Así pudo haberse visto el suculento banquete que Moctezuma ofreció a Hernán Cortés

Lo que realmente impresionó a los conquistadores fue la infinita abundancia de esta tierra, que encontró su máxima expresión en los inmensos banquetes de Moctezuma.

Sobre todas las cosas, la llegada de los españoles a México significó una suerte de borrón y cuenta nueva en la historia humana. Durante este encuentro intenso, las posibilidades del mundo se abrieron infinitamente. Sin duda para todos los involucrados debió significar, por lo menos, una enorme sorpresa. 

moctezuma-mesa-banquete-hernan-cortes-comida-prehispanica
Imagen: National Geographic

Los suculentos banquetes de Moctezuma

moctezuma-mesa-banquete-hernan-cortes-comida-prehispanica
Códice Florentino

Por su parte, Hernán Cortés y el resto de los conquistadores quedaran fascinados con la infinita —y, al mismo tiempo, humilde— abundancia de esta tierra nueva; que, en ese entonces, encontró su máxima expresión en los inmensos banquetes del emperador Moctezuma. 

El mismo Cortés escribió en su Segunda Carta de Relación que a Moctezuma se le servían trescientos o cuatrocientos platos, entre carnes, pescado, fruta y hierbas y que estos se mantenían calientes al ser posados sobre braseros. 

moctezuma-mesa-banquete-hernan-cortes-comida-prehispanica

El cronista fray Francisco de Aguilar, por su parte, detalla que al emperador se le servían ranas, ajolotes, tortillas (que encantaban a los conquistadores), ensalada de nopales, escamoles, salsas, elotes endulzados con miel y frutas como mamey, zapote, chirimoya, pitaya, capulines, tunas y una versión prehispánica de los tamales. Y con estas delicias recibió en su mesa el mexica a Cortés, cuando este llegó a Tenochtitlán el 8 de noviembre de 1519. 

La mesa del emperador

moctezuma-mesa-banquete-hernan-cortes-comida-prehispanica

Así —probablemente sin buscarlo— cuando tuvo lugar el complejo intercambio, esta tierra terminó por reconfigurar el perfil del mundo, dándole acceso a toda clase de exquisiteces. Entre ellas destacan algunos ingredientes que nacieron aquí, pero que hoy son vitales para casi todos: cacao, vainilla, jitomate y maíz son solo algunos de ellos.

moctezuma-mesa-banquete-hernan-cortes-comida-prehispanica

Y este encuentro —sin el cual simplemente los mexicanos hoy no existiríamos— es lo que celebra la peculiar instalación “La mesa de Moctezuma” instalada en La Casa de México en España con apoyo de la Academia Mexicana de Gastronomía y el Club de los Industriales.

Chiles, aguacate, maíz, calabaza, semillas de girasol, cacao, vainilla, achiote, epazote, chayote, mamey, guanábana, tejocote y otros favoritos del emperador se mezclan formando una suculenta, mística y aromática atmósfera en el recinto. Y para rendir homenaje, la mesa la preside una réplica del épico penacho de Moctezuma. 

México en la gastronomía del mundo

moctezuma-mesa-banquete-hernan-cortes-comida-prehispanica

Además de conmemorar los 500 años de la llegada de Cortés a Tenochtitlan, la muestra quiere recordarle al planeta entero la presencia indeleble de México y sus ingredientes en muchas otras culturas. El guajolote, por ejemplo, es una de las carnes que encantó a Cortés y a los conquistadores; igual que el maguey con el que se hace el tequila, explican responsables de la instalación.

Pero eso no es todo, como también señalan en entrevista para El País: “No existiría la pizza en Italia, no se podría cocinar un buen gazpacho aquí si no se hubiera producido este movimiento.” Ejemplos como ese hay miles y cada vez nos urge más sumergirnos en ellos. La comida siempre sobrepasa los límites que nuestros prejuicios culturales suponen y nos acerca a todos, incluso a pesar de nosotros mismos. 

También en Más de México: Así era el banquete que servían a Moctezuma

Aprende más sobre esta exposición y los eventos que se realizarán en torno a ella en la La Casa de México en España aquí.

Sobre la descendencia de Moctezuma que vive en Europa y México

Más allá del mito, aún hoy existen familias en España que son reconocidas como descendientes de Moctezuma; en México también.

Entre voces en la cultura popular se conoce que existen en México y Europa familias descendientes de Moctezuma II, pero ¿Qué tan real es esto?

Es muy real y durante cuatro siglos se hizo un pago conocido como la “pensión de Moctezuma”a estos descendientes; luego de la independencia se formalizó este adeudo histórico para estas familias y esta pensión se canceló hasta 1933 por mandato de la Secretaría de Hacienda.

El inicio de la descendencia de Moctezuma está marcado por su simbolismo; estos nobles fueron usados como emblema de poder, por ello fueron bautizados y casados con la nobleza española: el signo de la total dominación, la manera de romper con una dinastía sin mestizaje.

