“Huey Tonantzin”, un hipnótico elogio a la madre tierra desde Berlín

"Huey Tonantzin" es una de las cuatro canciones que conforman el EP Wirikuta del proyecto alemán TAU. Una serie de cantos ritualistas con notables composiciones de rock psicodélico.

Huey Tonantzin (Gran madre) es el título en náhuatl de una canción mexica muy antigua que hasta la fecha se sigue interpretando por numerosos indígenas de esta habla. A través de este canto –una especie de mantra prehispánico del que podemos reconocer la extraordinaria y también hipnótica repetición de palabras como un medio de oración– Shaun Nununtzi, músico radicado en Berlín, le canta a la madre tierra: la sagrada locación de Wirikuta, en San Luis Potosí.

WIRIKUTA-21-620x372

Atendiendo a las creencias de los indígenas wixarika –o huicholes–, fue en este sitio donde el mundo entero habría de crearse; el primer punto donde salió el Sol y también el escenario donde se reúnen espíritus ancestrales cuya posición se encuentra en cada punto cardinal de esta tierra. Fue gracias a la tierra de Wirikuta y a su espíritu del híkuri (o peyote) que los wixarikas sobrevivieron a la hambruna, pero además donde esos hombres del mar aprendieron a recorrer el desierto –por cierto un escenario que, debido a sus condiciones climáticas radicales y sus escenarios eternamente silenciosos, ha germinado inspiradoras metáforas para caminantes y chamanes desde hace siglos. Y he aquí la importancia de la cosmogonía wixarika.

La experiencia del enteógeno más mexicano contiene para quien lo prueba una demostración holográfica en tiempo real de lo que el espíritu inmortal desea. Y para Shaun Nunutzi, esta –la experiencia que cambió su vida– y la madre tierra de Wirikuta merecen elogiarse a través de lo que mejor hace: la música. Huey Tonantzin es una de las cuatro canciones que conforman su  EP Wirikuta bajo el nombre de TAU, una especie de proyecto-colectivo donde ha invitado a participar a numerosos músicos de la escena psicodélica actual.

El disco de corta duración es en su totalidad una especie de mantra chamánico; una serie de cantos ritualistas cuya base, notablemente en el rock psicodélico, le hace uno de los mejores elogios contemporáneos a nuestra gran madre: Tonantzin.

 

*Imágenes: 1) TAU-EP; 2)  www.frenteendefensadewirikuta.org

Jaen Madrid
Autor: Jaen Madrid
Licenciada en Derecho por la UNAM. Editora por profesión. Música por convicción.

La milagrosa escuela de música frente a un basurero municipal en Oaxaca

En la comunidad de Vicente Guerrero, a las afueras de Oaxaca, una escuela de música ha cambiado la vida de muchos habitantes.

Todos lo hemos escuchado alguna vez, “el arte sana”. Pero, ¿qué tan cierta es esta premisa?. Un notable caso en una comunidad marginada de Oaxaca, a 16 kilómetros de esta ciudad, ha sido retomado por medios internacionales, conmovido a cientos, y de paso a corroborado la premisa con la que iniciamos este párrafo.

escuela de musica basurero oaxaca

En 1980 el gobierno municipal abrió un basurero. El sitio fue habitándose por personas con escasos recursos y hoy ahí viven hasta 13 mil personas. La zona es famosa por los altos niveles de marginación y criminalidad, pero una escuela de música ha esparcido sus milagrosos efectos desde 2011.

escuela de musica basurero oaxaca

Una iglesia católica local abrió, como parte de un programa de prevención de la violencia, una escuela de música. El primer año 25 estudiantes aprendieron a leer música, aunque no tenían instrumentos y hacían solo juegos de “tambor” con las sillas y muebles. El líder del proyecto es Camerino López, un clarinetista de la región zapoteca de Oaxaca.

La historia cambió cuando Isabelle de Boves, una francesa que visitó a su tía monja que vivía en la comunidad, conoció la escuela. Al ver tan entusiasmados a los estudiantes, consiguió más de 20 instrumentos entre conocidos y parientes para mejorar la escuela.

Hoy esta escuela tiene más de 100 estudiantes, y se ha convertido en un motor que genera comunidad entre los habitantes.  Ha formado a músicos como Florida Velásquez, de 15 años, que consiguió una beca en la en la prestigiada escuela de música indígena Cecam.

