Con estas imágenes el mexicano Juan Palomino gana Premio Internacional de Ilustración (FOTOS)

Ganó este año el Premio Internacional de Ilustración Feria de Bolonia-Fundación SM en su séptima edición. Sus imágenes, dice el jurado, recuerdan a las pinturas rupestres.

Juan Palomino es un ilustrador mexicano con una carrera prolífica. Es un ilustrador distinto, lo anterior se percibe desde la carrera que eligió, estudió filosofía en la UNAM. Quizá parezca que la filosofía nada tiene qué ver con la ilustración pero sus imágenes para editoriales como Nostra Ediciones, Progreso, Ediciones SM, Fondo de Cultura Económica, Ediciones Castillo y La Caja de Cerillos, o sus colaboraciones para Letras Libres o el proyecto de Televisa llamado Imaginantes, muestran que las abstracciones que surgen de su interpretación de la lectura son notables.

Ahora Palomino ha ganado el Premio Internacional de Ilustración Feria de Bolonia-Fundación SM en su séptima edición por sus ilustraciones para el libro Monos, mensajeros del viento de Ana Paula Ojeda.

Según el jurado conformado por Chiara Carrer, ilustradora italiana; Leonard Marcus, historiador neoyorquino; y Alfonso Ruano, Premio Nacional de Ilustración 1986, sus imágenes recuerdan a las pinturas rupestres:

Inspirándose en la mitología mesoamericana, el artista presenta un mundo ancestral a través de la potencia de las imágenes, que transcienden estereotipos y nos sitúan frente a nuestros orígenes como seres vivos en armonía con la naturaleza.

En el 2013 obtuvo también el primer lugar del IV Catálogo Iberoamericano de Ilustración, convocado por la Fundación SM, El Ilustradero y la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Las siguientes son parte de las ilustraciones deMonos, mensajeros del viento por las que ha recibido el premio 

 

Trascendiendo el cliché del folclor: la cultura popular viva en la obra de Teresa Barrera

"Es importante reflejar un poco lo que te toca vivir; un poco de lo tu época".

Como todo lo que sucede a nuestro al rededor nos cuenta cosas mucho más profundas, la artista mexicana Teresa Irene Barrea, va por las calles de CDMX con los sentidos aguzados. 

Empezó a pintar por mera casualidad, en algunos talleres de la prepa en el 2002. Luego, ya no pudo dejar de hacerlo, pero sobre todo porque lo que hallaba en las calles, y en la vida cotidiana en general, le llamaba a plasmarlo.

teresa irene barrera artista

Microhistorias marineras

Su arte refleja la cultura popular más no desde el cliché. “Toda cultura y lenguaje tiene que renovarse porque sino se queda para museo, la cultura popular es lo que nos toca vivir”, me dice.

A sus 37 años su obra ha sido expuesta en distintos países y esta creativa muestra un especial interés por lo diminuto. Nos acerca la realidad del caos de la vida mexicana diaria en micro historias enfrascadas o como elementos de los gabinetes de curiosidades clásicos del siglo 19. Objetos que contaban historias, muchas misteriosas, para descubrirlas.

“Pinto sobre la cultura popular que es lo que me toca ver diario. Considero que es importante reflejar un poco lo que te toca vivir un poco de lo tu época, yo estudié historia en la UNAM, y esto que te toca vivir tiene que pasar por tu interpretación,”, cuenta.

Fantasmas del metro

Sus lienzos también pueden ser cajas de cerillos o recortes pintados y puestos al interior de marcos antiguos. También hace murales comunitarios o figuras de papel que pueden reflejarse en la pared inmersa en la noche.

Entre fantasmas del metro, nostalgia huasteca o sonideros en la Santa María de la Rivera, Ibarra sustrae algo muy inmediato que documenta la esencia de eso dinámico, abstracto y cambiante de la realidad mexicana. 

