El insólito idilio entre Chavela Vargas y México

Si bien ella nació en Costa Rica, su amor a México la convirtió en la dueña de un chavelismo en donde los recuerdos y el arte la cobijaron desde sus 17 años.

Los mexicanos vivimos el desamor como una desgarradora experiencia en la que nuestras almas se embriagan con la (des)esperanza y el dolor. A diferencia de otras culturas, nosotros aprendimos a ahorrar las penas con la aguardientosa voz de las rancheras, como un intento en vano de mandar al olvido el ardor de nuestras entrañas despechadas.

Los expertos dicen que ninguna experiencia derivada del apabullante desamor se vive de la misma manera; ningún despecho se canta con el mismo sentimiento ni se calla con el mismo silencio. Y mucho menos si el orgullo se queda en el olvido ante los cantos de Chavela Vargas, cuyas interpretaciones dignifican el pesar de nuestras pasiones.

Ella, con una parte brava y macha, trascendió con desgarro las rancheras, boleros, corridos revolucionarios y tangos. Sus canciones lograron entonar los sentimientos de una feminidad única, honda y mortal, pues Chavela Vargas fue la mujer que se arriesgó todo por ser ella misma en una sociedad de hombres.

Fue la mujer que vivió las costumbres de los hombres de su época –fumando tabaco, embriagándose constantemente y desahogando sus enojos en las fiestas–; que combinó los adjetivos genéricos para saltarse las reglas establecidas a través de su estilo de vida y su canto.

Si bien ella nació en Costa Rica, su amor a su país adoptivo la convirtió en la dueña de un chavelismo mexicano –en donde los recuerdos y el arte la cobijaron desde sus 17 años–. Fue amante de su “México lindo y querido”, ahijada de José Alfredo Jimenez, amiga de Diego Rivera y Frida Kahlo, Agustín Lara, Tomás Mendez, Álvaro Carrillo, Cuco Sanchez, Facundo Cabral, Joaquín Sabina, Joan Manuel Serrat, Ana Belén, Victor Manuel, Juan Gabriel, Sara Baras, Eugenia León, Lila Downs, Carlos Fuentes, Pedro Almodovar, Alejandro Iñárritu, Carlos Monsiváis, Pedro Infante, entre otros.

Este cobijo del mundo artístico le brindó la oportunidad para ser condecorada como distinguida en la ciudad de México (2009), galardonada con un Grammy Latino (2007), Dama Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica (2000) y la Medalla de Oro por la Universidad Complutense de Madrid.

Y a pesar de su fogosa personalidad, Chavela Vargas conquistó el corazón tanto de hombres como mujeres desde el desamor y la desesperanza o la empatía y comprensión mutua del dolor. De hecho, ella, al imponerse en un mundo de hombres, dejó un legado como sobreviviente de la fama y el alcohol; como si quisiera transmitir su aguerrida pasión por la vida. Su voz se convirtió en un lenguaje universal de las emociones a través del arte, sexo y género.

 

Imágenes: 1) El Informador / Jorge Adrián Rangel Aguirre; 

La verdad de la vida: 100 años de Chavela Vargas

Lo que conjura Chavela Vargas con su voz franca y desgarradora es la verdad.

En 2019 Chavela Vargas habría cumplido 100 años. Y la posibilidad extinta de esta fiesta nos deja desbordando nostalgia y también deseando un poquito más —solo un poquito más— de este sujeto enigmático, seductor, oscuro y solitario que de muchas formas continúa siendo Chavela.

Ahora no nos queda más que recordarla y, como ella lo hacía, permitirnos sentir ausencia profunda. Sobre ella sabemos todo y nada; su historia es tremendamente atractiva. La nacida en Costa Rica, en 1919, escapó de aquella tierra para encontrarse con la casa que siempre la estuvo esperando.

chavela-vargas-musica-historia-canciones-mexico-100-anos

Por convicción se declaró mexicana y se transformó después de una lucha fuerte contra sus duras circunstancias —trabajando de todo, viviendo como podía— en un auténtico icono de la identidad nacional, cantando corridos, rancheras y otras piezas tradicionales con una potencia tan grande que rasga el tejido primario de uno.

Con las delicias que ofrecía, eróticas y musicales, conquistó a brillantes personajes de su tiempo: José Alfredo Jiménez, Gabriel García Márquez, Joaquín Sabina, Frida y Diego Rivera, Pedro Almodóvar, Miguel Bosé y tantos más.

Su candor y tremenda seguridad para curar su propia identidad —llamándose mexicana, cantando como le gustaba, vistiéndose con pantalones, siendo contundentemente lesbiana— continúan inspirando a muchos a hacer lo propio y ese es sin duda su legado más relevante y eco que perdurará con suerte otros 100 años más.

