José Revueltas en el Cine

José Revueltas escribió un total de 12 películas, algunas de las cuales son verdaderas joyas cinematográficas.

Es evidente que la novela de nuestro tiempo está poderosamente influida por la cinematografía, por la técnica narrativa descubierta por el cinematógrafo.

 

 José Revueltas- El Conocimiento Cinematográfico y sus Problemas

1

Un desvencijado ómnibus se desplaza vacilante por alguna carretera rural de Marsella. Su paso sinuoso y errático sacude con violencia a los pasajeros en cada vuelta, tope y bache, pareciendo que se volcará en cualquier momento junto con su carga humana. El camino es de tierra: bosques marchitos, granjas descuidadas, árboles momificados y hierba seca se perciben por doquier.

La escena cambia de exterior a interior, centrándose en los pasajeros.

Janine es joven y atractiva, mucho más joven que su acompañante. Marcel debe llevarle por lo menos 20 años a ella. Parece mucho más cansado, vencido y quebrantado que la chica, tiene el cabello platinado de canas y los cuencos hundidos. Su vientre enorme se precipita por entre sus rodillas con descuido. A cada sacudida del vehículo, el cuerpo fofo de Marcel se deja caer casi inerte sobre el de la muchacha. Luce enfermo y agónico. Ella aparenta estar fastidiada. Pronto se sabrá que son esposos.

Janine observa con indiferencia el vuelo torpe de una mosca, mareada con el ajetreo del vehículo. El insecto zumba con obscenidad y en un momento dado se posa sobre unas manos regordetas e inmóviles del esposo. Aquellas manos aprietan con ansiedad una maleta de tela, sin separarse de ella, jamás se conocerá su contenido, el objeto es un mero pretexto para mostrar su aprehensión y abandono de sí mismo transmitido en sus manos zombis. Los ojos de Marcel yacen mortecinos, dejados al vacío al igual que el resto de su ser. Parecen no darse cuenta de la presencia del bicho danzando sobre su piel.

Ella luce incómoda a cada jaloneo del camión, con el movimiento de la mosca, más incómoda cada que el cuerpo de su esposo se le viene encima de su hombro.

El ómnibus avanza hasta perderse con sus pasajeros en la lejanía.

Nos encontramos con un amplio plano general de nueva cuenta, mientras desaparece el vehículo tras una colina.

2

La anterior no es una escena real, sino que es parte de un guión imaginario que el escritor José Revueltas ideó para sus alumnos de escritura cinematográfica de Cuba y México a mediados del siglo XX. Basado en una novela de Albert Camus. Se trata de un fragmento ficticio de una película, preparado con esmero, que, empero, jamás se filmó.

La escena es estética, psicológica y poéticamente muy bien lograda, plena de indicaciones de cámara planificadas a detalle, aunque Revueltas era demasiado modesto y jamás se adjudicaría ningún mérito por ella. Diría con sencillez que fue un ejercicio torpe, organizado con fines didácticos para sus discípulos. Que en ningún momento se acercaría a la maestría de la novela lograda por Camus.

Revueltas trabajó sin descanso en una serie de artículos, bastante bien documentados en infinidad de libros sobre cine, guionismo e imagen. Poseído de una clara preferencia, al igual que en la literatura, por los creadores de origen soviético: los legendarios cineastas y escritores rusos. Entre las citas de sus ensayos se encuentran innumerables fragmentos de Eisenstein y su libro sobre montaje: El Sentido del Cine, de Pudovkin y sus reflexiones cinematográficas, etc. Aunque no desdeñaba a Chaplin, a quien incluso amaba, y a Disney.

En literatura Dostoievsky sería su principal maestro, su mentor, su chamán sin lugar a dudas. El segundo puesto lo tendría Tolstoi. Sólo un poco después Sartre y Faulkner.

Sus escritos sobre cine reflejan no sólo una cultura gigantesca y arrolladora, sino además una vasta experiencia y colmillo dentro del oficio cinematográfico, particularmente en el de la escritura para cine. Durante años corrigió guiones a destajo y realizó adaptaciones de todo tipo de historias para sobrevivir y mantener a su familia. Hasta que tuvo la oportunidad de crear sus propios guiones y verlos llevados a la pantalla bajo la dirección de Roberto Gavaldón, considerado uno de los directores claves de la sonada Época de Oro del Cine Mexicano. Para él escribió un total de 12 películas, algunas de las cuales son verdaderas joyas cinematográficas.