Más allá de lo social, o el folclore, para ella: el relato. 

teresa irene barrera artista

 

teresa irene barrera artista

Las aspiraciones

teresa irene barrera artista

Tamborilero

teresa irene barrera artista

La dulce fidelidad

teresa irene barrera artista

 

teresa irene barrera artista

Ana Paula de la Torre Diaz
Autor: Ana Paula de la Torre Diaz
Politóloga de carrera, colabora para diversas publicaciones digitales como Pijama Surf. Creadora del proyecto huenasnoticias.com Y pintora con bordadora ocasional ( http://bit.ly/2jkE8lD )

Neuzz, la esencia prehispánica, el muralismo e ir más allá de uno (Entrevista)

Los murales de este artista callejero de México exudan actualidad pero también un pasado vibrante.
Un algo de la esencia prehispánica, de los rasgos físicos de los antepasados (con sus prominentes pómulos); ilustraciones de trazos gruesos y definidos, una esencia de diseño que se asoma. La obra de Neuzz (Miguel Mejía) es reconocible en sus distintos formatos.
 
De origen mixteco, de la  comunidad de Santiago Ihuitlán Plumas, aunque nacido y crecido en CDMX, este diseñador, ilustrador y muralista lleva en su haber una tradición que lo persigue, o al menos le surge cuando cuando hace sus mundos.
 
Mis imágenes tienen que ver con la educación que tuve desde niño e indirectamente bebí mucho de esta gráfica prehispánica. Sí quedó muy vinculado a todo mi repertorio visual. Pero no es premeditado, es algo que me sale más natural, más inconsciente. También tengo influencia Jorge Alderete, por ejemplo, me dice.
 
Hoy es reconocido internacionalmente aunque su historia en esta escena fue más bien una especie de casualidad. 
 
Nunca fui a una escuela de arte, fui autodidacta y en 1996 a mis 16 años empecé a hacer grafiti, hasta 2002. Luego me cansé; en ese tiempo ya estudiaba diseño gráfico. La escena del grafiti había cambiado mucho, y hasta el gobierno te comisionaba para pintar. Antes era antisocial y el tipo de gente que lo practicaba era my distinta.
 
Neuzz street art
 
neuzz street artist
 
Sobre si cree que hay un resurgimiento de un ‘muralismo mexicano’ reacciona algo irritado, pues, en el fondo cree que no tiene nada que ver con el movimiento posrevolucionario de hace un siglo y más bien se trata de una escena internacional y un marketing de por medio.
 
“Lo que vivimos es más una consecuencia de una tendencia global”, afirma.
 
Neuzz tiene un albergue de animales y cree que las personas tenemos que ser útiles a nuestro entorno, más allá del éxito. 
 
Hay una frase que no recuerdo de quién es pero dice algo así como el que la gente quiere ser famosa pero no quiere ser útil. Es importante cuestionar qué beneficios estás dejando en el entorno más cercano, ir mas allá de ti.
 
Neuzz street art
 
Entre sus últimos trabajos está un mega mural que hace un grito para cuestionarnos el concepto de ‘desarrollo’ que arrasa los ecosistemas. Ubicado en la Avenida Centro sur de la ciudad de Querétaro, en una zona de la periferia habitada por personas de clase media alta, un coyote mira a la izquierda:
 
En la cultura occidental el lado izquierdo está asociado a algo negativo; en esta obra la izquierda insinúa un retroceso, el coyote está volteando al lado desarrollado. 
 
Neuzz street artist
 
El cerro al fondo del coyote es el volcán Cimatario, el cual se haya en una reserva natural amenazada. 
 
En mi historia personal el coyote siempre me ha perseguido. Los coyotes siempre estuvieron vinculados con la historia de mi familia y en el misticismo de mis antepasados.
 
Neuzz street artist
 
 
Ahora Neuzz resurge al coyote, esta vez asociado a su búsqueda de que las personas seamos parte activa de lo que ocurre a nuestro alrededor. Lo demás, es pasajero. 
 
Fotos: 6) Juan Carlos Reynoso.
 