Pero tal vez, sus lecciones más valiosas no están en la construcción que hizo de ella misma para el público, ni en su enorme valentía para superar toda clase de trabas existenciales (incluyendo un abrumador alcoholismo, del que también habló con mucha franqueza).

chavela-vargas-musica-historia-canciones-mexico-100-anos

“Chavela Vargas hizo del abandono y la desolación una catedral en la que cabíamos todos” escribió alguna vez Pedro Almodóvar. Con palabras, pero especialmente con su sonoridad, demostró que cada uno de nosotros puede hacer de la soledad —esta enorme y pesada soledad que a todos nos alcanza— una casa y llenarla de lo que la vida nos va prestando, a sabiendas de que es prestado. Y así, anclándose en el propio estar, uno puede amar-con-otros la vida.

Y, aunque esta postura es dura y la vida es inmensamente dolorosa y por eso, también, auténtica, la misma Chavela dijo alguna vez que “La verdad de la vida se impone siempre”, sugiriendo que, aunque hagamos toda clase de artimañas para evitar encontrarnos con nosotros mismos, siempre hay espejos oscuros y afilados —como la voz de Chavela— donde no podremos evitar mirar nuestro vulnerable y precioso interior.

¿Qué más quieres? ¿Quieres más?

Ser mujer y mexicana: una breve reflexión colectiva

Ser mujer en cualquier parte del mundo es increíblemente complejo; pero, sin duda, en México el reto tiene interesantes particularidades.

“¿Qué es lo que más te emociona de ser mujer en México?” nos animamos a preguntarle a algunas chicas mexicanas; a pesar de que la pregunta nos pone un poco nerviosas y nerviosos.

mexico-feminismo-mujeres-violencia-genero-dia-naranja

Y es que ser mujer en cualquier parte del mundo es increíblemente complejo; pero, sin duda, en México el reto tiene intensas peculiaridades. Sobre todo porque la violencia de género, a pesar de la enorme conciencia que ya hay sobre ella, sigue aumentando y se revela en prácticamente todos los espacios sociales.

mexico-feminismo-mujeres-violencia-genero-dia-naranja

Así, preguntar qué es lo que más emociona sobre ser mujer en México, si no se hace con un contexto adecuado, puede resultar hasta cínico. Por otro lado, la pregunta también responde a una necesidad importante: la de entre todas darnos ánimos y razones muy valiosas para seguir luchando no solo por mejorar la propia existencia, también la de las otras.

mexico-feminismo-mujeres-violencia-genero-dia-naranja

A veces, los datos duros, son demasiado duros; las noticias, escalofriantes, y la falta de políticas y voluntad de algunas instituciones y sujetos es sumamente desalentadora. Pero vale mucho la pena seguir buscando, en la reflexión colectiva y la celebración de las acciones de las (y los) demás, motivación.

mexico-feminismo-mujeres-violencia-genero-dia-naranja

Por eso nos atrevemos a preguntar y, afortunadamente, siempre salen cosas muy bonitas; pequeñas semillas que queremos plantar en el imaginario.

“Lo que más me emociona es que somos bien sororas”

mexico-feminismo-mujeres-violencia-genero-dia-naranja

Nos dijo Florencia González (mujer, mexicana y redactora), recordándonos que una cualidad que se ha ligado fuerte a la identidad mexicana es la solidaridad y, entre mujeres eso se traduce al saber cómo ser buenas hermanas. Y claro que hay otros aspectos históricos, culturales y políticos que a veces inundan el contexto con violencia; pero, la solidaridad suele salir a relucir en momentos críticos y hoy las mexicanas sabemos que nos necesitamos unas a otras más que nunca.

mexico-feminismo-mujeres-violencia-genero-dia-naranja

“Que somos guerreras inalcanzables”

Así lo dijo María Reyna González (mujer, oaxaqueña, mixe y cantante soprano), con todo el amor del mundo. Sí somos guerreras, pues hemos sobrevivido a toda clase de represiones y violencias y sí hemos logrado el avance de nuestros derechos humanos y poco a poco, entre todas, nos vamos abriendo espacios en todo tipo de esferas.

mexico-feminismo-mujeres-violencia-genero-dia-naranja

“Que puedo ser mujer trans”

mexico-feminismo-mujeres-violencia-genero-dia-naranja

Eso es lo que emociona a Victoria, mujer trans y activista por sus derechos y los de sus compañeras. Nos cuenta que, a pesar de que en México las mujeres vivimos un panorama muy complicado, el espectro de la diversidad es muy grande y se nos olvida. Lo dijo clarito: “En otros países yo no podría ser mujer trans y aquí sí. En México se pueden hacer muchas cosas, eso me emociona.” Por lo menos desde su perspectiva, las puertas se miran abiertas.

mexico-feminismo-mujeres-violencia-genero-dia-naranja

“Que sobre mi identidad nadie tiene la última palabra”

mexico-feminismo-mujeres-violencia-genero-dia-naranja

Lo resumimos así en Más de México. Es emocionante que en nuestro país las cosas no terminan de definirse. La identidad nacional es amorfa y está vibrando constantemente, está viva. Y esa energía se filtra a otras identidades, como la de género. En México tenemos la fortuna de habitar múltiples realidades y, así, son millones las miradas de mujeres que se combinan y componen eso que llamaríamos “mujer mexicana”.

mexico-feminismo-mujeres-violencia-genero-dia-naranja

Hay que recordar entonces, que nuestra lucha es múltiple y siempre habla por y desde la diversidad. Somos guerreras y ¿por qué luchamos? porque se nos reconozca más allá de la identidad de género, como sujetos que pueden construir su propia identidad, tal vez desde el género; tal vez no; pero siempre con el sí misma/sí mismo como punto de partida.

mexico-feminismo-mujeres-violencia-genero-dia-naranja

*Fotografías: Ian Benet.

