50 dichos y refranes mexicanos sobre el trabajo

Al trabajo puede analizársele desde distintos puntos de vista, y los refranes y dichos, son una muestra de ello.

Los refranes y dichos son como teorías populares. Frases que van haciéndose parte de la sabiduría popular a partir de las conclusiones de la propia experiencia. Generalmente un dicho se volverá famoso si es que cada vez más personas coinciden con el mensaje.

Sobre el mismo tema, los dichos y refranes populares de un país pueden incluso contradecirse, y a veces sucede así, pues un mismo asunto visto de dos puntos de vista antagónicos incluso podrían sonar atinados; paradojas de la vida misma.

Sobre el tema del trabajo, compartimos este compendio, en el que se honra el valor del esfuerzo y se enarbola como manera de éxito. Aunque también existen los dichos sobre la necesidad del capital y trabajo conjuntos, ya que de lo contrario, el trabajo se convierte tan solo en esfuerzo diario.

Te compartimos esta mezcla de filosofía, donde, se cree que incluso aunque se tenga capital, sin emprendimiento suele perderse. El trabajo, así, es motor ineludible.

Estos refranes fueron formándose después de la conquista, muchos con influencia española, otros también empleados en otras partes de Latinoamérica:

 

A darle que es mole de olla

A Dios rogando, y con el mazo dando

A juventud ociosa, vejez trabajosa

Antes que acabes, no te alabes

Al hombre que camina, no se le paran las moscas encima

Al mal trabajador no le viene bien ninguna azadón

A más manos, menos trabajo

Antes el trabajo era una maldición, hoy una obsesión

Al que madruga, Dios le ayuda

Al que huye del trabajo, el trabajo le persigue

A quien trabaja, no le falta su paga

A quien lo quiere celeste, que le cueste

Al trabajo por su vejez, no le engañan ni una vez

Bien cena, quien bien trabaja

Cada quien mastica con los dientes que tiene

Cuesta más guardarlo que ganarlo

Dudoso es heredar y seguro trabajar

Echar por el atajo no siempre ahorra trabajo

El flojo trabaja dos veces

El brazo a trabajar, la cabeza a gobernar

En cualquier trabajo u obra, el que no ayuda estorba

Es virtud el trabajar, como también el guardar

El que trabaja por necesidad, poco tiene y poco gana

El que tiene tienda que la atienda, y si no que la venda

El que no da oficia a su hijo, lo enseña a ser ladrón

El trabajo y la economía son la mejor lotería

Hace más el que quiere que el que puede

Hace más una hormiga andando que un gigante parado

La ociosidad es la madre de todos los vicios

Las gallinas ponedoras, temprano van a sus ramas

Lo que más trabajo cuesta, más dulce se muestra

Lo que no se empieza, no se acaba

Más fácil es la obra juzgar que en ella trabajar

Mejor se guarda lo que con trabajo se gana

Mujer casada que trabaja, trabaja fuera y trabaja en casa

Ni tarea que no te den, ni caballo que tu no ensilles

No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy

No hay atajo sin trabajo

Padre millonario y trabajador, hijo vago y malgastador

Premio de trabajo justo, son honra, provecho y gusto

Quien con amor trabaja, al otro le lleva ventaja

Quien huye del trabajo, huye del descanso

Quien mucho abarca, poco aprieta

Quien tarde se levanta, todo el día trota

Sufre por saber, y trabaja por tener

Todo por servir se acaba… y acaba por no servir

Trabajo de común, trabajo de ningún

Trabajo sin provecho es hacer lo que está hecho

Vale más paso que dure, y no trote que canse