Moctezuma II el huey tlatoani (monarca) al momento de la llegada de los españoles en Tenochtitlán había concebido diecinueve hijos, sin embargo luego de la caída de la ciudad solo 4 quedaron vivos, dos de ellas fueron llevadas a España y se tiene registro de más de 200 familias descendientes de Motezuma, más de 2 mil descendientes según el investigador José Miguel Carrillo de Albornoz).

En México la descendencia de Moctezuma vino de su hija preferida, la última princesa mexica Tecuixpo Ixtlixóchitl (Flor Blanca o Copo de Algodón), luego bautizada como Isabel Moctezuma. Se cree que fue violada por Hernán Cortés, y de este funesto encuentro nació la primera española-mexica reconocida como tal: Leonor Cortés Moctezuma (quien por cierto nunca fue reconocida por su madre, en un acto, quizá, de sublevación).

Isabel Moctezuma estuvo casada cinco veces: primero con su tío Cuitláhuac, luego con Cuahutémoc (el último emperador mexica); con Alonso de GradoDon Pedro Gallego de Andrade y finalmente Juan Cano de Saavedra (todos los anteriores murieron). En total (contando a su hija con Cortés) Isabel tuvo 7 hijos, dos de ellas se hicieron monjas y uno sacerdote, de los demás nació la descendencia de Moctezuma en México, sobre todo de sus últimos dos matrimonios.

 

Sobre lo que se sabe de su descendencia en Europa

En Flandes existen actualmente más de 200 familias descendientes de dos hijas de Moctezuma Xocoyotzin, llevadas a España por los conquistadores y casadas con nobles españoles que se establecieron en la provincia flamenca. El barón de Welmont, ministro de Bélgica en México hace medio siglo, era uno de los descendientes de Moctezuma; también lo era el conde Billet Latour, quien casó con una nieta del emperador azteca; sus descendientes radican aun en Flandes. En enero de 1969 visitó México un grupo de 33 descendientes belgas de Moctezuma; ninguno de ellos hablaba español, pero todos se ufanan de la sangre azteca que corre en sus venas y tienen un interés especial por el país de su ilustre antepasado. (1)

Según el investigador Alejandro González Acosta, desde 1991 los herederos de la familia Miravalle en Granada han realizado gestiones para que aún se les pague la famosa “pensión de Moctezuma”. El mismo Benito Juárez había reactivado el pago de esta pensión a la familia Miravalle, en específico a Aureliano Serrano Trebuestro, octavo conde de Miravalle. Recientemente la familia Acosta en España también hizo gestiones para que se continué pagando esta pensión.

  

Sobre lo que se sabe de su actual descendencia en México

 

Hoy se tiene registro, por ejemplo, de Blanca Barragán Moctezuma, su abuela aún recibía las llamadas “pensiones de Moctezuma”. Tres primos de Blanca, Esteban, Pablo y Javier Moctezuma Barragán han sido políticos conocidos.

Aunque ya no reciben pensión, Blanca Barragán Moctezuma ha emprendido una lucha con ahínco por recuperar el penacho de su antepasado. Muchos de los descendientes de Moctezuma no llevan ya su apellido y como desde 1933 dejó de pagarse la “pensión del Moctezuma”, con el tiempo ha ido perdiéndose el registro de su descendencia, que desde luego, aún se encuentran entre nosotros.

 

*Fuentes:

1)Enciclopedia de México. Tomo IV. México, 1977. pp. 257-258

El Linaje de Moctezuma vive…. en España, Poceso, 16 septiembre 2010

Centro Histórico, Propiedad de los Miravalle, Ramón Alfonso Sallard,  El Universal, 26 de octubre 2011

¿Sabías que la antigua Tenochtitlán tenía un zoológico?

El palacio del emperador Moctezuma poseía, “además de grandes y cuidados parques y un jardín botánico, una notable colección faunística".

Si bien existen registros de zoológicos desde las épocas de las civilizaciones china y egipcia, estos sitios adquirieron su popularidad a partir de las colecciones privadas de animales exóticos que poseían los reyes. Quizá por esta razón, se reconoce que el primer zoológico del mundo fue la menagérie royal de Versailles –la real casa de fieras de Versailles– (1664) para Luis XIV.

Sin embargo, mucho antes de esta que esta casa de fieras tuviera lugar, estuvo el Totocalli –que en náhuatl quiere decir “casa de animales”– o el zoológico de Moctezuma. De acuerdo con los registros, este sitio existió durante el posclásico mesoamericano, durante el gobierno del huey tlatoani de la ciudad mexica de Tenochtitlán, Moctezuma Xocoyotzin –o Moctezuma II–,

Los registros españoles explican que el palacio del tlatoani poseía, “además de grandes y cuidados parques y un jardín botánico, una notable colección faunística”. Estaba ubicado al sudoeste del centro ceremonial, en el extremo opuesto al Templo Mayor; es decir,  actualmente en donde se encuentra el Templo de San Francisco de Asís o Templo de Madero, entre avenida Francisco I. Madero, 16 de septiembre, Gante y Eje Central Lázaro Cárdenas.