Explosivo playlist: probadita de la nueva música mexicana

Refréscate con sonidos innovadores que, en lugar de reconstruir lo tradicional, quieren ponerlo en cuestión…

La música mexicana está viviendo un momento explosivo. Las nuevas plataformas de consumo permiten que toda clase de creadores se posicionen al alcance de un enorme abanico de escuchas. Esta conexión, inspira y propicia toda clase de remezclas, reinvenciones y colaboraciones fantásticas.

Así, lo que era tradicional (aunque se sigue produciendo y es bien apreciado) ahora es, en primer lugar, un punto de partida, no una meta y los músicos mexicanos de hoy están haciendo cosas muy frescas, que vale la pena descubrir, consumir y apoyar.

Por un lado, la escena se concentra mucho más en la experimentación y, en ese sentido, el lado conceptual de la música adquiere un lugar mucho más relevante que el comercial. En esta exploración, aunque se recuperan motivos de la música tradicional, no es tradición lo que quiere construir, sino cuestionamientos sobre la misma.

Por eso a los nuevos creadores no les da miedo hablar en otros idiomas; cantar en inglés o en francés, por ejemplo, pero también adoptar instrumentos, técnicas y géneros muy contemporáneos. Además, lo que están produciendo responde a un ritmo y estilo de vida especialmente complejos, enmarcados en el contexto de nuestro caótico y acelerado presente, por eso, hasta la propuesta más pop, le apuesta a un acabado más abstracto.

Otra cosa interesante de estos nuevos proyectos es que, al permitirse una buena dosis de innovación y reinvención de la tradición, juegan con la propia identidad, nacional, sexual, étnica y demás. Así, es posible que en esta música descubras algo completamente insospechado sobre ti mismo.

Te compartimos este explosivo playlist, una probadita de la nueva música mexicana.

También en Más de México: Cholula Dans Division, un proyecto musical que remixea en serio

Sonidos para perderte

Si te sientes reflexivo, meditativa, buscas una excusa para desconectarte del mundo que te rodea, déjate envolver por el trabajo de estos creadores experimentales. Gaspar Peralta construye catedrales sonoras; Cholula Dans Division hace sampleos ingeniosos; Tajak es un experimento con tintes de rock progresivo y Jadir Zárate produce seductores sonidos para sacudirte en lo más profundo.

Gaspar Peralta

Cholula Dans Division



Tajak

Jadir Zárate

Si te sientes alternativo…

Te dejamos una selección de indie pop y rock para una perfecta sesión creativa. The Plastics Revolution regala sonidos frescos y urbanos. Sailawway es una experiencia femenina y delicada. Young Tender recupera y reinventa lo mejor de la música ochentera. Wet Baes es un pop alternativo muy suave y agradable. La propuesta de Camila Fuchs es intensa y ácida.

The Plastics Revolution

Sailawway

Young Tender

Wet Baes

Camila Fuchs

Asuntos de identidad

Raperos de calidad, Third Root es uno de los pocos grupos de música contemporánea hablando de la ascendencia africana que permea a algunos pueblos de México (los afromexicanos), además, el trío habla también de su condición migrante. Por su parte, Manitas Nerviosas es artista de género no determinado y fluido, así, se permite también en la música, jugar con esa sensual cualidad de su identidad. El resultado sonoro es muy interesante.

Third Root

Manitas Nerviosas

Que suba la temperatura…

Claro que en México no podría faltar la música para bailar, y las propuestas contemporáneas logran remezclar los géneros tradicionales hasta llevarlos más allá de sus propios límites. Lo que te dejamos aquí son propuestas para que suba la temperatura, con danzas cadenciosas, intensas y sensuales. Al Mexican Institute of Sound, lo conoces: lleva en la escena un buen rato. Charles Ans es un hip-hop que la está rompiendo en popularidad. NurryDog tiene ganas de devolvernos al espíritu sonidero, a través de lo que se podría calificar de “dubstep”.

Mexican Institute of Sound

Charles Ans

NurryDog

¿Quieres jazz?

Un par de propuestas para los amantes del jazz. Troker, por supuesto, intenso, con tintes de rock, imperdible. Por otro lado, Ensamble Kafka, un proyecto precioso que analiza la música de la sierra oaxaqueña a través del complejo género musical.

Troker

Ensamble Kafka

¿O quieres hip-hop?

Speak es chicano y hace un hip-hop genial. The Guadaloops es un dedicado proyecto de hip-hop norteño, que cuida cada detalle y te lleva a disfrutar cada centímetro del tejido sonoro de sus complejas canciones.

Speak

The Guadaloops

También en Más de México: Gaspar Peralta: la música como manifestación de lo sagrado (ENTREVISTA)