Arte en aguacate: delirio creativo en Instagram alrededor de este alimento (GALERÍA)

Deliciosos fractales y otras intrigantes figuras que adornan a la fruta mexicana que está de moda en todo el mundo (y un poco sobre el lado oscuro de esta tendencia).

El aguacate está de moda. ¿Y por qué no? Esta deliciosa fruta mexicana ha sido revalorada entre los millennials por sus increíbles beneficios nutricionales, su versatilidad y también por ser irremediablemente “instagrameable”.

Aunque esta tendencia tiene un lado oscuro que cada vez es más evidente; pues las consecuencias sociales y medio ambientales de su producción masiva son muy graves. Y, claro, que este no es un llamado a no comer aguacate —y menos a dejar de tratarlo como la joya natural que es. Pero si has de amar al aguacate, debes hacerlo con conciencia.

Arte en aguacate

arte-aguacate-diseno-fractales-dibujos

La textura, el verde brillante y la simetría son solo algunas de las cualidades de esta hermosa fruta que nos inspiran, no solo a tomarle miles de fotos para compartirlas en nuestras redes sociales o a comerlo en cientos de recetas, también a hacer “arte en aguacate”. 

Esta curiosa práctica que recorre al planeta ha resultado en intrincados diseños efímeros y orgánicos, que no pueden menos que sorprendernos. Sin planearlo, el mundo entero le está haciendo un delicioso homenaje a uno de los ingredientes mexicanos más icónicos. Y esto nos encanta. Sí: el aguacate ha probado ser el lienzo perfecto para el diseño contemporáneo que —entre el ocio y la eterna paciencia— talla fractales ultra precisos en su suculenta pulpa.  

Y, porque hoy nada vale si no es compartido, estas creaciones están presentes por todos lados, para que suspendas tu cotidianidad (o pongas a prueba tu tripofobia) y te pierdas en el laberinto que es la belleza del aguacate.

También en Más México: ¿Por qué el aguacate debió extinguirse hace millones de años?

Consumo sensible de esta joya verde

arte-aguacate-diseno-fractales-dibujos

Pero no todo es delicioso. Aunque nos encanta que este elemento clave de nuestra gastronomía esté conquistando el corazón de todos; el amor por el aguacate ha probado ser demasiado y, tristemente, está arrasando con los bosques de algunos estados mexicanos.

Mientras que podríamos pensar que esta fiebre por el “oro verde” nacional es una buena noticia para nuestra economía; la verdad es que, para nuestra ecología y paz social, no lo es tanto. 

Como se explica aquí, según el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria y Forestal (INIFAP), el aguacate es un cultivo delicado y muy exigente, requiere mucho espacio y “altas concentraciones de pesticidas y fertilizantes, que contaminan los mantos freáticos, los arroyos y todos los cuerpos de agua”, sin contar los efectos en personas y animales.

Por eso, su siembra extensiva ha significado la pérdida de, por lo menos, medio millón de hectáreas de bosque. Además, este uso del bosque, implica cambios extremos en el uso del territorio de las comunidades y el despliegue de terribles dinámicas de violencia, resultado de la disputa por controlar su producción (entre otras cosas).

arte-aguacate-diseno-fractales-dibujos

Te interesa (y mucho): El aguacate es delicioso, pero está arrasando los bosques de Michoacán: ¿qué hacer?

Entonces ¿cómo ser un consumidor sensible de aguacate? Lo primero, es valorarlo. Cómelo con conciencia, cómelo despacio y no en exceso. Pero, además, puedes cambiar tu clásico “aguacate Hass”, por variedades no tan comunes, pero posiblemente más sustentables como el aguacate criollo, que sabe un poquito distinto, pero igual es delicioso (y seguro sirve para hacer fantásticas esculturas). 

El aguacate criollo suele ser vendido en los mercados, por las mismas personas que lo siembran en sus terrenos o jardínes. Así te aseguras de apoyar la economía de tu localidad y financiar un proceso de cultivo muy distinto, más tradicional y ecológico. ¿Te animas a probarlo?

También en Más de México: ¿Quieres ayudar a México en serio? Necesitas empezar a comer estas 4 cosas ya

Comer tacos al pastor es bastante saludable, te lo demostramos 🎥

Los tacos: un paraíso de sabor con pocas calorías. Mira por qué es bueno comerlos.

Un estudio de la Universidad de las Américas de Puebla determinó que comer tacos al pastor es mucho más sano que una barrita de granola. 

Contrario a la creencia popular, uno o dos tacos han demostrado ser un auténtico “snack” dietético, porque está lleno de proteína (por lo que te deja satisfecho por mucho más tiempo); tiene mucha menos grasa que las botanas convencionales; no tiene azúcar, y es delicioso.

También en Más de México: “Las crónicas del taco” es la deliciosa serie nueva de Netflix (TRAILER)

Sí: un taco al pastor puede contener entre 200 y 300 calorías, mientras que una “barrita” puede tener entre 200 y 400 por porción (y a veces las porciones son engañosas). Además estas contienen más de 11 gramos de azúcar (un par de cucharaditas de café). 

Considerando esta información, ¿tú qué prefieres?: ¿taco al pastor o barrita de granola?

También en Más de México: El 95% de los chilangos vive en la “cuenca taquera”: mira este suculento mapa

El origen de la receta del guacamole nos remite a Quetzalcóatl y el erotismo

El aguacate tenía una connotación erótica para los mexicas, por lo cual las mujeres no pudieran recolectar estos frutos pues simbolizaban testículos.

