6 cosas que más extrañan los mexicanos cuando están fuera

Lo que hace tan especial a México se "destapa" con fuerza cuando se está en el extranjero.

La nostalgia es uno de los sentimientos más recurrentes cuando uno se encuentra mucho tiempo fuera del país donde se ha crecido (y en buena parte formado la identidad propia). Cualquier persona en el mundo con seguridad experimentará este sentimiento al estar lejos de su país.

Sin embargo, los mexicanos somos quizá especialmente dados a extrañar nuestra nación, pues en la cotidianidad solemos perder de vista numerosas cualidades que el país ofrece, empezando por el clima.

En internet abundan los blogs donde mexicanos en otros países enlistan las cosas que más extrañan de México estando fuera y, curiosamente, casi todos coinciden en ellas. En 2014 el proveedor mundial de trabajos flexibles, Regus, realizó una encuesta especializada en las cosas que más extrañan los mexicanos al estar fuera de su país.

Las respuestas confirman que somos aún un país con una raíz entrañable en la familia. Los núcleos de parentesco son muy importantes para el mexicano. Las respuestas más repetidas fueron las siguientes, y seguro que las intuyes con solo imaginarte o haber estado fuera del país:

1. Familia

2. Casa

3. Comida casera tradicional

4. Clima

5. Hablar su propio idioma

6. Mascotas

Por su parte, en numerosos blogs se especifica aún más la nostalgia por cualidades aparentemente insignificantes como:

  • El tener una tienda prácticamente en cada tienda de la esquina.
  • Los mercados donde puede obtenerse una gran cantidad de frutas y verduras frescas.
  • Los cibercafés baratos, donde es posible hacer impresiones a precios muy accesibles, por ejemplo.
  • Los albures
  • Los mexicanismos chuscos: como todas esas palabras que el mexicano hace en diminutivo (y que es una manera de ser más amable). La gran repetición de nuestra “madre” por todos lados.
  • La manera tan sencilla de hacer amigos en la calle o tener conversaciones fácilmente.
  • Naturalmente el maíz, el chile y los frijoles.
  • Los puestos callejeros de jugos saludables por la mañana.
  • Los puestos callejeros de mexicanidades prácticamente a todas horas del día.
  • Los esquites.
  • El pretexto de hacer “fiesta” prácticamente por cualquier motivo.
  • Las famosas fondas donde es posible comer tres platillos de comida casera y a precios muy accesibles.
  • ¡Las playas!

    En tu opinión ¿Qué más faltaría a la lista?