Recetas mexicanas para reconfortar el ánimo y apapachar el corazón

Si tu cuerpo necesita uno de esos platillos que disipa la tristeza y lo llena de alivio, no dejes de preparar estas maravillosas recetas mexicanas.

Durante los tiempos de crisis, la comida siempre es una buena compañera. Hay veces que, cuando nos sentimos tristes o abatidos, lo único que nos reconforta es un buen caldo o un delicioso postre. Además, es importante comer bien, ya que, si descuidamos nuestra alimentación, nuestro cuerpo se sentirá débil y es más fácil deprimirnos. Así que, si quieres preparar esos platillos que mejoran tu día y refinar tus habilidades culinarias en el proceso, checa estas recetas mexicanas, directo de las ingeniosas mentes y hábiles manos de los mejores chefs de México.

 

Sopa de verduras, Enrique Olvera

recetas-mexicanas
Imagen de: Sofía Probert

Comenzamos nuestra lista de recetas mexicanas con una entrada, que apapachará tu corazón y calentará tu alma. La clásica sopa de verduras es presentada en su mejor versión por Enrique Olvera, uno de los chefs más laureados de nuestro país. Como dice el propio Enrique: "Para mí y para todos los mexicanos, una buena sopa de verduras es sinónimo de hogar". Esta receta se basa en la que le preparaba su abuela cuando era niño. Recuerda que esta es una receta que se distingue por su adaptabilidad: el proceso es más importante que los ingredientes.

Ingredientes: 4 cucharadas de aceite de oliva extra virgen, una cebolla picada, 6 dientes de ajo picados, 3 chiles anchos asados, una taza de ayocotes rojos o blancos (frijoles), 2 papas pequeñas en rodajas, 4 zanahorias en rodajas gruesas, sal al gusto, 10 jitomates muy maduros, un ramo de acelgas picadas en trozos grandes, 1 taza de brócoli, una taza de coliflor, dos puñados de epazote picado, un par de hojitas de laurel y rodajas de limón, para servir.

recetas-mexicanas
Imagen de: Sofía Probert

Preparación: 1. Poner los frijoles y las hojas de laurel en una olla. Agregar agua suficiente. Cuando hierva, bajar el fuego. Cocinar los frijoles hasta que se puedan morder, pero antes de que estén bien suaves. Agregar la papa y la zanahoria y cocer durante 15 minutos. Retirar el laurel y agregar sal.

2. En otra olla, calentar el aceite de oliva. Cocer los chiles asados, el ajo y la cebolla hasta que acitrone. Agregar los jitomates, tapar y cocer por 20 minutos. Licuar bien.

3. Colar la mezcla y verterla en la olla con los frijoles y demás verduras. Agregar el brócoli, la coliflor, las acelgas y las hierbas y cocer durante diez minutos. Al servir, añadir las rodajas de limón.

 

Empanadas de mole, Guadalupe García de León del Paso

recetas-mexicanas
Cocina Práctica FB

Continuamos la lista de recetas mexicanas con un plato fuerte. Después de la deliciosa sopa de verduras, añadimos otro clásico mexicano: el mole. El mole es uno de los estandartes de la cocina de nuestro país, y se puede comer en muchas presentaciones. Probablemente sepas hacer pollo con mole o enchiladas de mole, pero nosotros te traemos otra alternativa: empanadas. Este platillo también puede funcionar como aperitivo o para picar, y pondrá a prueba tus habilidades culinarias; sin embargo, el esfuerzo lo vale.

Ingredientes: 120 g de mole almendrado en pasta, 300 ml de caldo de pollo, 350 g de pechuga de pollo cocida y deshebrada, 50 g de pasas picadas, sal y pimienta al gusto, medio kilo de pasta de hojaldre, una yema de huevo, harina, azúcar y ajonjolí blanco tostado.

recetas-mexicanas
Imagen de: cocinadelirante.com

Preparación: 1. En una olla, diluir el mole en pasta con el caldo de pollo y cocer durante 45 minutos a fuego bajo, moviendo de vez en cuando para que no se pegue. Agregar sal y pimienta si es necesario.

2. Añadir el pollo y las pasas. Si la preparación resulta demasiado líquida, dejar sobre el fuego hasta secar casi completamente. Dejar enfriar y reposar.

3. Extender la pasta de hojaldre sobre una superficie enharinada hasta obtener ½ centímetro de espesor. Con el cortador, hacer círculos y rellenar las empanadas. Cerrarlas presionando las orillas con un tenedor; refrigerar ½ hora.

4. Precalentar el horno a 200 °C. En una charola engrasada y enharinada, colocar las empanadas y barnizarlas con la yema batida. Espolvorear solo nueve empanadas con ajonjolí y hor­nearlas todas por 45 minutos o hasta que se doren. Al sacarlas de horno y mientras aún están calientes, bañar las que no tienen ajonjolí en azúcar y? ¡ya están listas!

 

Flan de cajeta y queso crema, Roberto Santibáñez

recetas-mexicanas
Imagen de: kiwilimon.com

Por último y para cerrar con broche de oro, el postre. Nuestra lista de recetas mexicanas no estaría completa sin algo que rellene ese huequito que siempre dejamos para lo dulce. Como se trata de que estos platillos nos apapachen, nos acatamos a otro clásico: el flan. Sin embargo, esta versión agrega un giro muy interesante y delicioso: el queso crema. Es la mejor manera de cerrar el menú y de terminar bien satisfecho. Es probable que te enamores de esta receta, y que los demás flanes ya no sepan igual después.

Ingredientes: media taza de azúcar, 2 cucharadas de agua, una cucharada de miel de maíz, una cucharadita de jugo de limón, media taza de leche, una lata de leche evaporada, 100 g de queso crema a temperatura ambiente, una lata de leche condensada, 300 g de cajeta, una cucharada de licor de café, una cucharadita de café instantáneo en polvo, 8 huevos y una pizca de sal.

recetas-mexicanas
Imagen de: milrecetas.net

Preparación: 1. Mezclar en una cacerola hasta disolver el azúcar, el agua, la miel de maíz y el jugo de limón. Cocer a fuego medio durante 4 minutos, bajar el fuego y cocer por unos minutos hasta que la mezcla se espese un poco más, pero sin quemarse. Cubrir con el caramelo el fondo de un molde para panqué de 23 x 13 centímetros, o un molde de rosca con las orillas rectas, o moldes individuales. Reservar.

2. Precalentar el horno a 170 °C. Licuar la leche, la leche evaporada y el queso crema; verter la mezcla en una cacerola mediana, añadir la leche condensada y la cajeta. Calentar a fuego medio, moviendo constantemente hasta que hierva. Retirar del fuego y añadir el licor de café y el café instantáneo.

3. Batir los huevos y la sal en un tazón mediano. Sin dejar de batir, incorporar la mezcla de leche y el queso hasta que se integren perfectamente. Verter sobre el molde con el caramelo.

4. Hornear a baño María con agua caliente durante una hora y media o hasta que el centro del flan quede firme, pero sin ser muy consistente. (No revisar el flan sino hasta después de transcurridos 1 hora y 20 minutos de horneado).

5. Retirar el flan del horno, sacar del baño María, dejar enfriar a temperatura ambiente y refrigerar mínimo 6 horas y máximo 1 día. Desmoldar el flan sobre un platón y bañarlo con el caramelo que haya quedado en el molde. Cortar el flan en rebanadas y adornar con trozos de oblea.

 

Si aún no estás satisfecho, encuentra más recetas mexicanas en estos 5 libros de cocina mexicana.

*Imagen destacada de: kiwilimon.com