de la carrera de Ingeniero en Biotecnología del Tecnológico de Monterrey (Estado de México) crearon GOM: gomitas medicinales hechas con plantas mexicanas. Sin duda una alternativa muy rica y contemporánea para cuidarse cotidianamente.

La línea de gomitas GOM se concentra en tres afecciones que, como estos jóvenes mexicanos investigaron, son comunes entre los estudiantes y, cada vez más, entre la población en general: hay gomitas relajantes, digestivas y antigripales. Además de ser deliciosas, contienen extracto de plantas como pasiflora y valeriana (para relajarte); zapote blanco, boldo y manzanilla (que ayudan con las infecciones).  

gomitas-antiestres-plantas-medicinales-mexicanas-medicina-tradicional

“Con las relajantes puedes aminorar el estrés, la antigripal da un apoyo a tu sistema inmunológico para evitar enfermedades y la digestiva es muy buena para prevenir gastritis y colitis por la mala alimentación” explicó Pamela Jiménez, estudiante que participó en la creación de GOM.

Por el momento, las gomitas no están a la venta, pero ya fueron probadas con éxito dentro de la comunidad universitaria y pronto podrían estar disponibles para el público en general. Sin duda hay que estar atentos para apoyar este increíble proyecto hecho por un grupo de jóvenes mexicanos que entendieron bien lo importante que es volver a la tierra, en busca de bienestar.

También en Más de México:6 ansiolíticos naturales mexicanos

5 plantas medicinales para tus “achaques” contemporáneos

La vida contemporánea es dura, pero la tierra mexicana tiene la cura pa’ todo mal…

La vida contemporánea es dura. Y aunque, probablemente, en la práctica sea menos compleja que antes —porque estamos rodeados de infraestructura, medios de comunicación y, la accesibilidad es lo que más nos importa— no deja de ser muy difícil.

Los ritmos de nuestro tiempo son ultra acelerados y la tecnología nos demanda muchísima atención; la necesidad de producir es enorme y cada vez somos más, así que desplazarse es más difícil y habitar el espacio público, más pesado.

Tal vez lo más grave: nos hemos alejado un montón de la naturaleza. No importa si estás en un pueblo o en una ciudad: el concreto domina en la tierra y nuestro interés por el campo está decayendo cada vez más rápido. Y ni hablar de nuestros hábitos alimenticios y de la enorme contaminación, que, evidentemente también tienen un impacto fuerte en la salud cotidiana.

Así, vivimos con un enorme abanico de “achaques”, que solo son síntoma de nuestra mala calidad de vida o manifestaciones del gran estrés al que estamos sometidos. Por suerte, la tierra mexicana tiene la cura para todo mal y lo mejor: los remedios naturales casi siempre están libres de efectos secundarios y tienen preciosos super justos. Así, te presentamos 5 plantas medicinales que te urge empezar a consumir:

También en Más de México: ¿Sabías que México es el segundo país con más plantas medicinales del mundo?

Árnica

A los millennials todo les duele, especialmente el cuello, espalda y hombros. No puede ser coincidencia: el uso ininterrumpido de las computadoras y los celulares nos la está cobrando. Además, los problemas gastrointestinales son otra constante. Por suerte, hay una planta increíble que resuelve ambos al mismo tiempo. Se trata del árnica. La puedes tomar como infusión o puedes aplicarla en crema o gel.

El árnica ayuda a disminuir el dolor y en infusión también sirve para reducir los mareos. Pero su función más importante es que es desinflamatoria. De hecho, recientemente un grupo de investigadores de la UNAM descubrió que esta propiedad transforman a los derivados del árnica en un aliado contra el cáncer de colón, por cierto, el cuarto tipo de cáncer más frecuente.

