¿Por qué el aguacate debió extinguirse hace millones de años?

Es parte de los alimentos considerados como parte del anacronismo evolutivo (para fortuna nuestra).

El aguacate es uno de los alimentos mexicanos más arropados en el mundo por la globalización. Además de sus propiedades nutritivas increíbles, como el poseer prácticamente a toda la familia de vitaminas y de contener prácticamente la totalidad de los minerales que tu cuerpo necesita, tiene un delicioso sabor que pareciera inclasificable.

Sus curiosidades no paran ahí. Por crecer en un árbol habría de ser clasificado como un fruta, sin embargo lo es como una semilla; y en algunos casos es considerado dentro de las verduras. Y quizá su más grande extrañeza es que, por su “fisonomía”, este debió haberse extinto hace millones de años.

aguacate debió extinguirse hace millones de años

Primero era comido por los gonfotéridos, animales enormes parecidos a los elefantes actuales, entre los periodos conocidos como Mioceno y Plioceno. Estos, por sus grandes fauces, arrancaban el aguacate entero y masticaban la semilla. Todo en la historia de la evolución apuntaba a que su extinción estaría a la par de los dinosaurios y animales enormes. Sin embargo, hoy sigue aquí. Un fenómeno extraño pues esta semilla representa un verdadero peligro para los animales actuales.

En su libro The Ghosts of Evolution, Connie Barlow, explica este fascinante fenómeno denominado “anacronismo evolutivo”:

La estrategia de propagación del aguacate hacía mucho sentido a lo largo de la larga existencia de su linaje; hasta el momento presente. Incluso después de trece mil años, el aguacate no tiene idea de que los grandes mamíferos ya no existen. Para el aguacate, los gonfotéridos y los perezosos terrestres aún son posibilidades reales. Ladrones de pulpa como nosotros cosechamos los beneficios.

Aunque en inglés, en el siguiente video es explicado cómo tanto el aguacate como otros frutos de grandes dimensiones debieron extinguirse hace años. 

Mejor que pique: los increíbles beneficios de sazonar con chile

El chile no sólo es suculento por la experiencia sensorial que transmite, también por sus amplios y comprobados beneficios para la salud.

 

beneficios-chile-salud-estudios-demuestran-propiedades-capsaicina-chile-sustituto-sal-5

Este cultivo, del cual en México crecen hasta 64 tipos distintos, es un distintivo gastronómico de México. Fue domesticado por hombres mesoamericanos hace siglos, quienes encontraron en él una gama increíble de propiedades medicinales  —analgésicas y antioxidantes, y muchas más—. A ello, se suman recientes descubrimientos que demuestran que este alimento picoso es un potente agente anticancerigeno

Recientemente se ha comprobado otra de sus magnificas virtudes: el chile puede de ser un gran sustituto de la sal. Un estudio publicado por la American Heart Association’s Journal comprobó que el chile puede servir para mitigar las graves consecuencias asociadas al alto consumo de sodio, como la alta presión arterial, la diabetes y las enfermedades en los riñones.

beneficios-chile-salud-estudios-demuestran-propiedades-capsaicina-chile-sustituto-sal-3

Los investigadores encontraron, en una prueba realizada con más de 500 adultos, que aquellos que consumen chile rebajan su consumo de sal de manera considerable, disminuyendo así su nivel arterial y sanguíneo. Y es que el químico principal de este cultivo, la capsaicina, estimula las mismas zonas cerebrales que la sal —estas son la ínsula y la corteza orbitofrontal—, haciendo creer al cerebro que está consumiendo sal.

