Sobre la importancia de retomar la tradición de hacer comunidad en México (Entrevista con Pedro Kumamoto)

Pedro Kumamoto nos invita a dejar de esperar un mesías; México tiene las respuestas en sus tradiciones e historia: hacer más comunidad.

Por: Ana Paula de la Torre Diaz
septiembre 22, 2016

 

 

Debemos dejar la vieja idea de que vendrá un político a salvarnos, sino que como comunidad construiremos una política descentralizada.

Pedro Kumamoto

 

La historia de Pedro Kumamoto es sumamente especial. Este chico, cuando solo tenía 25 años, consiguió sin dinero y con un equipo en promedio de seis personas (a diario) hasta 8 mil 500 firmas físicas en sólo 40 días para alcanzar su candidatura independiente.

Muchos escépticos sobre el margen de acción de un candidato independiente quedaron sorprendidos cuando hace poco Kumamoto consiguió el concenso para eliminar el fuero en Jalisco (el candado que impide que a un político se le procese por algún delito), una victoria histórica.

También renunció recientemente al 70% de su sueldo y creó con su equipo un fondo llamado Germina (puedes checarlo en internet) para apoyar proyectos creativos y sociales en Jalisco.

Kumamoto viene de una organización social llamada Wikipolítica, y aún siendo legislador, en realidad aún forma parte de la sociedad civil. Quizá sea el primer politico verdaderamente ciudadano de México. La manera en la que incursionó en la política y el modo en que lo ha hecho hasta ahora lo han posicionado como una de las promesas para hacer política  de otra manera.

En esta entrevista, Pedro Kumamoto nos comparte su visión sobre el México actual y la manera en que interpreta sus posibilidades.

 

 ¿Cómo definirías la actualidad de México

Al menos a partir de dos emociones my importantes: es un momento de tocar fondo y tiene qué ver con la desigualdad, la corrupción, empezando con el presidente; en temas de medio ambiente, social, causas como Ayotzinapa, sí creo que estamos tocando fondo, pero habrá futuro.(…) Una señal sobre ello son los movimientos sociales para defender los derechos humanos, comunidades (que son casos inéditos en el mundo) como Cherán; espacios tecnológicos para conectarnos, hay muchos personajes, a pesar de las circunstancias, que buscan un modelo de país distinto, y tienen claro en qué sentido debe ir; todo ello se expresa en movimientos importantes.

 

¿Qué aspectos tradicionales que tenemos en México pueden inspirarnos o servirnos como referentes para transformar el México actual en el México que queremos? 

 

Aspectos milenarios de solidaridad como el apoyo, el milenario tequio o el trueque, espacios comunitarios… Los mexicanos reconocemos la importancia de lo común y podemos pensar cómo reestablecer lo común que el modelo actual ha desarraigado…. Los modelos de colaboración de nuestros pueblos indígenas, originarios, e incluso prácticas de colaboración que existen hoy en la periferia de las ciudades (proyectos y prácticas barriales) todas las respuestas están ahí, solo hay que voltearlas a ver…

 

¿Desde tu posición y tu experiencia, qué consejos darías a las nuevas generaciones de mexicanos?

Involucrarnos en lo político, dentro de la comunidad. A mi no me gustaría que personas de 60 años decidan cómo voy a vivir en 20 años; construir nosotros, y creo que debemos de construir una idea de proyecto de país donde quepamos todos. De entrada reconocer que como joven tienes intereses: quizá con el arte, con la autonomía alimentaria: que cada quien identifique cuál es su causa y desarrollar esta colaboracion entre todos. Enfocarnos en la colaboración, bajarle a los egos.

 

¿Dentro del actual panorama (cultura, política, economía) qué papel consideras que tiene la identidad cultural? ¿Es importante fortalecerla, alimentarla y hacerla consciente?

A mi me parece que de las identidades culturales hay que identificar lo bueno y lo que estamos cambiando de ello. Las tradiciones que son propositivas es importante preservarlas y entender que de las distintas posibilidades de encuentro con el otro se construyen nuevas realidades.

 

Para Pedro Kumamoto ¿qué significa ser mexicano?

Para mi es una identidad dentro de otra identidad. Yo antes de mexicano me defino como tapatío; yo no podría entenderme como mexicano si no entendiera lo mío, mi barrio, amigos, comidas… México es un mosaico de muchos amores, comida, parques; me hace ayudarme a comprender que México es una parte muy grande, que se construye desde lo micro en la diversidad; convivimos, construimos y cabemos.

 

¿Qué papel juega la ciudadanía para enfrentar los retos actuales del país?

Un papel central, debemos dejar la vieja idea de que vendrá un político a salvarnos, sino que como comunidad construiremos una política descentralizada, amplia; debemos dejar de creer que el presidente va a cambiar las cosas. Necesitamos acciones, acciones pequeñas pero articuladas con las instituciones. Las acciones cotidianas le dan sentido a tu vida pero también deben estar articuladas para influir en las instituciones- Es importante que esas acciones individuales estén vinculadas a movimientos y organizaciones para que tengan una incidencia más dirigida al poder y el modo de” hacer las cosas” de las autoridades. Por su parte, la protesta como vía de comunicación siempre debe existir, para sentirnos vivos, entre otras funciones.

 

 

 

Autor: Ana Paula de la Torre Diaz
Editora en jefe de +DeMx. Politóloga de carrera, colabora para diversas publicaciones digitales como Pijama Surf. Creadora del proyecto ciudadano yanostoca.com. Y pintora ocasional ( http://bit.ly/2jkE8lD )
Cargar Más