Epazote

plantas-medicinales-mexicanas-propiedades-cura-enfermedades

Esta planta aromática es deliciosa. Pero, además de ser el sabor dominante en nuestros amados esquites, tiene múltiples propiedades medicinales. Llena de fibra, vitaminas (como A, C, B& y ácido fólico) y minerales (calcio, el selenio, el potasio, el zinc, el fósforo y magnesio), el epazote también es antiparasitario, antiinflamatorio, antiespasmódico (perfecto para el dolor de panza y los cólicos menstruales) y antiácido. Tómalo en infusión o prepara una pasta, moliendo el epazote con un poquito de agua y aplícalo sobre heridas o golpes.

Pelo de elote

plantas-medicinales-mexicanas-propiedades-cura-enfermedades

Nunca tires los pelos del elote. Entre la contaminación y el calor intenso de nuestros tiempos, la deshidratación es constante y también las enfermedades de riñones, vías urinarias y la retención de líquidos. Los pelos de elote son un potente diurético, tomados en infusión. Ayudan así a calmar el dolor en riñones, desinflamarlos y a orinar con saludable frecuencia.

Toronjil

plantas-medicinales-mexicanas-propiedades-cura-enfermedades

El toronjil es una planta increíble. Su sabor es dulce y cítrico. Si sufres ansiedad, ataques de pánico, estrés o migrañas, este es el remedio natural que estás buscando. La infusión de toronjil es relajante, ayuda a conciliar el sueño y tiene un efecto analgésico, por eso ayuda también con dolores de cabeza y menstruales.

Manzanilla

plantas-medicinales-mexicanas-propiedades-cura-enfermedades

¿Te acuerdas cuando en la escuela para todo te daban tecito de manzanilla y no te lo quisiste tomar? Pues aquí van las razones para arrpentirte: la manzanilla es antiinflamatoria, así que ayuda con malestar estomacal, cólicos y dolores musculares. Además calma la ansiedad y tiene un ligero efecto antidepresivo. Por si fuera poco, la infusión de manzanilla, sin azúcar ni miel, sirve para limpiar e hidratar tus ojos, que constantemente sufren por la contaminación y la luz incesante de las pantallas.

*Imágenes: Creative Commons.

¿Sabías que México es el segundo país con más plantas medicinales del mundo?

Las plantas medicinales tienen que volver a nuestro imaginario (y uso) cotidiano. Son un regalo natural que no podemos desaprovechar.

México es el segundo país del mundo con más plantas medicinales registradas. Los pueblos indígenas lo saben y, por eso, en muchas comunidades sigue siendo cotidiano su uso para librarla de muchos males del cuerpo, la mente (y hasta el espíritu).

Sin embargo, han perdido presencia en otras realidades colectivas, tal vez porque su uso y consumo no ha sido regulado de acuerdo a ciertos parámetros que los consumidores en general consideran aceptables. Pero como explica Juana Rodríguez y Betancourt, presidenta de la Academia Nacional de Ciencias Farmacéuticas, urge que las plantas medicinales sean usadas y reconocidas.

No solo porque tienen un montón de propiedades y porque están ligadas a una preciosa tradición que nos vincula intensamente con la tierra y la naturaleza, también porque podrían convertirse en productos medicinales de acceso fácil y económico. Por otro lado, es vital cuidarlas: muchas de las plantas medicinales que se pueden encontrar en estas tierras son endémicas y podrían extinguirse si se sobreexplotan.  

Aunque sólo conociéndolas a profundidad y apreciando sus usos, les daremos valor suficiente como para usarlas, sin dejar de cuidarlas. Afortunadamente, a través de las tradiciones orales y las costumbres familiares se ha distribuido la experiencia de tratar distintas enfermedades con plantas tradicionales. Todos sabemos un poco sobre el asunto y lo recomendamos con convicción porque lo hemos probado.

Sin duda, la medicina tradicional es una de los aspectos más resilientes de nuestra cultura y el llamado contemporáneo es a tomarla muy en serio, pues promete ser una medicina sustentable, menos violenta, incluyente y ligada a un espectro amplio de creencias que se tiñe igual de lo científico y de lo simbólico.

También en Más de México: Guía práctica de plantas medicinales mexicanas