Así, el chile no sólo es suculento por la experiencia sensorial que transmite —la cual es casi adictiva, al estimular también zonas del cerebro que se activan en momentos de peligro—, también por sus amplios y comprobados beneficios. Aunado a ello, la gama de sabores que puede transmitir y las formas que puede adoptar, ya sea en salsas o como ingrediente en infinidad de guisos y recetas, no conoce límites. 

salsas mexicanas

Si bien el estudio fue hecho pensando en el consumo de este cultivo en la cocina asiática, también es una muestra más de lo mucho que nuestra tradición culinaria tiene que ofrecer. Nuestra cocina presenta un menú saludable y repleto de beneficios, el cual  puede constituir, incluso, la dieta vegana ideal. Y afortunadamente, el chile es un ingrediente clave de ese menú, siendo indispensable en casi cualquier platillo mexicano que se pueda pensar: Mole, gucamole, enchiladas, tacos, tamales, sopas, una infinidad de salsas e incluso en bebidas de chocolate.

Así, no tenemos que irnos muy lejos ni estar a merced de salsas comerciales. Podemos comprar salsas hechas artesanalmente o prepararlas nosotros mismos, con recetas exquisitas como esta de la etnia indígena de los Pames, en San Luis Potosí. Un privilegio más de habitar territorio mexicano.

 

*Imágenes: 2) Flickr Steve Bridger

Retratos de mexicanos comiendo chile (FOTOS)

Gestos de sufrimiento y a la vez placer resaltan en esta fascinante serie fotográfica.

Más que una simple especia para sazonar, el chile es símbolo cultural de México, y con cierto sentido metafórico, también puede serlo genético, pues ha estado con nosotros desde tiempos inmemoriales. 

Para Jozef Ibarr, el fotógrafo detrás de la serie Los enchilados, hay una fascinación del mexicano en torno al chile. Comerlo es como una metáfora del riesgo: el mexicano busca satisfacer, comiendo chile, una necesidad por la emoción fuerte, mediante el reto de ver cuánto se aguanta la enchilada.

Pero ¿de dónde nos viene ese extraño placer por el sufrimiento que produce el acto de comer chile? Esa necesidad que nos conduce a querer experimentar el picor (e incluso se nos haga agua a la boca al pensarle) tiene que ver con lo que algunos investigadores llaman reverso hedonista. Además, el chile ha estado presente desde hace siglos en nuestra cultura, pues está comprobado que esta colorida hortaliza fue cultivada desde el año 7000 al 2555 a. C. en las regiones que hoy corresponden a Puebla y Tamaulipas.

Para este peculiar alimento, en el México antiguo se tenían los términos en náhuatl de cococ, cocopatic y cocopalatic, mismos que ayudaban a definir la gran variedad de chiles según su picor, habiendo los picantes, los muy picantes y los picantísimos. Los hay tan picantes que, según consta en los códices Florentino y Mendocino, había chiles que se usaban militarmente a manera de granadas, valiéndose los guerreros del humo de los chiles secos arrojados al fuego para ahuyentar al enemigo.

Precisamente, para la serie fotográfica que aquí te mostramos, Jozef Ibarr se valió de un tipo de chile que los antiguos mexicanos seguro etiquetarían como cocopalatic: el famoso chile habanero, o capsicum chinense, cuyo pequeño tamaño y bella gama de colores anaranjados esconden una intensidad de picor que pocos aguantan.

Sin duda Ibarr logró captar, en toda su riqueza, lo que permanece como un misterio rodeado de distintas hipótesis: el porqué al mexicano le encanta enchilarse. Indiscutiblemente, el acto de enchilarse constituye un gran y mágico rasgo de nuestra identidad (que es posible ejemplificar en cientos de hilarantes muecas).

enchilados-chile-alex-surdo-amiga-marta

enchilados-chile-alex-surdo-amiga-euri

enchilados-chile-alex-surdo

enchilados-chile-adulto

enchilados-chile-rafa

enchilados-chile-oli

enchilados-chile-nino-ultimo

enchilados-chile-mujer-2

enchilados-chile-marta

enchilados-chile-marisol

enchilados-chile-mama-perla

enchilados-chile-mama-pam

enchilados-chile-mama-nina

enchilados-chile-mama-flor

enchilados-chile-luly

enchilados-chile-habanero-mujer

enchilados-chile-habanero-karla

enchilados-chile-habanero-hombre

enchilados-chile-habanero-felipe

enchilados-chile-habaner-chica-azul

enchilados-chile-habaner-chica

enchilados-chile-flor

enchilados-chile-felix

enchilados-chile-esposo-karla

enchilados-chile-chica-lengua-redonda

enchilados-chile-arturo

 