 

La diosa arrodillada José Revueltas

La Diosa Arrodillada/Guión de José Revueltas y Roberto Gavaldón.

3

Particularmente en el punto de la adaptación de la obra literaria al guión, Revueltas se detuvo para abordar el problema con cuidado. Al final, era al mismo tiempo novelista y cuentista, lo mismo que creador cinematográfico.

Para Revueltas, el método cinematográfico en ningún momento debía separarse del método literario. Aunque explicaría con sumo detalle las diferencias entre literatura y cine. Criticó sin piedad a una gran cantidad de directores del séptimo arte que por sumergirse en su oficio descuidaban cultivarse en otros campos del conocimiento, los cuales enriquecerían su trabajo. Para él la escritura de cine o el guión era como una partitura: una película escrita que sin lugar a dudas el especialista al leerlo “vería” la película, lo mismo que el erudito en música “escucharía” sinfonías al leer su partitura.

José Revueltas abrió al azar una novela no tan conocida de Albert Camus: La Mujer Adúltera y comenzaría a diseccionarla como el mejor especialista. Primero que nada hay que encontrar la “intención sustantiva”, decía, esto es, el meollo, la médula del texto literario. En lingüística de texto y análisis del discurso, actualmente se le denominaría a esto el “tópico”, según el lingüista Teun van Dijk.

¿Y cuál es la intensión sustantiva del fragmento de Camus descrito burdamente arriba por nosotros? Se pregunta el escritor, al mismo tiempo de novelas y guiones. Desde el punto de vista gramatical sería Janine y su marido Marcel. Resultarían los sujetos principales de las oraciones utilizadas por Camus, si nos quedáramos tan sólo con el enfoque lineal de la gramática clásica.

Pero el método de análisis literario de Revueltas va muchísimo más allá, calando aún más hondo y desmembrando el pedazo de novela, como un cirujano certero que abre la carne hasta el hueso. Al fin y al cabo, admite, hay una intención no explícita, casi oculta en toda verdadera obra creativa. En el texto de Camus, Revueltas sugiere que esta intención sustantiva se encuentra no en las personas de Janine y Marcel, sino en su deteriorada y extraña relación matrimonial, a punto de colapsarse. Ahí es a donde debería dirigirse el guionista que buscara adaptar esta novela y convertirla en película. Una vez que se ha descubierto esta intensión sustantiva o meollo del asunto de una obra literaria, procederá a buscar equivalencias entre la novela o cuento y el guión que poco a poco va elaborando. Yendo y viniendo del método cinematográfico al literario según se necesite, en ciertas ocasiones para corroborar el sentido poético de la obra y no perderlo jamás, y en otras para pensarlo y llevarlo al lenguaje de las películas. Traduciendo el texto al lenguaje de cine, plagándolo de indicaciones de cámara hasta convertirlo en un esqueleto diseccionado, desmembrado y bien ordenado de acuerdo con la intención sustantiva y la idea del montaje, atado con bellos alambres y listo para ser llevado al set de grabación.

 

4

Ésta serie de ensayos serían al final publicados por la UNAM en 1965, aunque al escribirlos, Revueltas no tenía la pretensión clara de que se convirtieran en un libro en sí mismos. El objetivo inicial era que le resultaran útiles a sus alumnos. Sin embargo lo titularía: El Conocimiento Cinematográfico y sus Problemas. Reeditados más tarde por la editorial mexicana Era. Cada vez más escaso y difíciles de conseguir sus volúmenes, quizá por falta de lectores interesados y atentos, quienes encontrarían una veta riquísima de reflexiones sobre escritura cinematográfica y sobre el mundo del cine en general,   además de fascinantes reflexiones sobre la relación entre el cine, la literatura y otros campos del saber humano.

En un momento dado, al parecer, Revueltas pudo haberse dedicado por completo al cine. Y en segundo lugar a la literatura, como siempre hizo. En dado caso su vida hubiese sido muchísimo más tranquila desde el ámbito emocional, incluso más acomodada económicamente. Camino que abandonó a mediados de los años cincuenta debido a las cruentas decepciones que esta industria produjo en su espíritu. A la cual critico sin piedad, cuyos ataques se encuentran también plasmados en algunos capítulos de su libro que invitamos a que se lea.

Parece ser que su vocación política sería mucho más grande, absorbiéndolo por completo y llevándolo a un activismo y un deambular por los partidos de izquierda de su época.

