Refranes mexicanos que muestran la sabiduría popular

Los refranes populares mexicanos muestran mucho de la personalidad colectiva, y aunque nada es absoluto, estas generalizaciones arrojan importantes pistas de sabiduría.

Los refranes, frases sentenciosas de sabiduría popular, han existido en todas las civilizaciones. Cada sociedad ha conseguido sintetizar conclusiones dadas por la experiencia, sobre todo relacionadas al comportamiento humano. Son características por contener una verdad incómoda; de algún modo los refranes reflejan cosas sobre el comportamiento individual y colectivo que es necesario hacer consciente pero en ocasiones "duele".

La RAE define los refranes como un dicho agudo y sentencioso de uso común. Su origen específico no se conoce, pero prácticamente en todas las sociedades existen dichos: como muestra, el náhuatl añejo Tlalticpac toquichtin ties; “la tierra será como los hombres sean".

Hacemos un compendio de refranes populares mexicanos, algunos de ellos de origen español, y muchos otros producto de la mezcla indígena y española:

A bobos y locos no les tengan en pocos

A chillidos de marrano, oídos de carnicero

A darle que es mole de olla

A Dios rogando y con el mazo dando

¿A quién le dan pan, que llore?

Al que no habla, Dios no lo oye

Al mal tiempo, buena cara

Al nopal lo van a ver sólo cuando tiene tunas

A caballo dado, no se le ve colmillo

Vale más paso que dure, y no trote que canse

A fuerza, ni los zapatos entran

Aunque la mona se vista de seda, mona se queda

Árbol que crece torcido, jamás su tronco endereza

Camarón que se duerme, se lo lleva la corriente

Caras vemos, corazones no sabemos

Candil de la calle, oscuridad de su casa

Chango viejo no aprende maromas nuevas

Cría cuervos y te sacarán los ojos

Cuando el gato no está, los ratones hacen fiesta

Cuando el río suena, es que agua lleva

Cuando te toca, aunque te quites, y cuando no te toca, aunque te pongas

Contigo la milpa es rancho y el atole champurrado

De tal palo, tal astilla´

De grano en grano, llena la gallina el buche

Decías que no y hasta la trompita parabas

Dios aprieta, pero no ahorca

Dios los hace y ellos se juntan

Donde manda capitán, no gobierna marinero

Donde me la pintes, te la borro

El hábito no hace al monje

El que conoce lo excelente, lo bueno le parece regular

El que anda con lobos a aullar se enseña

El hombre es fuego y la mujer estopa, viene el diablo y le sopla

El león no es como lo pintan

El león cree que todos son de su condición

Ése no da paso sin huarache

Entre broma y broma, la verdad se asoma

En caliente, ni se siente

En algún sitio, hasta el más chimuelo masca tuercas

El que saca y no mete, busca y no encuentra

El que nace pa’ tamal del cielo le caen las hojas

El que mucho abarca, poco aprieta

El que se fue a la villa, perdió su silla

El que nace pa’ maceta no pasa del corredor

El que a buen árbol se arrima, buena sombra lo cobija

El muerto y el arrimado, a los tres días apestan

Más vale prevenir que lamentar

Más vale tarde que nunca

Más sabe el Diablo por viejo, que por diablo

Haz el bien sin mirar a quién

Más vale malo por conocido, que bueno por conocer

Matrimonio y mortaja, del cielo bajan

No me traigas tus naguales que se chahustlean las milpas 

A chillidos de marrano, oídos de carnicero

Lo que no fue en tu año, no es tu daño

Lo que no mata, engorda

La mula no era arisca, la hicieron

La suerte de la fea, la bonita la desea

La ociosidad es la madre de todos los vicios

Lo ofrecido es como podrido, nadie lo quiere

Nadie compra la vaca si le regalan la leche

Nadie escarmienta en cabeza ajena

Ni tarea que no te den, ni caballo que tu no ensilles

Ni tanto que queme al santo, ni tan poco que no lo alumbre

No hay mal que dure cien años, ni cuerpo que los aguante

No hay mal que por bien no venga

No por mucho madrugar amanece más temprano

No le busques mangas al chaleco, ni tres pies al gato sabiendo que tiene cuatro

No soy monedita de oro para caerle bien a todos

No des vuelta al malacate porque se te enredan las pitas (MUY) no compliques las cosas

Piedra que rueda no cría moho

Piensa mal y acertarás

Para que la cuña apriete, ha de ser del mismo palo

Pa’ qué gastar pólvora en diablitos

No le pidas peras al olmo

No todo lo que brilla es oro

Tarde pero sin sueño””Te dan la mano y agarras la pata

Torres más altas han caído?

Todo por servir se acaba… y acaba por no servir

Tanto peca el que mata la vaca, como el que le agarra la pata

Tlalticpac toquichtin ties, del náhuatl, “La tierra será como sean los hombres"

Sólo el que carga el cajón sabe lo que pesa el muerto

Si quieres a alguien conocer, dale poder?

Si el niño es chillón, ¿para qué lo pellizcan?

Si la envidia fuera tiña, ¡cuántos tiñosos habría!

Venado lampareado es difícil de cazar