*Imágenes: Jozef Ibarr

El origen de la receta del guacamole nos remite a Quetzalcóatl y el erotismo

El aguacate tenía una connotación erótica para los mexicas, por lo cual las mujeres no pudieran recolectar estos frutos pues simbolizaban testículos.

El guacamole se cuenta sin duda entre las mayores delicias de la comida mexicana. No es casualidad que su popularidad se haya universalizado y que se consuma cotidianamente por miles de personas. La leyenda cuenta que esta exquisitez habría sido legada por Quetzalcóatl a los Toltecas para que disfrutasen del maravilloso resultado de combinar aguacate (machacado), chile y jitomate. Eventualmente, con la llegada de insumos de otros lugares, vía los conquistadores españoles, a la receta se agregarían ocasionalmente otros ingredientes como cebolla, limón, pimienta, ajo o cilantro.

El origen de la palabra ahuacamolli, en náhuatl, proviene de ahuacatlaguacate / testículosy molli mezcla. Como dato curioso, el aguacate tenía una connotación erótica para los aztecas, provocando que las mujeres no pudieran recolectar estos frutos pues simbolizaban testículos.  

En su libro The Essential Cuisines of Mexico, Diana Kennedy ha coleccionado una serie de recetas de diferentes regiones de México. Se trata de un acervo de años de investigación sobre la gastronomía mexicana y su dinámica entre el arte, la cocina y la degustación. En el la autora recomienda que para la preparación del guacamole jamás se use una licuadora, sino un molcajete en el que se muelan los ingredientes y, al final, se le agrega el aguacate para machacarlo.

 Esta receta es la que Kennedy recomienda:

molcajete, guacamole, comida mexicana

Qué hermosa mezcla es la del aguacate, su verde pálido, resaltándose con el verde oscuro del cilantro y el tono rojizo del jitomate. Su belleza es definitivamente intensificada si se sirve en un molcajete en el cual se ha preparado y en donde pertenece. –¡Nunca, nunca use una licuadora para convertir el aguacate en una mezcla homogénea y suave!– Si no posee un molcajete, entonces use una licuadora para los ingredientes base y después amase el aguacate a mano. 

El guacamole en México se come usualmente al principio de las comida, acompañado de una pila de tortillas calientes recién hechas u otras botanas –snacks–, como chicharrón o carnitas. También puede acompañarse con un plato de tacos. Es tan delicado que es mejor comerlo cuando se prepara. Para mantenerlo fresco, se recomienda cubrirlo de la luz y el aire, dejándolo hermético –aunque sólo lo mantendrá fresco en un lapso de tiempo breve; es casi inmediato que el delicado verde se tornará oscuro y el sabor fresco y delicioso se perderá. 

Ingredientes:

2 cucharadas de cebollas finamente picadas, 4 chiles serrano finamente picados, 3 cucharadas de cilantro finamente cortado, sal al gusto, 3 aguacates grandes y 115 g de jitomate finamente cortado. 

Preparación: 

– Muela en conjunto la cebolla, los chiles, el cilantro y la sal al gusto.
– Corta los aguacates por la mitad, quitándoles el hueso y exprimiéndole la pulpa de las cáscaras.  Machácalos y agrega a la base de los chiles para obtener una consistencia con cierta textura. Reserva una cucharada de jitomate y agrega el resto. Ajusta la sazón y vierte después el resto del jitomate, la cebolla y el cilantro picados.
– Sirve inmediatamente a temperatura promedio junto con tortillas, tostadas e inclusive carnitas. No se recomienda meterlo al refrigerador.

*Imágenes: 1) mylatinatable.com; 2) Rusttica