 
 
 
Ana Paula de la Torre Diaz
Autor: Ana Paula de la Torre Diaz
Politóloga de carrera, colabora para diversas publicaciones digitales como Pijama Surf. Creadora del proyecto huenasnoticias.com Y pintora con bordadora ocasional ( http://bit.ly/2jkE8lD )

Mira este precioso álbum de animales mexicanos (GALERÍA)

Gabriel Fernández Ledesma diseñó un peculiar libro de texto para la SEP con hermosas ilustraciones y papel reciclado.

Tal vez lo más estimulante de recuperar un libro viejo son las anécdotas que de él surgen. Y si hay un libro marcado por sus preciosas curiosidades, ese debe ser el Álbum de animales mexicanos del escritor y pintor Gabriel Fernández Ledesma.

album-animales-mexicanos-fernandez-ledesma-endemicos-nombres-indigenas

La joya plástica y literaria es una breve recopilación de ilustraciones y descripciones de 18 animales que habitan la tierra mexicana y que significan mucho para los habitantes de este país. La historia detrás del proyecto es tan especial como el libro mismo.

También en Más de México: Belleza encuadernada: libros de arte en México que te hipnotizarán.

album-animales-mexicanos-fernandez-ledesma-endemicos-nombres-indigenas

Si no fuera por la leyenda en la portada que reza solemnemente “Ediciones de la Secretaría de Educación Pública” y el sello oficial del Departamento de Publicidad y Propaganda de México, sería increíble pensar que este fantástico libro es, de hecho, un antiguo libro de texto; de 1944, para ser exactos. Pocos ejemplares nos quedan, así que poder acceder a sus páginas es un auténtico privilegio.

La versión que aquí publicamos fue escaneada por Don Yorti, escritor estadounidense que se encontró con el libro de pura casualidad en los años 90’s mientras viajaba por la ciudad de Oaxaca. Originalmente buscaba grabados de Francisco Toledo, pero lo que encontró fue igualmente maravilloso: una edición de 1991 del Álbum de Animales Mexicanos.

album-animales-mexicanos-fernandez-ledesma-endemicos-nombres-indigenas

Esta edición incluye una presentación del curador y coleccionista Ricardo Pérez Escamilla. En ella cuenta la historia del hermoso libro escolar: Fernández Ledesma, un relevante pintor mexicano del siglo XX, que siempre había luchado por hacer el arte accesible para los obreros, los campesinos, los estudiantes y los grupos sociales de bajos recursos, decidió compilar datos (como el nombre científico, las amenazas a las que la especie se enfrenta y más), narraciones y dibujos sobre algunos animales locales y crear un libro para niños. Las ilustraciones tendrían excelente calidad, pues el arte no debe ser “un lujo de unos cuantos privilegiados”.

También Más de México: El Taller de Gráfica Popular: 80 años de arte revolucionario y popular en México

Corría el año 1944 y no había papel. Literalmente, la escasez de este insumo básico era tremenda, consecuencia, dice Pérez Escamilla, de la Segunda Guerra Mundial (especulamos que quienes antes producían papel en el momento prestaron la industria al mercado bélico). Para colmo, la SEP no tenía presupuesto y no querían financiar el proyecto propuesto por Fernández Ledesma. Así, el artista les propuso imprimir en papel de libros de texto en desuso, reciclarlo.

album-animales-mexicanos-fernandez-ledesma-endemicos-nombres-indigenas

Los dibujos son extraordinarios, el trazo es tan preciso que parecen grabados. Además, como dice Ricardo Pérez Escamilla en la presentación: “con sensibilidad franciscana capta el alma de los animales representados”. Es curioso, en las ilustraciones y en los textos, el libro supera lo científico y se dedica a lo narrativo, lo simbólico y las emociones. Las descripciones son literarias y describen la morfología desde los detalles ligados al carácter y “personalidad” de los animales. Es una auténtica belleza.

También en Más de México: 100 mil especies de plantas, animales y hongos de México en línea: explora la Enciclovida