Estudiantes de la UDEM diseñan respiradores baratos y que funcionan sin luz

Ingenio mexicano en acción: un grupo de estudiantes de la UDEM crearon respiradores excelentes para ayudar con la pandemia de coronavirus.

La pandemia de Covid-19 que está azotando a México y al mundo llama a las grandes mentes a reinventarse y sacar lo mejor de sí mismas. Es necesario encontrar alternativas para mitigar los daños causados por el virus, especialmente para ayudar a los sectores vulnerables de la población, aquellos que no tienen acceso tan fácil a los servicios de salud y a equipos de alto costo, como los respiradores. Afortunadamente, un grupo de estudiantes de la UDEM parece que están a la altura.

Varios alumnos de la carrera de Ingeniería en Mecatrónica de la Universidad de Monterrey (UDEM), diseñaron un respirador de bajo costo para ayudar a los pacientes graves de Covid-19. Estos estudiantes cambiaron su proyecto de tesis para trabajar en el respirador, el cual iniciaron el 18 de marzo. El asesor del proyecto, Raúl Quintero, se basó en un modelo del 2010 del MIT, pero con modificaciones que lo adaptaran al mercado mexicano y a la situación de emergencia.

udem
Imagen de: Twitter UDEM

El respirador está establecido como un "Sistema de automatización de respiración de bajo costo". El objetivo principal es que este respirador sea lo más barato posible, para que sea fácilmente distribuible y accesible. El diseño es simple y cualquier persona lo puede fabricar y operar: el aparato tiene una parte electrónica y otra mecánica.

Los materiales que se utilizaron en el prototipo son baratos y de libre acceso, por lo que la gente lo podría reproducir en casi cualquier lugar, además de que sería sencillo y asequible producirlo en masa. El contraste de precios es abismal: un respirador tradicional cuesta entre 20 y 30 mil dólares, mientras que el "AMBUDEM-2020" se podría adquirir por menos de 3 mil pesos.

La pieza clave de la máquina es una ambu bag o bolsa autoinflable, la cual cuesta entre 500 y 800 pesos, mientras que el resto de los materiales se pueden conseguir por menos de 2 mil pesos. Además, el respirador puede ser operado de forma manual y con baterías de 12 voltios, lo cual lo hace ideal para su uso en lugares con acceso limitado a la electricidad o en situaciones de emergencia.

Por ahora, el proyecto de la UDEM está esperando patente. Para demostrar su efectividad, primero se probará en un pulmón artificial y luego, si pasa la prueba, se usaría en un paciente que lo necesite.

Conoce a las 5 científicas que están combatiendo al coronavirus en México.

*Imagen destacada de: UDEM