Zoológico de Moctezuma

Quien conoce esta zona, reconocerá las dimensiones de este zoológico mexica. Ahí era el  hogar de animales que eran traídos desde regiones alejadas, los cuales eran realmente usados para sacrificios religiosos. Dado que había un flujo constante de especímenes, los mexicas los mantenían en espera hasta la llegada de la fecha adecuada para brindarlos a los dioses. Además, hay investigadores que postulan que también eran usados para elaborar medicamentos.

Actualmente se sabe que el lugar tenía a su disposición 600 hombres, de los cuales 300 atendían exclusivamente a las “fieras” y los otros 300, a las aves –sin contar, además, a los numerosos “veterinarios” de la época–. Inclusive había quienes se encargaban de mantener gusanos, roedores, venados, gallinas y pavos, sólo para ser utilizados como alimento de las especies carnívoras.

El zoológico de Moctezuma contaba con seis colecciones en específico: los acuarios, la colección de fieras, de aves rapaces, de otras aves, reptilario y de humanos.

Los acuarios poseían 20 estanques, de los cuales 10 estaban destinados a las especies de agua salada, y los otros 10 para las de agua dulce. En ellos también se mantenían aves acuáticas, como las garzas, patos, ibis y flamencos.

La colección de fieras, por otro lado, estaba destinado únicamente para albergar a grandes mamíferos carnívoros; tales como jaguares, pumas, linces, lobos, coyotes, zorros, osos, ocelotes, felinos medianos, pecaríes y bisontes.

zoologico-de-moctezuma

La colección de aves rapaces mantenían desde grandes águilas hasta pequeños halcones. Este sector tenía una parte techada y con piso de cerámica, y otra parte al aire libre con un enmallado de madera. Mientras que en la colección de otras aves, destacaban los loros, guacamayos, pájaros pequeños y coloridos, quetzales y gallinas.

La colección del reptilario contenía a las especies más aborrecidas por el Viejo Continente. Entre ellas la serpiente, por lo que causó sorpresa que ahí se mantuvieran en cautividad numerosas especies y que hasta las reproducieran. Algunos de los recintos tenían forma de tinajas o cántaros grandes, destacando las víboras de cascabel, boas, cocodrilos, sapos y ranas.

La colección de humanos estaba a disposición de lo que antiguamente se consideraban “rarezas humanas”, personas con alguna alteración genética como jorobados, albinos, enanos o deformados.

*Imágenes: 1) lr21 ; 2) Youtube

La historia del español que apoyó a los mayas en su lucha contra los europeos

Gonzalo Guerrero fue ganándose la confianza y amistad de un jefe maya local en el caribe mexicano.

Algunas veces incluso en la historia oficial ocurren capítulos que son como paréntesis, salen de toda concordia respecto a su tiempo y también nos colman de esperanza en la especia humana.

Cuando en el mundo del siglo XVI toda Europa respiraba aires de conquista, algunos personajes comprendieron, por la fuerza de las experiencias, que la subyugación de otros humanos es simplemente contraria a nuestra naturaleza de igualdad, que tarde o temprano se manifiesta.

Bernal Díaz del Castillo, en sus famosas crónicas sobre la conquista de México, narra un episodio especial y loable. Se trata del caso de un español que había naufragado en las costas de Quintana Roo años antes de la llegada de Hernán Cortes a las tierras mexicanas.

Su nombre es Gonzalo Guerrero, y en 1519, mientras su carabela navegaba de Panamá a Santo Domingo esta naufragó, la tripulación sobrevivió usando botes salvavidas, luego de días a la deriva llegaron a las costas de Caribe, en Quintana Roo.

gonzalo guerrero español se hizo maya

Habían sobrevivido 20 tripulantes pero fueros sacrificados por los cocomes salvo por el fraile Jerónimo de Aguilar y Gonzalo Guerrero. Y el de este último fue un caso muy especial: luego de que lo hicieran preso, fue ganándose la confianza de los mayas…. Para 1521 Guerrero se había convertido ya en capitán del ejército local, bajo las órdenes de Nachan can, señor de Chactemal.

Nachan can, además de hacer a Guerrero capitán, lo casó con su hija, Zazil Há, con quien tuvo 3 hijos: presumiblemente, los primeros mestizos de México. Cuando Cortés escribió a Guerrero para que se uniese al bando español, le respondió que con el tiempo se había convertido en un guerrero maya, tenía 3 hijos con una indígena y su cara y orejas habían sido “labradas”. Es decir, se había convertido en un maya.

Probablemente cualquier persona en su búsqueda por sobrevivir se habría adecuado a las circunstancias como Guerrero lo hizo, aunque lo más magnético de esta historia es que la de este atípico español parece mucho más una de verdadero acercamiento entre dos seres antagónicos, una amistad que fue forjándose en la confianza… Finalmente Guerrero murió en 1536, al defender a los mayas de las tropas del capitán Lorenzo de Godoy.

*Imagenes: alolami.blogspot.com

Ana Paula de la Torre Diaz
Autor: Ana Paula de la Torre Diaz
Politóloga de carrera, colabora para diversas publicaciones digitales como Pijama Surf. Creadora del proyecto huenasnoticias.com Y pintora con bordadora ocasional ( http://bit.ly/2jkE8lD )