Se sabe que tras abandonar la Cárcel de Lecumberri a inicios de los setenta, siendo casi un anciano de salud deteriorada por los encierros y las huelgas de hambre, volvió al trabajo de revisión, corrección y redacción de guiones cinematográficos, al mismo tiempo que se convertiría en uno de los más grandes novelistas y cuentistas de la lengua castellana. Que incluso acarició en sus últimos días la idea de escribir, filmar y dirigir por propia cuenta un largometraje, el cual nunca vio la luz. Entre sus papeles póstumos, aún no publicados, había por lo menos una treintena de borradores y guiones inéditos casi concluidos que quedaron para la posteridad y no han sido llevados a la pantalla.

Adán de Abajo
Autor: Adán de Abajo
Escritor y músico, psicoterapeuta. Asiduo lector omnívoro y colaborador de Pijama Surf.

4 polémicas películas mexicanas que marcaron la historia del cine (y dónde verlas)

Lo genial del cine es que nos pone en los zapatos de un otro insospechado y a veces la propuesta es deliciosamente radical y transgresora.

Lo genial del cine es que tiene la capacidad de ponernos en los zapatos de un otro insospechado. La propuesta, a veces, es deliciosamente radical y transgresora. Esto, sin duda, transforma al cine en una poderosa herramienta de crítica que puede poner muy incómodos a los grupos que dictan los fundamentos de la moral o que ocupan altas posiciones de poder social.

En ese sentido, en la historia de nuestro séptimo arte, hay múltiples ejemplos que pusieron “el dedo en la llaga” y causaron enorme polémica y hasta activaron mecanismos de censura. Sin embargo, entre la curiosidad y las ganas genuinas de escuchar voces alternativas, el público de distintas épocas ha luchado por estirar los límites de la moral y estas geniales propuestas fílmicas ya vieron la luz.

Te presentamos, entonces, 4 polémicas películas mexicanas que marcaron la historia del cine nacional (y hasta te decimos dónde verlas).

También en Más de México: 7 películas nacionales están incluidas en la colección más exquisita de cine

1: La sombra del caudillo (1960)

Basada en la novela homónima de Martín Luis Guzmán publicada en 1926, narra el escabroso (y extrañamente familiar) contexto político post revolucionario. Dirigida por Julio Bracho y estelarizada por Ignacio López Tarso, fue vetada por el Estado antes de ser estrenada, pues, como comunicó la Secretaría de la Defensa, el filme “denigraba a México y sus instituciones”, además de “ofrecer una visión falsa de la historia y del Ejército Mexicano”. Por 30 años estuvo censurada, pero hoy la puedes ver en el video insertado arriba.

2: El Vampiro y el sexo (1968)

Tal vez uno de los personajes más queridos del cine mexicano fue El Santo o el Enmascarado de Plata, un auténtico héroe acostumbrado a liberarse de toda clase de criaturas y monstruos.

Sin embargo El Santo no se salvó de la censura. Mientras que en 1968 estrenó “Santo en el tesoro de Drácula” sin muchos problemas, hay una versión alternativa de la misma película que hasta 2011 no era conocida por el público.

En esta versión, además de luchar contra el mítico vampiro, el héroe mexicano tiene que enfrentarse a un séquito de seductoras vampiras que aparecen semidesnudas. Sin duda la película era un reto a la moral de la época, pero después de su restauración fue proyectada en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara, aunque El Hijo del Santo trató de evitarlo.

Hoy puedes verla en el video insertado arriba.

3: El castillo de la pureza (1972)

Aún hoy puede ser difícil de ver y sin duda evoca una sensación tristemente familiar. En muchos sentidos, la polémica que causó es resultado de una visión sobre la sexualidad que continúa activa y que, en muchos sentidos, nos daña y constriñe. Pero Arturo Ripstein habló de esta constricción múltiples veces en su obra (no olvidemos la genial “El lugar sin límites” de 1978).

La fuerte trama narrada en “El castillo de la pureza” está basada en una historia real. Se trata de una familia que ha sido privada de la libertad por el padre durante 18 años, pues él considera que la sociedad y el mundo “de afuera” son potencialmente dañinos para el espíritu. Las cosas se complican, por supuesto, cuando los hijos llegan a la adolescencia y comienzan a explorar su sexualidad.

Puedes verla gratis en el video insertado arriba, aunque la calidad no es muy buena. Te recomendamos verla en Filmin Latino, la renta te costará 25 pesos.