Se trata de un ejemplo fehaciente del rol del arte en la generación de lazos y sentido en la vida de muchas personas, y de cómo un proyecto, pequeño y humilde, puede cambiar historias de vida. ¿A ti qué se te ocurre?

*Imágenes: 

Ginnette Riquelmeç/ The Guardian

Escucha los cantos ceremoniales y la música ritual de los huicholes

El álbum "Música y Canto Ceremonial Huichol" es un puente vivo al universo ritual de este maravilloso grupo, los huicholes.

La música es un vehículo fundamental del espíritu. Por eso en prácticamente toda tradición mística el componente musical tiene un papel protagónico. Y entre los huicholes (en realidad llamados wixarikas, según se autodenominan) esto no es una excepción: los cantos y la música son ingrediente fundamental en los ritos ceremoniales del pueblo huichol. Junto con el fuego y su infaltable desfile de símbolos, la repetición armónica de sonidos cobija estos actos y facilita la convivencia entre este y otros mundos.

El álbum que aquí te compartimos es una compilación de nueve piezas que acompañan distintas fiestas o ceremonias huicholas. Música y Canto Ceremonial Huichol (1995) actúa como un puente vivo al universo ritual de los wixarikas. Por eso al escucharlo es importante recordar que estamos ante una muestra de música sacra, que más allá de la simple curiosidad requiere también de respeto y sobretodo receptividad.

Disco de musica y canto ceremoniales de los huicholes de mexico

En esta obra, Sauleme de la Cruz Santiago y producida por Jorge Reyes, se hacen presentes los instrumentos musicales que tradicionalmente utilizan los huicholes: guitarra, violín, sonaja y el tepo (percusión que encausa la voz de dios).

Lista de temas incluidos en Música y Canto Ceremonial Huichol 

1- “Tatei Kuikariyari” (Canto ceremonial del tambor. Se toca en el otoño para bendecir la cosecha del maíz).

2- “Tama’atzima Huaka Ki’ya” (Canto para saludar a Wirikuta, la Tierra Sagrada).

3- “Tutu Mu Yamane” (Canto para llamar al espíritu que cura).

4- “Hikuri Neirra” (Canto al Espejo mágico durante la peregrinación del Peyote, compuesto por Sauleme).

5- “Nierika Kuikariyari”

6- “Kanapier”

7- “Tukari Kuehuishra”

8- “Tuka’aripa Yu’y Terikayari”

9- “Nakishrra”

 

* Este álbum se reproduce aquí con fines exclusivamente educativos y promocionales. Si disfrutas el contenido te sugerimos que apoyes la iniciativa y lo adquieras aquí http://ow.ly/9io2301oSEA.

¿Ya viste el video de raperos mayas que se viralizó en internet?

Apenas fue subido a YouTube hace un mes y el material del colectivo Tihorappers Crew lleva más de 2 millones de reproducciones.

Existe un genuino interés por conocer las lenguas ancestrales de México y ello se muestra, por ejemplo, en que en este medio algunas de las notas más leídas tienen que ver con ello. Como ejemplo, el Glosario de Palabras Prehispánicas que usamos cotidianamente ha alcanzado más de cien mil visitas en solo tres meses.

También, ha suscitado mucho interés el proyecto de Lumaltok, rock tsotsil de un grupo de jóvenes desde Chiapas. Quizá estamos en un momento en el que las redes sociales están acercándonos información sobre las raíces mexicanas a las que de otra manera jamás se tuvo acceso: no por la educación y mucho menos a través de los medios de comunicación convencionales.

Otro caso que en estos días muestra el interés por las lenguas milenarias, es el de un video de un grupo de jóvenes mayas de la agrupación llamada colectivo Tihorappers Crew originario de Quinta Roo.

Desde hace cuatro años esta agrupación compone temas en español y maya desde Tihosuco en el noroeste de Quintana Roo. El video de su canción “Estoy contento” que apenas fue subido a YouTube el cuatro de mayo lleva ya en un solo mes hasta 2.5 millones de reproducciones según información de Newsweek.

Expresamente, por parte de miembros del grupo, una de las intenciones del proyecto es salvar su lengua. “Relatamos nuestra vida diaria, lo que pasa en nuestro entorno y la percepción que tenemos del mundo”, dijo a El País Christian Augusto.

Sobre todo el coro es completamente en maya y es muy interesante la terminación de los sonidos que empatan con lo tajante del rap: se llevan increíblemente.