El guacamole se cuenta sin duda entre las mayores delicias de la comida mexicana. No es casualidad que su popularidad se haya universalizado y que se consuma cotidianamente por miles de personas. La leyenda cuenta que esta exquisitez habría sido legada por Quetzalcóatl a los Toltecas para que disfrutasen del maravilloso resultado de combinar aguacate (machacado), chile y jitomate. Eventualmente, con la llegada de insumos de otros lugares, vía los conquistadores españoles, a la receta se agregarían ocasionalmente otros ingredientes como cebolla, limón, pimienta, ajo o cilantro.

El origen de la palabra ahuacamolli, en náhuatl, proviene de ahuacatlaguacate / testículosy molli mezcla. Como dato curioso, el aguacate tenía una connotación erótica para los aztecas, provocando que las mujeres no pudieran recolectar estos frutos pues simbolizaban testículos.  

En su libro The Essential Cuisines of Mexico, Diana Kennedy ha coleccionado una serie de recetas de diferentes regiones de México. Se trata de un acervo de años de investigación sobre la gastronomía mexicana y su dinámica entre el arte, la cocina y la degustación. En el la autora recomienda que para la preparación del guacamole jamás se use una licuadora, sino un molcajete en el que se muelan los ingredientes y, al final, se le agrega el aguacate para machacarlo.

 Esta receta es la que Kennedy recomienda:

molcajete, guacamole, comida mexicana

Qué hermosa mezcla es la del aguacate, su verde pálido, resaltándose con el verde oscuro del cilantro y el tono rojizo del jitomate. Su belleza es definitivamente intensificada si se sirve en un molcajete en el cual se ha preparado y en donde pertenece. –¡Nunca, nunca use una licuadora para convertir el aguacate en una mezcla homogénea y suave!– Si no posee un molcajete, entonces use una licuadora para los ingredientes base y después amase el aguacate a mano. 

El guacamole en México se come usualmente al principio de las comida, acompañado de una pila de tortillas calientes recién hechas u otras botanas –snacks–, como chicharrón o carnitas. También puede acompañarse con un plato de tacos. Es tan delicado que es mejor comerlo cuando se prepara. Para mantenerlo fresco, se recomienda cubrirlo de la luz y el aire, dejándolo hermético –aunque sólo lo mantendrá fresco en un lapso de tiempo breve; es casi inmediato que el delicado verde se tornará oscuro y el sabor fresco y delicioso se perderá. 

Ingredientes:

2 cucharadas de cebollas finamente picadas, 4 chiles serrano finamente picados, 3 cucharadas de cilantro finamente cortado, sal al gusto, 3 aguacates grandes y 115 g de jitomate finamente cortado. 

Preparación: 

– Muela en conjunto la cebolla, los chiles, el cilantro y la sal al gusto.
– Corta los aguacates por la mitad, quitándoles el hueso y exprimiéndole la pulpa de las cáscaras.  Machácalos y agrega a la base de los chiles para obtener una consistencia con cierta textura. Reserva una cucharada de jitomate y agrega el resto. Ajusta la sazón y vierte después el resto del jitomate, la cebolla y el cilantro picados.
– Sirve inmediatamente a temperatura promedio junto con tortillas, tostadas e inclusive carnitas. No se recomienda meterlo al refrigerador.

*Imágenes: 1) mylatinatable.com; 2) Rusttica

 

 

¿Por qué el aguacate debió extinguirse hace millones de años?

Es parte de los alimentos considerados como parte del anacronismo evolutivo (para fortuna nuestra).

El aguacate es uno de los alimentos mexicanos más arropados en el mundo por la globalización. Además de sus propiedades nutritivas increíbles, como el poseer prácticamente a toda la familia de vitaminas y de contener prácticamente la totalidad de los minerales que tu cuerpo necesita, tiene un delicioso sabor que pareciera inclasificable.

Sus curiosidades no paran ahí. Por crecer en un árbol habría de ser clasificado como un fruta, sin embargo lo es como una semilla; y en algunos casos es considerado dentro de las verduras. Y quizá su más grande extrañeza es que, por su “fisonomía”, este debió haberse extinto hace millones de años.

aguacate debió extinguirse hace millones de años

Primero era comido por los gonfotéridos, animales enormes parecidos a los elefantes actuales, entre los periodos conocidos como Mioceno y Plioceno. Estos, por sus grandes fauces, arrancaban el aguacate entero y masticaban la semilla. Todo en la historia de la evolución apuntaba a que su extinción estaría a la par de los dinosaurios y animales enormes. Sin embargo, hoy sigue aquí. Un fenómeno extraño pues esta semilla representa un verdadero peligro para los animales actuales.

En su libro The Ghosts of Evolution, Connie Barlow, explica este fascinante fenómeno denominado “anacronismo evolutivo”:

La estrategia de propagación del aguacate hacía mucho sentido a lo largo de la larga existencia de su linaje; hasta el momento presente. Incluso después de trece mil años, el aguacate no tiene idea de que los grandes mamíferos ya no existen. Para el aguacate, los gonfotéridos y los perezosos terrestres aún son posibilidades reales. Ladrones de pulpa como nosotros cosechamos los beneficios.

Aunque en inglés, en el siguiente video es explicado cómo tanto el aguacate como otros frutos de grandes dimensiones debieron extinguirse hace años.