4: Canoa (1975)

Una de las más controversiales películas en la historia de México (y también de las mejores). La intensa narración está basada en un caso real ocurrido en San Miguel Canoa, Puebla, cuando, injustamente y por una extraña confusión, fueron linchados unos jóvenes empleados de la Universidad Autónoma del estado. Por su contenido e intenciones políticas, el gobierno retiró el “peligroso” filme de las salas y estuvo sin poder proyectarse durante casi una década.

Puedes verla gratis y en una calidad bastante aceptable en el video insertado arriba.

*Imagen destacada: Cuadro de “El Vampiro y El Sexo”

Festival Hola México: una probadita del nuevo cine mexicano (al otro lado de la frontera)

Estas 4 películas se proyectarán en la edición 11 del Hola Mexico Film Festival en Los Ángeles y no podemos esperar para verlas.

El cine mexicano está viviendo una segunda época dorada. “Roma”, “Museo”, “Cómprame un revólver”, son solo algunas de las nuevas composiciones audiovisuales cuyos nombres retumban en el circuito local, pero también internacional.

La lista continuará ampliándose y no es extraño: en México tenemos mucho que decir y la boyante creatividad nacional nos ha permitido traducir estas historias al formato del séptimo arte con elegancia e ingenio. Por eso algunas de las nuevas propuestas que están presentándose en festivales por todo el mundo nos emocionan muchísimo. Uno de esos festivales es “Hola Mexico Film Festival”, una propuesta endémica de Los Ángeles, dedicada a mostrar el estado del cine contemporáneo de nuestro país, al otro lado de la frontera.

En su edición número 11 serán proyectados nuevos clásicos (como la ya mencionada y muy celebrada ROMA); una buena muestra de cine comercial, y una selección de historias que relatan micro-realidades de México que frecuentemente son ignoradas. Entre ellas hay 4 historias que consideramos imperdibles. Aquí te las presentamos.

También en Más de México: 7 cosas (muy buenas) que pasan cuando consumes cine nacional

Huachicolero

Tocando una serie de temas que urgen discutir, “Huachicolero” es una propuesta que simplemente no podemos ignorar. En esta película Lalo, el personaje principal, es un joven que buscando dinero decide involucrarse con un grupo de huachicoleros; por supuesto la situación se complica, exhibiendo que, por donde la veas, la estructura social de nuestro país tiene fracturas enormes que tenemos que empezar a reparar.

Rita: el documental

Este precioso documental, lleno de música —de La Santa Sabina, por supuesto— celebra la vida de Rita Guerrero, activista, zapatista y vocalista de la épica banda de rock mexicana.

Niebla de culpa

La protagonista de esta película en blanco y negro es Marina de Tavira (nominada a un Oscar por “Roma”); pero esas cosas no son las únicas que este filme comparte con la aclamada de Cuarón, pues también decide abordar temas de desigualdad, ruralidad y trabajo doméstico. Aunque el tráiler promete una narración menos “localizada”, menos enfocada en memorias personales y mucho más poética.

Feral

El buen cine de terror no abunda y no solo en el cine mexicano. Parece que ese género prefiere concentrarse en “asustar” a través de una serie de artimañas técnicas y narrativas predefinidas, que en contar una historia. Pero “Feral” podría ser un antídoto a esta crisis.

15 películas mexicanas que se estrenan durante 2019 y que prometen ser imperdibles

2018 fue un año increíble para el cine y los cineastas mexicanos, pero 2019 pinta igual o mejor.

2018 fue sin duda un año increíble para el cine mexicano. La producción local nos dejó un delicioso sabor de boca. Desde las enormes propuestas que han puesto la compleja diversidad de México en el mapa (como “Roma”, claro), las protagonizadas por los actores favoritos (como “Museo”) y hasta los increíbles proyectos alternativos, el cine mexicano anda con todo.

Afortunadamente ese ritmo no parece estar disminuyendo con el año nuevo, al contrario, 2019 pinta igual o mejor. A continuación te presentamos 15 películas mexicanas que se estrenan este año y prometen ser increíbles. Algunas no han confirmado su fecha de estreno, pero estaremos actualizando esta lista, para mantenerte actualizado.

Los años azules

Ópera prima de Sofía Gómez Córdova, que ya ha generado bastante ruido en festivales de cine como el de Guanajuato y Guadalajara. Además fue nominada a Mejor ópera prima en los premios Ariel 2018. La película explora la complejidad de las relaciones cuando se comparte casa. La película ya está disponible en cines.

Las niñas bien

La película de Alejandra Márquez Abella estrenará el 22 de marzo y está basada en la exitosa novela de 1987 de Guadalupe Loaeza. Es una mirada a la “alta sociedad” mexicana, tratando de mantener su identidad y forma de vida mientras atraviesa la crisis de la década de los 80.

Cómprame un revólver

Probablemente una de las más esperadas del año, cortesía del genial Julio Hernández Cordón (quien también dirigió la imperdible “Te prometo anarquía”). El 12 de abril llega a los cines una película que extrapola a un futuro no lejano, pero definitivamente apocalítico, la violencia social que ya azota México.

Asfixia

De Kenya Márquez, la película que estrenará en abril explora el complejo contexto racial y racista de nuestro país.

Día de muertos

cine-mexicano-estrenos-peliculas-mexicanas-2019

Hecha 100% por mexicanos, la animación que fue desafortunadamente opacada por “Coco” por fin será estrenada en noviembre de este año. Dirigida por Carlos Gutiérrez Medrano la historia no tiene nada que ver con la animación de Pixar y promete ser una preciosa celebración de nuestra tradición favorita.

Un abrazo de tres minutos

cine-mexicano-estrenos-peliculas-mexicanas-2019

Del director Everardo González (La libertad del diablo) un nuevo documental, ahora producido por Netflix y con ayuda de Gael García Bernal, sobre el instante en que, anualmente, las familias separadas por la frontera México-Estados Unidos se reúnen por unos minutos. La fecha de estreno aún no está confirmada por la plataforma.

La camarista

“Roma” sentó precedente para tener conversaciones serias sobre la desigualdad social en México. Esta película, en ese sentido, le sigue los pasos, explorando la vida de una camarista interpretada por Gabriela Cartol. La ópera prima de Lila Áviles aún no confirma su fecha de estreno.

Chicuarotes

cine-mexicano-estrenos-peliculas-mexicanas-2019

Dirigida por el brillante actor Gael García Bernal, la película explora las vidas de los “chicuarotes”. Así le llaman a los pobladores de San Gregorio Atlapulco en Xochimilco, una de las regiones, por cierto, más afectadas por el sismo de 2017. Aún no se confirma la fecha de estreno.

Clases de historia

De Marcelino Islas, el trailer de esta película nos genera mucha intriga. La breve sinopsis describe que una mujer con cáncer terminal, entraña amistad con una adolescente muy intensa que hará valer cada segundo que le queda de vida. La fecha de estreno no ha sido confirmada.

El sueño del Mara’akame

La ópera prima de Federico Cecchetti aún no anuncia su fecha de estreno, pero nosotros ya estamos en la orilla de nuestro asiento, pues la ficción premiada por el Festival Internacional de Cine de Morelia y ganadora de dos premios Ariel, se describe a sí misma como un “retrato sincero de la comunidad huichol de Jalisco”.

Restos de viento

De Jimena Montenayor, aún sin confirmar su fecha de estreno, la película ganadora de tres premios del FICG (2018) es una ficción que explora el duelo a través de dos personajes infantiles; definitivamente una mirada que acostumbramos dejar en segundo plano.

Esto no es Berlín

cine-mexicano-estrenos-peliculas-mexicanas-2019

Aunque aún no se anuncia la fecha de estreno, hay que tener en mente esta película que fue seleccionada para participar en el Festival de Sundance 2019. El filme de Hari Sama, recupera memorias del propio director para narrar los movimientos artísticos y contraculturales que nacieron en la Ciudad Satélite de los años 80. La nominada al Oscar Marina de Tavira es parte del elenco.

M

La documentalista Eva Villaseñor ha trabajado con la memoria como concepto, explorando incluso sus propias memorias. Con este documental, lo que busca es desentrañar la vida de su hermano. El resultado fue premiado en el FICM 2018 con el galardón “Ambulante”, así que, bien podría ser uno de los mejores del año.

Noches de julio

El trailer de la ópera prima de Axel Muñoz pinta muy interesante. Se describe como una ficción que explora las relaciones humanas en un mundo que apuesta, tal vez, por disminuir ese contacto.

Rencor tatuado

De Julián Hernández, esta película que aún no anuncia fecha de estreno, explora la crisis de la violencia de género a través de una ficción situada en la Ciudad de México de los años 90.

También en Más de México: 7 cosas (muy buenas) que pasan cuando consumes cine nacional

 

Te podría interesar: Películas para enteder el México de hoy.